Redes sociales: cómo nos volvemos caja de resonancia de mentiras y rumores 

Estamos inundados de una mezcla de sobre-información, mentiras y datos contradictorios… Entre docenas de versiones del mismo hecho, no tenemos idea de cuál creer. Sin auto-censurarnos, ha llegado el tiempo del silencio, de la mesura que sustituya...

14 de mayo, 2021

Estamos inundados de una mezcla de sobre-información, mentiras y datos contradictorios… Entre docenas de versiones del mismo hecho, no tenemos idea de cuál creer.

Sin auto-censurarnos, ha llegado el tiempo del silencio, de la mesura que sustituya la estridencia. Y ¿cómo?: distinguiendo entre información, opinión y rumor.

Si bien este fenómeno ya ocurría antes, la pandemia lo ha agudizando: estamos completamente inundados de una mezcla de sobre-información, mentiras, datos contradictorios y cambiantes, tanto acerca de temas sanitarios, como de la política local y mundial. Por si fuera poco, el problema no es solo la sobreabundancia de temas, sino que estos cambian, se renuevan y contradicen a tal velocidad que el maremagnum de datos resultante termina por ser incomprensible. 

Entre las docenas de versiones del mismo hecho, no tenemos idea de cuál creer. Entonces, ante la imposibilidad de razonar con serenidad, nuestras emociones se desatan –especialmente miedo, desconcierto, ansiedad y angustia– conduciéndonos a un bloqueo que nos lleva a reproducir y esparcir como verdades aquello que más nos inquietó. En busca de aliviar nuestra propia ansiedad nos convertimos en caja de resonancia de aquello más nos mueve y nos conmueve, sin importar si es o no verdad, sin tomar en cuenta si construye o destruye a su paso. 

A esta circunstancia debemos sumar las redes sociales, donde la saludable democratización de la opinión va camino a transformarse, si no lo es ya, en una ciénaga de comentarios sin ton ni son y donde la emocionalidad, la ideología parcial y desinformada, las filias y fobias políticas y personales, así como bots patrocinados por organizaciones desconocidas que promueven agendas interesadas y ocultas, terminan por semejar un mar embravecido que genera solo confusión y encono. Esta preocupante realidad pone en riesgo el valor comunicativo y democratizante de las redes sociales, al acercarlas más a una incomprensible maraña de insultos e información encontrada, cuando de origen poseen todas las características para convertirse en una herramienta fascinante de contacto entre personas de la más amplia diversidad y riqueza cultural. 

Daniel Goleman en su libro Focus. El motor oculto de la excelencia, estudia los procesos por los que nuestro cerebro pasa cuando es sobrecargado de este modo. Al respecto nos da pistas acerca del camino correcto para acercarnos a la solución: “Nuestro detector cortical de patrones significativos parece diseñado para transformar la complejidad en reglas manejables que permiten tomar decisiones. Una capacidad cognitiva que sigue creciendo a lo largo de los años es la inteligencia cristalizada, es decir, reconocer lo que importa en medio del tumulto. Hay quienes lo llaman sabiduría 1 ”. (P. 196)

 

Pero ¿cómo aproximarnos, así sea de forma paulatina, a esta “sabiduría” de la que habla Goleman? 

Uno de los primeros pasos está en tomarnos el tiempo para distinguir entre información, opinión y rumor, y una vez hecha esta distinción, poner cada uno en su lugar, dándoles el peso justo. 

Es cierto que la aparición de las redes sociales trajo como consecuencia una democratización de las opiniones. Gracias a ellas, todos podemos expresar lo que pensamos y lo que sentimos, compartir los contenidos que nos parezcan relevantes, tener la sensación de ser escuchados y compartir con “el otro”, en un circuito de ida y vuelta, lo que nos preocupa y nos motiva, y esto sin duda es un avance monumental con relación a lo que ocurría en el pasado, pero esto no es otra cosa que una danza de opiniones, la mayoría de ellas, sin las credenciales, conocimiento y experiencia como para ser tomadas en serio. 

