,

Recomendaciones Culturales: Arte Culinario, Cine, Exposiciones y Música

Arte Culinario Shalala Para todos aquellos amantes de la cultura japonesa, la que incluye su comida tradicional , así como ese ambiente lleno de misticismo que tanto lo caracteriza, es… Arte Culinario Shalala Para todos aquellos amantes...

4 de octubre, 2014

Arte Culinario Shalala Para todos aquellos amantes de la cultura japonesa, la que incluye su comida tradicional , así como ese ambiente lleno de misticismo que tanto lo caracteriza, es…

Arte Culinario

Shalala

Para todos aquellos amantes de la cultura japonesa, la que incluye su comida tradicional , así como ese ambiente lleno de misticismo que tanto lo caracteriza, es importante que conozcan este lugar a cargo del chef Hiroshi I shikawa.

Además de encontrar los rollos básicos de sushi, el ramel, las gyozas (empanadas que en este lugar son cocidas)  y los teppanyakis , podrás disfrutar y compartir platillos como el okonomiyaki, nada más y nada menos que una suculenta pizza japonesa.

Su excelente ubicación, buen sabor y servicio harán que quieras regresar pronto.

Ubicación: Tamaulipas 93, Hipódromo Condesa, México D.F. Horarios: lun-jue 13:30-23:00 hrs, vie 13:30-00:00 hrs, sáb 13:30-23:00 hrs, dom 13:30-20:00 hrs. Tipo: Japonesa. Precios: $250- $350

 

Cine

Drácula, la historia jamás contada

Las fascinantes historias que se han contado sobre estos seres mitológicos e inmortales en el cine no paran, y no es para menos, pues sus características místicas y el contexto en que deben existir, abre posibilidades infinitas para contar mil y un historias sobre ellos.

Drácula es una de las películas más esperadas en este año, basada en una historia real que fue desarrolla en la novela escrita por Bram Stoker, en ella se habla sobre Vlad Tepes (Luke Evans), Príncipe de Rumania, bajo un ambiente gótico que hará que sin importar su actitud malvada y monstruosa, descubras a su ser heroico interior.

Este filme de ciencia ficción, posee matices que ayudan a comprender procesos históricos del siglo XV; así que de una vez van dos recomendaciones en una, el libro y la película, imperdibles.

Director: Gary Shore. Elenco: Luke Evans, Sarah Gadon, Diarmaid Murtagh, Dominic Cooper. Género: Acción/Aventuras/Drama/Ciencia Ficción/Fantasía. Clasificación: PG-13

Las bodas de mis ex

Si lo que prefieres es pasar un fin de semana con mucho humor y lleno de carcajadas, aprovecha el estreno de esta película española. La trama es sencilla, un chica llamada Ruth (Inma Cuesta) quien ha tenido varios fracasos en el amor y lo peor aún es que ha sido invitada a las bodas de sus ex parejas.   

La cinta posee divertidas actuaciones, con escenas de momentos vergonzosos y graciosos, tal vez más de uno podrá sentirse identificado y porque no, también permite un paso a la autorreflexión.

Director: Javier Ruiz Caldera. Elenco: Inma Cuesta, Martiño Rivas, María Botto, Rossy de Palma. País: España. Género: Comedia. Clasificación: B15

 

Exposición

Desfile de autos clásicos en Reforma, para romper el récord

El paseo de la Reforma se engalanará con los autos antiguos más bellos de México; este evento organizado por la delegación Cuauhtémoc, el canal History Channel y la Federación de Autos Antiguos, ha sido creada con el propósito de romper el Récord Guinness, que hoy por hoy Holanda lo posee con 948.

Estamos hablando de más de mil coches, en una zona de gran importancia histórica en la ciudad de México y que sin duda nos harán pensar en el famoso refrán “Recordar es volver a vivir”.

Dónde: Avenida Paseo de la Reforma y Juárez de la Ciudad de México. Cuándo: Domingo  05 de Octubre de 2014. De 14:00 a 17:00 hrs. Evento gratuito

 

Música

Makoto Nakura, marimbero japonés 

Quien diría que uno de los instrumentos más significativos de México, en especial de Chiapas y de Centroamérica, fue ejecutado por las talentosas manos del artista japonés Makoto Nakura desde los ocho años, quien ha sido el primer ejecutante de este instrumento en ganar las Young Concert Artists International Auditions, convirtiéndose en un marimbero de gran renombre y reconocimiento internacional.

