Reflexiones de la Pasada Contienda Electoral… y lo que Viene.

¡Caballo que va a ganar, gana…!   ¡Caballo que va a ganar, gana…! era una “sabiondez” que decía Mario Galindo, chofer de Justo F. Fernández, allá en la época dorada del Hipódromo de las Américas cuando alguien...

7 de junio, 2017
RHT
foto_1

¡Caballo que va a ganar, gana…!

 

¡Caballo que va a ganar, gana…! era una “sabiondez” que decía Mario Galindo, chofer de Justo F. Fernández, allá en la época dorada del Hipódromo de las Américas cuando alguien osaba pronosticar quién ganaría en determinada carrera.

Así, de manera semejante se hizo realidad mi vaticinio de quién vencería en la pasada contienda electoral del domingo que pronostiqué —y daba 3 a 1— que en el estado de México la gubernatura la alcanzaría el PRI: Alfredo del Mazo. Para mí era impensable que en la tierra del Presidente alguien pudieran ganarle. Solo había una manera, que la oposición se uniera para sacar al PRI del poder, formando una coalición: PAN-PRD. O más lógica, PRD-Morena pues ambos partidos son de izquierda o eso dicen…

De ese modo, todas las estrellas del universo se confabularon a  favor de Alfredo del Mazo y le facilitaron el triunfo —por nariz, eso sí— pero ganó, con casi el 3% de diferencia; muy ayudado por las ventajas que da tener el “poder” en las manos.  Como soy muy mal pensado —no hay otra forma de verlo— habría que imaginar cuánto y con quién se negoció con los líderes de algunos partidos de oposición para que en la cuna de Enrique Peña Nieto no hubiera coaliciones y que al final nadie importante declinara a favor de la morena.  Eso le significó el triunfo. ¡Así de “extraña” es nuestra democracia y sus negocios conexos!

Por las crónicas y opiniones que he leído y escuchado, los “triunfos” de los candidatos del PRI van ser impugnados en los Tribunales. En el estado de Coahuila, donde al parecer hubo un mega fraude, bien podría revertirse el triunfo del candidato del PRI. En la tierra del presidente a pesar del dineral ilegal que se gastó —por ambos bandos— sigo apostando que Alfredo del Mazo será algún día gobernador. ¿Quién me toma la apuesta?

Estoy convencido que en este país —en lo que llamamos la política— hay una gran cantidad de acuerdos en lo obscurito. Se da entre los servidores públicos y los empresarios para que la corrupción florezca y los millonarios sexenales se produzcan. Este sexenio la corrupción ha florecido y ya es del tamaño de la selva lacandona. ¿Qué digo?: de la selva del Amazonas.




Gran culpa de todo ello —es decir, no haber sacado al PRI de esa importante gubernatura­ y todo lo que ello significa— la tiene el llamado “Mesías Tropical”, Andrés Manuel López Obrador que hizo lo imposible para no lograr acuerdos. Al parecer, ahora goza de una “juventud diferida” y su inmadurez y soberbia asusta. Sabe bien que tiene a su favor el hartazgo ciudadano y bien sabe que ahora es el puntero en las encuestas; aunque me queda de consuelo que estos pronosticadores —los encuestadores— son como mis amigos handicappers que en las carreras de caballos no dan una.

No veo quién puede liderar, para el sexenio que viene —y que ya llegó— un cambio verdadero. Este país necesita una revolución de la conciencia nacional y un cambio radical. Empezando por la representación nacional, es decir, el Congreso de la Unión. Es obvio que los legisladores no han trabajado para el bien común. Ejemplo sirva la iniciativa de la Ley Federal de Juegos y Sorteos que duerme en el Senado el sueño de los justos pues de ninguna manera conviene que haya una Ley que regule esa importante actividad y que la discrecionalidad mande. Y así, hay mil ejemplos más.

Nuestro sistema legislativo, judicial, electoral y anexos no funcionan como deberían para beneficiar al glorioso pueblo de México y así crear prosperidad. La impunidad manda y no veo cómo va a cambiar. La esperanza se renueva para el sexenio que entra y me pregunto… ¿con quién?

Para la verdadera oposición —candidatos independientes que desgraciadamente la veo muy difícil que puedan emerger, empresarios patriotas y miembros de la inteligencia— ya es tiempo de formar otro Grupo San Ángel, esquema que empujó y llevó a Vicente Fox a Los Pinos…

Siendo este el panorama de lo acontecido nos preparamos para observar cómo y quién serán los candidatos para el 2018. Por el PRI me late que surgirá un personaje de la reserva. Otro Enrique pudiera ser: Enrique De la Madrid. A su padre —quien fue Presidente—no se le conoce una fortuna inaudita y es un hombre inteligente. Este hombre pudiera ser un buen Presidente.

En próximas entregas daré mi opinión para saber quién le puede ganar al puntero; el famoso Andrés Manuel, característica que debo señalar nunca me ha gustado en los caballos de carrera pues para mi es mejor enseñar a los caballos de carrera a que corran reservados, con lo que casi siempre se cumple la máxima hípica que dice: “Caballo que alcanza, gana”.

Comentarios

Ruiz-Healy Times felicita a Luy

La Agencia mundial de Prensa de Estados Unidos le acaba otorgar el Galardón al Caricaturista de la Década a nivel internacional El...

febrero 9, 2021
foto_1

¡Caballo que va a ganar, gana…!   ¡Caballo que va a ganar, gana…! era una “sabiondez” que decía Mario Galindo, chofer de...

enero 1, 1970




Más de categoría

Ruiz-Healy Times felicita a Luy

La Agencia mundial de Prensa de Estados Unidos le acaba otorgar el Galardón al Caricaturista de la Década a...

febrero 9, 2021
Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Raymundo Collins fue un funcionario de alto nivel en los gobiernos en la ciudad de México de López Obrador,...

enero 7, 2021

Comunicado ruizhealytimes.com

www.ruizhealytimes.com lamenta profundamente la partida de Luis Enrique Mercado, uno de los grandes del periodismo mexicano y amigo de...

diciembre 29, 2020

A G E N D A

El Gobernador Miguel Barbosa Huerta encabeza este martes 15 de diciembre, a las 09:20 horas, la habitual rueda de prensa para informar sobre la situación de...

diciembre 14, 2020