La democratización de la opinión por medio de las redes sociales es un avance sin precedente en la historia de la comunicación humana por su inmediatez y alcance. Pero, en contraparte, por un lado la misma inmediatez le resta reflexión y distancia con los hechos y el anonimato disuelve la responsabilidad de lo dicho. Para que una opinión sea sujeta a tomarse en cuenta dentro de una democratización de contenidos, lo primero que tendría que tener es un individuo firmante –con nombre y apellido– que se haga cargo y responsable de dicha opinión. 

Por otro lado, cuando el intercambio deja de serlo para convertirse en un estridente caudal descontrolado y caótico, una mezcla incomprensible de monólogos, descalificaciones e insultos, la herramienta pierde por completo su sentido y utilidad. 

Nos guste reconocerlo o no, esta supuesta democratización tiene límites. Pensar seriamente que todas las opiniones son equivalentes, sin importar que un dato sea expresado por un anónimo, por un individuo con nombre y apellido –pero sin credenciales ni experiencia en el tema– o por un especialista reconocido o una universidad o centro de investigación con cierto prestigio que cuidar, es una simple y llana necedad. 

Por eso, sin autocensurarnos, quizá ha llegado el tiempo del silencio, de la pausa, de la mesura que sustituya el estruendo, la estridencia incomprensible, el aturdimiento angustiante. Tenemos las herramientas, ahora se trata de aprender a usarlas con “sabiduría”: que se hable con libertad, con apertura, desde los más diversos puntos de vista, de forma crítica y profunda, pero que lo haga quien tenga algo razonable, fundado, argumentado, razonado qué decir, y que quienes recibamos dichos mensajes sepamos distinguir entre opinión, rumor e información, ponderando las fuentes, el tono y la intención con que las publicaciones son hechas. 

Es falso que, para existir comercial, profesional o personalmente estemos obligados a publicar, varias veces al día, imágenes y contenidos de todo tipo con lo primero que nos venga a la mente y es falso también que todas las opiniones y que toda la información tenga el mismo valor.

La democratización de la opinión es una bella y romántica idea, aunque lamentablemente falsa. Ni todas las opiniones valen lo mismo ni todas merecen ser escuchadas con la misma atención y recibiendo el mismo espacio y crédito. La autocontención –que no autocensura– es un buen principio. Lo que ya está dicho, y bien dicho, no necesita ser repetido ad nauseam. Y bien haríamos en no continuar siendo esa caja de resonancia de rumores y datos sin comprobar en que nos convertimos cada vez que reproducimos y compartimos supuestas verdades que carecen de fuente confiable o datos que no resisten el más elemental análisis racional.

Estamos en posibilidad de protegernos contra las informaciones que buscan desinformarnos, manipularnos, inseminarnos opiniones interesadas, y no se requiere de diplomas doctorales, tan solo una breve batería de preguntas simples: ¿quién dice qué y cuál es la fuente?, rechazando siempre el anonimato, las voces electrónicas y las supuestas instituciones que la gran mayoría de las veces o no existen o no dijeron lo que se les atribuye. ¿Con qué intención se dice lo que se dice? ¿Quién sale favorecido o perjudicado si aquello que se expresa fuera verdad… o si fuese mentira? Los datos presentados ¿podrían interpretarse de otro modo?  

Podemos protegernos no creyendo lo que no es digno de ser tomado en serio y no compartiendo lo que no estemos seguros que es verdad, a menos que se trate de una opinión y que sea compartida como tal. Esta, que parece una pequeña acción de carácter personal, puede generar una enorme diferencia si se volviese viral; de cada uno de nosotros depende que así sea. 

Es necesaria una actitud de apertura, pero jerarquizando según las fuentes y el tipo de información: un post sin remitente en un grupo de Whatsapp tendrá que tener menos credibilidad que un artículo firmado por un autor y avalado por un medio de comunicación establecido. Necesitamos referentes básicos para poder separar la paja del trigo: en principio siempre le daré más validez a un comunicado oficial de la OMS, que a un video en Youtube donde una voz robótica y anónima dice lo opuesto.