Este fin de semana interpretará Masque, compuesta para él en 1998 por el japonés Tsuneya Tanabe y Forests shadows, con la compañía de un repertorio de guitarra española.

Dónde: Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. Cuándo: sábado 4 de octubre. 18:00 hrs. Precios: $20

128 Temporada de OSEM, Interpreta música de Agustín Lara

Como hemos visto, esta temporada ha estado llena de muchas sorpresas, en las que se ha demostrado que la música clásica posee un gran encanto para acompañar cualquier manifestación artística, de una manera elegante y sutil. En esta ocasión, el romanticismo del maestro Agustín Lara, se engalana con la compañía de la Orquesta Sinfónica del Estado de México y de la espectacular voz del Tenor Dante Alcalá.

Será un buen momento para recordarlo, pensando que el próximo 30 de octubre se conmemora el natalicio de “El Flaco de Oro”.

Dónde: Viernes 03, 20:00 hrs. Sala “Felipe Villanueva”, Toluca. Domingo 05, 12:30 hrs. Sala de Conciertos Elisa Carrillo. Centro Cultural Mexiquense Bicentenario. Precio: $50 entrada general $20 Personas con discapacidad; estudiantes y personas de la tercera edad.

Fina Estampa, Corazón de los Pueblos Mágicos

Uno de los motivos de la creación de este concierto es para hacerle un pequeño homenaje a los maravillosos Pueblos Mágicos del Estado de México, en esta ocasión será en uno de los más reconocidos: Valle de Bravo, lugar turístico por excelencia, quien contará con la presencia del Alicia Villareal y Fernando de la Mora, para ofrecer un concierto sin precedentes.

Además, previamente se ofrecerá un recorrido guiado por lugares importantes e históricos de este municipio.

Dónde: Kiosco de la plaza central de Valle de Bravo. Cuándo: 04 octubre 16:00 hrs. Precios: Entrada libre

GIANNI SCHICCHI: Ópera de Giacomo Puccini

El Taller de Perfeccionamiento Operístico, de la Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano (SIVAM), bajo la dirección de escena de María Inés Pintado y la dirección musical de Teresa Rodríguez, presentan una puesta en escena para toda la familia, llena de humor, música y de excelencia visual. Con este espectáculo se abren las puertas para acercarnos a la ópera y descubrir lo agradable que puede ser.

Dónde: Centro Nacional de las Artes (Cenart) – Teatro de las Artes, Río Churubusco 79. Cuándo: Sábado 4 y domingo 5 de octubre, 17 y 19 hrs. Entrada libre

