Rodrigo Rivero Lake comparte en subasta colección de Chucho Reyes

El anticuario mexicano Rodrigo Rivero Lake comparte su colección de obra y objetos de Chucho Reyes a 140 años del natalicio del pintor El catálogo de la Subasta de obra y bienes de Chucho Reyes de la...

15 de septiembre, 2020 Chucho Reyes

El anticuario mexicano Rodrigo Rivero Lake comparte su colección de obra y objetos de Chucho Reyes a 140 años del natalicio del pintor

El catálogo de la Subasta de obra y bienes de Chucho Reyes de la colección de Rodrigo Rivero Lake contiene extraordinarias piezas de la obra del pintor y coleccionista Chucho Reyes, famoso por la presencia del arte popular mexicano en sus intereses como creador y también en sus objetos decorativos personales.

Entre las piezas sobresalientes, está el banco del pintor con trazos en azul cobalto, así como el pisapapeles de su mesa de trabajo. Una pieza de cartonería que Chucho Reyes recibió como regalo de Diego Rivera y múltiples obras con los característicos trazos, del que fue miembro del grupo de artistas nombrado por Octavio Paz como los “Solitarios Independientes”, al no pertenecer al movimiento muralista.

Chucho Reyes

A Chucho Reyes se le atribuye la aportación de los colores del arte popular mexicano a la obra de los artistas modernos, entre ellos Mathias Goeritz y el arquitecto Luis Barragán, a quienes asesoró, por ejemplo, para elegir los colores de las Torres de Satélite.

La obra de Chucho Reyes, originario de Guadalajara, Jalisco, fue calificada por Carlos Monsiváis como un “canto a la felicidad”, precisamente por esa inspiración del espíritu festivo de México en el arte popular.

Entre las obras del catálogo promovido por Morton Subastas, se encuentran algunas que recuerdan la relación creativa que existió entre Jackson Pollock y Chucho Reyes, como las numeradas con el 47 y el 48 donde se observan “manchas y chorreados”, que indican acercamiento al expresionismo abstracto. Recordemos que Pollock trabajó para Siqueiros en Cuernavaca, en la obra “La Marcha de la Humanidad”, alojándose los fines de semana con Chucho Reyes.




Chucho Reyes

Conoció personalidades como Salvador Novo, Juan Soriano, Raúl Anguiano, Miguel Covarrubias, Agustín Lazo y Juan O’Gorman. Expuso con gran éxito en Nueva York, Londres y Barcelona.

Este 2020 se celebran 140 años de su natalicio y es por ello que el célebre anticuario Rodrigo Rivero Lake comparte con el público a través de esta subasta, los objetos que ha atesorado por décadas y nos hablan de los gustos, aficiones y personalidad de José de Jesús Benjamín Buenaventura de los Reyes y Ferreira, conocido por todos como Chucho Reyes.

Los interesados en adquirir alguna pieza de esta colección pueden participar exclusivamente en línea, hasta el sábado 19 de septiembre a las 4 de la tarde, a través de www.mortonsubastas.com

Chucho Reyes

Con esta subasta se reabren las exposiciones, con todas las medidas de seguridad y aforo limitado y en un horario de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. Sábados de 11:00 a.m. a 1:00 p.m.

