Prepararnos para educar lo inédito viable

¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos? ¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos? ¿cómo podemos preparar a los chicos para un mundo que aún no existe? ¿qué habilidades debe tener el alumno del siglo...

29 de marzo, 2016
RHT
generacion-z

¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos?

¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos? ¿cómo podemos preparar a los chicos para un mundo que aún no existe? ¿qué habilidades debe tener el alumno del siglo XXI?, ¿qué habilidades requiere el docente de hoy para educar a los alumnos del siglo XXI?

La era pos moderna es también la época de las paradojas (artículo pasado) cada vez más evidentes en la educación y fuera de ella. Estas paradojas son sintomáticas de un mundo en rápida transformación, que nos empuja en muchas direcciones al mismo tiempo (Hargreaves, 1998). La tarea no es fácil en el mundo que nos está tocando vivir y ese reto incluye educar para “vislumbrar lo invisible” dice Novo lo “inédito viable” de Paulo Freire “pensar un impensable” de Leff y la “comprensión del mundo“ de Morin.

 Las siguientes reflexiones sobre las habilidades que requieren los docentes pos modernos parten de varios autores, preocupados y ocupados en pensar el “aquí para un mañana mejor”.

Una de las principales habilidades a desarrollar es sin duda el conocimiento y uso de las tecnologías de la información -TICs- una realidad que está en la vida de casi todos los ciudadanos el mundo, y recordemos, la educación también circula por internet, y que mejor que sea para la innovación en beneficio de “muchos”, pues el alcance que posee no tiene fronteras, para bien o para mal. Hay que educar en las competencias digitales y que la escuela se convierta en una red de solidaridad. En este sentido Amanda Ronan propone habilidades para los profesores como Comprender cómo usar la tecnología, saber dónde encontrar recursos útiles, participar en redes sociales y toma tu tiempo para desconectar.

Martha Nussbaum propone: el Pensamiento crítico es particularmente crucial para la buena ciudadanía en una sociedad que tiene que luchas con personas que difieren según la etnia, la casta, la religión y profundas divisiones políticas. Sólo tendremos la oportunidad del dialogo adecuado que atraviese fronteras si los ciudadanos saben cómo participar en el diálogo y la deliberación en primer lugar. Es posible, y esencial fomentar el pensamiento crítico desde que se inicia la educación.




La comprensión es la segunda clave del ciudadano moderno, es la capacidad de verse así mismo como miembro de una nación y un mundo heterogéneo, entender algo de la historia y el carácter de los diversos grupos que lo habitan. Se debe entender las diferencias que entorpecen la comprensión entre grupos y naciones y los intereses y necesidades humanas compartidas que hacen esencial la comprensión, si se busca resolver problemas comunes. Enseñar esta comprensión del mundo proveerá el desarrollo humano si se da con el pensamiento crítico.

La tercera habilidad, relacionada con las dos primeras es la imaginación narrativa, que es aprender a ver a otro ser humano no como una cosa, sino como una persona completa, no es un logro automático: debe ser promovida por la educación que refiere la capacidad de pensar a cerca de lo que puede ser la vida interna de otro- y también para entender por qué no es posible captar plenamente ese mundo interior. La imaginación, para Castillo, significa conectar con la realidad, cuándo la imaginación está ordenada, nos revela los límites de la realidad y nos permite ver más allá…el futuro.

Desde la visión ambiental, María Novo propone dentro del proceso de enseñanza aprendizaje innovador: estimular la lucidez que significa que las personas tomen conciencia de su ubicación real en el contexto y de los límites y posibilidades que comporta, tomar conciencia entre la confusión entre deseos y necesidades que es promovida por la publicidad.

Darle la importancia a la escucha, quienes aprenden necesitan tiempo para comprender, y a veces simplemente para sentir un primer impulso de pasión y de compasión que los haga solidarios con la naturaleza y con el resto de la humanidad. La prisa no es educativa.

Avivar la constancia, los cambios no son fáciles y, si algo caracteriza a la educación, es esa distancia que existe entre la labor de quienes educan y las actitudes visibles de quienes reciben su palabra o su testimonio, que tarda mucho tiempo. Un mal de nuestra sociedad es la prisa.