Comentarios
object(WP_Query)#17675 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(1830) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(1830) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17674 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17707 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17677 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (1830) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(74353) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content"]=> string(7715) "Pese a que vivamos en una época demasiado crítica al pensamiento religioso, los personajes bíblicos continúan siendo figuras centrales de nuestra cosmogonía actual. Prueba de ello es la fantástica narración que hace José Saramago del primer homicida –dentro de las religiones abrahámicas–, Caín. La historia la conocemos todos. Los dos primeros hijos de Adán y Eva que, en un día cualquiera, ofrecieron sacrificios en alabanza a Dios; un aparente e inofensivo acto que acabó por protagonizar un suceso que será recordado por milenios. ¿Qué ocurre? El hermano mayor asesina al menor. ¿Por qué? El texto no ofrece explicación alguna. Lo cual, quizás, es el encanto de la historia, pues nos permite –como Saramago lo hace– llenar los espacios con una narrativa que nos haga sentido. Lo que el escritor portugués hace en esta corta novela es, a mi modo de ver, una defensa del libre albedrío en su esplendor más existencialista –no hay sentido más el que uno mismo quiera impregnarle a su vida–. La historia es relativamente sencilla. Adán y Eva son expulsados del Edén y forzados a vivir en el mundo mortal. Tienen dos hijos, Caín y Abel. Cuando el segundo le ofrece un sacrificio a Dios y éste lo acepta, rechazando el de Caín, éste se deja arrebatar por la cólera y asesina al hermano favorecido. Claro, la narrativa de Saramago empieza a hacer su magia desde la primera palabra que escribió y nos ofrece una explicación muy humana. El hermano menor le echa en cara que él sí fue favorecido por Dios. Por supuesto, siendo el inicio de toda la historia humana, Caín no supo cómo manejar su enojo y culminó en un acto de aniquilación sin remordimiento alguno. En su visión –y hasta el final de la novela– siempre estuvo justificado.  En general, considero que la novela trata precisamente de esta ira justificada por Caín mismo para odiar a Dios. Tal como lo afirma "es muy sencillo, maté a abel porque no podía matarte a ti, pero en mi intención estás muerto". El odio de Caín se manifiesta a lo largo del viaje errante que, desde aquel momento, emprende por condena de Dios –y también, considero, por su incapacidad de soltar su ira–. Durante este andar, Caín se convierte en testigo de muchas escenas bíblicas tan controvertidas como la destrucción de Gomorra, la caída de la torre de Babel, la apuesta de Satán con Dios y el arca de Noé. Sin embargo, este testimonio, más allá de apegarse al texto bíblico o a la interpretación del dogma, se basa en el sentimiento puro de Caín quien, nunca liberado del odio a Dios, se convierte en el juez de su padre celestial dedicándose a arruinar cualquier plan divino. En este sentido, pienso que el autor se expresó con nítida transparencia en su personaje. Bien sabido es el ateísmo de Saramago quien, pese a no creer en un poder eterno, se vio siempre fascinado por los temas de la revelación. Además, resulta curioso porque, pese a que Caín está con Dios, es el primero en no creer en él y en resentirlo hasta el extremo. Sin embargo, todo este periplo que emprendió parece que no llega a ninguna parte. Al final de la novela, ¿qué queda de Caín? Nada. Homicidios, mentiras, engaños y una ira sin frenos contra su creador. Quizás, esta es la marca de Caín, el símbolo de la ira nihilista que nunca se satisface su sed de violencia y venganza. ¿Qué considero que es novedoso de esta novela? La fórmula narrativa, como siempre ocurre con Saramago. Hay una muy marcada tendencia de reivindicar el sufrimiento y la fragilidad humana desde las coordenadas de la razón y la emoción. Quizás, es demasiado duro en su crítica contra los textos religiosos que, tanto para fieles como no creyentes, son un pilar de la sociedad occidental. Para bien, como para mal. Lo cual, me lleva a otra reflexión: mucho se juega en la interpretación. Los medievales no perdieron tiempo en investigar afanosamente los métodos de interpretación para entender los Textos Sagrados, así como los distintos significados que contienen. Lo mismo ocurre en un ambiente secular. El mismo derecho es ejemplo paradigmático de la importancia que acarrea una correcta interpretación de la realidad:  El derecho es un concepto interpretativo. Los jueces deberían decidir qué es el derecho al interpretar la práctica de otros jueces cuando deciden qué es el derecho. […] La actitud del derecho es constructiva: su objetivo, en el espíritu interpretativo, es colocar el principio por encima de la práctica para demostrar el mejor camino hacia un futuro mejor, cumpliendo con el pasado2.   