Fideicomiso Público: Cómo funciona y para qué sirve

El Fideicomiso Público en México contiene los diferentes contratos en los que la federación traslada un bien o un derecho público a otra parte con un fin determinado. La propiedad pública traspasa del gobierno federal o de los...

8 de octubre, 2020

El Fideicomiso Público en México contiene los diferentes contratos en los que la federación traslada un bien o un derecho público a otra parte con un fin determinado. La propiedad pública traspasa del gobierno federal o de los ayuntamientos a otros sujetos que tienen la obligación de darle un beneficio concreto.

Este objetivo de un Fideicomiso Público tiene que ser lícito y, sobre todo, de interés público. Se pretende mejorar el desarrollo económico y social mediante la gestión por terceros de recursos públicos. Durante años, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tenía la facultad para llevar a cabo fideicomisos públicos.

Esto cambió cuando se escribio la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. En esta legislación se falló a favor que la SHCP actuara como fideicomitente único de la Administración Pública Centralizada. De esta manera, el Poder Judicial, los órganos constitucionales autónomos y las cámaras de senadores y de diputados pueden formalizarce como fideicomitentes y realizar fideicomisos públicos con bienes que provengan de presupuestos autorizados.  

¿Para qué sirve el Fideicomiso Público?

Es un aparato público que sirve para sacar adelante proyectos clave y de suma importancia para áreas de desarrollo que se consideren prioritarias, otorgando los recursos a entidades federativas que disponen de la tecnología e infraestructura necesaria para llevarlos a cabo con con el mayor éxito posible.

Los fideicomisos públicos pueden servir para:

– asignar determinados recursos y bienes públicos a fines específicos;

– formar una organización diferente con un patrimonio adjudicado que funcione de forma independiente del ente público;

– proporcionar soporte legal a los objetos del fideicomiso para que se tramitan de forma independiente y orientados a realizar su fin.

El fideicomiso público no puede ser visto como la única solución de todas las carencias del ente público. Debe comprenderse como un elemento más cuando se comprueba que es la mejor alternativa para conseguir el objetivo para el mayor beneficio social.

Fideicomisos públicos no paraestatales

Son distintas al resto de Fideicomisos Públicos, ya que no contienen una estructura clara ni una organización interna que los gestione. Por eso, estos fideicomisos deben ser regulados por el riesgo que suponen debido a su poca transparencia. Su gestión y normativa depende de su constitución como entidad, lo que los hace vulnerables a fraude o mal uso.

Elementos

Son varios los elementos que componen el Fideicomiso Público y es fundamental comprender cuál es la actuación de cada uno de éstos:

Contrato

Como cualquier documento oficial, los fideicomisos se realizan a través de una escritura pública en la que se reflecta las particularidades del mismo y la normativa que lo regirá.

Elementos personales

Se refiere a las partes del fideicomiso, es decir, personas individuales o jurídicas que intervienen en la escritura pública del fideicomiso.

Fideicomitente

Se refiere al organismo o ente público que otorga los bienes a otro sujeto, mediante transmisión, para un fin concreto.

Fiduciario

Se refiere al sujeto determinado por el fideicomitente para gestionar los bienes objeto del mismo de una forma definida, normalmente una entidad de crédito.

Fideicomisario

Se refiere al sujeto que resulta beneficiado por el fideicomiso. Generalmente es un beneficio social, no una persona en particular.

Fines u objetivos

Se refiere al objetivo de la transmisión de bienes mediante el fideicomiso público. Normalmente se trata de favorecer el desarrollo económico y social mediante la gestión de los fondos públicos administrados por el fiduciario. Lo que se busca es dar una continuidad a proyectos públicos que estén orientados al beneficio social.

Patrimonio fideicometido

Se refiere a los bienes y derechos que pasan del fideicomitente al fiduciario y que están orientados a un determinado objetivo.

¿Cómo funciona?

