El símbolo del mal

La figura del demonio, en tanto una personificación del mal, es un símbolo constante dentro de la historia humana. Pese al temor natural que esta figura causa, siempre ha fascinado al colectivo imaginario de cualquier cultura. Es...

2 de noviembre, 2020

La figura del demonio, en tanto una personificación del mal, es un símbolo constante dentro de la historia humana. Pese al temor natural que esta figura causa, siempre ha fascinado al colectivo imaginario de cualquier cultura. Es una figura para la cual, no se necesita tener una religión específica para entender por qué se cuela tanto en nuestra cotidianeidad. Las palabras “demonio”,  “maligno” o “perverso”  las usamos con frecuencia para describir ciertas personas, sus actos o, incluso, empleamos sus variantes para definir situaciones tan comunes como políticas, leyes o actos gubernamentales, así como producciones artísticas y por supuesto, que también las empleamos para describir crímenes que llegan a nuestras noticias matutinas. Sea como sátira o como un reclamo auténtico por justicia, una cosa es innegable: la figura del demonio nunca ha dejado de ser vigente.

La famosa fiesta de Halloween,  festividad que el mundo anglosajón legó a la humanidad, es un festejo que, como ocurre con muchas tradiciones, ha intercambiado su sentido originario del temor a la muerte, el horror y la afrenta contra el mal por una popular capitalización de un mercado muy humano: nuestras emociones más oscuras. Este es un hecho que poco a poco se ha ido estudiando desde diversos campos de conocimiento. Por ejemplo, en 1993 se llevó a cabo un estudio psicológico en la Universidad Estatal de Arizona a cargo de Douglas Kenrick y Virgil Sheets donde encontraron que un 73% de hombres junto con un 66% de las mujeres habían fantaseado con matar a alguien. Sorprendidos por estos resultados, volvieron a aplicar un estudio que arrojó cifras similares: 79% de los hombres y 58% de las mujeres habían fantaseado con matar a alguien. 

¿A quién querían matar los participantes? Los hombres tendían a imaginar que mataban a extraños y a compañeros del trabajo, mientras que las mujeres preferían a los miembros de la familia. Otro grupo preferido fue el de los padrastros…1

¿Significa que nuestras fantasías asesinas dominen nuestro carácter siempre que se presenten? No necesariamente, según opinan Joshua Duntley y David Buss. Ellos explican que este tipo de fantasías se remite a un cierto tipo de mecanismo de defensa propio de nuestra especie evolucionada:

Es parte de nuestro diseño psicológico evolucionado. Las fantasías de asesinato son producto de la capacidad humana para el pensamiento abstracto y la planificación hipotética. Si lo hiciera, ¿qué pasaría? Es algo que nos permite construir escenarios completos2.

Parece ser que, como este pequeño fragmento ilustra, estas fantasías que muchos podemos experimentar tienen que ver con una cuestión intrínseca a la naturaleza humana. No solo como un aspecto meramente biológico, sino que parece cumplir otra función. Una parte de la respuesta es posible encontrarla en el sentimiento que muchos pensadores han descrito como “sublime”. Que, en una primera aproximación, es una especie de catarsis de la experiencia de lo siniestro que percibimos en el exterior, como en nuestro interior. Es decir que es en estas sensaciones donde podemos reconocer en un momento de reflexión -pensamiento de segundo grado– las debilidades humanas cuando sucumben ante los vicios que, como afirmarán varios autores como Baudelaire, nos hacen más humanos. 




Con lo anterior dicho, no me refiero a que necesariamente disfrutemos que seamos vistos como diablos o demonios cuando nos disfrazamos así. En la gran mayoría de las personas, lo que nos atrae es la posibilidad de escenificación. Es decir que, cuando salimos a la calle con un disfraz, de cierta manera salimos de nuestra realidad inmediata. Abandonamos el mundo de matices tan grises que es la realidad por uno más sencillo de contrastes claros y evidentes. Sin embargo, como se venía apuntando líneas más arriba, aquel sentimiento de lo sublime está detrás de estas costumbres de disfrazarnos. Kant escribió que lo sublime se refiere a la apreciación de algo que resulta muy impactante y que a su vez, y debido al mismo impacto, produce una sensación de temor o miedo. Uno de los ejemplos que utiliza es la contemplación de los huracanes. Impacta ver la fuerza de la naturaleza que se expresa con nubes, tormentas, relámpagos y la furia del océano. Sin duda que cualquier persona que haya sido testigo de tal espectáculo tan antiguo como el mundo podrá afirmar que se trata de un sentimiento que impacta y, por supuesto, provoca el miedo. Sin embargo, ¿cuánto no se ha escrito a lo largo de la historia que cae bajo esta categoría? La narración de Paraíso perdido de John Milton –otro ejemplo del filósofo alemán– es prueba de ello. O nuestra fascinación con los libros de novela negra que tanto han cautivado al público desde principios del siglo XX. Son historias cuyo encanto estriba en la crudeza de los crímenes y cómo el trabajo del investigador se va desarrollando paralelo a los “demonios” internos del protagonista. Es innegable, entonces, que hay una dualidad que surge a partir de este sentimiento de lo sublime que nos atrae al mismo tiempo de repeler. 

