El Meollo del Asunto: Ir o no ir a la Iglesia. Cómo es la cuestión

Esta semana del 7 al 13 de abril, inició ayer con una recomendación presidencial. Una que nunca antes habíamos escuchado quienes en México estamos vivos...

8 de abril, 2019

Esta semana del 7 al 13 de abril, inició ayer con una recomendación presidencial. Una que nunca antes habíamos escuchado quienes en México estamos vivos.

Me atrevo a asegurar que tampoco escucharon quienes por edad ya fallecieron. Es decir, personas que llegaron vivos a los 90 o más años.

Entonces concluyo que en México nadie había escuchado semejante cosa de un presidente de la república.

¿A qué me refiero? A la indicación presidencial de quiénes sí y quienes no podían ir a la Iglesia.

¿Qué dijo nuestro querido presidente?

“No se puede ir a la iglesia los domingos o a los templos si se es deshonesto, porque violamos los mandamientos”. (SIC).




A lo que ningún jacobino recalcitrante, sean de derecha, de centro o de izquierda ha reclamado hasta el momento de escribir la presente entrega. Cuando menos, públicamente.

He dado una revisión rápida a la prensa en el país y no encuentro algo al respecto. Salvo un editorial con referencia a otro tema que tiene que ver con el Estado Laico.

El mismo que los jacobinos del país están prontos a denunciar airadamente su violación cuando sucede.

Así fue el caso de unos alcaldes que en reuniones públicas durante su administración hicieron un acto de entrega de las llaves de su ciudad a Jesucristo.

Así hicieron en 2016 Margarita Arellanes, César Garza Villareal y Rodolfo Ruíz Oviedo, alcaldes de Monterrey, Guadalupe y Juárez,  Nuevo León, en 2016 respectivamente. Entregaron las llaves de la ciudad a Jesucristo. Un acto que los jacobinos y jacobinas condenaron.

Cosa que también hizo el actual gobernador de Chihuahua, señor Javier Corral, cuando siendo senador pegara un grito desde el piso del senado para reclamarle al entonces gobernador César Duarte, haber asistido a un acto litúrgico en la capital del estado de Chihuahua y por haber pedido que DIOS bendiga a Chihuahua.

De hecho, Javier Corral presentó una denuncia en la Secretaría de Gobernación, en mayo de 2013, por violación al Estado Laico y a la Ley de Asociaciones Religiosas y de Culto Público, en su artículo 30.

Ayer domingo, que nuestro querido presidente nos recomendó la manera de cómo debe uno ir o no ir a los templos. Nadie ha dicho nada públicamente. Y Javier Corral, menos.

Esto mismo, hace cosa de un año, bueno, chairos y jacobinos ya hubieran incendiado el país a tuitazos y memes. Pero no.

Ahora quienes antes reclamaban guardan un silencio que les hace cómplices y muestra que son iguales que antaño fueron. Iguales que siempre. Complacientes con quién ostenta el poder.

Son convenientemente inconsistentes. Y políticamente correctos.

¿Cuántas veces hemos escuchado que la separación de la Iglesia y el Estado significa que las iglesias deben permanecer en silencio en temas sociales o políticos?

¿Que los pastores, cura o clérigos no pueden usar el púlpito para influenciar una legislación?

Bueno, pues ahora, como decía mi maestro de historia y civismo Atalo Tapia allá en Méxicali de mis amores, “hoy fue al revés volteado”.

El Estado se metió a la Iglesia. Pregunto: ¿eso sí se puede? ¿Eso sí se vale? ¿Por qué los jacobinos recalcitrantes guardan silencio? ¿Por qué las jacobinas hacen igual?

Nuestro querido presidente no tiene el derecho de decirnos cómo ir a la iglesia. Menos si debemos ir o no. Es un ámbito que le está vedado. Pero se metió.

Entonces el asalto final a la separación de la Iglesia del Estado ha empezado y promete no sólo alterar la forma de gobierno, sino el concepto de la religión como la vivimos.

Roberto Blanco Moheno, afirmó que: “En México sin necesidad de violencia puede haber libertad de cultos, como puede haber libertad de creencias; pero sin que el legislador, sin que la autoridad pueda ingerirse en establecerlo como precepto. Y este principio no es sólo una verdad filosófica, es una verdad cristiana”. (Juárez ante DIOS y ante los hombres, P-168)

Eso es lo que ayer se violó por parte de nuestro querido presidente. El Estado Laico. Violación que convenientemente dejó pasar el jacobinismo y el anticlericalismo mexicano. Pero nosotros no, nos da oportunidad de mostrar, el Meollo del Asunto.

Comentarios

Esta semana del 7 al 13 de abril, inició ayer con una recomendación presidencial. Una que nunca antes habíamos escuchado quienes en...

enero 1, 1970

Esta semana del 7 al 13 de abril, inició ayer con una recomendación presidencial. Una que nunca antes habíamos escuchado quienes en...

enero 1, 1970




Más de categoría

Cubrebocas VS COVID-19

Países como España y Australia, que habían controlado el brote de Coronavirus, experimentan en este momento un rebrote de...

julio 20, 2020

El Meollo del Asunto | Federación, Estados y CNDH contra el PIN Parental

La semana que recién terminó, comenté en mi espacio sobre la iniciativa presentada en el Congreso del Estado por...

julio 13, 2020

El Meollo del Asunto | El Viaje y la Madame

Es cierto que los viajes ilustran. Espero y nuestro “ya no tan querido presidente” haya regresado como el Larousse,...

julio 10, 2020

Reeducados en cuestiones de sexualidad

Es un hecho que todo lo que uno hace o deja de hacer, que todo lo que uno dice...

julio 6, 2020