Para su justo funcionamiento es indispensable la formación de un comité técnico, que ya estaba determinado por la normativa del fideicomiso mexicano desde 1941 y que se sostiene hasta hoy. Con referencia a su infraestructura y funciones, el comité técnico es similar a los consejos de vigilancia y de administración pública. El fiduciario puede ocuparse directamente de llevar a cabo el objeto del fideicomiso público; sin embargo, frecuentemente cuenta con otros especialistas para llevarlo a cabo. De esta manera, la eficacia y el rendimiento se ve incrementado por la supervisión estatal.

Como garantía de corrección, en los fideicomisos públicos es mandatoria la contratación de auditorías externas. Además, el fideicomitente tiene la opción de controlar él mismo los fideicomisos mediante una auditoría interna.

Esto tiene su ventaja porque permite establecer una comparación y calcular resultados. El organismo público correspondiente puede comparar entre los resultados del fideicomiso público y los de las entidades federativas, comprobando así dónde están los puntos a optimizar para asegurar una mejor activudad y rendimiento.

El responsable de Finanzas Públicas tiene también diferentes obligaciones con relación a los Fideicomisos Públicos:

– encargarse de su creación en una de las instituciones crediticias;

– establecer la reglamentación y los recursos necesarios para su funcionamiento, así como los mecanismos de control;

– informar cuando sea requerido sobre los fideicomisos según su conocimiento.

¿Qué tipo de Fideicomisos Públicos existen?

Existen dos características iniciales, por las cuales se pueden agrupar en:

– la finalidad con la cual se hayan creado (Fideicomiso Público de Administración, Fideicomiso Público de Inversión, Fideicomiso Público de Garantia);

– el modo de financiación (reembolsable, no reembolsable o mixto).

Ejemplos

Estos son algunos ejemplos de fideicomisos públicos en distintos ámbitos:

– Fideicomiso Público destinado a financiar obras públicas para viviendas, centros educativos, hospitales;

– Fideicomiso Público destinado a financiar el desarrollo agrícola a través de la compra de maquinaria y herramientas;

– Fideicomiso Público destinado a financiar un programa de becas para estudios superiores en universidades estatales;

– Fideicomiso Público destinado a la recuperación de infraestructuras en zonas afectadas por desastres naturales (inundaciones, terremotos, huracanes, entre otros);

– Fideicomiso Público destinado a financiar programas contra la delincuencia organizada mediante la compra de recursos de equipamiento y armas para las fuerzas del orden;

– Fideicomiso Público destinado a financiar programas de prestación social, como gastos médicos, pago de jubilación, pago de pensiones etc.;

– Fideicomiso público destinado a financiar programas para el fomento de la inversión en zonas deprimidas del país.

Espero que les sea útil esta información para saber qué buscan destruir y desaparecer el jefe del Ejecutivo y el grupo parlamentario de MORENA. No puede ser que su única solución ante la sospecha de corrupción sea desaparecer los fideicomisos. ¿No tienen la capacidad de modificar, cambiar, enriquecer o actualizar para que sea más viable su funcionamiento? ¿O es más sencillo destruir que construir?

Nos vemos en mi próxima colaboración. Deseo lo mejor para ustedes y sus familias. Sigamos teniendo las mayores precauciones contra el covid-19. Gracias

