Profecías literarias

Julio Verne pasó a la historia como el gran profeta de la ciencia y la tecnología. En la sede de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, campea una frase de su autoría: “Lo que un hombre...

8 de septiembre, 2020

Julio Verne pasó a la historia como el gran profeta de la ciencia y la tecnología. En la sede de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, campea una frase de su autoría: “Lo que un hombre puede soñar, otro puede realizarlo”; esa es la clave del progreso humano y el signo de nuestra especie. Los libros de Verne, que animaron las primeras lecturas de muchas generaciones, son el epónimo de una de las funciones más difíciles de comprender en materia literaria: la composición de escenarios futuros, la construcción del mundo del mañana a partir de la conciencia del porvenir desde la base de la experiencia cotidiana en la dinámica de la imaginación. Los grandes fenómenos sociales, las grandes transformaciones se han visto precedidas de movimientos literarios que las preludian, las ordenan y, podríamos decir, las hacen posibles. Sus señales no son nunca evidentes y por eso pocas veces se toman en cuenta como un elemento de consideración para pensar el mañana.

En la Grecia Clásica, Homero necesita invocar a las musas para narrar la historia de la guerra de Troya, el cantor dice: “Canta oh musa la cólera del pélida…”. Más de mil años después, será un poeta – no un militar ni un político – el que prevea el lugar que el hombre ocupará en el mundo en adelante; Dante no va a invocar a nadie, sino que para describir lo que antes solo la Iglesia se había atrevido a formular, dirá: “Cuando me encontraba en mitad del camino de la vida…”. Él y no la musa, él y no otro que por sus propios méritos imaginará y expondrá su visión del cosmos. A partir de Dante, los seres humanos abrimos los ojos para describir y construir el mundo de acuerdo con nuestros limitados pero soberbios medios. Así cada época, del mismo modo en que los autores románticos previeron el advenimiento de los nacionalismos o las noveletas militaristas preludiaron las dos grandes guerras del siglo XX.

En las décadas de 1960 y 1971, sin que podamos precisar el momento de su arranque, ocurrió un fenómeno al que hoy llamamos “boom latinoamericano”, la enorme explosión de interés sobre las letras continentales en las voces cosmopolitas y bien estructuradas de autores como García Márquez, Julio Cortázar y Carlos Fuentes entre otros. Ellos a través de las editoriales españolas, principalmente dieron voz a una literatura antes considerada como marginal en el contexto del diálogo literario occidental. Sus letras denunciaban carencias y ofrecían escenarios no siempre desde el realismo, sino aún más allá de él, desde la posibilidad, a veces mágica, de construir otra sociedad, en medio de la represión y la dictadura, en pos de la paz y la autonomía. Un elemento importante de esa literatura es lo que bien podríamos llamar el ciclo de novelas de dictadores. El ciclo de la novela de dictadores precede y excede al fenómeno del boom y prefigura la marcha hacia las democracias continentales. Se trata de libros que van desde el Tirano Banderas de Valle-Inclán, hasta La fiesta del Chivo de Vargas Llosa; pasando por La Muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes, El Señor Presidente de Miguel Ángel Asturias, y que incluye textos tan diferentes como El recurso del Método de Carpentier y El Gran Burundún-Burundá ha muerto de Jorge Zalamea. La denuncia de los pantagruélicos excesos de los dictadores, de su violencia a veces gratuita y la forma en que el lenguaje oculto y las actitudes entre líneas de los ciudadanos iba ganando terreno, hicieron posible que libros como El Otoño del Patriarca de García Márquez, Margarita, está linda la Mar de Sergio Ramírez o el Oficio de Difuntos de Uslar Pietri, tuvieran un efecto concientizador y también alentador en la organización de la resistencia –pacífica y no tan pacífica– que traería como consecuencia la reconstrucción democrática de nuestro espacio político.

Y no es que el escritor sea profeta, sino que al entrar en contacto con las necesidades de su tiempo, con las figuras que componen el espectro del universo a su alcance, puede ver más allá de la necesidad inmediata, mucho más allá de los vaivenes de la política y los gestos de la oportunidad para pensar en el presente como un símbolo y en el mañana como una posibilidad. Hoy, cuando parece que las voces son acaso demasiadas, pienso en lo que están escribiendo autores como Juan Gabriel Vázquez con El ruido de las Cosas al Caer y nuestra reconstrucción en medio de la violencia; en nuestra relación con los animales y los seres humanos como sucede en La Soledad de los Animales de Rodríguez Barrón; en el descarnado dibujo del capitalismo brutal en el Memorial del Engaño de Jorge Volpi o en el mundo esperpéntico que muestra Álvaro Enrigue en Decencia; o en el duro cadáver de una ciudad como la nuestra y que se muestra impúdica en la Armadura para un hombre solo de Pablo Raphael. Un universo de letras por leer y que presentan una sociedad que se reconstruye a pesar de sus políticos chambones y de sus empresarios venales; creo que hay una lectura que hacer en estos los autores de nuestro tiempo.