La combinación seria entre forma, fondo e intención –lo que implica erradicar la descalificación infundada y el insulto gratuito–, junto con la identidad y las credenciales de quien opina o informa, concretan una publicación digna de ser tomada en serio, y cualquier contenido por debajo de este estándar carece de razón de ser y solo colabora con ruido e interferencia entre potenciales diálogos iluminadores.

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

1 Goleman Daniel, Focus. El motor oculto de la excelencia, 1a Edición, México, Ediciones B, 2014, P. 196

Comentarios


object(WP_Query)#18547 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65374) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65374) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18545 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18555 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18556 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(466) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65374) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18542 (24) { ["ID"]=> int(78803) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-10 10:18:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-10 15:18:44" ["post_content"]=> string(6040) "“¡No quiero saber de religión!; Yo soy católico, evangélico, cristiano… “. Estas son unas de las justificativas o preocupaciones de muchas personas al oír hablar sobre meditación. La meditación no tiene nada que ver con ninguna religión, a pesar de que en algunas de ellas como en el budismo, es su práctica principal. Para quien no quiera saber de religión puede quedarse tranquilo, pues no tiene nada que ver con ella; para quien no quiera interferir con su religión, también puede estar tranquilo, pues no interfiere con sus prácticas espirituales, o sea, que todo mundo la puede practicar sin ningún problema.  ¿Qué es la meditación?  Es una práctica contemplativa que ha estado presente en escuelas de desarrollo humano y en las tradiciones espirituales, principalmente en el budismo. Se ha comprobado científicamente que la meditación ayuda con una gran variedad de problemas físicos (cáncer, dolores crónicos, etc.) y mentales (estrés, depresión, ansiedad, etc.). El término “meditación” engloba una serie de prácticas ancestrales, utilizadas con diferentes fines, como la contemplación espiritual, la relajación, el entrenamiento de la atención, el desarrollo del autocontrol, la concentración, la conciencia y la percepción (GOYAL, 2014). Si bien la meditación nos remite principalmente a prácticas esencialmente orientales, provenientes de tradiciones religiosas y filosóficas como el budismo y el hinduismo, se sugiere cada vez más una concepción global y ampliada de los orígenes de los fenómenos meditativos (SAMPAIO, 2014). ¿Cómo empezar a meditar? Primero hay que buscar un espacio adecuado tranquilo y ordenado. Para meditar es necesario adoptar una postura que mejor facilite la práctica, puede ser sentado con las piernas cruzadas en forma de Flor de Lotus en un cojín en el suelo o sentados en una silla o sofá con la planta de los pies en el suelo y siempre con la espalda recta. La barbilla ligeramente hacia abajo, los ojos ligeramente cerrados dejando entrar un poco de luz para no dormirse. El rostro con una expresión suave y una ligera sonrisa. Las manos apoyadas en las piernas o en un mudra (posición tradicional). Después de esto, empezar a respirar naturalmente, de preferencia por la nariz, sin preocuparnos por controlar la respiración e intentar estar conscientes de la sensación de la respiración a medida que el aire entra y sale por la nariz. En este momento nuestra mente estará bastante agitada y seguramente lleguen muchos pensamientos y nuestra tendencia será seguirlos a medida que surgen; no debemos evitarlos, simplemente dejarlos que vengan y desaparezcan sin aferrarnos a ellos y volver a enfocarnos en la sensación de la respiración, una y otra vez hasta que nuestra mente se tranquilice y empecemos a sentir una sensación de paz interior y relajamiento. Es recomendable empezar a meditar de 10 a 15 minutos todos los días. ¿Cuáles son algunos beneficios de la meditación? Cuando alcanzamos esa sensación de tranquilidad, surge naturalmente una sensación de felicidad y tranquilidad profundas. Al mantener una mente tranquila, clara y feliz, podremos lidiar mejor con nuestros problemas habituales, sentirnos bien dispuestos con nosotros mismos y con los demás.  