La Iglesia en México y el Mundo

Este domingo, el semanario Desde la Fe, publicado por la Arquidiócesis Primada de México, criticó la absorción de los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos por el gobierno federal. En su… Este domingo, el semanario Desde la Fe,...

4 de agosto, 2014

Este domingo, el semanario Desde la Fe, publicado por la Arquidiócesis Primada de México, criticó la absorción de los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos por el gobierno federal. En su…

Este domingo, el semanario Desde la Fe, publicado por la Arquidiócesis Primada de México, criticó la absorción de los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos por el gobierno federal. En su página editorial, Desde la Fe, que no es un organismo oficial de la Iglesia en México sino sólo de la arquidiócesis primada, asegura que el daño financiero de la empresa no podrá solventarse con la reforma energética que está terminándose de discutir en el Congreso.

Es muy interesante la posición asumida, no sólo porque hace una crítica histórica acerca de la conducción de PEMEX y alude razones financieras y técnicas. Lo interesante es que hace eco de la insatisfacción existente por la absorción de pasivos y el impacto que tendrá la medida en los contribuyentes. Llama la atención porque se conoce que hubo un esfuerzo por ofrecer a sus lectores una visión informada del asunto.

Mons. Raúl Vera, obispo de Saltillo, cuestionó a los empresarios del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) que anunciaron la promoción de amparos en contra de la ley de declaración de ausencia por desaparición en Coahuila, que garantiza a los trabajadores víctimas de desaparición sus derechos civiles y laborales, así como la posibilidad de que su sueldo se entregue a la familia.

Los empresarios se niegan a obedecer la nueva legislación porque aseguran que contribuyen a la seguridad mediante el pago de impuestos y la responsabilidad de garantizar los derechos a las víctimas de desaparición corresponde al gobierno.

Mons. Vera criticó el egoísmo de los empresarios por carecer de responsabilidad social, no haber exigido desde antes el freno a la violencia y haber tolerado el crimen organizado, como el lavado de dinero y la presencia de empresas fantasma. Dijo que la única acción de los empresarios fue la militarización de las calles.




La participación de sacerdotes en la revolución sandinista en la década de los setenta, para derrocar al gobierno somocista de Nicaragua, fue un hito histórico. Dos casos muy especiales fueron los de Ernesto Cardenal y Miguel D’Escoto, ambos sacerdotes y miembros del gabinete presidencial de Daniel Ortega, después del triunfo de la revolución. Miguel D’Escoto, fue ministro de Exteriores, y Ernesto Cardenal, ministro de Cultura. Otro sacerdote, Fernando Cardenal, jesuita y hermano del anterior, dirigía el programa sandinista de alfabetización

Durante la visita de Juan Pablo II a Managua en marzo de 1983, Ernesto Cardenal fue dura y públicamente reprendido por el Papa por participar en labores de gobierno civil, aspecto estrictamente prohibido por el Derecho Canónico.

La razón del regaño es que el gobierno sandinista se empeñó en que ambos ministros estuvieran presentes en la recepción, aun cuando el Nuncio en Nicaragua había advertido que Juan Pablo II no quería que ni D’Escoto ni Cardenal acudieran a ninguno de los actos por hallarse en situación canónica irregular. D’Escoto no asistió, pero Ernesto Cardenal sí, y esa escena recorrió el mundo.

Miguel D’Escoto fue ministro de Exteriores de 1979 hasta 1990 y después ocupó varios cargos diplomáticos, entre ellos la  presidencia de turno en la 63a sesión de la asamblea general de las Naciones Unidas, de septiembre de 2008 a septiembre de 2009, como candidato de los países de América Latina y El Caribe.

Durante los años de servicio público, D’Escoto fue consistente con la suspensión “a divinis” que le fue impuesta como pena canónica en 1984 y no realizó ningún acto litúrgico ni labor pastoral, aunque siguió perteneciendo al Instituto de Maryknoll, la congregación religiosa en la que profesó como sacerdote en 1961. Tras su alejamiento de la actividad política, manifestó su deseo de regresar al sacerdocio plenamente, por lo que solicitó al Papa Francisco de «volver a celebrar la santa Eucaristía» antes de morir.

El Papa respondió afirmativamente y revocó la suspensión “a divinis” del padre Miguel d’Escoto, noticia que fue dada a conocer por Radio Vaticana el día de hoy.

Se trata de un hecho insólito que reconoce no sólo la trayectoria sacerdotal, sino el servicio prestado a los nicaragüenses y a la pacificación de Centroamérica, a través de Contadora.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Este domingo, el semanario Desde la Fe, publicado por la Arquidiócesis Primada de México, criticó la absorción de los pasivos laborales de...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·