Un análisis negativo en el peor momento – 2

Para los investigadores del Instituto Oxford para Estudios de la Energía, Amrita Sen y Shweta Upadhyaya, autores del estudio Awaiting the Mexican Wave, Challenges to energy reforms and raising oil output (Esperando la Ola Mexicana, Retos para...

9 de julio, 2014 analisis-negativo-2

Para los investigadores del Instituto Oxford para Estudios de la Energía, Amrita Sen y Shweta Upadhyaya, autores del estudio Awaiting the Mexican Wave, Challenges to energy reforms and raising oil output (Esperando la Ola Mexicana, Retos para las reformas energéticas y el incremento de la producción petrolera), hay cuatro factores que explican su pesimismo respecto al futuro de la  industria petrolera mexicana.

1. “La fuerte caída de la base de producción petrolera de México y la presencia de sólo un puñado de  nuevos grandes campos que empiezan a producir que muy probablemente no sean capaces de compensar las caídas en los campos existentes;

2. “La falta de reservas petroleras probadas (P1) o reservas probadas más probables (P2) en aguas profundas. México tendrá que competir con países como Brasil y Angola, que también compiten por la atención de inversionistas, y que presumen de tener reservas en aguas profundas mejor probadas que las de México;

3. “La falta de competencia extranjera para Pemex, que continuará operando sus activos en aguas poco profundas. La llegada de inversiones privadas a depósitos en aguas profundas y de lutita (shale oil) no tendrá ningún efecto sobre Pemex en la forma de una mayor eficiencia a través del aumento de la competencia, que puede afirmarse que fue uno de los objetivos para iniciar la reforma;

4. “La falta de atención de las reformas en los agobiados sectores midstream y downstream influirá en el atractivo general de México entre los inversionistas extranjeros. Alrededor del 40% de los sistemas de ductos (oleoductos, gasoductos, etc.) de México ya operan a máxima capacidad, dando lugar a frecuentes embotellamientos”. (Wikipedia define así a ambos sectores: “El sector midstream incluye el transporte, ya sea por tuberías, ferrocarril, barcaza, o camión, el almacenamiento y la comercialización al por mayor de productos crudos o refinados derivados del petróleo. Ductos y otros sistemas de transporte pueden ser utilizados para trasladar petróleo crudo desde los sitios de producción a las refinerías y entregar los diversos productos refinados a los distribuidores del downstream. Las redes de gasoductos de gas natural recolectan gas de las plantas de procesamiento de gas natural y lo transportan hasta los consumidores downstream, como son las empresas de servicios públicos locales. El sector downstream se refiere comúnmente a las tareas de refinamiento del petróleo crudo y al procesamiento y purificación del gas natural, así como también la comercialización y distribución de productos derivados del petróleo crudo y gas natural. El sector downstream llega hasta los consumidores con productos tales como gasolina, querosén, combustibles aeronáuticos, diésel, fueloil, lubricantes, ceras, asfalto, gas natural, y gas licuado del petróleo así como también cientos de petroquímicos”).

Casi al final de reporte puede leerse que “El mayor inconveniente de las reformas propuestas no es necesariamente lo corto que se quedan para introducir el nivel adecuado de competencia para Pemex. Más bien es su falta de detalle para abordar cuestiones en los sectores midstream y downstream. En particular, la reforma no aborda las cuestiones que afectan al midstream, ya que los activos seguirán bajo el control del gobierno mexicano. El estado actual de la infraestructura requiere una inversión de miles de millones de dólares pero sin tener la propiedad de los activos del midstream la muy necesaria inversión extranjera podría no materializarse y desacelerar el ritmo de la inversión extranjera en el sector upstream”. (Wikipedia define al sector upstream así: “Al upstream también se lo conoce como sector de exploración y producción… incluye las tareas de búsqueda de potenciales yacimientos de petróleo crudo y de gas natural, tanto subterráneos como submarinos, la perforación de pozos exploratorios, y posteriormente la perforación y explotación de los pozos que llevan el petróleo crudo o el gas natural hasta la superficie. Con el desarrollo de métodos para extraer gas metano de vetas de carbón, se ha producido un cambio significativo hacia la inclusión del gas no convencional como parte del sector upstream, así como también los desarrollos correspondientes al procesamiento y transporte de gas natural líquido”).

El estudio puede verse en http://www.oxfordenergy.org/2014/06/awaiting-the-mexican-wave-challenges-to-energy-reforms-and-raising-oil-output/

Comentarios


Cada quién su debate Bárbara Lejtik Elecciones HOME4 “Cuando veas a tu enemigo equivocándose déjalo ser”. –Napoleón Bonaparte Algo que me queda...

abril 30, 2024

Condena individualista al desamor

Amar exige apertura y, sobre todo, disposición a mostrarse vulnerable.

mayo 10, 2024




Más de categoría

Condena individualista al desamor

Amar exige apertura y, sobre todo, disposición a mostrarse vulnerable.

mayo 10, 2024

Cada quién su debate Bárbara Lejtik Elecciones HOME4 “Cuando veas a tu enemigo equivocándose déjalo ser”. –Napoleón Bonaparte Algo...

abril 30, 2024
México, ¿de “patio trasero” de EEUU, a “puerta trasera” para China?

México, ¿de “patio trasero” de EEUU, a “puerta trasera” para China?

México probablemente necesitará establecer metas modestas para mantener nuestras relaciones con China, y al mismo tiempo prevalecer como el...

abril 29, 2024

O el derecho de la fuerza Julio Chavezmontes Opinión HOME4 “Que todo el que se queje con justicia tenga...

abril 26, 2024