Comentarios
object(WP_Query)#18136 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29165) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29165) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18006 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18060 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18044 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-16 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-14 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29165) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18053 (24) { ["ID"]=> int(64405) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-23 07:41:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 12:41:21" ["post_content"]=> string(5440) "Querida Tora: Fíjate que la familia del 29 tuvo una crisis económica muy fuerte y se quedó sin un centavo; no tenían ni para comer, y son ocho, contando a un tío que llegó hace poco a vivir con ellos. ¿Y sabes lo que se le ocurrió al susodicho para conseguir dinero? Decir que se había muerto, y pedir a los vecinos para los gastos de velorio, entierro y esas cosas. A todos les gustó la idea, y pusieron  manos a la obra. Consiguieron un ataúd (de medio uso, desde luego), metieron allí al tío, le dieron un té de tila muy cargado para que se tranquilizara, y lo pusieron  en la sala. Luego, todas las mujeres salieron a llorar por los pasillos, y los hombres a poner cara de mártir, para excitar la compasión de los demás. Y no tardaron  en llegar las “coperachas”. Les fue muy bien, la verdad, y pronto reunieron para llegar a fin de mes, y hasta un poquito para el siguiente. El problema era que los vecinos se estacionaron en la vivienda a tomar café con “piquete” y a darle al chisme, y el muertito ya no veía la hora de levantarse, porque le empezaban a cosquillear las piernas con la inmovilidad forzada (lo peor era cuando alguien se acercaba a verlo con cara de “pobrecito, ya se nos fue”, porque le entraba la risa, y sufría lo indecible para contenerla). En un momento en que había poca gente, los parientes se acercaron al ataúd para hablar con él. El muertito les dijo que ya no se aguantaba del baño, y ellos le dieron unas botellas para que se aliviara. Lo malo fue que no apuntó bien, y al poco tiempo empezó a oler mal. Los vecinos decían que había que adelantar el entierro, no fuera a producirse una infección que enfermara a toda la vecindad; y uno de los más metiches se ofreció a llamar a una funeraria para que pasaran a recogerlo. Ese peligro lo evitaron cortando la línea del teléfono; pero en cualquier momento usarían otra línea. Había que hacer algo, ¡ya! El hijo menor opinó que no pasaba nada, que dejaran que lo enterraran porque, la verdad, el olor aumentaba por minutos, y que ellos irían en la noche a desenterrarlo. El muertito crujió todito del coraje, que los vecinos  se asustaron y algunos hasta se retiraron, y dijo que no, que enterrarlo en pleno uso de sus facultades, niguas; que antes se levantaba del ataúd. La discusión arreciaba, y ya se oía hasta la cocina, que estaba llena de señores que custodiaban el “´piquete” para el café, y cundió la inquietud.  Entonces, la señora tuvo una buena idea, derivada de lo que acababa de decir el muertito. Así que trajo toda su tlapalería, dijo que iba a maquillar un poco a su tío, porque se veía demasiado cadavérico y, rechazando toda ayuda de vecinas obsequiosas, se puso a trabajar: le puso sombras negras en los ojos y en los cachetes, que casi parecían agujerados, ojeras moradas y un labial amarillo. Quedó verdaderamente horroroso. Y justo cuando daban las doce de la noche, el muertito se levantó, al tiempo que emitía un gruñido sordo y tenebroso. Hubieras oído el alarido que dieron los vecinos. Sobre todo, los señores del “piquete”, que hasta se olvidaron de cuidar las botellas en su prisa por salir de allí. En un segundo se despejaron la vivienda, el pasillo y las escaleras cercanas. El tío muerto se echó a reír; pero en eso se vio en el espejo del comedor, y cayó redondo al suelo del susto que se llevó. Lo dieron por muerto de verdad, pero el hijo mayor, que dizque estudia Medicina, le puso un trapo con tequila en los labios y lo exprimió. En unos segundos, el alcohol produjo su efecto, y el muertito ya se estaba preparando una cuba muy cargada. Pero sus parientes reaccionaron  a tiempo y lo subieron a la azotea, por donde lo pasaron a otra vecindad, y así lograron alejarlo de la escena del crimen. Y es que, verdaderamente, fue un crimen. La familia defraudó a los incautos vecinos, porque