Tal vez lo que están previendo estos escritores –la novela de hoy, digamos– es  la visión de un continente cuya alternativa es la ciudadanización más que la revalorización de la política, la recuperación de las voces y los espacios, en lugar del triste abandono desmemoriado que nos empuja, cada vez con mayor ímpetu en una especie de abúlico apocalipsis en el cual, por cierto, nos negamos a entrar.

Comentarios
object(WP_Query)#18060 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28864) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28864) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18058 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18057 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (28864) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18032 (24) { ["ID"]=> int(64307) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-21 07:21:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 12:21:43" ["post_content"]=> string(3146) "El Tata Dionisio, capo del narcotráfico de México, comenzó su trayectoria desde un poblado de Sonora que ni en los mapas de la República aparece.  Ni la DEA ni las autoridades mexicanas pudieron con él, pero el cártel rival del vecino Coahuila sí pudo dar con su paradero.  Sin piedad ni miramiento alguno lo condujeron al martirio para, además de borrarlo de la faz de la tierra, sacarle información de sus contactos: socios, colaboradores, proveedores colombianos y peruanos, además de clientes, distribuidores mayoristas al norte del río bravo. El señor Dionisio no soltó prenda por más torturas a las que se le sometió. Desesperado el líder del grupo coahuilense que lideraba la encomienda, optó, en un arrebato desesperado, por moverlo hacia un tronco y de tres golpes de machete cercenar su cabeza. Fue a partir de ese momento cuando frente al terror de todos los ahí presentes, el cuerpo se puso de pie, esbozó la cabeza aún rodante unas pocas e ininteligibles palabras, dio unos pocos pasos el tronco con extremidades, recogió su propia cabeza y se la llevó entre sus manos. De ahí, caminó hasta la cima de una loma, nadie se atrevió a acercarse. Un par de estos valientes hombres huyeron despavoridos en medio de la zona desértica, pero uno de ellos, el más joven, con escasos 18 años, siguió al cuerpo, y con un pedazo de papel y una pluma fue anotando con discreción lo que vociferaba el ser espeluznante. Entonces escribió todo lo que escuchó: nombres, números de teléfono, claves, domicilios y también contactos con autoridades mexicanas y gringas. El joven Eleuterio no perdió detalle hasta que, llegando a la punta del cerrito, el cuerpo cabeza en manos del Tata Dionisio sucumbió con un seco golpe sobre el suelo seco y arenoso. Procedió a enterrarlo. En adelante, comprobó Eleuterio la información obtenida era, sencillamente, más que oro puro. Con todo esto en su poder decidió ir actuando por su cuenta, con un par de primos, dos y tres años mayores, respectivamente. Cuando el negocio propio comenzó apenas a arrancar, en una misma noche todos sus anteriores jefes morían acribillados en una cantina del pueblo de Arteaga. A partir de ese día y hasta su detención y extradición, juicio y condena a cadena perpetua, en el país de las barras y las estrellas. Y es que 15 años después del asesinato de Don Dionisio, Eleuterio Garza fue el amo y Señor del negocio en la región de Sonora y Coahuila. En la lomita donde fue enterrado Don "Nicho", como también era bien conocido, mandó erigir Eleuterio con sus cercanos un mausoleo, donde mucha gente del negocio -no exclusivamente gente de Eleuterio, por cierto- fue durante muchos años a solicitar favores y milagros. El templo nunca dejó en todos esos años de tener flores frescas de todo tipo, procesiones y misas que eran oficiadas por sacerdotes católicos en la bonita y de buen tamaño capilla adyacente, no en pocas ocasiones, por algún Obispo en funciones de la iglesia de Roma en México." ["post_title"]=> string(21) "El St. Denis mexicano" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "el-st-denis-mexicano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-21 12:40:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 17:40:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64307" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18031 (24) { ["ID"]=> int(65338) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-13 13:01:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-13 18:01:14" ["post_content"]=> string(6674) "MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con orgullo Conmemora su 79° Aniversario de productiva labor histórica en el estado la SNHGE fue fundada el 17 de mayo de 1942 por el maestro e historiador Timoteo L. Hernández Garza. Como cada año, la Medalla de Acero al Mérito Histórico “Capitán Alonso de León”  en la Categoría: Local es para Mtro. Alberto Casillas Hernández, Mtra. Elda Feliz González González y en la Categoría  Nacional para la Dra. Josefina Zoraida Vázquez Vera”. La entrega de tan distinguida presea nace con el propósito de reconocer las aportaciones a la difusión y generación del conocimiento científico e histórico de investigadores e historiadores.  