Edmund Burke también analiza lo sublime que, según él, se trata de aquella sensación que “produce la emoción más fuerte que la mente es capaz de sentir”. Tal idea se puede conectar con la noción de “lo siniestro” –das Unheimliche– que estudió Freud; el cual, se puede explicar someramente como aquel sentimiento o sensación que evoca algo espeluznante, terrorífico, secreto, pero que, curiosamente, puede también evocar una cierta clase de familiaridad en tanto que es algo oculto para unos y por ello, cercano para otros. 

Entonces, se podría decir que esta festividad evoca en nosotros ese conocimiento que en general nos ha costado aceptar: dentro de cada uno de nosotros está la potencia de hacer actos perversos e,  incluso, diabólicos. Y es así que el príncipe de las tinieblas vuelve a reclamar su lugar por excelencia dentro del imaginario cultural en tanto que es el símbolo del mal.

Sea creyente o ateo, nadie puede poner en duda el rol que tiene la figura del demonio. Ya sea su concepción originaria como “el opositor” de Dios o su narración más romantizada como el gran líder de la rebelión que relata John Milton  y cristaliza en la frase “mejor reinar en el infierno que servir en el cielo” o la del acusador y embustero como el Mefistófeles de Goethe, el demonio siempre será nuestra analogía por antonomasia del mal. Y es en éste donde reconocemos y entendemos nuestro deleite del placer perverso que, como ya se insinuó más arriba, es algo mucho más común de lo que nos atrevemos a afirmar y se manifiesta en nuestra apreciación estética comprendida como “lo sublime”. Por ello, en el símbolo cultural del demonio comprendemos la oposición al bien  por el beneficio y deleite del ego lo que lleva a su rendición al encierro placentero de su propio y soberbio ser. 