pasado un rato, vinieron algunos vecinos a pedir su dinero, alegando “que el tío había resucitado” y que no iba a haber entierro. Pero ellos ya habían cerrado el ataúd, bien clavado, y se lo llevaron en hombros (para no pagar a una funeraria) a enterrarlo. Que al final no lo enterraron, porque no los dejaron entrar en ningún panteón, sino que lo abandonaron en un baldío más o menos alejado. Y dijeron  que no, que el tío no había resucitado, que todo había sido una alucinación colectiva causada por la pena que se intercomunicó de unos a otros, y la cual agradecían profundamente los afligidos deudos; pero que no, que el muertito no se había levantado, y que el gruñido que oyeron  sería de algún perro de los de la azotea, y que con el ambiente de pena, los lutos y el incienso (mentira: fue un aromatizante barato que echaron para disimular la peste) habían provocado la “ilusión” de una imposible, aunque por todos deseada, resurrección. El tío volvió. Rapado, con tatuajes que le disimulaban la cara y un ojo tapado como pirata, nadie lo reconoció. A ver qué día se vuelve a morir. Te quiere, Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 221" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-221" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-23 07:41:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 12:41:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64405" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4483 (24) { ["ID"]=> int(65338) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-13 13:01:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-13 18:01:14" ["post_content"]=> string(6674) "MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con orgullo Conmemora su 79° Aniversario de productiva labor histórica en el estado la SNHGE fue fundada el 17 de mayo de 1942 por el maestro e historiador Timoteo L. Hernández Garza. Como cada año, la Medalla de Acero al Mérito Histórico “Capitán Alonso de León”  en la Categoría: Local es para Mtro. Alberto Casillas Hernández, Mtra. Elda Feliz González González y en la Categoría  Nacional para la Dra. Josefina Zoraida Vázquez Vera”. La entrega de tan distinguida presea nace con el propósito de reconocer las aportaciones a la difusión y generación del conocimiento científico e histórico de investigadores e historiadores.  Creación de la Medalla de Acero “Capitán Alonso de León” La  SNHGE en 1972, por acuerdo de asamblea estimó conveniente crear una presea como símbolo de reconocimiento y estímulo para los investigadores de la Historia de México a iniciativa del Profesor Humberto Buentello Chapa, y así se crea la Medalla de Acero al Mérito Histórico “Capitán Alonso de León”, para otorgarla a investigadores distinguidos en tres niveles, local, nacional e internacional. Diseño El diseño de la Medalla estuvo a cargo del Consocio, Alfonso Reyes Aurrecoechea, eligiendo el acabado en acero, como uno de los símbolos más representativos de  la ciudad de Monterrey. “Se le designó con el nombre de Alfonso de León en homenaje al celebrado Cronista que en el siglo XVIII escribiera su “Relación y discursos… del Nuevo Reino de León”, documento que marca el principio de los estudios históricos de esta región" (Garza:1996:19). Alonso de León, soldado, nació en la Ciudad de México en 1608 y falleció en el Valle del Pilón (Montemorelos) en 1661. El reverso de la Medalla lleva grabado en nombre de la Sociedad y el Escudo del Estado de Nuevo León, y su divisa Semper Ascendens. En 1943, la SNHGE propició la creación de este blasón. Acta Constitutiva de la SNHGE En la ciudad de Monterrey, capital del Estado de Nuevo León, siendo las 11 horas del domingo 17 de mayo del año de 1942, nos encontramos reunidos en el local de la Secretaría de la Escuela Secundaria Número Uno de la ciudad de Monterrey, edificio ubicado en la esquina de las calles de Juárez y M. M. del Llano, las personas que enseguida se mencionan: profesor Timoteo L. Hernández, profesor Manuel E. González, profesor Serafín García, profesor Alberto Sánchez, profesor Buenaventura Tijerina, señor Ricardo Treviño, profesor José L. Flores, profesor Rubio Quintanilla, profesor Salvador Villarreal, profesor Juan Garza Fernández, profesor Enrique D. Mena, profesor Antonio Garza y Garza y licenciado Armando Arteaga y Santoyo. Esta reunión obedece a invitación hecha por el señor Timoteo L. Hernández, quien en uso de la palabra explicó a los presentes que se tomó la libertad de haberles citado con el objeto de invitarlos para constituir en esta ciudad una Sociedad de Estudios Geográficos, Históricos, y Estadísticos. Explicó el profesor Hernández, además que habiendo concurrido al último Congreso Nacional que celebró la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en la ciudad de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco, en el mes de enero del presente año, fue invitado por los directores de la Sociedad mencionada, para desarrollar actividades tendientes a formar aquí la Sociedad de Estudios Históricos, Geográficos y Estadísticos, cuya constitución propone formalmente a las personas que están presentes.  