Esta sensación de bienestar nos ayuda a enfrentar las tareas y dificultades de la vida cotidiana. Gran parte del estrés y de la tensión que sentimos viene de nuestra mente, y muchos de los problemas que vivimos, incluso problemas de salud, son causados o agravados por este estrés. Además de mejorar nuestro estado de ánimo, de volvernos más conscientes de lo que nos rodea, de reducir nuestro nivel de estrés, de mejorar nuestra memoria y de devolvernos la habilidad de controlar nuestras emociones, la meditación también hace que nuestros cerebros procesen información más rápidamente. ¿En qué consiste el enfoque de la atención? El “enfoque de la atención” es nuestra mirada interna. Existen dos tipos de enfoque:
  • El que se dirige a un objeto y excluye el resto del panorama, por ejemplo: la llama de una vela, una flor, una imagen, etc.
  • Un enfoque de mirada abierta y panorámica que observa la totalidad del campo visual.
¿Qué no es meditar?
  • No es poner la mente en blanco.
  • No es entrar en trance.
  • No es imaginar lugares bonitos y agradables.
  • No es esforzarse para ver colores o imágenes.
  • No es evitar que lleguen pensamientos y sensaciones.
Referencias: Novo Manual de Meditação, Geshe Kelsang Gyatso Meditación Transpersonal, 59 preguntas, EDT Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. (Manual) Apostila Pós-graduação Lato Sensu, Mindfulness e Terapias Integrativas, CBI of Miami." ["post_title"]=> string(25) "¿Qué es la meditación?" ["post_excerpt"]=> string(148) "La meditación está rodeada de mitos y de prejuicios. Maribel Rodríguez nos aclara qué es meditar y los beneficios que conlleva esta actividad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "que-es-la-meditacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-10 20:48:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 01:48:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78803" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18471 (24) { ["ID"]=> int(78361) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-29 12:13:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:13:34" ["post_content"]=> string(11609) "Hace unos años fue la tragedia en un Colegio de Torreón; hace apenas un mes, el no menos dramático acontecimiento en una secundaria de Iztapalapa… No podemos negar, que, si bien antes de la pandemia ya existía gran preocupación entre padres de familia, docentes y personal administrativo de los colegios por la violencia (accidental o premeditada) dentro de los planteles, después del confinamiento, la atención prestada a este asunto de tanta importancia para la seguridad de todos, debe ser aún mayor. La punta del iceberg… La escuela es mejor en la escuela y es un hecho innegable para todos que el regreso a las clases presenciales es lo mejor que pudo suceder para restablecer el bienestar integral de nuestros niños y jóvenes. No obstante, hoy, que llevamos ya varias semanas de clases efectivas, nos encontramos con que, más allá de preocuparnos por el rezago académico, el foco debe centrarse en recuperar, atender y fortalecer su estabilidad emocional. Hoy ya tenemos un panorama claro de cómo están regresando: percibimos los miedos y angustias no digeridos, percibimos las emociones desbordadas, nos damos cuenta de la dificultad para reencontrar su lugar y, lo que es más importante, somos testigos de la agresividad que los invade (producto de esos mismos miedos, ansiedades, tristezas y aislamiento que no están sabiendo expresar o manejar adecuadamente). La realidad es que si no actuamos ya y lo hacemos bien, esto sólo será la punta de un iceberg que irá emergiendo lentamente para mostrarnos que las pérdidas que la pandemia dejó no sólo deben medirse en términos de vidas humanas o crisis económicas. Mochila segura: lo más importante es identificar qué “cargan” nuestros hijos Aunque el programa mochila segura surgió como un esfuerzo de prevención ante posibles actos de violencia en las escuelas