1 Shaw, Julia: Hacer el mal, trad. de Álvaro Romero; México: Planeta, 2019, p. 56.
2 Ídem.
3 Burke, Edmund: Indagación filosófica sobre el origen de nuestras ideas acerca de lo sublime y de lo bello,trad. de Menene Gras Balaguer; 2a. ed., Madrid: Alianza editorial, 2014, p. 79.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18131 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31575) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-04-2021" ["before"]=> string(10) "15-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31575) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-04-2021" ["before"]=> string(10) "15-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18140 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18204 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18111 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "17-04-2021" ["before"]=> string(10) "15-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-17 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-15 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31575) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18195 (24) { ["ID"]=> int(65156) ["post_author"]=> string(2) "60" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-10 11:13:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:13:15" ["post_content"]=> string(9007) "Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban al final del año. Puede derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea, cuyo festival los romanos celebraban este mes que llamaban Maius. También podría provenir de la ninfa Maya, hija de Atlas y Pleione y madre de Hermes. ​ Una tercera opción de su origen podría ser del término Maius Juppiter, una reducción de maximus, el más grande. Hemos de tener en cuenta que, en la simbología antigua de los números, los impares representaban género masculino (1º y 3º mes/marzo-Marte, mayo-Júpiter), y los pares son femenino (2º y 4º mes/abril-Naturaleza, junio-Juno). Por tanto, puede concluirse que mayo deviene de Maius Júpiter.  En la antigua Grecia su equivalente es el mes de Targelión. Quintilis fue originalmente el nombre del quinto mes (que después fue cambiado de lugar para ocupar el séptimo) en el calendario romano, estaba ubicado después de junio y antes de sextilis. Ahora bien, de acuerdo con una tradición, la piedra de mayo es la esmeralda, y su flor el lirio. Al mes de mayo se le sigue considerando como el más hermoso del año y, por algo el Día de las madres, aparte de México, se festeja el día 10 en Belice, Catar, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, India, Malasia, Omán, Pakistán y Singapur; por tal motivo le enviamos nuestra felicitación a todas las madrecitas mexicanas, y también por qué no a las de los anteriores países. Desgraciadamente, también hay que lamentar el fallecimiento de un grupo de madres de familia en el reciente drama del tren metropolitano; que Dios las tenga en su gloria y resignación a sus familiares. “En México la iniciativa fue del periodista (de Excélsior) Rafael Alducín,  quien hizo una invitación para seleccionar un día para celebrar a la madre, resultando como fecha elegida el diez de mayo que, desde 1922, conmemora a las progenitoras del país”.  Algunos famosos se han expresado sobre mayo y la estación primaveral de la siguiente manera: Tan lleno de espíritu como el mes de mayo, y tan hermoso como el sol en pleno verano. William Shakespeare Pensé que la primavera debía durar para siempre, ya que yo era joven y amada, y era mayo. Vera Brittain Mayo, más que cualquier otro mes del año, nos quiere hacer sentir vivos. Fennel Hudson La estación favorita del mundo es la primavera. Todas las cosas parecen posibles en mayo. Edwin Way Teale Viene la hermosa primavera y cuando la naturaleza reanuda su belleza, el alma humana también puede revivir. Harriet Ann Jacobs En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y detrás de cada noche viene una aurora sonriente. Khalil Gibran Si no tuviéramos invierno, la primavera no nos resultaría tan hermosa. Anne Bradstreet La primavera es cuando la vida está en todo. Christina Rossetti El invierno está en mi cabeza pero la eterna primavera está en mi corazón. Víctor Hugo ¿Pueden las palabras describir la fragancia del mismo aliento de la primavera? Neltje Blanchan   Y por supuesto, no podíamos dejar de lado el sentir de nuestro poeta nayarita en su poema “EN PAZ”, donde en una de sus estrofas exclama: “Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!”   Finalmente, en el siguiente enlace podemos escuchar una bella canción mexicana de Manuel M. Ponce que alaba a la primavera: https://www.youtube.com/watch?v=CvOKuhgaO1Q&ab_channel=BuyuchekVEVO     NOTAS: https://es.wikipedia.org/wiki/Mayo   https://www.diariofemenino.com/psicologia/frases-y-reflexiones/39-frases-de-mayo-con-imagenes-citas-y-refranes-del-mes-de-las-flores/#header0  https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/868729.1922-se-celebra-el-primer-dia-de-las-madres-en-mexico.html    " ["post_title"]=> string(14) "El mes de Maia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "el-mes-de-maia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-10 12:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 17:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65156" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18196 (24) { ["ID"]=> int(64868) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-04 