Manifiesta además el profesor Timoteo L. Hernández que ha invitado a formar parte de esta Sociedad a algunas otras personas, quienes por su dedicación al estudio de las materias de que se trata y por su reconocida preparación sobre las mismas, está seguro de que su colaboración será muy efectiva; asimismo, informa que las citadas personas aceptaron con gusto formar parte de la Sociedad que se constituye. Todos los presentes en esta reunión hicieron uso de la palabra para manifestar su conformidad de integrar la Sociedad que propone el profesor Timoteo L. Hernández, indicando que debería procederse desde luego a llenar las formalidades necesarias para el caso. Siendo unánime la opinión, se acordó constituir la Sociedad que se viene hablando, procediéndose como primer acto, a designar una directiva provisional,, integrada por un Presidente y un Secretario, y designándose desde luego por unanimidad como Presidente al profesor Timoteo L. Hernández y como Secretario al señor Ricardo Treviño. Se acordó que la Sociedad lleve por nombre el de Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística (1996). Los historiadores e historiadoras, cronistas e investigadores del Estado felicitamos a la SNHGE por sus primeros 79 años de existencia y su participación en la construcción y difusión histórica e investigación en el estado de Nuevo León así como la organización de eventos académicos y editoriales en beneficio de nuestro estado. ¡Felicidades Presidente MPC. Óscar Tamez Rodríguez, larga vida para la SNHGE! Referencia Garza Guajardo, Celso y Treviño Villarreal, Mario (1996). Génesis y desarrollo de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística Tomo I. Monterrey, Nuevo León, México: Universidad Autónoma de Nuevo León. Contacto: @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(81) "79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(78) "79-aniversario-de-la-sociedad-nuevoleonesa-de-historia-geografia-y-estadistica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-13 13:01:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-13 18:01:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65338" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18053 (24) { ["ID"]=> int(64405) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-23 07:41:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 12:41:21" ["post_content"]=> string(5440) "Querida Tora: Fíjate que la familia del 29 tuvo una crisis económica muy fuerte y se quedó sin un centavo; no tenían ni para comer, y son ocho, contando a un tío que llegó hace poco a vivir con ellos. ¿Y sabes lo que se le ocurrió al susodicho para conseguir dinero? Decir que se había muerto, y pedir a los vecinos para los gastos de velorio, entierro y esas cosas. A todos les gustó la idea, y pusieron  manos a la obra. Consiguieron un ataúd (de medio uso, desde luego), metieron allí al tío, le dieron un té de tila muy cargado para que se tranquilizara, y lo pusieron  en la sala. Luego, todas las mujeres salieron a llorar por los pasillos, y los hombres a poner cara de mártir, para excitar la compasión de los demás. Y no tardaron  en llegar las “coperachas”. Les fue muy bien, la verdad, y pronto reunieron para llegar a fin de mes, y hasta un poquito para el siguiente. El problema era que los vecinos se estacionaron en la vivienda a tomar café con “piquete” y a darle al chisme, y el muertito ya no veía la hora de levantarse, porque le empezaban a cosquillear las piernas con la inmovilidad forzada (lo peor era cuando alguien se acercaba a verlo con cara de “pobrecito, ya se nos fue”, porque le entraba la risa, y sufría lo indecible para contenerla). En un momento en que había poca gente, los parientes se acercaron al ataúd para hablar con él. El muertito les dijo que ya no se aguantaba del baño, y ellos le dieron unas botellas para que se aliviara. Lo malo fue que no apuntó bien, y al poco tiempo empezó a oler mal. Los vecinos decían que había que adelantar el entierro, no fuera a producirse