durante el gobierno de Calderón, luego fue suspendido en el periodo de Peña por diversas causas y hoy aún no ha sido reactivado (a pesar de las peticiones de padres de familia y de una real necesidad de retomarlo, al menos por un tiempo). Lo cierto es que el verdadero origen de estas situaciones no está en lo que niños o jóvenes puedan llevar en la mochila, sino en todo lo que cargan a nivel emocional, psicológico y espiritual (de más estar volver a mencionar que es ahora, como nunca antes, cuando sus “mochilas emocionales” están sobrepasadas por todo lo vivido). Lo más importante de esto es que con programa de revisión de mochilas o no, hoy las escuelas y, de manera aún más significativa, las familias, debemos hacernos responsables, partiendo de la certeza de que un niño emocionalmente sano, no llena su mochila de objetos de riesgo; de que el primer filtro de precaución se encuentra en casa; y de que las cosas no pasan por casualidad, sino que son consecuencia de muchos factores que, en su mayoría, se pueden prevenir. Focos rojos… ¿Cómo detectarlos? Hay diversas señales que nuestros hijos nos envían cuando algo no está bien en su universo: conductas o comportamientos fuera de lo normal, actitudes violentas o de indiferencia, cambios en sus hábitos o intereses. Situaciones que pueden ser realmente alarmantes o en ocasiones tan sutiles que es casi imposible notarlas. Lo importante es que nuestros vínculos con ellos sean fuertes que esos indicadores, señales, y conductas o factores de riesgo, nunca pasen desapercibidos. ¡Observar, observar y observarlos más! Algunas de estas señales son:
  1. Comportamientos extraños, cambio de rutinas, alteraciones de hábitos alimenticios o de sueño.
  2. Abandono de amistades o intereses (por ejemplo un hobbie o deporte que antes disfrutaban mucho).
  3. Aislamiento y adicción a videojuegos violentos.
  4. Maltrato a los demás, comúnmente a hermanos o amigos.
  5. En casos más graves, manifestaciones de crueldad hacia seres más vulnerables.
  6. Constante búsqueda de situaciones de peligro o de conductas de alto riesgo.
  7. Búsqueda de “información” o material inadecuado en internet o redes sociales.
  8. Fracaso o deserción escolar.
  ¿Cómo saber cuál es la causa? Son muchas las razones que pueden desencadenar estos graves problemas en nuestros hijos, pero definitivamente el factor clave en la mayoría de los casos es que ellos se sienten “invisibles”, por ello es de vital importancia hacerles saber que siempre estamos para ellos, que tenemos tiempo y voluntad para escucharlos, que son importantes para nosotros y que, sin importar qué, su casa y su colegio son los lugares más seguros que pueden encontrar. Otras causas importantes son:
  • Rechazo afectivo.
  • Sentimientos de abandono o de soledad.
  • Falta de atención.
  • Falta de límites.
  • Carencia de un modelo a seguir.
  • Cero tolerancia a la frustración.
  • Exceso de uso de redes sociales, videojuegos y/o plataformas de streaming como YouTube, Netflix o Prime.
  • Exceso de bienes materiales de acuerdo a su edad.
  • Familias ausentes (por negligencia o descuido).
  • Familias y/o amistades tóxicas (con altos grados de violencia, abuso físico o emocional, maltrato, adicciones o autodestructivas).
  ¿Cómo solucionarlo? Afortunadamente, así como son muchas las causas que encontramos, también son muchos los factores de prevención, protección y/o solución a estas preocupantes conductas, es por eso que es importante que como padres, seamos constantes y amorosos y llevemos a cabo las siguientes estrategias:  
  • Hacer saber a nuestros hijos que son amados, vistos, escuchados y tomados en cuenta a cada momento, manteniendo una comunicación abierta y efectiva con ellos. Hablar menos y escucharlos más.
  • Promover la convivencia familiar sana, buscando actividades que todos disfruten y brindando tiempo de calidad.
  • Construir y fortalecer vínculos de amor y confianza con ellos.
  • Acompañarlos en cada parte de su desarrollo físico y emocional (identificando las características de cada etapa para poder notar cualquier indicador fuera de lo común).
  • Conocer a sus amigos (incluyendo sus familias y valores) y procurar que pasen tiempo en espacios seguros (de ser posible nuestro propio hogar).