Comentarios


object(WP_Query)#16267 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30298) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30298) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16271 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16269 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16270 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30298) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(82769) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-31 09:36:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-31 14:36:09" ["post_content"]=> string(3307) "Hola, me da mucho gusto saludarte; de antemano te doy las gracias por leer estas letras cuyo principal objetivo es conducirte a la reflexión.  Todos hemos escuchado la frase: “el tiempo es oro”. Algunas personas afirman que, más que oro, el tiempo es vida. Coincido con esta idea. El tiempo que pasa no queda en ningún lado y tampoco puede recuperarse.  Aprovechar el tiempo es sinónimo de aprovechar la vida, pero como a veces es difícil darse cuenta, hoy abordo aspectos negativos con el afán de encender los focos rojos y que puedas voltear hacia esos pensamientos y conductas que están provocando que desaproveches tu tiempo, tu vida. Vivir en un tiempo diferente al aquí y ahora El único tiempo real es el presente. Si eres de las personas que vive de recuerdos estás desperdiciando tu tiempo. Si vas al pasado, te animo a que sea únicamente con el afán de hacer una reflexión y a partir de ahí instalarte en un nuevo punto de partida. Cuando haces esto aprendes del pasado. Si te sientes ansioso muy probablemente vives pensando en el futuro. Si realmente quieres una buena vida vive plenamente hoy, crea hoy, comparte hoy, ayuda hoy.  Formar prejuicios En realidad todos caemos en esta práctica, prejuzgamos a otros y nos juzgamos a nosotros mismos. Recuerda que los juicios se desprenden de creencias que a menudo son falsas. Date la oportunidad de conocer a la gente, no te formes ideas sólo por lo que imaginas. Tampoco juzgues pues no sabes cómo actuarías en circunstancias específicas. Igual solemos crear una imagen de nosotros mismos y nos juzgamos a partir de ahí. Si tienes que ser amoroso con alguien, es contigo mismo.  Culpar a otros por lo que te sucede Sentirte víctima tiene ganancias secundarias, pero al final lo único que consigues es perder tu poder interior. Cuando crees que otro ser humano, el Universo, Dios o la vida son responsables de tus “desgracias” pierdes el poder para decidir, para accionar, para moverte de lugar. Por lo tanto, te conviertes en un globo sin rumbo ni dirección, siempre a expensas de que el viento te lleve a donde se le dé la gana.  Caer en excesos Una práctica dolorosa que te conduce a la pérdida de tiempo son los excesos, de lo que te imagines: sustancias adictivas, diversión, etc. Caer en excesos es la forma más común para desvincularse. Te desvinculas cuando buscas huir de tus emociones. La cura: conecta de nuevo con tu corazón, con tu ser.  ¿Qué otra práctica te hace perder el tiempo? ¡Quiero leerte! Si te aportó algo positivo este texto por favor comparte.  Conóceme en https://nancy-fuentes.webnode.mx/  Sígueme en social media: Twitter @nanfuentes2021 / Linkedin Nancy Fuentes Juárez /   " ["post_title"]=> string(41) "Guía práctica para desperdiciar la vida" ["post_excerpt"]=> string(76) "Te comparto cuatro formas de malgastar el tiempo, un recurso no renovable. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "guia-practica-para-desperdiciar-la-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-31 09:36:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-31 14:36:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82769" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16238 (24) { ["ID"]=> int(83707) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content"]=> string(6951) "Una cosa es cierta, a la gran mayoría nos encanta hablar, contar sobre nuestras cosas, problemas, planes, logros, etc… pero prácticamente nadie sabe escuchar, no porque seamos malos en eso, sino porque nadie nos ha enseñado cómo hacerlo.  Podemos encontrar por todas partes libros, videos, conferencias que nos dicen cómo influenciar a las personas, cómo hablar elocuentemente, cómo argumentar, cómo ser un buen orador, pero casi nadie nos dice cómo ser un buen oyente. Nos gusta que nos escuchen, pero nos cuesta mucho trabajo escuchar.  Según los estudiosos del tema dicen que hay cuatro razones fundamentales que no nos permiten escuchar a los demás:
  1. Pensamos que ya conocemos perfectamente a las personas más cercanas de nuestra vida.
