Hay que escoger, ni modo

¿Tienes todo lo que quieres? ¿Hay cosas que necesitas que no tienes o no puedes comprar? ¿Tienes todo lo que quieres? ¿Hay cosas que necesitas que no tienes o no puedes comprar? ¿Compras cosas que no necesitas?...

18 de enero, 2017
RHT
escoger

¿Tienes todo lo que quieres? ¿Hay cosas que necesitas que no tienes o no puedes comprar?

¿Tienes todo lo que quieres? ¿Hay cosas que necesitas que no tienes o no puedes comprar? ¿Compras cosas que no necesitas?

Quien diga que no compra cosas que no necesita está mintiendo. Tendría que ser alguien súper austero de los que ya casi no hay. Ya nadie somos así. Ni siquiera las personas con menos recursos.

Hace tiempo una persona que trabajaba conmigo me “presumía” sus compritas de moda, pero luego me pedía adelantos para comprar medicinas que necesitaba. Todos estamos bastante atrapados por la mercadotecnia.

A las personas nos cuesta decidir bien cómo usar nuestro dinero. Por eso es tan importante la reflexión y ser muy conscientes de las decisiones que tomamos todos los días. Para eso, saber más de finanzas personales y economía siempre sirve.

Un concepto básico de economía es el de la escasez. De acuerdo con esta ciencia, las necesidades y deseos siempre son mayores que los recursos que tenemos para adquirirlos. Queremos más cosas de las que tenemos y los recursos para comprarlas son limitados.




Por eso hay que escoger, ni modo y eso implica un costo de oportunidad. Así le llaman los economistas.

¿Qué es el costo de oportunidad?

Es una forma alternativa para descubrir el valor que tiene un bien para nosotros y nos da información para escoger mejor. Al decidir quedarnos con A en lugar de B, el costo de oportunidad es el valor de B que estamos “perdiendo” o dejando de ganar.

Cuando uno escoge se queda con una cosa y, al mismo tiempo, sin la otra. Es muy obvio. Lo hacemos todos los días sin pensar mucho ni hacer cálculos complicados. Un economista intentaría, con matemáticas, identificar cuál sería la decisión que mayor valor nos aporta.

Por ejemplo, si tenemos sed y tenemos que escoger entre tomarnos un vaso de agua o comer una pizca de sal, la decisión es fácil y además el costo de oportunidad o lo que estamos dejando de ganar, al no escoger la pizca de sal, es muy bajo.

Si lo que estamos haciendo es cocinar, seguramente tendrá mayor valor para nosotros la pizca de sal que el vaso de agua. Por lo tanto, lo que dejamos de ganar al no escoger el vaso de agua es muy poco.

Pero, ¿qué pasa si tenemos sed y podemos escoger entre un vaso de agua y un refresco? Ahí entrarían otras valoraciones.

Resulta importante decidir con cuál bebida es con la que ganamos más. Una manera de saberlo son nuestras preferencias. ¿Qué preferimos, agua o refresco? Otra forma, es considerando el costo de oportunidad o lo que dejamos de ganar al escoger uno u otro. La decisión se vuelve más interesante.

Comienzan las preguntas:

Supongamos que podemos comprar 355ml de agua o una lata de 355ml de refresco. ¿Cuánto cuesta cada uno?  Si escoges el agua pierdes el refresco y viceversa. 

Tal vez no necesitamos conocer el costo de oportunidad porque solo tenemos $10 y el agua cuesta $10 mientras que el refresco $13. Problema resuelto.

Ahora, supongamos que cuestan igual. Piénsalo un momento, ¿tú por cual cuál decidirías? ¿Qué bebida te aporta más valor ahora mismo?

Dependerá de qué tanta sed tienes, ¿no? El refresco puede no quitar la sed. Pero tal vez el agua es muy sosa y no tienen burbujas. Dependerá de nuestras preferencias y del costo de oportunidad.

A largo plazo, ganamos menos si tomamos refresco. Nos quitará poco la sed además de complicarnos con tanta azúcar. Por lo tanto, la decisión con mayor valor sería tomar agua y considerar que no tomar refresco nos hace perder menos.

Podemos aplicar esta forma de pensar para tomar decisiones más inteligentes. ¿Qué otra cosa podría hacer con el dinero que estoy gastando en X cosa?

A mí me viene a la cabeza que el costo de oportunidad de unas vacaciones a esquiar podría ser el dinero para liquidar el crédito de mi coche. Y de nuevo mis preferencias. ¿Necesito liquidar el coche? ¿Prefiero gastar el dinero en ir a esquiar o en liquidar el crédito? Al menos puedo plantearme las preguntas.

Piensa en tus costos de oportunidad, es otra manera de tomar mejores decisiones personales y económicas. ¿Qué otras cosas podrías comprar o pagar si consideras el costo de oportunidad de en lo que actualmente gastas?

Considerarlo también nos sirve para identificar nuestras prioridades e identificar el valor de las cosas de inmediato y a largo plazo.

Las personas tenemos la oportunidad de disfrutar hoy y buscar también disfrutar mañana. Piensa un poco más despacio tus decisiones personales y de compra. Cuidarás mejor tu dinero.

No tomemos vasos de agua cuando no tengamos sed. No comamos de más sin hambre, no nos preocupemos por ir a la moda todo el tiempo.

Recuerda que este año la meta es mantener la estabilidad financiera de nuestras carteras.  

Evaluemos las compras que hagamos considerando el valor que nos aportan hoy y a futuro para tomar mejores decisiones.

Lo bueno es que tener más elementos para tomar decisiones nos prepara para cuidar la cartera y aprovechar las oportunidades.

¿Encontraste costos de oportunidad en tus gastos? ¡Cuéntame! Sigamos esta conversación por las redes sociales. Y si tienes dudas sobre temas económicos o de finanzas personales, lo platicamos también.

No te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.

Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·