09:28:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-04 14:28:31" ["post_content"]=> string(5411) "Cuando a Charles de Gaulle le preguntaron quién era su escritor favorito, con enorme sorna dijo mon négre (mi negro): el anónimo autor que escribía los textos y discursos que luego el general firmaba; una broma tal vez, porque se dice que en sus mocedades escribió todo lo publicado en la época por Pétain. Extraño aunque común oficio, antiguo como la compleja relación entre el poder, la cultura y desde luego, la necesidad. Al escritor fantasma recurrieron algunos como Churchill, Washington o Franklin; se dice, porque el mundo de los fantasmas lo es siempre de sombras y suposiciones. El anónimo amo de la pluma no saldrá nunca de la oscuridad, no por su propio pie, a menos que una fuerza muy poderosa lo empuje. En 2004 Jennie Endal rompió ese pacto de silencio. Publicó Escritora en la sombra, peculiar libro de memorias que se lee como una buena y sencilla novela, donde reveló cómo durante 20 años escribió novelas, reportajes, entrevistas y hasta cartas de amor, bajo la firma de Naim Attallah, quien entonces fuera un próspero editor y autor de buena fortuna. Presionada por una relación profesional sofocante, bajo el peso de un éxito del que no le correspondía ningún laurel, se reveló con el único elemento que tenía –literalmente– a la mano: la pluma. Attallah respondió tres años después con un amargo libro de memorias, todavía no traducido al español, Fulfilment and Betrayal, pero el enorme daño a su prestigio y aún a su patrimonio, ya estaba hecho; hoy corren tiempos distintos, del deschongue cultural digamos y si lo que alguno quiere es producto, también se puede, cómo no. Paris Hilton “escribió” su autobiografía, faltaba más y digo, cómo no se va a revolucionar el mercado del negro literario si un “influencer” de 20 años quiere escribir su interesantísima y sagaz autobiografía, o las existencialísimas reflexiones del “YouTuber” que se ha jubilado a los cuarenta. No solo eso, la necesidad de dejar huella en un mundo y un tiempo en el que la fama es más rápida y más efímera requiere del talento para labrar un mausoleo a prueba de olvido o al menos que eso prometa, Rick Mayston, el director de Getty Images, afirma con razón que un buen escritor fantasma es casi un psiquiatra que puede hacer que su cliente recuerde aún lo que no ha sucedido y es que en el otro extremo del trato, o de la balanza, si se quiere, está el comprador que luego de una somera lectura y la corrección de una coma sentirá que el trabajo lo ha escrito él mismo y unos años después, en la charla memorable de una sobremesa augusta recordará la tarde lejana en que … bueno, se acordará cuando escribió las célebres líneas homenajeadas por sus contertulios. Pero el drama, o el problema se inscribe en otras trincheras, en el debate sobre Shakespeare y Marlowe, los sesenta y tres negros –una tribu caníbal entera– que sirvieron a Dumas; o de manera dramática, en el servidor del Señor Diputado, de su Excelencia el Empresario, así con mayúsculas reverenciales que también le viene el tiempo de dejar su legado y hacernos enjugar nuestras impías lágrimas de derrotados perpetuos mientras leemos, conste que por nuestra propia voluntad, la epopeya del “yernísimo”, nacido en pañal de seda y sonajero de plata que nos dice cómo salir de la miseria y empoderarse hasta el infinito previo matrimonio que en lugar de salir en sociales cotiza en bolsa. Independientemente de los juicios morales, siempre a destiempo y siempre parciales. Esta penosa situación nos lleva a preguntarnos ¿quién es el escritor: el que en efecto escribe o el que publica? ¿Cuál es la ecuación válida, la del talento y el trabajo o la del nombre y la fama? y en tal sentido ¿a quién corresponde la gloria? Nadie crea para otro solo por gusto. En la práctica del oficio de servir al ego de los demás siempre hay una amarga sombra, pero también una enorme esperanza: la del que confía en que algún día le llegará su turno de ser tocado por la diosa fortuna y desde luego, también un gigantesco y solitario placer: el de crear y ver plasmado aquello que, de otra manera, tal vez nunca habría pasado por las imprentas. En todo el mundo publican dos tipos de autores: los que sirven a los libros y los que se sirven de ellos. Para los primeros escribir es un duelo a muerte entre la vocación y la necesidad. Para los segundos, un traje a la medida y un catalizador de carreras mejor remuneradas. La necesidad y la vocación por un lado, y la perversidad del juego entre el poder y el nombre por el otro, no siempre es revelada pero siempre resuelta patética en ambos extremos. Algún día escribiré una ficción que me traigo entre manos desde hace mucho: la historia de la rebelión de los negros, de los fantasmas literarios que una vez decididos a liberarse, pusieran en la pluma y en la voz de sus amos, los más soberbios disparates, las historias más inverosímiles y las promesas más absurdas; que dieran a conocer así, no solo una ridícula realidad de emperador desnudo, sino crearán tal caos que ni el talento de sus maquinadores fuera capaz de detener. Cuando uno encuentra historias como la de Erdal y Attallah, sucede lo mismo que cuando a uno lo asaltan en la calle, después de eso pasa mucho tiempo antes de que uno deje de ver en todos los rostros una cara de malo. @cesarbc70" ["post_title"]=> string(38) "Qué bonito escribe el