Era Covid: para un mundo post-pandemia con esperanza

Nos guste o no, estamos ante el nacimiento de un nuevo orden cotidiano global. Equilibrar el miedo legítimo a enfermar, con la ansiedad injustificada que nos separa del “otro” será la clave para construir un mundo con...

4 de diciembre, 2020

Nos guste o no, estamos ante el nacimiento de un nuevo orden cotidiano global. Equilibrar el miedo legítimo a enfermar, con la ansiedad injustificada que nos separa del “otro” será la clave para construir un mundo con esperanza.

En apuntes anteriores hemos reflexionado acerca de la nueva forma de relacionarnos con nostros mismos y con los demás. Hoy corresponde el turno a replantearnos la mejor forma de vincularnos con el entorno: con la comunidad, el Estado, el trabajo…

Más allá de lo que ocurra en el inaprehensible mundo de la macroeconomía y la geopolítica, que sin duda habrá de afectarnos, estamos, nos guste o no, ante el nacimiento obligado de un nuevo orden cotidiano mundial. Y cuando digo “mundial” de ningún modo me refiero a universal y único, sino al contrario, a un orden múltiple y diverso donde las distintas manifestaciones culturales habrán de interpretar y convertir en conductas, políticas públicas y modos de convivencia la manera particular como experimentan la Era Covid –sus rebrotes– y su proyección hacia el futuro. 

Es difícil saber hasta qué nivel las instituciones, los Estados, los Parlamentos, las políticas públicas, las ideologías sociales, políticas, económicas y de salud, el transporte terrestre y aéreo, el turismo, las relaciones interpersonales, los hábitos de consumo, las políticas educativas, las campañas electorales, las redes sociales y formas personales de comunicación, entre muchas otras áreas, habrán de modificarse a partir de esta nueva realidad y lo que estos cambios habrán de impactar en la vida cotidiana de las personas en cada realidad cultural. Lo que sí parece un hecho es que el mundo post-covid que habrá de emerger responderá a distintos estímulos y lo hará con conductas y acciones inéditas que nos llevarán a resultados novedosos e inesperados. 

Para no ir más lejos, el martes 3 de noviembre se celebraron elecciones presidenciales en los Estados Unidos, que, si bien siempre tienen impacto global, en esta ocasión prefiguraban tenerlo mucho más ante la gran disyuntiva que implicaba que Donald Trump se reeligiera o no. Me pregunto: ¿habría tenido lugar el mismo resultado, tanto en la Presidencia como en la Cámara de Representantes y el Senado, en el caso de que la campaña no se hubiese desarrollado en plena Era Covid? ¿Qué habría sucedido en el mundo si el virus hubiese atacado a Biden en vez de Trump? Yo, francamente, no sabría responder en qué nivel o de qué forma, pero sin duda los resultados habrían sido distintos. Este es solo un ejemplo de cómo la pandemia le está cambiando la cara al mundo.

La realidad de los tiempos pre-covid habrá de trastocarse de tal modo que incluso nuestra manera de entender los valores más elementales terminará por modificarse. Conceptos como salud, diversión, amistad, aprendizaje, poder, trabajo, democracia, familia, realización y muchos otros se irán paulatinamente comprendiendo de manera distinta, lo que en el mediano plazo nos llevará a una experiencia diferente de la realidad cotidiana. Lo que antes era baladí, se volverá invaluable y viceversa. Y al decir todo esto no aseguro que el futuro termine por ser mejor o peor que el mundo que de algún modo comenzó a eclipsarse con el inicio del año 2020, pero sin duda lo que emerja será distinto y demandará de todos atención y responsabilidad para que la realidad que se materialice resulte más habitable que el que dejamos atrás.   

