El regreso de los “héroes”

Cuando miro las noticias me es imposible no sentirme en una versión actualizada de otros tiempos. Parece que estamos en 1800. Hemos regresado a la...

26 de marzo, 2019

Cuando miro las noticias me es imposible no sentirme en una versión actualizada de otros tiempos. Parece que estamos en 1800. Hemos regresado a la era de los “héroes” que quieren salvar su propia verdad. Con matices distintos, adquiridos en esta actualización, que pueden ir desde la libertad hasta el nacionalismo y el populismo, y es justamente esto, lo que me preocupa.

La libertad es uno de los más altos ideales que pueden mover al mundo. Es inconfundible. Lo estamos viendo en acción en la crisis que se vive en Venezuela. En donde el mal dictatorial y el bien, esta vez caracterizado, por la más reciente encarnación de Bolívar con chispas de Obama se disputan el “juicio final” del pueblo venezolano. Guaidó se ha proclamado presidente y ha ocurrido que, la fe de miles, lo ha transformado en héroe. Sin más.

Por otro lado, el caso del populismo y el nacionalismo, es totalmente distinto. Estos se mezclan hasta confundirse y pervierten, cuando caen en las garras de la manipulación del discurso político, los términos nobles de los que provienen. Porque el pueblo y la nación han sido los padres fundadores de las actuales democracias. Aquí es donde podrían entrar Estados Unidos y México. Cada uno en su extremo.

La nación se forma, por lo general, como respuesta a una amenaza externa de la que hay que “salvar” al pueblo. Aquel personaje sin el cual nada puede existir. Porque sin pueblo no hay nada y haciendo de esta manera entendible que, en los cimientos del nacionalismo estadounidense, se encuentren grandes tintes de antimexicanismo, como en el mexicano de antiestadounidense y antiespañol.

En Estados Unidos Donald Trump ha llegado al poder como aquel hombre fuerte que derrotó al sistema y que, más allá de los escándalos en los que se ve envuelto día tras día, ha prometido “salvar” a su pueblo de los terribles mexicanos y de los cárteles con un “heroico” muro que el día de ayer comenzó a hacerse real.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos autorizó ayer una transferencia de USD $1,000 millones al cuerpo de ingenieros del ejército para la construcción de la polémica barrera y comenzar con la construcción de 92 kilómetros de vallas de casi 5,5 metros en Yuma, Arizona, y El Paso, Texas, en la frontera con México.




Los fondos son los primeros facilitados bajo la declaratoria de emergencia nacional hecha por Trump en febrero para evitar el bloqueo del Congreso y así empezar a cumplir una de sus principales promesas de campaña que, poco hará para reducir la entrada de las drogas a su país, pero que le dará la gloria anhelada.

En México el día de ayer también tuvimos un despliegue de nacionalismo-populismo por aquel hombre fuerte que llegó a la presidencia, “de manera heroica”, después de haber derrotado a la mafia del poder. Puesto que, al haber dos enemigos intrínsecos en nuestra historia nacional, que a estas alturas ya deberían de haber sido superados, Andrés Manuel López Obrador ayer apostó por pintar de villano a aquel que no es destino del 80% de nuestras exportaciones y con el que tampoco se reúne con el yerno en casa de amigos.

Nuestro presidente solicitó al rey de España, Felipe VI, ofrecer disculpas a nombre de su país por las vejaciones cometidas por españoles en contra de pueblos indígenas. Medida que en la realidad tendrá poco impacto pero que seguro le dará, la gloria anhelada, basada en aquella división entre el bien y el mal que tanto le gusta y que es sostenida por el resentimiento.

Parece que los tintes de Juárez se empiezan a mezclar con los de Hidalgo.

Estamos en la versión actualizada de 1800 y todo puede pasar en la medida en que se crea. Espero que la emoción no nos haga perder la razón y nos olvidemos de que el año se llama 2019.

El último en salir apague la luz.

 

Instagram: steph.henaro

Facebook: Stephanie Henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Comentarios

Cuando miro las noticias me es imposible no sentirme en una versión actualizada de otros tiempos. Parece que estamos en 1800. Hemos...

enero 1, 1970

Cuando miro las noticias me es imposible no sentirme en una versión actualizada de otros tiempos. Parece que estamos en 1800. Hemos...

enero 1, 1970




Más de categoría

Piezas de ajedrez rusas

Que los ojos del mundo estén puestos en tratar de descifrar quién será el próximo presidente de los Estados...

febrero 11, 2020

China lo sabe

La salida de Reino Unido de la Unión Europea y la entrada de Huawei dentro de sus planes tecnológicos...

enero 29, 2020

La hora de Colombia

En Colombia la manifestación de este jueves 21 se ha convertido en un desahogo colectivo. Varios sectores entre los...

noviembre 19, 2019

Ya llegó Evo

Ya llegó Evo y su llegada a México da mucho de que hablar. Porque con ella parece haberse puesto...

noviembre 13, 2019