Era Covid: ¿De dónde viene la “distancia social”?

En los tiempos que corren resulta indispensable para nuestra seguridad entender la diferencia entre “distancia personal” y “distancia social”.  Los cambios en la forma de interactuar con “el otro” amenazan con transformar importantes aspectos culturales y sociales....

8 de enero, 2021

En los tiempos que corren resulta indispensable para nuestra seguridad entender la diferencia entre “distancia personal” y “distancia social”. 

Los cambios en la forma de interactuar con “el otro” amenazan con transformar importantes aspectos culturales y sociales.

Una de las claves más importantes para sobrevivir la Era Covid, en tanto uno de los principales criterios que rigen las restricciones sanitarias a las que debemos someternos, consiste en entender la diferencia entre “distancia personal” y “distancia social”, pero ¿de dónde viene esta distinción? ¿Es una mera ocurrencia arbitraria de la autoridad sanitaria o quién y cómo las determinó? ¿Responden a algún criterio biológico, cultural o conductual o son meras convenciones improvisadas para encarar la pandemia que nos aqueja? 

La respuesta está en el nombre de Edward T. Hall, antropólogo e investigador norteamericano creador de una disciplina llamada “proxémica”, que se encarga de observar y sistematizar el empleo que el ser humano hace del espacio en todas sus vertientes, desde la distancia que guardamos entre unos y otros en cada interacción, como las formas y medidas de los espacios privados y públicos que habitamos y donde llevamos a cabo nuestras actividades cotidianas. 

Para Hall la manera en que gestionamos el espacio no es para nada casual ni arbitraria sino que se trata de una sofisticada elaboración cultural que termina por influir de manera muy sensible en la forma en que percibimos el mundo y nuestra relación con el resto de los humanos. 

  En su célebre libro La dimensión oculta, Hall dice acerca de la proxémica: “…es propio de los animales, entre ellos el hombre, el comportamiento que llamamos territorial, que entraña la aplicación de los sentidos para distinguir entre un espacio o distancia y otro. […] El sistema de clasificación en cuatro fases aquí empleado se basa en observaciones realizadas tanto entre animales como en el hombre.”1




Su antecedente inmediato está en trabajo de Heini Hediger quien, desde el estudio de la biología y zoología, propuso cuatro tipos de distancia posible. Dos entre especímenes de distinta especie –distancia de fuga y distancia crítica– y dos entre especímenes de la misma especie –distancia personal y social–. Mientras hay especies, como los felinos, que guardan una distancia de convivencia entre unos miembros de la manada y otros, hay especies, como las focas, que se organizan en claro hacinamiento con el propósito de conservar el calor corporal. Ambos tipos de conduta, tan natural y apropiada la una como la otra, dan como resultado una distinta manera de interactuar entre los miembros del grupo. 

Hall tomó como referencia este trabajo y, con la ayuda de George L. Trager, se abocó a identificar los tipos de distancia de interacción que existen entre los seres humanos. Su método de trabajo fue muy simple, y está explicado a detalle en otra de sus obras: The silent language. Resumiendo se puede decir que, junto con su colega Trager, midió las diferentes distancias de interacción humana, anotando una descripción detallada cada vez que había un cambio vocal importante; es decir, cada vez que para mantener la interacción era necesario cambiar el volumen, el tono y el ritmo del habla. 

Notaron que cada uno de estos cambios significaba una transformación de la interacción en sí. Con cada nueva distancia los involucrados se habilitaban para ciertas cosas y deshabilitaban para otras: mientras que cierto grado de cercanía física permite susurrar el en oído del otro, percibir su olor y fomentar intimidad, al estar a varios metros de separación se hace necesario elevar el tono de voz y se pierde la cercanía, pero se consigue observar una perspectiva completa de la persona de un solo golpe de vista –acción imposible cuando nuestra mejilla está en contacto con la de “el otro”–.   

Tras un cuidadoso recorrido, anotando con detalle las diferencias entre cada grado de separación, llegaron a ocho distinciones. Sin embargo Hall, convencido de que esas ocho distancias se prestaban a confusión, las resumió en cuatro, de las cuales en cada una de ellas hay una fase abierta y una cerrada. Las cuatro fases son las siguientes: distancia íntima, personal, social y pública. Al nombrarlas así buscó que fuera posible asociar el tipo de actividades y relaciones que eran susceptibles de llevarse a cabo desde cada una de ellas y de este modo resultara fácil distinguirlas y entenderlas.