“Muchas veces los secretos no son revelados en palabras, sino que quedan ocultos en el silencio entre ellas o en la profundidad de lo indecible entre dos personas”. -John O´Donohue Mediante diversas investigaciones se ha llegado a descubrimientos irónicos relacionados con la conexión humana. Cuanto mayor es el grado de parentesco, como parejas, familia, amigos íntimos, etc… menor es la probabilidad de escucharlos con atención. Cuanto más cercanas son las personas en nuestra vida, existe la tendencia a creer que las conocemos perfectamente y ya sabemos lo que piensan y van a decir. Es exactamente lo que sucede cuando ya estamos acostumbrados a hacer algo y lo hacemos en automático sin poner más atención a los detalles, puede ser cualquier aspecto de nuestra vida, desde caminar o manejar por algún lugar por el que pasamos diariamente y no nos damos cuenta de los detalles o de los cambios, o cualquier situación de nuestro día a día. A esto se le llama “Sesgo de la comunicación selectiva”. Algunas investigaciones de Boaz Keysar han comprobado que muchas veces el entendimiento entre personas cercanas es mucho peor que entre personas totalmente desconocidas.  Una de las consecuencias negativas de esto, es que cuando nos sentimos juzgados por personas cercanas que creen que nos conocen, perdemos las ganas de compartir con ellas nuestros problemas. Varias investigaciones en Estados Unidos confirman que muchas personas prefieren contarles sus problemas a desconocidos. Cuando decimos que “conocemos a alguien” es porque ya tenemos una idea, opinión, una imagen y memoria fija de esa persona. Todas estas memorias representan el pasado y no el presente de las personas, considerando que somos mutables, cambiamos segundo a segundo. Toda vez que interactuamos con alguien, no podemos olvidar que detrás de esa comunicación, de cada palabra, existen sentimientos y emociones sutiles; si no estamos en atención plena en el momento presente, corremos el riesgo de perder la conexión con las personas que amamos. Es importante aprender a silenciar nuestras opiniones preestablecidas que tenemos de las personas para descubrir que son mucho más que nuestras proyecciones limitadas.
  1. No tenemos curiosidad de entender.
“La mayoría de las personas no oye con la intención de entender, sino con la intención de responder”. -Stephen R Covey ¿Cuántas veces nosotros mismos empezamos a contar algo e inmediatamente fuimos interrumpidos por alguien más y empezó a contar su anécdota? o ¿Cuántas veces ya lo hicimos con alguien? Difícilmente nos hemos deparado con personas curiosas e interesadas en lo que decimos sin interrumpirnos, al contrario, nos incentivan a seguir hablando. Nos sentimos queridos y valorizados por alguien que nos entiende y, naturalmente, nos permitimos escucharlas también. 
  1. Tenemos una reputación que defender.
“Necesitas suspender tu reacción cuando quieras defenderte, oír cuando quieras golpear, preguntar en lugar de forzar las respuestas, crear puentes en vez de imponer tu forma de ser”. -William Ury (negociador de conflictos). De la misma forma que creemos conocer al otro, creemos que ya nos conocemos, tenemos una imagen fija de nosotros mismos. Siempre que nuestra imagen es amenazada, intentamos defenderla en vez de oír. Cuando nos critican, en vez de ser humildes y escuchar, intentamos justificarnos en vez de saber las razones del otro y desarmar el conflicto. Dentro de una situación de conflicto mientras más se habla hay menos entendimiento pues ambas partes quieren tener la razón y no hay disposición de escuchar al otro. La única cosa que puede funcionar en ese momento, es que una de las partes desista de tener la razón e intentar entender el otro lado. Olvidarnos de la idea de que uno tiene que ganar y el otro tiene que perder.
  1. No me escucho y por eso no escucho.
 “Cuanto más nos conocemos, más claridad existe. El autoconocimiento no tiene fin, no se conquista, no se llega a una conclusión. Es como un río sin fin”. -J. Krishnamurti Todas las reacciones que nos impiden escuchar como: interrumpir, juzgar, no estar de acuerdo, sentirse ofendido y defenderse, son actividades inconscientes y automáticas de nuestro ego.  El secreto está en desarmar una reacción externa con atención interna a nuestras emociones y reacciones y entender cómo se manifiestan en nuestro cuerpo. Toda emoción deja una marca en nuestro cuerpo: dolor de estómago, de cabeza y dolor de pecho son las áreas con más reacciones biológicas a las emociones, según una investigación hecha en Estados Unidos a 700 personas. Tenemos que aprender a escucharnos a nosotros mismos para poder escuchar al otro. La meditación es una herramienta poderosa, es un espacio de silencio donde podemos encontrar la conexión entre mente y cuerpo. El principal obstáculo de estas cuatro razones es el egocentrismo. Oír es una capacidad de nuestro cuerpo, escuchar es un arte, es escuchar a sí mismo y todo lo que la vida nos presenta. Es el alma del autoconocimiento. ¿Te consideras un buen oyente?  " ["post_title"]=> string(31) "¿Por qué no sabemos escuchar?" ["post_excerpt"]=> string(107) "“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "por-que-no-sabemos-escuchar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83707" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(82769) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-31 09:36:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-31 14:36:09" ["post_content"]=> string(3307) "Hola, me da mucho gusto saludarte; de antemano te doy las gracias por leer estas letras cuyo principal objetivo es conducirte a la reflexión.  Todos hemos escuchado la frase: “el tiempo es oro”. Algunas personas afirman que, más que oro, el tiempo es vida. Coincido con esta idea. El tiempo que pasa no queda en ningún lado y tampoco puede recuperarse.  Aprovechar el tiempo es sinónimo de aprovechar la vida, pero como a veces es difícil darse cuenta, hoy abordo aspectos negativos con el afán de encender los focos rojos y que puedas voltear hacia esos pensamientos y conductas que están provocando que desaproveches tu tiempo, tu vida. Vivir en un tiempo diferente al aquí y ahora El único tiempo real es el presente. Si eres de las personas que vive de recuerdos estás desperdiciando tu tiempo. Si vas al pasado, te animo a que sea únicamente con el afán de hacer una reflexión y a partir de ahí instalarte en un nuevo punto de partida. Cuando haces esto aprendes del pasado. Si te sientes ansioso muy probablemente vives pensando en el futuro. Si realmente quieres una buena vida vive plenamente hoy, crea hoy, comparte hoy, ayuda hoy.  Formar prejuicios En realidad todos caemos en esta práctica, prejuzgamos a otros y nos juzgamos a nosotros mismos. Recuerda que los juicios se desprenden de creencias que a menudo son falsas. Date la oportunidad de conocer a la gente, no te formes ideas sólo por lo que imaginas. Tampoco juzgues pues no sabes cómo actuarías en circunstancias específicas. Igual solemos crear una imagen de nosotros mismos y nos juzgamos a partir de ahí. Si tienes que ser amoroso con alguien, es contigo mismo.  Culpar a otros por lo que te sucede Sentirte víctima tiene ganancias secundarias, pero al final lo único que consigues es perder tu poder interior. Cuando crees que otro ser humano, el Universo, Dios o la vida son responsables de tus “desgracias” pierdes el poder para decidir, para accionar, para moverte de lugar. Por lo tanto, te conviertes en un globo sin rumbo ni dirección, siempre a expensas de que el viento te lleve a donde se le dé la gana.  Caer en excesos Una práctica dolorosa que te conduce a la pérdida de tiempo son los excesos, de lo que te imagines: sustancias adictivas, diversión, etc. Caer en excesos es la forma más común para desvincularse. Te desvinculas cuando buscas huir de tus emociones. La cura: conecta de nuevo con tu corazón, con tu ser.  ¿Qué otra práctica te hace perder el tiempo? ¡Quiero leerte! Si te aportó algo positivo este texto por favor comparte.  Conóceme en https://nancy-fuentes.webnode.mx/  Sígueme en social media: Twitter @nanfuentes2021 / Linkedin Nancy Fuentes Juárez /   " ["post_title"]=> string(41) "Guía práctica para desperdiciar la vida" ["post_excerpt"]=> string(76) "Te comparto cuatro formas de malgastar el tiempo, un recurso no renovable. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "guia-practica-para-desperdiciar-la-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-31 09:36:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-31 14:36:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82769" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ed0fa553f4a280552250a669d8eecd35" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Guía práctica para desperdiciar la vida

Te comparto cuatro formas de malgastar el tiempo, un recurso no renovable. 

agosto 31, 2022

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022




Más de categoría

Las pequeñas cosas: golpe de realidad

Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de...

septiembre 26, 2022

Caliente o frío

Todos los días debemos tomar muchas decisiones en diferentes ámbitos. Esta es una de las tareas que exigen preparación...

septiembre 26, 2022

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022
¿Apego o vínculo afectivo?

¿Apego o vínculo afectivo?

Descubre cuál es la diferencia que nos invita a vivir mejor.

septiembre 21, 2022