Enseñar a perder, es fundamental recuperar el valor de la espera, de que hay que aguardar para conseguir lo deseado. Ese aprendizaje es el que nos conduce a la edad adulta en términos de equilibrio psicológico, es la base del aprendizaje de los limites, un aprendizaje primordial para vivir pisando más ligero sobre la tierra.

Poner en juego la imaginación. Un mundo que necesitamos no está diseñado en ningún sitio, es un mundo a inventar, a construir. Para enfrentar los problemas es necesario elaborar alternativas en la que se ponga en juego la posibilidad creativa de quienes aprenden.

Practicar la toma de decisiones estimular el compromiso con los cambios que son posibles y que de forma responsable pueden asumirse, las decisiones son un campo de prueba de aquello que vamos comprendiendo, y cuando decidimos a favor de la solidaridad y en defensa de los bienes de la tierra, estamos tomando en nuestras manos la responsabilidad que nos compete por pertenecer a la familia humana.

Contar siempre con la incertidumbre, no hay otro modo de educar en el siglo XXI que no sea trabajando desde la probabilidades, desde la convicción de que, como dice Morín,  “vivimos en un  archipiélago de certezas rodeado de un mar de incertidumbres”. Eso obliga a plantear hipótesis abiertas, en lo que lo imprevisible puede suceder.

Entrenar en el ejercicio de la Resiliencia, significa educar para convertir los problemas en oportunidades, para que las personas aprendan a utilizar a su favor los eventos que se les vienen en contra.

El arte y la ciencia, Max Weber nos enseñó que la ciencia puede decirnos cómo ir de un sitio a otro, pero no a dónde ir…sólo el arte con su potencial creador puede convertir los sueños en realidad, hacer que la vida, además de prosa, contenga la necesaria poesía que el ser humano necesita Solo la ética puede interpelarnos acerca de la acción responsable, de la práctica de la elección consiente. El arte y las humanidades ofrecen sentido de vida, ordena el pensamiento, nos conecta con la naturaleza y con otro ser humano.

Pensar las habilidades que requiere la sociedad hoy, y la del futuro debe implicar:  Enseñar para enamorarse de la vida, enseñar a conectar mente y corazón, enseñar a jugar, cantar, reír, y el humor. Estos dos últimos nos acercan a la parte más humana del ser, según Camacho (1999) el humor tiene varios efectos beneficiosos en la comunicación, entre ellos se destaca su función de mantener alerta al alumno ante lo inesperado. Pero el humor tiene una función que está dentro de una estructura de diálogo, no puede ser síntoma de inmadurez, si no expresión racional mediante el cual hacemos flexible lo inflexible y relajado lo tenso; y la sonrisa, es la más empleada para suscitar reacciones positivas en los alumnos. Dice un refrán: “No tenemos la culpa de la cara que tenemos, pero sí de la cara que ponemos” y es lo primero que observan los alumnos.

Estas son sólo algunas habilidades para reflexionar sobre la necesidad de un cambio en la educación, en la escuela, pero la escuela no del futro, sino la de hoy, pues ¡los chicos están creciendo!.

__________________________________________________________________

Referencias:

Hargreaves a: (1998) Paradoja del cambio: la renovación de la escuela en la era pos moderna. Revista Kikiriki No. 49, Dialnet

Morín E.(2007) los siete saberes necesarios para la educación del futuro.

Naussbaum M. (10 dic. 2015) Discurso de Martha Nussbaum al recibir el doctorado Honoris Causa en la U de A (universidad de Antioquia)

Novo M. (2011) La educación ambiental en tiempos de crisis. Revista Trasatlántica de Educación, No 9

Ronan A. (2015) Las diez habilidades que los maestros modernos deben tener, tomado del escritor Jeff Dunn de su artículo del 12 de marzo del 2013, recuperado de: http://www.redmagisterial.com/blog/las-10-habilidades-que-los-maestros-modernos-deben-tener/

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
generacion-z

¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos? ¿Qué mundo habitarán nuestros hijos cuando sean adultos? ¿cómo podemos preparar a los chicos...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·