Esto, que en principio parece baladí, si lo analizamos con cuidado observaremos que resaltar las distinciones propias de cada fase nos permite entender que las fronteras del ser humano no están en la epidermis, sino que, más allá de nuestro cuerpo físico existen una serie de “burbujas” –así las llama Hall– que marcan distintos tipos de fronteras entre nostros y nuestros congéneres, y a partir de ellas emergen los diferentes tipos de vínculos que podemos construir y experimentar. 

No es trivial que Hall asegure que para definir la diferencia entre dichas clasificaciones tiene mucho que ver “… el modo de sentir de las personas, una respecto de la otra”, en cada situación2. Acercarse o alejarse de otras personas –así como la intención con que se hace y que “el otro” percibe– es fundamental para entender la diferencia entre un estado y el otro, más allá de la mera distancia material. Tenemos una percepción sensible y dinámica de las distancias que guardamos con nuestros “próximos” y la manera como esto nos hace sentir. Dice Hall: “…el hombre es un ser rodeado de una serie de campos que se ensanchan y se reducen, que proporcionan información de muchos géneros, y al verlo de este modo empezamos a percibir las cosas de una manera completamente diferente. No solo hay introvertidos y extrovertidos, autoritarios e igualitarios, apolíneos y dionisiacos y todos los demás matices y grados de personalidad, sino que además cada uno tenemos cierto número de personalidades situacionales aprendidas. La forma más simple de la personalidad situacional es la relacionada con respuestas a las transacciones íntimas, personales, sociales y públicas3”. 

Ante cada situación y ante cada distancia con que encaramos una interacción con otra persona desplegamos distintas actitudes y en cada una de ellas se vuelve preponderante unos sentidos sobre otros. 

Mientras que a distancia íntima la vista prácticamente se anula por la cercanía, el olfato y el tacto se convierten el referente máximo. Mientras que si bien a alguien ubicado a un par de metros no podremos tocarlo y difícilmente percibiremos su olor, los estímulos auditivos y visuales se convierten en los medios más importantes de la interacción. Solo este factor hace que la manera de percibir al otro se transfrome de forma muy importante, pero si al incremento de distancia –con todas sus consecuencias sensorias– agregamos mascarillas, restricciones y emociones defensivas, como el miedo, el estrés o la ansiedad, el resultado final es aun más complejo de determinar.   

La mayoría de los procesos mediante los cuales percibimos e interpretamos la distancia que nos separa “del otro” suelen ser inconscientes, pero eso no evita que influyan de manera determinante en la forma en que experimentamos las interacciones.

En el artículo de la siguiente semana profundizaremos en las particularidades de cada una de estas distancias, pero la reflexión que propongo para el día de hoy consiste en sensibilizarnos acerca de la forma en que las interacciones humanas habrán de modificarse ante las restricciones a las que la Era Covid nos tiene sometidos, sumado al largo espacio de tiempo que éstas amenazan con durar. 

Los cambios y la forma de asimilarlos a nivel cultural y social pueden ser profundos y sin duda a la luz del presente, imprevisibles, y por ello su importancia: es posible que pequeños cambios en la forma de interactuar socialmente transforme aspectos culturales y sociales, así como relacionales y educativos de forma profunda y permanente. Solo nos queda permanecer atentos a nuestras sensaciones. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

 

Referencias

1 Hall, Edward T., La dimensión oculta, Primera Edición, Vigésimo séptima Reimpresión, México, Siglo Veintiuno, 2019, P. 154-155 

Por cierto: Aunque quizá esté por demás, es preferible aclarar que el texto de Hall fue publicado por primera vez en 1966 y, como individuo de su tiempo, al decir “el hombre”, se refiere a los seres humanos en general y no sólo al género masculino.

