El Meollo del Asunto: Salario mínimo

Qué maravilla, el salario mínimo tuvo un aumento del 20%. Esto sucedió ayer. Nuestro querido presidente se ha visto de lo más contento. Los empresarios,...

17 de diciembre, 2019

Qué maravilla, el salario mínimo tuvo un aumento del 20%. Esto sucedió ayer. Nuestro querido presidente se ha visto de lo más contento. Los empresarios, también. Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex, dijo que era motivo de gran celebración, ya que el salario pasa de la línea del Bienestar.

Esto hay que tomarlo con reservas. Pero en fin.

El salario pasará de $102.68 diarios a $123.22 ($20.54) y en la zona norte, de $176.72 a $185.56. Un aumento de $8.84 pesos diarios.

Ya con el descuento de la inflación, que es como de tres puntos, el aumento queda en un 17%, esto para la zona centro y sur, claro.

Los líderes empresariales y la gente del gobierno están contentos, felices. Habrá que preguntar a la gente que gana el salario mínimo si están igualmente felices y contentas.

Son, de acuerdo a las declaraciones de nuestro querido presidente, 3.4 millones de personas las que se verán beneficiadas.




Desde aquí decimos, que bueno que así sea.

La oferta de aumento al salario mínimo es una promesa de campaña de nuestro querido presidente. El aumento que el salario recibe contrasta con los dos o tres pesos que anualmente se venía aumentando.

Algo verdaderamente ridículo. Ofensivo. Anticonstitucional. Ya que como se sabe, el artículo 130 de la Constitución establece que el salario mínimo debe de ser suficiente para que la familia mexicana, para que la persona que trabaja y sostiene a sus dependientes le sea suficiente lo que obtiene en el intercambio que realiza por su fuerza laboral. Esto nunca se ha cumplido. El rezago es enorme.

Ni con el aumento que han tenido en el salario en las zonas centro y sur podrán satisfacer las necesidades básicas. Ande, pero algo es algo.

El empeño de nuestro “querido presidente” por auxiliar, ayudar, proveer, refaccionar, dotar de mejores condiciones de vida a la clase marginada, es real, fuerte y maravilloso. Dicho esto sin cualquier tipo de efecto o “spin”, como se dice en el argot periodístico.

Tengo mis reservas en la clase empresarial. Cuyas nóminas se verán aumentadas. Todos los salarios pudieran reflejar el mismo aumento. Lo que indudablemente repercutirá en los precios al consumidor.

La mentalidad de los negocios es esa. De negocios. Esto habrá que tenerlo siempre en el radar.

Además, seguro que el transporte colectivo, la industria de la tortilla, el pan, la leche y todo lo que compone la canasta básica, ya está paladeando un 20% de aumento en los precios.

Esto no es negativismo ante una medida que beneficia a la gente y sobe todo que el gobierno federal, como los empresarios han pactado.

Es conocer cómo históricamente se ha movido el mercado en México. Diciembre los aumentos al salario, enero a los servicios y productos que acabo de mencionar.

Por lo mismo, insisto, hay que mantener en el radar todo este renglón que abarca el efecto secundario del aumento al salario mínimo.

Queda pendiente aún subsanar un efecto acumulativo del casi 60% de pérdida del poder adquisitivo por el criterio de contención que el salario mínimo sufrió por años.

También hay que mantener muy bien vigilada a la inflación. La que pudiera dar al traste con el aumento salarial propuesto. También la creación de empleos.

Sobre todo, de los que están arriba del salario mínimo.

La secretaria del trabajo, Luisa María Alcalde, dice que: “se han generado 70 mil empleos en el año. Que buscan empleos de calidad”. Es decir, de tres salarios mínimos, al menos.

Se está buscando que el trabajador pueda negociar su salario con las empresas, al no intervenir los sindicatos en los topes salariales.

La secretaria ha dicho que con este aumento al mínimo, se busca que “se tenga mayor poder adquisitivo y la libertad y la democracia imperen en la clase trabajadora”.

Lo que es más una declaración ideológica, que pragmática.

Como muchos de los deseos de la administración. Ahí El Meollo del Asunto.

Comentarios

Qué maravilla, el salario mínimo tuvo un aumento del 20%. Esto sucedió ayer. Nuestro querido presidente se ha visto de lo más...

enero 1, 1970

Qué maravilla, el salario mínimo tuvo un aumento del 20%. Esto sucedió ayer. Nuestro querido presidente se ha visto de lo más...

enero 1, 1970




Más de categoría

Cubrebocas VS COVID-19

Países como España y Australia, que habían controlado el brote de Coronavirus, experimentan en este momento un rebrote de...

julio 20, 2020

El Meollo del Asunto | Federación, Estados y CNDH contra el PIN Parental

La semana que recién terminó, comenté en mi espacio sobre la iniciativa presentada en el Congreso del Estado por...

julio 13, 2020

El Meollo del Asunto | El Viaje y la Madame

Es cierto que los viajes ilustran. Espero y nuestro “ya no tan querido presidente” haya regresado como el Larousse,...

julio 10, 2020

Reeducados en cuestiones de sexualidad

Es un hecho que todo lo que uno hace o deja de hacer, que todo lo que uno dice...

julio 6, 2020