señor diputado" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "que-bonito-escribe-el-senor-diputado" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-04 09:28:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-04 14:28:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64868" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18195 (24) { ["ID"]=> int(65156) ["post_author"]=> string(2) "60" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-10 11:13:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:13:15" ["post_content"]=> string(9007) "Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban al final del año. Puede derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea, cuyo festival los romanos celebraban este mes que llamaban Maius. También podría provenir de la ninfa Maya, hija de Atlas y Pleione y madre de Hermes. ​ Una tercera opción de su origen podría ser del término Maius Juppiter, una reducción de maximus, el más grande. Hemos de tener en cuenta que, en la simbología antigua de los números, los impares representaban género masculino (1º y 3º mes/marzo-Marte, mayo-Júpiter), y los pares son femenino (2º y 4º mes/abril-Naturaleza, junio-Juno). Por tanto, puede concluirse que mayo deviene de Maius Júpiter.  En la antigua Grecia su equivalente es el mes de Targelión. Quintilis fue originalmente el nombre del quinto mes (que después fue cambiado de lugar para ocupar el séptimo) en el calendario romano, estaba ubicado después de junio y antes de sextilis. Ahora bien, de acuerdo con una tradición, la piedra de mayo es la esmeralda, y su flor el lirio. Al mes de mayo se le sigue considerando como el más hermoso del año y, por algo el Día de las madres, aparte de México, se festeja el día 10 en Belice, Catar, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, India, Malasia, Omán, Pakistán y Singapur; por tal motivo le enviamos nuestra felicitación a todas las madrecitas mexicanas, y también por qué no a las de los anteriores países. Desgraciadamente, también hay que lamentar el fallecimiento de un grupo de madres de familia en el reciente drama del tren metropolitano; que Dios las tenga en su gloria y resignación a sus familiares. “En México la iniciativa fue del periodista (de Excélsior) Rafael Alducín,  quien hizo una invitación para seleccionar un día para celebrar a la madre, resultando como fecha elegida el diez de mayo que, desde 1922, conmemora a las progenitoras del país”.  Algunos famosos se han expresado sobre mayo y la estación primaveral de la siguiente manera: Tan lleno de espíritu como el mes de mayo, y tan hermoso como el sol en pleno verano. William Shakespeare Pensé que la primavera debía durar para siempre, ya que yo era joven y amada, y era mayo. Vera Brittain Mayo, más que cualquier otro mes del año, nos quiere hacer sentir vivos. Fennel Hudson La estación favorita del mundo es la primavera. Todas las cosas parecen posibles en mayo. Edwin Way Teale Viene la hermosa primavera y cuando la naturaleza reanuda su belleza, el alma humana también puede revivir. Harriet Ann Jacobs En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y detrás de cada noche viene una aurora sonriente. Khalil Gibran Si no tuviéramos invierno, la primavera no nos resultaría tan hermosa. Anne Bradstreet La primavera es cuando la vida está en todo. Christina Rossetti El invierno está en mi cabeza pero la eterna primavera está en mi corazón. Víctor Hugo ¿Pueden las palabras describir la fragancia del mismo aliento de la primavera? Neltje Blanchan   Y por supuesto, no podíamos dejar de lado el sentir de nuestro poeta nayarita en su poema “EN PAZ”, donde en una de sus estrofas exclama: “Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!”   Finalmente, en el siguiente enlace podemos escuchar una bella canción mexicana de Manuel M. Ponce que alaba a la primavera: https://www.youtube.com/watch?v=CvOKuhgaO1Q&ab_channel=BuyuchekVEVO     NOTAS: https://es.wikipedia.org/wiki/Mayo   https://www.diariofemenino.com/psicologia/frases-y-reflexiones/39-frases-de-mayo-con-imagenes-citas-y-refranes-del-mes-de-las-flores/#header0  https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/868729.1922-se-celebra-el-primer-dia-de-las-madres-en-mexico.html    " ["post_title"]=> string(14) "El mes de Maia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "el-mes-de-maia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-10 12:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 17:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65156" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "70afb7f2fc63123ebba7ad678612acdc" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban...

mayo 10, 2021

Qué bonito escribe el señor diputado

Cuando a Charles de Gaulle le preguntaron quién era su escritor favorito, con enorme sorna dijo mon négre (mi negro): el anónimo...

mayo 4, 2021




Más de categoría

CARTAS A TORA 224

Querida Tora: Hace mucho tiempo que no te hablo de la Flor. Nadie la contrata, ni siquiera para cantar...

mayo 14, 2021

79 Aniversario de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística

MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mencionó que “la SNHGE con...

mayo 13, 2021

La palabra es un juguete

Tras bambalinas, como se dice en el mundo del teatro, es el lugar donde se cocinan las obras del...

mayo 11, 2021

El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero...

mayo 10, 2021