Creación de la Medalla de Acero “Capitán Alonso de León” La  SNHGE en 1972, por acuerdo de asamblea estimó conveniente crear una presea como símbolo de reconocimiento y estímulo para los investigadores de la Historia de México a iniciativa del Profesor Humberto Buentello Chapa, y así se crea la Medalla de Acero al Mérito Histórico “Capitán Alonso de León”, para otorgarla a investigadores distinguidos en tres niveles, local, nacional e internacional. Diseño El diseño de la Medalla estuvo a cargo del Consocio, Alfonso Reyes Aurrecoechea, eligiendo el acabado en acero, como uno de los símbolos más representativos de  la ciudad de Monterrey. “Se le designó con el nombre de Alfonso de León en homenaje al celebrado Cronista que en el siglo XVIII escribiera su “Relación y discursos… del Nuevo Reino de León”, documento que marca el principio de los estudios históricos de esta región" (Garza:1996:19). Alonso de León, soldado, nació en la Ciudad de México en 1608 y falleció en el Valle del Pilón (Montemorelos) en 1661. El reverso de la Medalla lleva grabado en nombre de la Sociedad y el Escudo del Estado de Nuevo León, y su divisa Semper Ascendens. En 1943, la SNHGE propició la creación de este blasón. Acta Constitutiva de la SNHGE En la ciudad de Monterrey, capital del Estado de Nuevo León, siendo las 11 horas del domingo 17 de mayo del año de 1942, nos encontramos reunidos en el local de la Secretaría de la Escuela Secundaria Número Uno de la ciudad de Monterrey, edificio ubicado en la esquina de las calles de Juárez y M. M. del Llano, las personas que enseguida se mencionan: profesor Timoteo L. Hernández, profesor Manuel E. González, profesor Serafín García, profesor Alberto Sánchez, profesor Buenaventura Tijerina, señor Ricardo Treviño, profesor José L. Flores, profesor Rubio Quintanilla, profesor Salvador Villarreal, profesor Juan Garza Fernández, profesor Enrique D. Mena, profesor Antonio Garza y Garza y licenciado Armando Arteaga y Santoyo. Esta reunión obedece a invitación hecha por el señor Timoteo L. Hernández, quien en uso de la palabra explicó a los presentes que se tomó la libertad de haberles citado con el objeto de invitarlos para constituir en esta ciudad una Sociedad de Estudios Geográficos, Históricos, y Estadísticos. Explicó el profesor Hernández, además que habiendo concurrido al último Congreso Nacional que celebró la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en la ciudad de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco, en el mes de enero del presente año, fue invitado por los directores de la Sociedad mencionada, para desarrollar actividades tendientes a formar aquí la Sociedad de Estudios Históricos, Geográficos y Estadísticos, cuya constitución propone formalmente a las personas que están presentes.  Manifiesta además el profesor Timoteo L. Hernández que ha invitado a formar parte de esta Sociedad a algunas otras personas, quienes por su dedicación al estudio de las materias de que se trata y por su reconocida preparación sobre las mismas, está seguro de que su colaboración será muy efectiva; asimismo, informa que las citadas personas aceptaron con gusto formar parte de la Sociedad que se constituye. Todos los presentes en esta reunión hicieron uso de la palabra para manifestar su conformidad de integrar la Sociedad que propone el profesor Timoteo L. Hernández, indicando que debería procederse desde luego a llenar las formalidades necesarias para el caso. Siendo unánime la opinión, se acordó constituir la Sociedad que se viene hablando, procediéndose como primer acto, a designar una directiva provisional,, integrada por un Presidente y un Secretario, y designándose desde luego por unanimidad como Presidente al profesor Timoteo L. Hernández y como Secretario al señor Ricardo Treviño. Se acordó que la Sociedad lleve por nombre el de Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística (1996). Los historiadores e historiadoras, cronistas e investigadores del Estado felicitamos a la SNHGE por sus primeros 79 años de existencia y su participación en la construcción y difusión histórica e investigación en el estado de Nuevo León así como la organización de eventos académicos y editoriales en beneficio de nuestro estado. ¡Felicidades Presidente MPC. Óscar Tamez Rodríguez, larga vida para la SNHGE! Referencia Garza Guajardo, Celso y Treviño Villarreal, Mario (1996). Génesis y desarrollo de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística Tomo I. Monterrey, Nuevo León, México: Universidad Autónoma de Nuevo León. Contacto: @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(81) "79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(78) "79-aniversario-de-la-sociedad-nuevoleonesa-de-historia-geografia-y-estadistica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-13 13:01:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-13 18:01:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65338" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18032 (24) { ["ID"]=> int(64307) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-21 07:21:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 12:21:43" ["post_content"]=> string(3146) "El Tata Dionisio, capo del narcotráfico de México, comenzó su trayectoria desde un poblado de Sonora que ni en los mapas de la República aparece.  Ni la DEA ni las autoridades mexicanas pudieron con él, pero el cártel rival del vecino Coahuila sí pudo dar con su paradero.  Sin piedad ni miramiento alguno lo condujeron al martirio para, además de borrarlo de la faz de la tierra, sacarle información de sus contactos: socios, colaboradores, proveedores colombianos y peruanos, además de clientes, distribuidores mayoristas al norte del río bravo. El señor Dionisio no soltó prenda por más torturas a las que se le sometió. Desesperado el líder del grupo coahuilense que lideraba la encomienda, optó, en un arrebato desesperado, por moverlo hacia un tronco y de tres golpes de machete cercenar su cabeza. Fue a partir de ese momento cuando frente al terror de todos los ahí presentes, el cuerpo se puso de pie, esbozó la cabeza aún rodante unas pocas e ininteligibles palabras, dio unos pocos pasos el tronco con extremidades, recogió su propia cabeza y se la llevó entre sus manos. De ahí, caminó hasta la cima de una loma, nadie se atrevió a acercarse. Un par de estos valientes hombres huyeron despavoridos en medio de la zona desértica, pero uno de ellos, el más joven, con escasos 18 años, siguió al cuerpo, y con un pedazo de papel y una pluma fue anotando con discreción lo que vociferaba el ser espeluznante. Entonces escribió todo lo que escuchó: nombres, números de teléfono, claves, domicilios y también contactos con autoridades mexicanas y gringas. El joven Eleuterio no perdió detalle hasta que, llegando a la punta del cerrito, el cuerpo cabeza en manos del Tata Dionisio sucumbió con un seco golpe sobre el suelo seco y arenoso. Procedió a enterrarlo. En adelante, comprobó Eleuterio la información obtenida era, sencillamente, más que oro puro. Con todo esto en su poder decidió ir actuando por su cuenta, con un par de primos, dos y tres años mayores, respectivamente. Cuando el negocio propio comenzó apenas a arrancar, en una misma noche todos sus anteriores jefes morían acribillados en una cantina del pueblo de Arteaga. A partir de ese día y hasta su detención y extradición, juicio y condena a cadena perpetua, en el país de las barras y las estrellas. Y es que 15 años después del asesinato de Don Dionisio, Eleuterio Garza fue el amo y Señor del negocio en la región de Sonora y Coahuila. En la lomita donde fue enterrado Don "Nicho", como también era bien conocido, mandó erigir Eleuterio con sus cercanos un mausoleo, donde mucha gente del negocio -no exclusivamente gente de Eleuterio, por cierto- fue durante muchos años a solicitar favores y milagros. El templo nunca dejó en todos esos años de tener flores frescas de todo tipo, procesiones y misas que eran oficiadas por sacerdotes católicos en la bonita y de buen tamaño capilla adyacente, no en pocas ocasiones, por algún Obispo en funciones de la iglesia de Roma en México." ["post_title"]=> string(21) "El St. Denis mexicano" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "el-st-denis-mexicano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-21 12:40:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 17:40:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64307" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9a41b85940577a5a759ca2180cc25281" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El St. Denis mexicano

El Tata Dionisio, capo del narcotráfico de México, comenzó su trayectoria desde un poblado de Sonora que ni en los mapas de...

abril 21, 2021

79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística

MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con orgullo Conmemora su...

mayo 13, 2021




Más de categoría

CARTAS A TORA 224

Querida Tora: Hace mucho tiempo que no te hablo de la Flor. Nadie la contrata, ni siquiera para cantar...

mayo 14, 2021

79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística

MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con...

mayo 13, 2021

La palabra es un juguete

Tras bambalinas, como se dice en el mundo del teatro, es el lugar donde se cocinan las obras del...

mayo 11, 2021

El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero...

mayo 10, 2021