De esta manera, pienso que la gran maestría de Saramago en esta novela es, precisamente, demostrar el rol central que desempeña nuestra capacidad interpretativa para descifrar nuestra realidad. Los hechos históricos, los actos públicos, las voluntades privadas, las leyes y políticas implementadas, son símbolos que constantemente estamos interpretando. Y, como bien explica Mauricio Beuchot: Estos signos estructuran el imaginario social, esa dimensión inconsciente por la que nos conectamos con nuestra comunidad, que nos hace pertenecer a una colectividad o sociedad. Se forma como imaginario individual, pero a partir del social. Va a través de la fantasía o imaginación. Y también, al igual que el símbolo, requiere de la interpretación, de la hermenéutica3. Es nuestra capacidad interpretativa lo que nos permite construirnos, tanto como individuos, como comunidad. La clave interpretativa de Caín siempre se cifró a través del sentimiento de traición y, por lo tanto, de venganza. Así, en lugar de comprender la realidad objetivamente, Caín veía al mundo a través del lente del odio, sin dar lugar a cualquier otro criterio, ni siquiera a una reflexión honesta de sí mismo. Podríamos decir, entonces, que la marca de Caín es la perversión de una vida que sólo existe para odiar.  Por último, quiero destacar que resulta algo irónico que alguien tan profundamente ateo se haya inspirado por lo religioso para crear su arte. Claro, lo hace con crítica severa. Sin embargo, no deja de ser curioso. Al final, las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es –o si existe– un dios. Estas cuestiones con sus respectivas preguntas son las que moldean la historia humana. Así, Saramago ha representado, en una pequeña novela, el paradigma relativista del pensamiento humano contemporáneo.  1 Saramago, José, Caín (México: Alfaguara, 2017), p. 40.  2 Dworkin, Ronald, El Impero de la Justicia (México: Gedisa Editorial, 2008), pp. 287-290.  3 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones (México: FCE, 2016), p. 56." ["post_title"]=> string(71) "La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago" ["post_excerpt"]=> string(174) "Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es la divinidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "la-ceguera-del-odio-una-breve-resena-de-cain-de-jose-saramago" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17609 (24) { ["ID"]=> int(74832) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-21 13:27:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:27:59" ["post_content"]=> string(4306) "Querida Tora Te he hablado algunas veces de esa señora que siempre tiene un perro de los llamados “french poodle” y que, cuando se le muere, se compra otro igual y a todos los llama Puchi, ¿verdad? Sí, que siempre los compra blancos, y el último le salió con manchas de color y lo llevó al salón de belleza para que se lo decoloraran. Pues ese se le murió en el secador. Pero ya se compró otro.  Este le salió mudo. Así, como te lo cuento. No ladra ni en defensa propia. No te digo lo preocupada que estaba la señora, que en cuanto se dio cuenta de su defecto lo llevó al Seguro Vecinal para ver qué le daba. Pero la enfermera (Siempre tan atenta) le dijo que no fuera idiota, que el Seguro Vecinal era para vecinos, y que el perro no alcanzaba esa categoría, porque era un parásito de la señora. Y la señora, que no sabía lo que quería decir parásito, se fue con la cola entre las piernas, igual que el nuevo Puchi. Bueno, igual no, porque al perro le mandó cortar la cola “porque luego la andan arrastrando entre puras porquerías”, e hizo que se la dejaran como una rosa blanca, apenas un pompón en salva sea la parte. Pues allá anduvo la señora averiguando cómo curar a su perro, y al fin  consiguió que un pasante de psicología le diera una terapia de ladrido. Lo llevaba tres veces por semana, y cada clase se la cobraban bien y bonito; pero a ella no le importaba, con tal que Puchi aprendiera a ladrar como es debido. Pero nada. El animalito apenas abría la boca y exhalaba algo semejante a un quejido de dolor. Por fin, el pasante le recomendó que lo llevara con un psiquiatra que, como estaba recién recibido, no era muy exigente con los pacientes que aceptaba. Y sí, lo aceptó. Le mandó hacer unos exámenes psico-pedagógicos que no le sirvieron de nada, porque no estaba aprendiendo nada. Luego, unos estudios neuro-psiquiátricos, con tomografía y todo, que lo único que revelaron era que una parte del cerebro no le funcionaba bien. ¿Por qué? Ese fue el verdadero trabajo del psiquiatra. Al cabo de unos estudios de corteza cerebral que él mismo se inventó, concluyó que lo que pasaba era que Puchi estaba a disgusto con la vida. “¿Pero por qué?”, exclamó la señora, “si yo le doy todo lo que me pide”. “Pues algo está fallando”, afirmó, categórico, el muchacho (Porque no tenía más de 24 ó 25 años); y, ya a la desesperada, dijo: “A lo mejor no le gusta su casa, o la comida que le da o… ¡o su nombre!”