Ir al supermercado, entrar a un banco o restaurante, ir a votar, abordar el trasporte público, asistir al cine o pasear por un centro comercial, incluso visitar a amigos y familia se han convertido en experiencias nuevas y, en la mayoría de los casos, menos agradables de lo que eran en el pasado. Pero a la vez, más significativas: caminar por la calle, subir al trasporte público, entrar en una ofina concurrida o asistir una reunión familiar exige de nostros una afinada conciencia y atención, antes innecesaria. 

Quizá uno de los cambios más impactantes y perturbadores que comenzamos a experimentar a diario es la tendencia a ver al “otro”, al individuo con que nos cruzamos en la calle, como una amenaza y, casi seguro, a ser vistos por él del mismo modo. Pero me pregunto, de qué habrá servido pasar por un reto de las dimensiones de la Era Covid, si el resultado final será un terror patológico al contacto y una tendencia enfermiza al aislamiento. 

Con el cambio en las estructuras sociales y de convivencia, con las transformaciones inevitables en el trabajo, el consumo y el ocio, requeriremos ajustar nuestros hábitos, y con ellos cambiar también nuestra experiencia cotidiana. 

Lo que ocurre afuera cambia lo interno y los cambios que sufrimos internamente modifican nuestra percepción de lo externo. Con ello, habitamos una realidad y un mundo en transformación constante al que no siempre resulta sencillo adaptarse. 

Pero no solo es una cuestión de asumir nuevas costumbres, más o menos incómodas, sino de replantearse con seriedad las formas de interacción que tenemos con los demás y con el entorno, puesto que de ella depende la manera concreta con que nos habremos de relacionar con la vida. Podemos tener las mejores intenciones, crear los planes más brillantes y expansivos, diseñar estrategias fascinantes, idear proyectos y productos que nos parezcan prácticos y convenientes, abrigar sueños audaces y estimulantes, pero en la inmensa mayoría de los casos, su materialización requiere de un entorno exterior favorable que los acoja y favorezca su desarrollo. El problema es que ese entorno está en plena transformación y cambio y las tendencias que prefiguran dicha metamorfosis no lucen esperanzadoras, ni siquiera imaginables.  

Quizá una forma de plantear el que parece uno de los desafíos centrales para encarar el mundo que debemos construir tras esta Era Covid está en asumir con inteligencia el miedo legítimo y funcional a enfermar, mientras superamos el temor y la ansiedad a vincularnos con nostros mismos –reconociendo lo que nos pasa interiormente sin evadirnos–, con el otro y con el mundo. 

El miedo es la reacción natural, inmediata y saludable ante una amenaza concreta y objetiva. La Covid-19 cumple cabalmente con esa descripción, lo que la califica como un motivo legítimo para tener miedo.  Mientras que por su parte el temor es un estado de agitación, desasosiego e inquietud cuya fuente no está en el presente, es subjetiva, casi siempre imprecisa y ambigua y, por cierto, casi nunca se materializa.   

  Para el miedo, objetivo y concreto, se pueden tomar medidas del mismo tipo: objetivas y concretas – en el caso de la Covid, uso de mascarilla, distancia social, lavado de manos, etc.–. Mientras que para el temor, o su prima hermana, la ansiedad, las formas de prevención y distensión son menos simples y mucho menos claras. Y cuando el miedo, el temor y la ansiedad se juntan en un meremagnum indescifrable, la experiencia cotidiana suele ser abrumadora y los resultados desastrosos. 

Imaginemos un escenario cualquiera: una entrevista de trabajo, una presentación en público o conseguir una cita con alguien que nos gusta. Hay una porción de miedo legítimo a que, como consecuencia de acciones u omisiones atribuibles a nosotros, las cosas no salgan como esperamos. Pero si a esta emoción primaria y razonable le sumamos temor y ansiedad, construidos por ideas, prejuicios, anticipaciones –casi siempre negativas–, inseguridades, y un largo etcétera, las posibilidades de dicho evento tenga un resultado desfavorable crece exponencialmente.