una infección que enfermara a toda la vecindad; y uno de los más metiches se ofreció a llamar a una funeraria para que pasaran a recogerlo. Ese peligro lo evitaron cortando la línea del teléfono; pero en cualquier momento usarían otra línea. Había que hacer algo, ¡ya! El hijo menor opinó que no pasaba nada, que dejaran que lo enterraran porque, la verdad, el olor aumentaba por minutos, y que ellos irían en la noche a desenterrarlo. El muertito crujió todito del coraje, que los vecinos  se asustaron y algunos hasta se retiraron, y dijo que no, que enterrarlo en pleno uso de sus facultades, niguas; que antes se levantaba del ataúd. La discusión arreciaba, y ya se oía hasta la cocina, que estaba llena de señores que custodiaban el “´piquete” para el café, y cundió la inquietud.  Entonces, la señora tuvo una buena idea, derivada de lo que acababa de decir el muertito. Así que trajo toda su tlapalería, dijo que iba a maquillar un poco a su tío, porque se veía demasiado cadavérico y, rechazando toda ayuda de vecinas obsequiosas, se puso a trabajar: le puso sombras negras en los ojos y en los cachetes, que casi parecían agujerados, ojeras moradas y un labial amarillo. Quedó verdaderamente horroroso. Y justo cuando daban las doce de la noche, el muertito se levantó, al tiempo que emitía un gruñido sordo y tenebroso. Hubieras oído el alarido que dieron los vecinos. Sobre todo, los señores del “piquete”, que hasta se olvidaron de cuidar las botellas en su prisa por salir de allí. En un segundo se despejaron la vivienda, el pasillo y las escaleras cercanas. El tío muerto se echó a reír; pero en eso se vio en el espejo del comedor, y cayó redondo al suelo del susto que se llevó. Lo dieron por muerto de verdad, pero el hijo mayor, que dizque estudia Medicina, le puso un trapo con tequila en los labios y lo exprimió. En unos segundos, el alcohol produjo su efecto, y el muertito ya se estaba preparando una cuba muy cargada. Pero sus parientes reaccionaron  a tiempo y lo subieron a la azotea, por donde lo pasaron a otra vecindad, y así lograron alejarlo de la escena del crimen. Y es que, verdaderamente, fue un crimen. La familia defraudó a los incautos vecinos, porque pasado un rato, vinieron algunos vecinos a pedir su dinero, alegando “que el tío había resucitado” y que no iba a haber entierro. Pero ellos ya habían cerrado el ataúd, bien clavado, y se lo llevaron en hombros (para no pagar a una funeraria) a enterrarlo. Que al final no lo enterraron, porque no los dejaron entrar en ningún panteón, sino que lo abandonaron en un baldío más o menos alejado. Y dijeron  que no, que el tío no había resucitado, que todo había sido una alucinación colectiva causada por la pena que se intercomunicó de unos a otros, y la cual agradecían profundamente los afligidos deudos; pero que no, que el muertito no se había levantado, y que el gruñido que oyeron  sería de algún perro de los de la azotea, y que con el ambiente de pena, los lutos y el incienso (mentira: fue un aromatizante barato que echaron para disimular la peste) habían provocado la “ilusión” de una imposible, aunque por todos deseada, resurrección. El tío volvió. Rapado, con tatuajes que le disimulaban la cara y un ojo tapado como pirata, nadie lo reconoció. A ver qué día se vuelve a morir. Te quiere, Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 221" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-221" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-23 07:41:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 12:41:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64405" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "af0dde062d93ccafc4b462986694f9f2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 221

Querida Tora: Fíjate que la familia del 29 tuvo una crisis económica muy fuerte y se quedó sin un centavo; no tenían...

abril 23, 2021

79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística

MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con orgullo Conmemora su...

mayo 13, 2021




Más de categoría

CARTAS A TORA 224

Querida Tora: Hace mucho tiempo que no te hablo de la Flor. Nadie la contrata, ni siquiera para cantar...

mayo 14, 2021

79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística

MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con...

mayo 13, 2021

La palabra es un juguete

Tras bambalinas, como se dice en el mundo del teatro, es el lugar donde se cocinan las obras del...

mayo 11, 2021

El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero...

mayo 10, 2021