. ¿Y qué crees? Que al oir eso, el perro levantó la cabeza. Y el muchacho, que es inteligente, reaccionó: “¿Cómo se llama?”, preguntó. “Puchi”, contestó la señora. “¿Y ese es nombre de perro o de perra?”. “De perrita. Yo siempre compro perritas. Son más monas”. “Pues ahí está el problema”, afirmó el brillante psiquiatra. “Su Puchi es macho”. “¿Se puede intentar un cambio de sexo?”, preguntó la atribulada madre. “Más fácil sería cambiarle el nombre”, fue la contundente respuesta del psiquiatra. La señora se resistió, pero al fin accedió a llamarle Pucho. Y en ese instante, el animalito se levantó sobre sus cuatro patas, intentó menear la rosita blanca que tiene por cola y lanzó un estentóreo ladrido.  ¡Hasta el habla le empezó a funcionar! Hoy, Pucho corretea por toda la vecindad y a veces se sale a jugar a la calle, con la consiguiente angustia de la madre. Pero hasta el momento no le ha pasado nada. Por el contrario, las malas lenguas dicen que ya ha engendrado dos o tres camadas de pequeños “Puchos” con las perras callejeras. La señora lo niega categóricamente, diciendo que su “nene” es incapaz de meterse con gente de esa categoría, pero ya está empezando a pensar en cruzarlo con alguien de su rango “para que perpetúe las mejores características de su especie”. ¿Qué te parece? Pero así son los habitantes de este extraño planeta. Te quiere Cocatú " ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 255" ["post_excerpt"]=> string(188) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ahí ve." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-255" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-21 13:27:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:27:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74832" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(74353) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content"]=> string(7715) "Pese a que vivamos en una época demasiado crítica al pensamiento religioso, los personajes bíblicos continúan siendo figuras centrales de nuestra cosmogonía actual. Prueba de ello es la fantástica narración que hace José Saramago del primer homicida –dentro de las religiones abrahámicas–, Caín. La historia la conocemos todos. Los dos primeros hijos de Adán y Eva que, en un día cualquiera, ofrecieron sacrificios en alabanza a Dios; un aparente e inofensivo acto que acabó por protagonizar un suceso que será recordado por milenios. ¿Qué ocurre? El hermano mayor asesina al menor. ¿Por qué? El texto no ofrece explicación alguna. Lo cual, quizás, es el encanto de la historia, pues nos permite –como Saramago lo hace– llenar los espacios con una narrativa que nos haga sentido. Lo que el escritor portugués hace en esta corta novela es, a mi modo de ver, una defensa del libre albedrío en su esplendor más existencialista –no hay sentido más el que uno mismo quiera impregnarle a su vida–. La historia es relativamente sencilla. Adán y Eva son expulsados del Edén y forzados a vivir en el mundo mortal. Tienen dos hijos, Caín y Abel. Cuando el segundo le ofrece un sacrificio a Dios y éste lo acepta, rechazando el de Caín, éste se deja arrebatar por la cólera y asesina al hermano favorecido. Claro, la narrativa de Saramago empieza a hacer su magia desde la primera palabra que escribió y nos ofrece una explicación muy humana. El hermano menor le echa en cara que él sí fue favorecido por Dios. Por supuesto, siendo el inicio de toda la historia humana, Caín no supo cómo manejar su enojo y culminó en un acto de aniquilación sin remordimiento alguno. En su visión –y hasta el final de la novela– siempre estuvo justificado.  En general, considero que la novela trata precisamente de esta ira justificada por Caín mismo para odiar a Dios. Tal como lo afirma "es muy sencillo, maté a abel porque no podía matarte a ti, pero en mi intención estás muerto". El odio de Caín se manifiesta a lo largo del viaje errante que, desde aquel momento, emprende por condena de Dios –y también, considero, por su incapacidad de soltar su ira–. Durante este andar, Caín se convierte en testigo de muchas escenas bíblicas tan controvertidas como la destrucción de Gomorra, la caída de la torre de Babel, la apuesta de Satán con Dios y el arca de Noé. Sin embargo, este testimonio, más allá de apegarse al texto bíblico o a la interpretación del dogma, se basa en el sentimiento puro de Caín quien, nunca liberado del odio a Dios, se convierte en el juez de su padre celestial dedicándose a arruinar cualquier plan divino. En este sentido, pienso que el autor se expresó con nítida transparencia en su personaje. Bien sabido es el ateísmo de Saramago quien, pese a no creer en un