Aun cuando es prematuro plantear conclusiones definitivas, la duración incierta de la pandemia conduce a suponer que la forma en que logremos equilibrar el miedo legítimo, con la reducción al mínimo del temor y la ansiedad injustificada, nos permitirá construir un mundo con esperanza para cuando por fin la pandemia ceda, consigamos erradicarla o, en su caso, se integre por completo a nuestras vidas.   

Puesto que como seres sociales y gregarios no podemos renunciar del todo a la interacción con los demás, el gran reto de la Era Covid en este campo está en evitar que la socialización patológica nos convierta en islas, en vez de habitantes de amplios continentes, llenos de diversidad, de contacto y de interacción constructiva y nutritiva. Que la socialización, una vez que haya conseguido enfrentar sana y racionalmente el miedo legítimo, sirva como mecanismo natural de encuentro que nos permita habitar un mundo compartido y cercano y no uno compartimentado y distante, como los recuadros de la pantalla en una sesión de zoom. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

 

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58722) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58722) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58722) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83791) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-28 11:10:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 16:10:50" ["post_content"]=> string(3594) "¡Hola! ¿Cómo va tu día? Me da mucho gusto saludarte en esta mitad de semana.  La vida es un viaje y como tal está lleno de aventuras. Algunas son gratas y las disfrutamos mucho; otras puede que no nos aporten felicidad, sin embargo, también están incluidas en el itinerario. Y como siempre digo: todo depende del cristal con se mire.  Mi propuesta de hoy está enfocada a que aprendas a sacarle “jugo” a esas experiencias que están causándote malestar. Recuerda que el arte de la transmutación es el arte de los sabios. Sé sabio considerando lo siguiente:
  1. piensa: “lo que me pasa es sólo una experiencia más”, “¿cómo puedo mirar esta situación de modo que me fortalezca?”;
  2. ten en cuenta que una mala experiencia te ayuda a descubrir que puedes manejar mejor tus emociones. Aprovecha tu situación para retarte y reforzar tu inteligencia emocional;
  3. aprende a tener un locus de control interno. ¿Qué significa esto? El locus de control es un término formulado en 1966 por el psicólogo Julian B. Rotter; en palabras muuuuy simples, se refiere a una especie de timón interno que te dirige. Dicho especialista explica que las personas con un locus de control interno saben que todo lo que hay en su vida es resultado de sus acciones, en resumen, se sienten y asumen que son los amos de su destino; nunca se sienten víctimas ni ponen sus decisiones en manos de otros; 
  4. reconócete como una persona valiosa pues ¡lo eres! Es muy importante considerar que dicho valor proviene de tu interior, nunca de la aceptación o aprobación de los demás. 
Estas ideas son simples, aunque no sencillas a la hora de ponerlas en marcha, pero si las comprendes y practicas son muy valiosas pues contribuyen a mirar una situación dolorosa con otros ojos. De eso se trata la vida, en ocasiones lo único que necesitamos es movernos un poco para salir de la turbulencia que nos atrapa e impide que pensemos con claridad.  Date tu tiempo, por muy adversas que sean tus circunstancias puedes hacer algo para mejorarlas. Todo depende de qué quieras; todo en la vida es una decisión personal.  Gracias por leerme. Te invito a compartir estas ideas en tus redes sociales o con tus seres queridos para contribuir a su BienEstar.  Igual te animo a tomar el mini taller online: “Cómo aprovechar la tanatología para mejorar mi vida cotidiana”. Si deseas una charla personalizada sobre algún tema también puedes contactarme ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] Twitter: @nanfuentes2021" ["post_title"]=> string(42) "¡Saca provecho de las malas experiencias!" ["post_excerpt"]=> string(56) "Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "saca-provecho-de-las-malas-experiencias" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-28 11:12:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 16:12:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83791" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16243 (24) { ["ID"]=> int(83192) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content"]=> string(5116) "En mi clase de budismo del domingo tuvimos esta enseñanza, es una de las que más me gusta y no me canso de escucharla, pues me parece vital para entender y poner en práctica en mi vida diaria el poder apreciar a los otros. ¿Pero por qué es importante apreciar a otros? Yo estimo a mis amigos, a mi familia, a mi pareja, a mis mascotas, a algunas personas cercanas… ¿Por qué debo apreciar a otros? Según nuestro maestro Geshe Kelsang Gyatso existen tres grupos de personas: Aquellas con las que más nos identificamos, con las que tenemos algo en común, a nuestros hijos, familia, pareja, amigos, aquellas personas que nos parecen atractivas por sus encantos físicos, por sus éxitos profesionales, por su popularidad, por su liderazgo, por su inteligencia, etc. A este grupo de personas es muy fácil que las apreciemos pues son personas con las cuales nos identificamos, nos sentimos bien con su presencia o nos gustaría llegar a ser como ellas. El otro grupo son aquellas personas que no nos caen muy bien, o con las que no podemos mantener una buena relación por cualquier motivo, ya sea personal o profesional, o aquellas que simplemente nada más de verlas ya nos desagradan por algún motivo. Y el tercer grupo es el llamado “neutro”, aquellas personas que ni nos afectan ni nos benefician en nada, prácticamente los desconocidos, los que van caminando por la calle, nuestros vecinos, todas aquellas personas que vemos o nos cruzamos con ellas en el transcurso de nuestro día o nuestra vida. Lo primero que nos preguntamos es: ¿por qué apreciar a aquellas personas que me caen mal o que simplemente por más que intento no puedo tener una buena relación, o aquel desconocido que no aporta nada a mi vida? Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Nuevo Ocho Pasos para la Felicidad” nos explica la importancia de apreciar a los otros sin excepción. Si paramos para pensar un poco en todo lo que tenemos y hemos conseguido durante toda nuestra vida (cosas materiales) lo primero que nos vendría a la mente sería que tenemos todo esto por nuestros propios méritos, por tantos años de trabajo , esfuerzo, dedicación y sacrificios. Por una parte es verdad, pero todo es resultado de la ayuda de otras personas, por ejemplo: las personas que en su momento confiaron en nosotros para desempeñar nuestros trabajos, las oportunidades que otras personas nos dieron, la confianza de nuestros clientes y un sin número de personas que pasaron por nuestras vidas aportando algo para nuestro crecimiento; nada de lo que tenemos lo hemos conseguido solos. Si pensamos ahora en las cosas más básicas como nuestra alimentación, que está perfectamente claro que sin trabajo y sin recursos no podríamos comprar nada para alimentarnos, pero detrás de todos estos alimentos que llegan a nuestra mesa hay miles de personas que participaron para poder plantar, cosechar, transportar, vender, preparar todos y cada uno de estos alimentos. Al bañarnos, el simple hecho de poder abrir la llave y que salga el chorro de agua en nuestras regaderas… los millares de personas que tuvieron que trabajar en las obras hidráulicas y drenajes para tener los servicios básicos para nuestro aseo y necesidades personales. Al salir de casa y dirigirnos a nuestros trabajos o transitando por las calles… las innumerables personas que tuvieron que trabajar para construir calles, carreteras, puentes, las personas que limpian las vías públicas…. Absolutamente todo, alguien lo hizo. Tal vez nos preguntemos dónde entra el grupo de nuestros “enemigos” o las personas con las que menos nos llevamos… Estas personas siempre van a tener alguien que las ame, que las aprecie, que las cuide, pues esa etiqueta que les pusimos es solo nuestra percepción, solo existe en nuestra mente. Todos y cada uno de nosotros le debemos la vida a alguien, a nuestros padres por habernos engendrado, a quienes nos cuidaron cuando éramos indefensos, a quien nos pagó nuestros estudios, a nuestros profesores, a quienes nos orientaron en el transcurso de nuestra vida para poder llegar justo donde nos encontramos. Y así podría enumerar un sinfín de cosas, todas ellas hechas por desconocidos para beneficiar a los otros. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE APRECIAR A LOS OTROS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: “Novo Oito Passos para a Felicidade” Geshe Kelsang Gyatso, Ed. Tharpa, Brasil, 2020." ["post_title"]=> string(38) "La importancia de apreciar a los otros" ["post_excerpt"]=> string(142) "“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del todo”. -John Donne (1572-1631) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-importancia-de-apreciar-a-los-otros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83791) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-28 11:10:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 16:10:50" ["post_content"]=> string(3594) "¡Hola! ¿Cómo va tu día? Me da mucho gusto saludarte en esta mitad de semana.  La vida es un viaje y como tal está lleno de aventuras. Algunas son gratas y las disfrutamos mucho; otras puede que no nos aporten felicidad, sin embargo, también están incluidas en el itinerario. Y como siempre digo: todo depende del cristal con se mire.  Mi propuesta de hoy está enfocada a que aprendas a sacarle “jugo” a esas experiencias que están causándote malestar. Recuerda que el arte de la transmutación es el arte de los sabios. Sé sabio considerando lo siguiente:
  1. piensa: “lo que me pasa es sólo una experiencia más”, “¿cómo puedo mirar esta situación de modo que me fortalezca?”;
  2. ten en cuenta que una mala experiencia te ayuda a descubrir que puedes manejar mejor tus emociones. Aprovecha tu situación para retarte y reforzar tu inteligencia emocional;
  3. aprende a tener un locus de control interno. ¿Qué significa esto? El locus de control es un término formulado en 1966 por el psicólogo Julian B. Rotter; en palabras muuuuy simples, se refiere a una especie de timón interno que te dirige. Dicho especialista explica que las personas con un locus de control interno saben que todo lo que hay en su vida es resultado de sus acciones, en resumen, se sienten y asumen que son los amos de su destino; nunca se sienten víctimas ni ponen sus decisiones en manos de otros; 
  4. reconócete como una persona valiosa pues ¡lo eres! Es muy importante considerar que dicho valor proviene de tu interior, nunca de la aceptación o aprobación de los demás. 
Estas ideas son simples, aunque no sencillas a la hora de ponerlas en marcha, pero si las comprendes y practicas son muy valiosas pues contribuyen a mirar una situación dolorosa con otros ojos. De eso se trata la vida, en ocasiones lo único que necesitamos es movernos un poco para salir de la turbulencia que nos atrapa e impide que pensemos con claridad.  Date tu tiempo, por muy adversas que sean tus circunstancias puedes hacer algo para mejorarlas. Todo depende de qué quieras; todo en la vida es una decisión personal.  Gracias por leerme. Te invito a compartir estas ideas en tus redes sociales o con tus seres queridos para contribuir a su BienEstar.  Igual te animo a tomar el mini taller online: “Cómo aprovechar la tanatología para mejorar mi vida cotidiana”. Si deseas una charla personalizada sobre algún tema también puedes contactarme ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] Twitter: @nanfuentes2021" ["post_title"]=> string(42) "¡Saca provecho de las malas experiencias!" ["post_excerpt"]=> string(56) "Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "saca-provecho-de-las-malas-experiencias" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-28 11:12:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 16:12:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83791" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "08029f51d1ab76682bea1ae77a067577" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¡Saca provecho de las malas experiencias!

Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. 

septiembre 28, 2022
La importancia de apreciar a los otros

La importancia de apreciar a los otros

“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del...

septiembre 12, 2022




Más de categoría

¡Saca provecho de las malas experiencias!

Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. 

septiembre 28, 2022

Las pequeñas cosas: golpe de realidad

Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de...

septiembre 26, 2022

Caliente o frío

Todos los días debemos tomar muchas decisiones en diferentes ámbitos. Esta es una de las tareas que exigen preparación...

septiembre 26, 2022

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022