El Meollo del Asunto: Luz y sal sobre Zapata

Esto apenas empieza. El movimiento homosexual se ha metido con el personaje equivocado. Aquí no importará si alguna historia contada, anécdota u opinión digan lo...

11 de diciembre, 2019

Esto apenas empieza. El movimiento homosexual se ha metido con el personaje equivocado.

Aquí no importará si alguna historia contada, anécdota u opinión digan lo contrario. Emiliano Zapata es un hombre y un ícono de la revolución mexicana.

Por dos décadas, el movimiento homosexual y el movimiento feminista se han movido con una impunidad que raya en lo sublime, por lo exacerbado de ello.

El movimiento homosexual en el mundo ha podido hacer lo que ha querido. Esto debido a que en EUA, ha gozado de lo mal llamado políticamente correcto, que les ha entronizado.

Hoy son y se creen intocables por la ley y la sociedad.

El mal llamado “empoderamiento” de las minorías, ha ocasionado un desbalance gigantesco que no se había notado en las calles.




Sí en tribunales, Congresos federales y locales, donde se las ha otorgado toda clase y tipos de preferencias debido a lo mismo que expresan estos grupos homosexuales.

Estoy de acuerdo que a las minorías han de reconocérseles los mismos derechos que a las mayorías, pero han sobrepasado no solo la equidad, sino que culturalmente son intocables y creen que por ello son superiores.

El hecho de que muchos de esa comunidad sean legisladores en los diferentes Congresos, ha provocado la disparidad en las leyes por la preferencia con la que se ha legislado.

Ahora y por ello, se ha puesto a las mayorías en una desventaja legal y cultural en comparación de la minoría homosexual. Y la gente se ha hartado.

Eso ha empezado a dar muestras de que ocasionará problemas mayores. No habían encontrado resistencia cultural alguna debido a que sí, se les ha maltratado como minoría. Pero ahora, parecería que se metieron con el “macho” equivocado. Se podría decir.

Para hacer notar un machismo que las feministas misándricas odian, se ha presentado en el Palacio de Bellas Artes, en la CDMX, una pintura con la feminización de Emiliano Zapata.

El autor es el pintor Fabián Cháirez, al que le gusta pintar cuerpos masculinos, cuerpos musculosos o con expresiones con un alto sentido “faloerótico”.

En la obra en cuestión aparece Emiliano Zapata desnudo, con una expresión erótica en el rostro como si estuviera experimentando un clímax sexual. Mientras el caballo que monta, más “macho” que el jinete, tiene una erección.

Lo que debe de satisfacer al público de preferencia homosexual o por la zoofilia.

Lo visto ayer en Bellas Artes vs quienes defienden la pintura, no se trata de una manifestación homófoba o cosa parecida. Sino de la reprobación por la ofensa a la imagen de un héroe de la Patria.

Jorge Zapata González, nieto del héroe, dijo:

“La pintura denigra a nuestro familiar  y no lo vamos a permitir. Les advertimos, que no vamos a poder detener a la gente que enardecida, vaya y saque la pintura de Bellas Artes, causando destrozos al inmueble”.

Palabras más, palabras menos. La cosa es que esto va a escalar, porque la gente no va a permitir que se denigre públicamente a su héroe y al de todos los mexicanos.

Si se trata de atacar al machismo, ¿qué pueden esperar Vicente Fernández y otros cantantes de ranchero? Pues esa es la imagen, la de machos, la que pudieran presentar y que este movimiento homosexual y LGTBI, detesta.

Por otro lado existe una incongruencia palpable en lo que el movimiento homosexual hace y ahora defiende con la exposición de la pintura.

Al exhibir al héroe feminizado están permitiendo que al personaje se le denomine con la palabra adjetivada que-mal-han pedido se deje de gritar en los estadios de fútbol (la que se grita es un sustantivo, no un adjetivo).

Y ahora en Bellas Artes, estarían gritando que en los estadios, también se grite.

Así son los movimientos que no tienen una base sólida. Sólo una preferencia que se sustenta en lo relativo de los gustos y las preferencias. Las modas, lo políticamente correcto. No en la razón y menos en las buenas costumbres. Las “Mores”. Que dan sustento a la sociedad y originan las ciencias de la Ética y la Moral.

Las que no son costumbres caprichosas, sino que sirven para que la convivencia entre las personas sea llevadera y sana.

Esas que todos sabemos cuáles son y las que han permitido el progreso de la civilización humana.

Lamentablemente existen personas procaces que se mofan de esas ciencias. Las que son como luz y sal en la sociedad.

Luz, porque muestran las obras de todas las personas. Permiten que se vea cómo realmente son.

Sal, porque preservan a la sociedad y evitan que por lo corrupto de algunas obras todo se eche a perder.

Como sociológica y políticamente correcto ha sucedido ya. Por eso la confrontación de ayer. Ahí, El Meollo del Asunto.

Comentarios

Esto apenas empieza. El movimiento homosexual se ha metido con el personaje equivocado. Aquí no importará si alguna historia contada, anécdota u...

enero 1, 1970

Esto apenas empieza. El movimiento homosexual se ha metido con el personaje equivocado. Aquí no importará si alguna historia contada, anécdota u...

enero 1, 1970




Más de categoría

Cubrebocas VS COVID-19

Países como España y Australia, que habían controlado el brote de Coronavirus, experimentan en este momento un rebrote de...

julio 20, 2020

El Meollo del Asunto | Federación, Estados y CNDH contra el PIN Parental

La semana que recién terminó, comenté en mi espacio sobre la iniciativa presentada en el Congreso del Estado por...

julio 13, 2020

El Meollo del Asunto | El Viaje y la Madame

Es cierto que los viajes ilustran. Espero y nuestro “ya no tan querido presidente” haya regresado como el Larousse,...

julio 10, 2020

Reeducados en cuestiones de sexualidad

Es un hecho que todo lo que uno hace o deja de hacer, que todo lo que uno dice...

julio 6, 2020