poder eterno, se vio siempre fascinado por los temas de la revelación. Además, resulta curioso porque, pese a que Caín está con Dios, es el primero en no creer en él y en resentirlo hasta el extremo. Sin embargo, todo este periplo que emprendió parece que no llega a ninguna parte. Al final de la novela, ¿qué queda de Caín? Nada. Homicidios, mentiras, engaños y una ira sin frenos contra su creador. Quizás, esta es la marca de Caín, el símbolo de la ira nihilista que nunca se satisface su sed de violencia y venganza. ¿Qué considero que es novedoso de esta novela? La fórmula narrativa, como siempre ocurre con Saramago. Hay una muy marcada tendencia de reivindicar el sufrimiento y la fragilidad humana desde las coordenadas de la razón y la emoción. Quizás, es demasiado duro en su crítica contra los textos religiosos que, tanto para fieles como no creyentes, son un pilar de la sociedad occidental. Para bien, como para mal. Lo cual, me lleva a otra reflexión: mucho se juega en la interpretación. Los medievales no perdieron tiempo en investigar afanosamente los métodos de interpretación para entender los Textos Sagrados, así como los distintos significados que contienen. Lo mismo ocurre en un ambiente secular. El mismo derecho es ejemplo paradigmático de la importancia que acarrea una correcta interpretación de la realidad:  El derecho es un concepto interpretativo. Los jueces deberían decidir qué es el derecho al interpretar la práctica de otros jueces cuando deciden qué es el derecho. […] La actitud del derecho es constructiva: su objetivo, en el espíritu interpretativo, es colocar el principio por encima de la práctica para demostrar el mejor camino hacia un futuro mejor, cumpliendo con el pasado2.   De esta manera, pienso que la gran maestría de Saramago en esta novela es, precisamente, demostrar el rol central que desempeña nuestra capacidad interpretativa para descifrar nuestra realidad. Los hechos históricos, los actos públicos, las voluntades privadas, las leyes y políticas implementadas, son símbolos que constantemente estamos interpretando. Y, como bien explica Mauricio Beuchot: Estos signos estructuran el imaginario social, esa dimensión inconsciente por la que nos conectamos con nuestra comunidad, que nos hace pertenecer a una colectividad o sociedad. Se forma como imaginario individual, pero a partir del social. Va a través de la fantasía o imaginación. Y también, al igual que el símbolo, requiere de la interpretación, de la hermenéutica3. Es nuestra capacidad interpretativa lo que nos permite construirnos, tanto como individuos, como comunidad. La clave interpretativa de Caín siempre se cifró a través del sentimiento de traición y, por lo tanto, de venganza. Así, en lugar de comprender la realidad objetivamente, Caín veía al mundo a través del lente del odio, sin dar lugar a cualquier otro criterio, ni siquiera a una reflexión honesta de sí mismo. Podríamos decir, entonces, que la marca de Caín es la perversión de una vida que sólo existe para odiar.  Por último, quiero destacar que resulta algo irónico que alguien tan profundamente ateo se haya inspirado por lo religioso para crear su arte. Claro, lo hace con crítica severa. Sin embargo, no deja de ser curioso. Al final, las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es –o si existe– un dios. Estas cuestiones con sus respectivas preguntas son las que moldean la historia humana. Así, Saramago ha representado, en una pequeña novela, el paradigma relativista del pensamiento humano contemporáneo.  1 Saramago, José, Caín (México: Alfaguara, 2017), p. 40.  2 Dworkin, Ronald, El Impero de la Justicia (México: Gedisa Editorial, 2008), pp. 287-290.  3 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones (México: FCE, 2016), p. 56." ["post_title"]=> string(71) "La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago" ["post_excerpt"]=> string(174) "Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es la divinidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "la-ceguera-del-odio-una-breve-resena-de-cain-de-jose-saramago" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "aa625e2fdfec3d25772ab939c5f1ab0a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago

Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué...

enero 7, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 255

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

enero 21, 2022




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 255

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 21, 2022
Lecciones de vida

Lecciones de vida

La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso,...

enero 18, 2022

CARTAS A TORA 254

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 17, 2022

Hellblade: la oscuridad interna

Así como el cine y la literatura nos pueden contar historias de gran profundidad, hoy en día los videojuegos...

enero 14, 2022