BIG BANG ENERGÉTICO: NEGOCIO + ENERGÍA + AMBIENTAL

Por muchos años, el hombre ha tomado recursos de la naturaleza para tener energías primarias (recursos naturales o materia prima sin transformar) y luego crear tecnologías para su utilización. El total de energía primaria consumida en 2019...

25 de noviembre, 2020

Por muchos años, el hombre ha tomado recursos de la naturaleza para tener energías primarias (recursos naturales o materia prima sin transformar) y luego crear tecnologías para su utilización. El total de energía primaria consumida en 2019 fue de alrededor de 550 mil petajoulies y entre el 50% a 55% fue desechado (no utilizado) en forma de calor al medio ambiente.

Desde la Revolución Industrial, al ver el beneficio económico y desarrollo urbano inmediatos con base en el negocio energético, se ha pasado por alto las consecuencias a largo plazo. En algunos países se dio un crecimiento poblacional desmedido, así como una exigencia creciente de una demanda de energía para la vida cotidiana de cada persona en sus hogares y trabajos.

Este crecimiento urbano trajo consigo que mucha gente abandonara las zonas rurales y fuese a buscar mejores oportunidades de trabajo a las ciudades. Este escenario ocasiona que el consumo de la energía se concentre en zonas urbanas. Fue necesaria la expansión de tecnologías que transformaran las energías primarias, como centrales eléctricas, refinerías, petroquímicas, carboeléctricas, nucleoeléctricas, hidroeléctricas, plantas eólicas, solares, geotérmicas, entre otras, en detrimento de la naturaleza.

Toda esta tecnología fue insertada en espacios que eran de la naturaleza, eliminando así la posibilidad de mantener un ecosistema equilibrado para bien de los seres vivos. Ante el crecimiento exponencial de la economía basada en la industria tecnológica y de la población, se incrementaron las enfermedades por los altos índices de contaminación y los trastornos ocasionados al planeta. Lo más evidente es la mala calidad del aire producto de los contaminantes emanados principalmente de los escapes del transporte y de las fábricas. 

Ante esta circunstancia, los gobiernos de algunos países empezaron a medir la calidad del aire. Se solicitó la mejora de los combustibles para motores con el objetivo de tener una combustión completa. Por ello, se desarrollaron oxigenantes, aditivos y se reguló el uso de azufre-plomo en los combustibles. Algunas empresas como Valero, Exxon, Shell, BP entre otras, han invertido en mejorar sus tecnologías ante las exigencias mundiales para dar paso a los carros híbridos.

Ante el incremento del uso de tecnología en el hogar, el trabajo y en la vida cotidiana, tuvimos la necesidad de diseñar una forma de tener electricidad en cada rincón del mudo. Esto ocasionó que se buscaran fuentes de energía como el carbón y petróleo crudo. Al ver que no era suficiente para satisfacer el crecimiento de la demanda, se crearon tecnologías como hidroeléctricas (se eliminaron en algunas regiones extensiones bastas de terreno y se pretendió controlar a la naturaleza), nucleoeléctricas (que en un futuro ocasionaron en algunos lugares por accidentes exposiciones de seres vivos con consecuencias desastrosas) y hoy en día se han creado los parques eólicos y solares, cuyo objetivo es emanar cero contaminantes al crear energía eléctrica.




Hoy se ha iniciado una nueva “conciencia de la humanidad” en pro de la naturaleza.  La ingenuidad e incredulidad ya no caben, el nuevo enfoque del negocio energético debe basarse en beneficiar al medio ambiente y mejorar la calidad del aire. La pandemia que surgió en este año ha adelantado una década el inicio a este nuevo enfoque al incorporar en nuestro léxico la llamada “Energía Limpia”, erróneamente percibida como el inicio del BIG BAN ENERGÉTICO: Que de una gran explosión de una masa compacta de energía y materia, dio inicio al cambio de la utilización de la energía primaria.

No perdamos el foco del BIG BANG energético. “No son las energías limpias” sino la forma como aprovechamos la energía primaria en su transformación y cuánta de ella no es desaprovechada.

Comentarios

El PLACEBO MUNDIAL

2021 deberá ser un año para plantearnos que a largo plazo –al 2060- no tengamos que entrar en cuarentena por la mala...

diciembre 31, 2020

¡Puras Promesas!

Así califican hoy la vox populi al presidente Andrés Manuel López Obrador, porque por todo el país está dejando promesas que no...

enero 13, 2021




Más de categoría

Aumenta la Confianza del Consumidor

En el mes de diciembre de 2020, el Indicador de la Confianza del Consumidor desestacionalizado se ubicó en 38.1...

enero 21, 2021

Masaryk, desierta: El efecto de la pandemia en los comercios de México

Si algo se puede decir sobre la crisis de la COVID-19 en México, es que ha resultado dañina para...

enero 21, 2021

La resiliencia mundial en un año atípico

Como sucede cada inicio de año, 2020 deparaba un sinfín de objetivos y retos trazados de manera personal y...

enero 19, 2021

¿SABRÁN PARA QUÉ ES UN ÓRGANO REGULADOR?

En estos días de cambios sugeridos para el mercado actual mexicano, al poner sobre la mesa la eliminación de...

enero 19, 2021