  • Evitar cualquier tipo de violencia en casa.
  • Hacerlos responsables de sus cosas y de su persona (aunque no debemos dejar de revisar sus cosas y espacios de vez en cuando).
  • Limitar el uso de dispositivos (no darles más que lo que de verdad sea necesario), establecer reglas para el uso de la tecnología y supervisar continuamente el uso de redes sociales, internet, videojuegos y plataformas de streaming.
  • No darles más dinero en efectivo del que necesitan.
  • Recordar que la revisión de mochila empieza desde casa (estar pendientes de que por ningún motivo tengan drogas, vapes, alcohol, pornografía, ni mucho menos acceso a armas blancas o de fuego (incluyendo de diábolos, balines o de imitación).
  Prevención=Bienestar Ser conscientes de lo que cargan nuestros hijos y alumnos es importante, pero lograr que esa carga sea ligera y (aún mejor) sana, lo es aún más. Estemos ahí para ellos, conozcámoslos y observémoslos, educando desde valores que los hagan fuertes, trabajando en una alianza casa-colegio que les de seguridad y estableciendo límites amorosos que les den la certeza de lo que se espera de ellos. ¿Queremos seres humanos íntegros, éticos, morales, conscientes, asertivos y responsables de sus acciones?  Empecemos ya a llenar sus “mochilas” de contención emocional, acompañamiento, guía, ejemplo, confianza y amor por sí mismos, por los que los rodean, por su país y por el mundo. ¡ Conócenos ya y descubre por qué nos distinguimos por ofrecer la amalgama perfecta entre excelencia educativa, innovación tecnológica y desarrollo socioemocional!          " ["post_title"]=> string(69) "Mochila segura: ¿sabemos realmente qué “cargan” nuestros hijos?" ["post_excerpt"]=> string(137) "Alejandra Ruiz nos comparte la importancia de detectar las señales de malestar en los estudiantes en este regreso a clases presenciales." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "mochila-segura-sabemos-realmente-que-cargan-nuestros-hijos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-29 12:14:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:14:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78361" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18542 (24) { ["ID"]=> int(78803) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-10 10:18:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-10 15:18:44" ["post_content"]=> string(6040) "“¡No quiero saber de religión!; Yo soy católico, evangélico, cristiano… “. Estas son unas de las justificativas o preocupaciones de muchas personas al oír hablar sobre meditación. La meditación no tiene nada que ver con ninguna religión, a pesar de que en algunas de ellas como en el budismo, es su práctica principal. Para quien no quiera saber de religión puede quedarse tranquilo, pues no tiene nada que ver con ella; para quien no quiera interferir con su religión, también puede estar tranquilo, pues no interfiere con sus prácticas espirituales, o sea, que todo mundo la puede practicar sin ningún problema.  ¿Qué es la meditación?  Es una práctica contemplativa que ha estado presente en escuelas de desarrollo humano y en las tradiciones espirituales, principalmente en el budismo. Se ha comprobado científicamente que la meditación ayuda con una gran variedad de problemas físicos (cáncer, dolores crónicos, etc.) y mentales (estrés, depresión, ansiedad, etc.). El término “meditación” engloba una serie de prácticas ancestrales, utilizadas con diferentes fines, como la contemplación espiritual, la relajación, el entrenamiento de la atención, el desarrollo del autocontrol, la concentración, la conciencia y la percepción (GOYAL, 2014). Si bien la meditación nos remite principalmente a prácticas esencialmente orientales, provenientes de tradiciones religiosas y filosóficas como el budismo y el hinduismo, se sugiere cada vez más una concepción global y ampliada de los orígenes de los fenómenos meditativos (SAMPAIO, 2014). ¿Cómo empezar a meditar? Primero hay que buscar un espacio adecuado tranquilo y ordenado. Para meditar es necesario adoptar una postura que mejor facilite la práctica, puede ser sentado con las piernas cruzadas en forma de Flor de Lotus en un cojín en