Branding Emocional

“La publicidad se basa en una cosa: La felicidad” -Don Draper, Mad Men.

20 de mayo, 2015

“La publicidad se basa en una cosa: La felicidad”

-Don Draper, Mad Men.

Muchos empresarios piensan que tienen una marca porque han registrado un original nombre ante el IMPI y mandaron diseñar un lindo logotipo con su manual de aplicaciones muy completo y profesional. Están muy equivocados.

El nombre, el logotipo y los gráficos sólo son los elementos visuales que nos remiten a una promesa… Y esa promesa es la marca. Como toda buena promesa, lo que le da vida son las emociones y sentimientos.

La o las emociones detrás de la promesa (de la marca), pueden ser tan variadas como se quiera: su marca puede trasmitir confianza, tranqulidad, alegría, tristeza, euforia, amor, esperanza y hasta miedo. Si, miedo. Sólo recuerde que estas emociones deben ser trasmitidas a través de todos los puntos de contacto de su marca con el cliente, desde el empaque y la publicidad, hasta el saludo del empleado al entrar a su tienda.

Recuerde siempre que las marcas no se crean con datos, números y razonamientos complejos. Los clientes no compran con el cerebro sino con el corazón. No trate de que su publicidad o sus materiales punto de venta hagan entrar en “razón” a sus clientes, porque no lo va a lograr.




También tome en cuenta que un producto o servicio puede hacer un gran trabajo al trasmitir las emociones correctas y lograr que mucha gente lo compre. Pero si el producto es malo o su desempeño no corresponde con la promesa, de inmediato entrará el componente racional del cliente que tomará la decisión de no volverse a dejar engatusar por esa marca.

En ese sentido la marca juega en todo el espectro, construyendo en lo emocional y cosechando en la parte racional, provocando emociones que invitan a desear el producto o servicio, y confirmando su desempeño en la prácitca, lo que a su vez refuerza el vínculo emocional de la marca con sus clientes en el largo plazo.

Al final, el nombre de la marca, su logotipo y los gráficos se convierten en los elementos que remiten a este vínculo emocional, por lo que es clave que sean buenos, fáciles de recordar y que usen colores y formas que estén alineados a esas emociones.

 

Comentarios

“La publicidad se basa en una cosa: La felicidad” -Don Draper, Mad Men.

enero 1, 1970

“La publicidad se basa en una cosa: La felicidad” -Don Draper, Mad Men.

enero 1, 1970




Más de categoría

Clicks, Engagement o Impactos, ¿cuál es tu objetivo de marketing digital?

Desde hace 10 años, más o menos, los anunciantes están buscando captar a sus clientes a través de los...

enero 14, 2016

Cambiar la Conversación para Cambiar la Realidad

En México tenemos que abandonar las conversaciones que nos llevan a la zona de los obstáculos, para iniciar nuevas...

diciembre 2, 2015

Dime de qué presumes…

Usar el marketing para comunicar algo que no eres, puede ser tu peor error.

noviembre 18, 2015

Sobrecarga de Información

¿Qué hacer ante la saturación de medios?

octubre 7, 2015