2 Ídem, P. 140

3 Ídem, P. 141

Comentarios
object(WP_Query)#18093 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59991) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59991) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18175 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18215 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18203 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59991) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18116 (24) { ["ID"]=> int(64248) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 12:42:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 17:42:12" ["post_content"]=> string(5470) "“Con la ayuda de los microscopios, no hay nada tan pequeño como para escapar de nuestra investigación, de ahí que haya un nuevo mundo visible descubierto para el entendimiento.”  – Robert Hooke, Científico inglés (1635 – 1703) Un núcleo de ácido ribonucleico y una membrana de proteínas envuelven el material genético del virus que puso en jaque al mundo entero desde hace más de un año. 30 horas después de la fecundación, el óvulo se divide en dos células llamadas gametos cuya fusión de los 23 cromosomas que comparten determina el ADN durante la tercera semana del embarazo. El dispositivo electrónico con red inalámbrica que llevamos durante todo el día nos permite realizar telecomunicaciones a larga distancia y desde cualquier punto geográfico. Todo ello, gracias a la unidad más pequeña que compone a los seres vivos y que se encuentra presente también en la tecnología para dotar de “vida” a toda serie de artefactos: la célula. Hacia 1665 y con ayuda de los primeros y rudimentarios microscopios, Robert Hooke realizó numerosas observaciones de tejidos vegetales a partir del microscopio que él mismo desarrolló, descubriendo así unidades que se repetían en forma de celdillas semejantes a un panal y que nombró como célula (del latín cellula, diminutivo de cella = celda) que hoy sabemos es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. La maravilla de una célula no solo radica en la capacidad que tiene para generar todas las funciones vitales de los organismos y su interacción con otras células, sino del poder que brinda al cuerpo humano a través de los cientos de billones que lo componen y en las cuales se presentan y expresan receptores, además de que se emiten neurotransmisores como la serotonina, la adrenalina o la oxitocina, como lo describe Eduardo Punset (divulgador científico español): “Con cada estímulo que desencadena una emoción se generan nuevas conexiones entre grupos de células en nuestro cerebro.” Ello nos convierte en infinitos a pesar de tener fecha de caducidad, pues nuestras reservas no se agotan como lo demuestran las investigaciones respecto a la capacidad de generar nuevas neuronas gracias a la ayuda de la tecnología y la ciencia.  Las células segregan sustancias, nos dotan de neuronas, adipocitos, epitelios, fibroplastos, leucocitos y eritrocitos entre otros. “Todas las células surgen de células. Toda célula nace de una célula anterior, que a su vez nació de otra célula anterior. La vida surge de la vida. La vida engendra vida que engendra vida que engendra vida que engendra vida." (Bajo la misma estrella, 2012). El cáncer es el desarrollo de células “anormales” que se dividen, crecen y se diseminan sin control por el organismo, las mismas que en condición “normal” se encargan de estimularnos positivamente para hacernos sentir placer y alegría o nos llevan al extremo en casos de estrés. La citología o biología celular, como actualmente la llaman, se encarga del estudio de las células y es un pozo sin fondo del cual debemos tener cuidado de no caer porque este espacio no es de divulgación científica, pero coloca la mirada en las pequeñas cosas y su impacto en nuestro universo (personal y social). Así que las células son el punto de partida para todo aquello que se relaciona a la experiencia tanto interna como externa en nuestro tránsito por la vida humana porque somos materia, pero también somos alma (esencia, espíritu, etc.) y mente. No es que pasemos la tarde pensando en la cantidad de células que contiene nuestro organismo sino que reflexionemos en el universo entero que llevamos dentro y que transportamos diariamente en el auto, el transporte, caminando o conectándonos al ciberespacio para realizar una videollamada y que en comparación al universo, somos apenas una célula con el poder de desarrollar culturas, arte, tecnología, ciencia y con ello, transformar el mundo en el que nos tocó vivir.  En 1998 se estrenó la película “Bichos: una aventura en miniatura” cuyo eje es la historia de una hormiga fuera de lo común que elige salir del grupo para buscar ayuda contra los saltamontes que las obligan a recolectar comida para ellos y en algún momento, el personaje principal enfrenta al villano para decirle: “No tenemos por qué servirles, ustedes nos necesitan. Somos más fuertes de lo que ustedes creen y te consta. ¿No es cierto?”. El poder que representan #laspequeñascosas es microscópico, la mayoría de las veces imperceptible, pero el resultado es gigantesco si pensamos en términos de vida y de tiempo, porque empezamos siendo células y en células nos convertiremos al morir." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: célula " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-celula" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:22:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:22:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64248" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18084 (24) { ["ID"]=> int(64650) ["post_author"]=> string(3) "114" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 12:33:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:33:23" ["post_content"]=> string(6173) "La influencia es la cualidad que otorga capacidad para ejercer un determinado control sobre el poder por alguien o algo. La referida a las personas, es el poder o la autoridad de alguien sobre otro sujeto. Ese poder puede utilizarse para intervenir en un negocio, para obtener una ventaja o para ordenar algo. En otras palabras, la influencia es la capacidad de controlar y modificar las percepciones de los demás. Este concepto es subjetivo y como tal, la percepción de la influencia de una persona sobre otra varía según el observador. Existe una serie de situaciones que son mal vistas por la mayoría de los individuos de una misma cultura, como sucede con el consumo de estupefacientes, los asaltos a mano armada, los abusos sexuales y los asesinatos; cada una posee un nivel de gravedad diferente, pero todas estas acciones son consideradas delitos para la mayoría de las sociedades. Por lo tanto, si un padre sabe que su hijo ha entablado amistad con una persona adicta a alguna droga, seguramente se opondrá a la relación alegando que se trata de una mala influencia. Del mismo modo, frente a una persona estudiosa y trabajadora, dentro de los parámetros normales, su cercanía con otro individuo será vista como una potencial buena influencia; sin embargo, si dejamos a un costado los crímenes, dado que atentan contra la libertad de los demás y de ninguna manera pueden ser vistos como un acto positivo, la mayoría de las costumbres y de los gustos pueden ser vistos desde dos posturas opuestas. Por ejemplo, un apasionado del cine que desea estudiar una carrera universitaria para convertirse en editor profesional puede encontrarse con la oposición de sus padres y con la sugerencia de escoger un camino tradicional considerado más redituable. Otras personas con la misma visión de la vida pueden considerar que este joven representa una mala influencia para sus amigos. Este caso, que parece extremista, es muy común en muchas familias y resulta absurdo que todas ellas consuman arte en varias de sus formas: leen novelas y poesía pero aborrecen la idea de que sus hijos se conviertan en escritores; adoran el cine, pero temen estar criando a futuros actores. En la eterna lucha por la razón, alguien que en un entorno determinado tiene el poder para decidir qué está bien y qué está mal, puede ser considerado como una mala influencia por otra persona, y la complejidad de esta red de diferencias conceptuales es potencialmente infinita. La noción de esfera de influencia se refiere a una región donde un Estado o una organización ejercen una dominación política, cultural, económica o militar indirecta. La influencia de la sociedad puede contribuir al desarrollo de la inteligencia, la afectividad, la asertividad, el comportamiento y personalidad. Cuando una persona ha vivido en sociedad y por razones extremas se encuentra privada de las relaciones con los demás, teniendo que vivir totalmente aislado, de inmediato comienza a organizar su vida siguiendo los patrones que la sociedad en la que vivía le enseñó. La sociedad requiere de la colaboración de todos sus miembros mediante una variedad de trabajos que hacen posible el desarrollo social. La teoría de la influencia social se basa en los cambios de conducta o pensamiento que se producen en un sujeto debido a una serie de procesos mentales derivados de la comunicación con otros seres o medios. Esta influencia puede ser dirigida a un fin o simplemente debida a la presión de grupo, derivándose de lo que el propio sujeto considere que se le pide o de lo que directamente le sea comunicado. Además, hay que tener en cuenta que, independientemente del resultado, todo proceso de influencia es bidireccional. Es decir, una persona puede cambiar la forma de actuar de otra, pero que la segunda cambie o no, provocará asimismo una influencia en la primera. Lo mismo se aplica a nivel de grupo e incluso a nivel de sociedad. Algunos factores que afectan al nivel de influencia son la cohesión grupal, que puede generar presión a la conformidad, el tipo de normas sociales, el tamaño de los grupos o las posiciones y roles de los diversos elementos que se van a influir entre sí, las expectativas sobre la conducta propia y ajena o el valor otorgado a la propia opinión y a la de los demás. Al observar el comportamiento de las personas no solo somos persuadidos por sus palabras, sino atraídos por sus acciones, lo cual debemos considerar al darles la atención, ya que somos receptores de nuestro entorno y sin darnos cuenta podemos ser influenciados o influir en el comportamiento y desarrollo de nuestros semejantes.   Referencias https://definicion.de/influencia/ https://psicologiaymente.com/psicologia/teoria-influencia-social   Contacto [email protected] https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9     https://www.facebook.com/RIEHMTY/  www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(19) "La buena influencia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "la-buena-influencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 12:33:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:33:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64650" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18116 (24) { ["ID"]=> int(64248) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 12:42:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 17:42:12" ["post_content"]=> string(5470) "“Con la ayuda de los microscopios, no hay nada tan pequeño como para escapar de nuestra investigación, de ahí que haya un nuevo mundo visible descubierto para el entendimiento.”  – Robert Hooke, Científico inglés (1635 – 1703) Un núcleo de ácido ribonucleico y una membrana de proteínas envuelven el material genético del virus que puso en jaque al mundo entero desde hace más de un año. 30 horas después de la fecundación, el óvulo se divide en dos células llamadas gametos cuya fusión de los 23 cromosomas que comparten determina el ADN durante la tercera semana del embarazo. El dispositivo electrónico con red inalámbrica que llevamos durante todo el día nos permite realizar telecomunicaciones a larga distancia y desde cualquier punto geográfico. Todo ello, gracias a la unidad más pequeña que compone a los seres vivos y que se encuentra presente también en la tecnología para dotar de “vida” a toda serie de artefactos: la célula. Hacia 1665 y con ayuda de los primeros y rudimentarios microscopios, Robert Hooke realizó numerosas observaciones de tejidos vegetales a partir del microscopio que él mismo desarrolló, descubriendo así unidades que se repetían en forma de celdillas semejantes a un panal y que nombró como célula (del latín cellula, diminutivo de cella = celda) que hoy sabemos es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. La maravilla de una célula no solo radica en la capacidad que tiene para generar todas las funciones vitales de los organismos y su interacción con otras células, sino del poder que brinda al cuerpo humano a través de los cientos de billones que lo componen y en las cuales se presentan y expresan receptores, además de que se emiten neurotransmisores como la serotonina, la adrenalina o la oxitocina, como lo describe Eduardo Punset (divulgador científico español): “Con cada estímulo que desencadena una emoción se generan nuevas conexiones entre grupos de células en nuestro cerebro.” Ello nos convierte en infinitos a pesar de tener fecha de caducidad, pues nuestras reservas no se agotan como lo demuestran las investigaciones respecto a la capacidad de generar nuevas neuronas gracias a la ayuda de la tecnología y la ciencia.  Las células segregan sustancias, nos dotan de neuronas, adipocitos, epitelios, fibroplastos, leucocitos y eritrocitos entre otros. “Todas las células surgen de células. Toda célula nace de una célula anterior, que a su vez nació de otra célula anterior. La vida surge de la vida. La vida engendra vida que engendra vida que engendra vida que engendra vida." (Bajo la misma estrella, 2012). El cáncer es el desarrollo de células “anormales” que se dividen, crecen y se diseminan sin control por el organismo, las mismas que en condición “normal” se encargan de estimularnos positivamente para hacernos sentir placer y alegría o nos llevan al extremo en casos de estrés. La citología o biología celular, como actualmente la llaman, se encarga del estudio de las células y es un pozo sin fondo del cual debemos tener cuidado de no caer porque este espacio no es de divulgación científica, pero coloca la mirada en las pequeñas cosas y su impacto en nuestro universo (personal y social). Así que las células son el punto de partida para todo aquello que se relaciona a la experiencia tanto interna como externa en nuestro tránsito por la vida humana porque somos materia, pero también somos alma (esencia, espíritu, etc.) y mente. No es que pasemos la tarde pensando en la cantidad de células que contiene nuestro organismo sino que reflexionemos en el universo entero que llevamos dentro y que transportamos diariamente en el auto, el transporte, caminando o conectándonos al ciberespacio para realizar una videollamada y que en comparación al universo, somos apenas una célula con el poder de desarrollar culturas, arte, tecnología, ciencia y con ello, transformar el mundo en el que nos tocó vivir.  En 1998 se estrenó la película “Bichos: una aventura en miniatura” cuyo eje es la historia de una hormiga fuera de lo común que elige salir del grupo para buscar ayuda contra los saltamontes que las obligan a recolectar comida para ellos y en algún momento, el personaje principal enfrenta al villano para decirle: “No tenemos por qué servirles, ustedes nos necesitan. Somos más fuertes de lo que ustedes creen y te consta. ¿No es cierto?”. El poder que representan #laspequeñascosas es microscópico, la mayoría de las veces imperceptible, pero el resultado es gigantesco si pensamos en términos de vida y de tiempo, porque empezamos siendo células y en células nos convertiremos al morir." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: célula " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-celula" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:22:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:22:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64248" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(11) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "343f86f8b8243c5f16234d2e5ccd0b9e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: célula 

“Con la ayuda de los microscopios, no hay nada tan pequeño como para escapar de nuestra investigación, de ahí que haya un...

abril 19, 2021
buena influencia

La buena influencia

La influencia es la cualidad que otorga capacidad para ejercer un determinado control sobre el poder por alguien o algo. La referida a las...

abril 28, 2021




Más de categoría

Redes sociales: cómo nos volvemos caja de resonancia de mentiras y rumores 

Estamos inundados de una mezcla de sobre-información, mentiras y datos contradictorios… Entre docenas de versiones del mismo hecho, no...

mayo 14, 2021

La importancia del cambio climático

En la imagen, el incendio de la sierra de Santiago, Marzo 2021. En las últimas décadas, las condiciones del...

mayo 12, 2021

El lujoso departamento que compró Lionel Messi en Miami

Lionel Messi ha sido noticia recientemente por adquirir un lujoso departamento junto a su esposa Antonella Roccuzzo y sus...

mayo 12, 2021

Las pequeñas cosas: maternitas

“La maternidad ha cambiado, como la vida misma de las mujeres que arribamos a la contemporaneidad.”  – Ileana Medina...

mayo 10, 2021