el suelo o sentados en una silla o sofá con la planta de los pies en el suelo y siempre con la espalda recta. La barbilla ligeramente hacia abajo, los ojos ligeramente cerrados dejando entrar un poco de luz para no dormirse. El rostro con una expresión suave y una ligera sonrisa. Las manos apoyadas en las piernas o en un mudra (posición tradicional). Después de esto, empezar a respirar naturalmente, de preferencia por la nariz, sin preocuparnos por controlar la respiración e intentar estar conscientes de la sensación de la respiración a medida que el aire entra y sale por la nariz. En este momento nuestra mente estará bastante agitada y seguramente lleguen muchos pensamientos y nuestra tendencia será seguirlos a medida que surgen; no debemos evitarlos, simplemente dejarlos que vengan y desaparezcan sin aferrarnos a ellos y volver a enfocarnos en la sensación de la respiración, una y otra vez hasta que nuestra mente se tranquilice y empecemos a sentir una sensación de paz interior y relajamiento. Es recomendable empezar a meditar de 10 a 15 minutos todos los días. ¿Cuáles son algunos beneficios de la meditación? Cuando alcanzamos esa sensación de tranquilidad, surge naturalmente una sensación de felicidad y tranquilidad profundas. Al mantener una mente tranquila, clara y feliz, podremos lidiar mejor con nuestros problemas habituales, sentirnos bien dispuestos con nosotros mismos y con los demás.  Esta sensación de bienestar nos ayuda a enfrentar las tareas y dificultades de la vida cotidiana. Gran parte del estrés y de la tensión que sentimos viene de nuestra mente, y muchos de los problemas que vivimos, incluso problemas de salud, son causados o agravados por este estrés. Además de mejorar nuestro estado de ánimo, de volvernos más conscientes de lo que nos rodea, de reducir nuestro nivel de estrés, de mejorar nuestra memoria y de devolvernos la habilidad de controlar nuestras emociones, la meditación también hace que nuestros cerebros procesen información más rápidamente. ¿En qué consiste el enfoque de la atención? El “enfoque de la atención” es nuestra mirada interna. Existen dos tipos de enfoque:
  • El que se dirige a un objeto y excluye el resto del panorama, por ejemplo: la llama de una vela, una flor, una imagen, etc.
  • Un enfoque de mirada abierta y panorámica que observa la totalidad del campo visual.
¿Qué no es meditar?
  • No es poner la mente en blanco.
  • No es entrar en trance.
  • No es imaginar lugares bonitos y agradables.
  • No es esforzarse para ver colores o imágenes.
  • No es evitar que lleguen pensamientos y sensaciones.
Referencias: Novo Manual de Meditação, Geshe Kelsang Gyatso Meditación Transpersonal, 59 preguntas, EDT Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. (Manual) Apostila Pós-graduação Lato Sensu, Mindfulness e Terapias Integrativas, CBI of Miami." ["post_title"]=> string(25) "¿Qué es la meditación?" ["post_excerpt"]=> string(148) "La meditación está rodeada de mitos y de prejuicios. Maribel Rodríguez nos aclara qué es meditar y los beneficios que conlleva esta actividad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "que-es-la-meditacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-10 20:48:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 01:48:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78803" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "07d77d4c222e8807a2cbad0019c520e1" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Qué es la meditación?

La meditación está rodeada de mitos y de prejuicios. Maribel Rodríguez nos aclara qué es meditar y los beneficios que conlleva esta...

mayo 10, 2022

Mochila segura: ¿sabemos realmente qué “cargan” nuestros hijos?

Alejandra Ruiz nos comparte la importancia de detectar las señales de malestar en los estudiantes en este regreso a clases presenciales.

abril 29, 2022




Más de categoría

¿Qué es vivir en Atención Plena?

Sobre el Mindfulness hay muchos mitos. Muy pocos saben cómo alcanzarlo y ponerlo en práctica. Maribel Rodríguez Pacheco, especialista...

mayo 23, 2022
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022

Las pequeñas cosas: kairós

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a...

mayo 16, 2022