El Meollo del Asunto: La señora vs la Iglesia

Beatriz Gutiérrez Muller, es una historiadora de profesión y esposa de nuestro querido presidente. Es la segunda. Don Andrés quedó viudo hace unos años. La...

19 de julio, 2019

Beatriz Gutiérrez Muller, es una historiadora de profesión y esposa de nuestro querido presidente. Es la segunda. Don Andrés quedó viudo hace unos años.

La señora Gutiérrez ha sido una gran acompañante del candidato primero y presidente después López Obrador. En ocasiones hasta polémica. Recordemos aquella seña obscena que junto con Tatiana Cloutier le dedicó a toda la fanaticada.

Sabíamos que no sería ni la primera ni la última vez que la señora se “distinguiría” por algo de ese corte. Y así ha sido.

Finalmente de lo que hay en la mente, el cuerpo muestra. Como se piensa en lo interno, la mayoría de las veces se actúa en lo externo.

 En esta semana la señora Gutiérrez Muller ha arremetido a tuitazos contra la Iglesia Católica. El por qué ha sido el comentario que el Arzobispo Primado de México sr. Carlos Aguiar Retes sobre la Cartilla Moral y la distribución de esta por una parte de las Iglesias Evangélicas que están afiliadas a la organización CONFRATERNICE, que dirige el pastor Arturo Farela.

 Por medio de un tuit, la señora Gutiérrez Muller manifestó su repudio a las críticas que el Arzobispo hizo por la entrega de la Cartilla a las personas, que repito, será a través de siete mil evangélicos que visitaran los hogares de los mexicanos en todo el país.




 Si bien este número de personas que harán las visitas se antoja grande, en verdad no lo es. Pues el país requiere de mucha más gente para una obra así. Sin embargo sí es lo suficiente como para realizar algunas miles de visitas a hogares católicos, evangélicos y ateos.

Al arzobispo el preocuparían los primeros, por razones obvias.

Le he comentado aquí que uno de los efectos “negativos” en la labor encargada a Farela sería precisamente esa, la visita en sí. Esto por la tendencia del pueblo evangélico a llevar agua a su molino en labores proselitistas. No me equivoqué.

La iglesia Católica en los últimos 20 ó 25 años, ha perdido más de un 20-25 por ciento de la feligresía. Gente que ha ido a engrosar las filas de las iglesias evangélicas y cristianas. Además, el posmodernismo y el Progresismo, ideologías que promueven en su centro el nihilismo, ha hecho estragos en todo tipo de congregaciones y credos. Sobre todo de origen cristiano.

 Hay colegas que siempre que se toca este tema, como que se consuelan diciendo que la Iglesia Católica sigue siendo la mayoría en el país. Y lo es, pero el Arzobispo y su gente saben mejor.

Conocen el fenómeno que se ha dado en las últimas décadas y al gran hueco que les ha causado. Por eso la crítica y la protesta del Arzobispo el domingo pasado.

 Refiriéndose a la Cartilla Moral y los resultados que el presidente espera de la gente, que se moralice y retome la ética,  el Arzobispo dijo que: “era como mostrarle la receta del médico al enfermo esperando que con eso el enfermo sane”.

Gran ilustración, pensaría el prelado. Pero lo dijo con enojo y sarcasmo, pues son las iglesias evangélicas las principales en esta operación moralizante de la 4T por parte de nuestro querido presidente. Se terminó la hegemonía católica.

Sabe el Arzobispo que a los evangélicos les han dado un permiso presidencial para evangelizar. Predicar, hacer prosélitos.

 La señora Gutiérrez Muller se manifestó en contra del texto de parte del Arzobispo publicado en el periódico oficial, Desde la Fe, el domingo pasado.

Y con un tuit le dijo que: “Un textito de un regiomontano católico (por cierto, muy católico) no cambiará la podredumbre espiritual. Sin embargo, en la lógica de su editorial en «Desde la fe», entonces tampoco el Evangelio de Lucas debería reeditarse ni leerse porque tiene una antigüedad levemente mayor que el libro de Reyes”, escribió.

 La señora hizo uso del sarcasmo hiriente que le caracteriza para la defensa del programa de su marido.

Creo no hacía falta tanto, pero sí un comentario a favor del programa oficial hubiera sido suficiente.

Por lo pronto ya tenemos en el escenario dos de los varios protagonistas que se encargaran de provocar los posibles problemas que esta actividad de la entrega de la cartilla moral por parte de nuestro querido presidente a través de las iglesias evangélicas provocará. La Iglesia Católica, La señora Gutiérrez Muller, El mismo Farela y las Iglesias Evangélicas.

Faltan los jacobinos y ateos progresistas de la administración, Ahí están. Se preparan algunas y otros se enrollan el bigote. Pronto habrán de mostrar, El Meollo del Asunto.

Comentarios

Beatriz Gutiérrez Muller, es una historiadora de profesión y esposa de nuestro querido presidente. Es la segunda. Don Andrés quedó viudo hace...

enero 1, 1970

Beatriz Gutiérrez Muller, es una historiadora de profesión y esposa de nuestro querido presidente. Es la segunda. Don Andrés quedó viudo hace...

enero 1, 1970




Más de categoría

Cubrebocas VS COVID-19

Países como España y Australia, que habían controlado el brote de Coronavirus, experimentan en este momento un rebrote de...

julio 20, 2020

El Meollo del Asunto | Federación, Estados y CNDH contra el PIN Parental

La semana que recién terminó, comenté en mi espacio sobre la iniciativa presentada en el Congreso del Estado por...

julio 13, 2020

El Meollo del Asunto | El Viaje y la Madame

Es cierto que los viajes ilustran. Espero y nuestro “ya no tan querido presidente” haya regresado como el Larousse,...

julio 10, 2020

Reeducados en cuestiones de sexualidad

Es un hecho que todo lo que uno hace o deja de hacer, que todo lo que uno dice...

julio 6, 2020