Cártel Kosher en tierras del nopal

Lo que en Estados Unidos en algún momento de la historia se llamó Kosher Nostra en las tierras del nopal no podría llamarse de otra...

30 de julio, 2019

Lo que en Estados Unidos en algún momento de la historia se llamó Kosher Nostra en las tierras del nopal no podría llamarse de otra manera más que Cártel Kosher por la ironía, por la historia y por lo que conlleva en un país en el que mientras se nos felicita por atrapar migrantes, la experiencia demuestra que nos falta mucho por poder atrapar a quien pone en riesgo nuestra seguridad.

Y es que el caso del asesinato de Azulay Alón y Ben Sutchi, los dos israelitas asesinados en Plaza Artz, no podía ser más alarmante e irónico. Si se toma en cuenta que un ex agente del Mossad, la poderosa agencia de inteligencia exterior de Israel, entrenado para quitarse solo las esposas y perfectamente capaz de matar a 5 personas antes de ser sometido, acabó siendo asesinado por 5,000 pesos y que antes de eso regresó a nuestro país caminando por la frontera con Guatemala “en calidad de turista”, para iniciar una nueva vida como “empresario.”

Después de tener antecedentes criminales en Israel, Estados Unidos, e incluso México, y que la Interpol haya emitido una ficha roja para su búsqueda, considerándolo un delincuente de gran peligrosidad.

Estoy hablando de Ben Sutchi y del trágico realismo mágico que este caso conlleva al demostrar la fragilidad de nuestras fronteras y de nuestros servicios de inteligencia. Porque lamentablemente esta situación es increíble pero cierta.

Sutchi tenía un historial criminal en su país desde los años 90 y en México desde 2001. Había sido detenido en Israel por un intento de homicidio a Many Aslan, el hijo del delincuente israelí Ezequiel Aslan, donde fue condenado a 17 años de prisión.

En 2001, se fugó de la cárcel en compañía de otro delincuente de nombre Erez Akrishevsky; ambos se trasladaron a México, donde se relacionaron con bandas dedicadas al tráfico de cocaína.




Después se fue a Venezuela, ahí también fue detenido en 2004 y se le relacionaba con el homicidio de un narcotraficante colombiano.

La Interpol alertó a las autoridades mexicanas de la presencia del prófugo israelí en 2004, y fue hasta el 2005 cuando fue detenido en Polanco y se reporta que había ingresado caminando a nuestro país por la frontera con Guatemala en calidad de turista.

Al momento de su detención traía consigo 43 dosis de cocaína e incluso ofreció un soborno de 200 mil dólares a los agentes para que lo dejaran libre.

Fue deportado a su país requerido por los delitos de homicidio, narcotráfico y robo. Estuvo preso seis años, después se trasladó a Italia, luego a Estados Unidos, desde donde viajó a México, donde aterrizó en Cancún.

Ahí es en donde empieza su vida como “empresario” al lado de Azulay Alón y la fundación de la empresa Bucay Soluciones Empresariales, en Oaxaca, con la que ganaron varios concursos para surtir a la entidad de productos de papelería y dar asesoría legal en materia administrativa. Ayudando a instituciones del gobierno estatal y de sus municipios a que la Federación les devolviera el IVA, bajo un concepto de outsourcing.

Desde el año 2000, las áreas de seguridad e inteligencia del gobierno mexicano han detectado dentro del territorio nacional operaciones de la mafia israelí vinculadas con grupos locales del crimen organizado, como es el caso del Cártel de los Beltrán Leyva, al que abastecían de armas de alto poder y blanqueo ganancias ilícitas.

Tras la muerte de Arturo Beltrán Leyva, en diciembre de 2009, los israelíes identificados hicieron una pausa en su actividad delincuencial en México. Fue hasta 2013 cuando se tuvo de nuevo conocimiento de los contactos de la mafia israelí con la delincuencia organizada.

La Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Fiscalía General de la República tiene abiertas desde 2012 investigaciones sobre la introducción y venta de armas en México por parte de ex-agentes del Mossad.

Así las cosas mientras nosotros nos concentramos en que nos feliciten por atrapar migrantes y los recortes se extienden a los servicios de migración e inteligencia. Porque si el tiroteo no se hubiera llevado acabo, es probable que seguirían operando.  Ya que los dos israelitas obtuvieron visas de trabajo sin ser detectados y el CISEN no alertó sobre su presencia en la administración anterior.

Queda claro que la ineficacia trasciende fronteras, administraciones, y que da origen a nuevos grupos criminales como el Cártel Kosher del que no se había hablado y del que no se sabe si ya ha quedado desmantelado.

El último en salir apague la luz.

 

Facebook: Stephanie Henaro

Instagram: steph. Henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Comentarios

Lo que en Estados Unidos en algún momento de la historia se llamó Kosher Nostra en las tierras del nopal no podría...

enero 1, 1970

Lo que en Estados Unidos en algún momento de la historia se llamó Kosher Nostra en las tierras del nopal no podría...

enero 1, 1970




Más de categoría

Piezas de ajedrez rusas

Que los ojos del mundo estén puestos en tratar de descifrar quién será el próximo presidente de los Estados...

febrero 11, 2020

China lo sabe

La salida de Reino Unido de la Unión Europea y la entrada de Huawei dentro de sus planes tecnológicos...

enero 29, 2020

La hora de Colombia

En Colombia la manifestación de este jueves 21 se ha convertido en un desahogo colectivo. Varios sectores entre los...

noviembre 19, 2019

Ya llegó Evo

Ya llegó Evo y su llegada a México da mucho de que hablar. Porque con ella parece haberse puesto...

noviembre 13, 2019