Trump contagiado de Covid-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el hospital militar Walter Reed, el pasado lunes 5 de octubre, luego de estar tres días internado tras contraer Covid-19. En varios mensajes de Twitter dijo sentirse mucho mejor....

6 de octubre, 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el hospital militar Walter Reed, el pasado lunes 5 de octubre, luego de estar tres días internado tras contraer Covid-19. En varios mensajes de Twitter dijo sentirse mucho mejor. Llamó a la población a no espantarse por la infección, además de comentar que se reincorporaría a la campaña electoral. En la cúspide de la irresponsabilidad se quitó el cubrebocas antes de ingresar a la Casa Blanca sin importarle la enorme posibilidad de contagiar al personal, ni las formas civilizadas para mitigar la enorme pandemia que ya rebasa el millón de muertes en el mundo. Por la mañana del martes 6 de octubre, “tuiteó” que la gripa en algunos casos provocaba más muertes que el mismo Sars-cov2. 

Cuando se habla del presidente republicano, casi en cualquier materia, uno se enfrenta a enormes problemas de credibilidad en lo que se informa. No fue la excepción la deficiente y contradictoria comunicación política sobre su estado de salud, cuando inesperadamente, el primero de octubre, en un mensaje de Twitter se informó que Trump y su esposa Melania habían resultado positivos al nuevo coronavirus. Versiones distintas, encontradas y hasta fantasiosas se dieron por válidas ante el vacío informativo que se dio en las horas previas a su traslado al hospital militar de la ciudad de Bethesda, Maryland.

Trascendió que el presidente Trump requirió del uso de oxígeno al irse agravando sus síntomas. Las declaraciones del equipo médico militar confirmaron que se le administró remdesivir, un medicamento destinado a los casos graves de Covid-19, que hicieron pensar en un pronóstico mucho más preocupante. Otras versiones afirmaban que era falso que el presidente estuviera infectado, por lo que todo era una sucia maniobra electorera encaminada a levantar su campaña electoral, ya que después del malogrado debate, parecía navegar hacia el naufragio político. 

La simple posibilidad que el presidente de los Estados Unidos, sea quien sea, se agrave en su estado de salud, traería consigo una avalancha económica de la cual el mundo ya golpeado por la pandemia, no podría recuperarse. En un chiste de pésimo gusto, el populista y xenófobo republicano podría llevarse entre las patas a todo el orbe si su salud resultara comprometida por una enfermedad contagiosa a la que siempre restó importancia.

Otros mandatarios con el corte populista ya fueron afectados por el virus que pretendieron minimizar. En Reino Unido el primer ministro Boris Johnson debió retirarse semanas del espacio público para recuperarse, y en Brasil el fascistoide negacionista presidente Jair Bolsonaro también debió ser atendido por Covid-19. Sin embargo, aunque estos mandatarios presiden países con economías poderosas y con fuerte influencia mundial, nada es comparable con el gigante norteamericano al que la tiránica geopolítica nos mantiene atados, así como a los intereses mundiales que representa y cuya caída condenaría a toda la humanidad.

La muerte del presidente de los Estados Unidos en un contexto previo a la pandemia representaría un pequeño cataclismo mundial para los mercados, las económicas tan globalizadas y los no pocos conflictos bélicos en el mundo. La muerte del más peligroso populista estadounidense, en el contexto de la crisis sanitaria mundial actual seria simplemente el apocalipsis para el mundo económico y social.

En las más febriles series y cuentos de terror nadie imaginaria o alcanzaría a medir las consecuencias funestas que traería el deceso de Trump. En la popular serie animada estadounidense, Los Simpson, se había predicho el triunfo presidencial del xenófobo republicano e incluso, en el mismo capítulo se mostraba su muerte. Queda demostrado que no existe mayor ficción que nuestros difíciles tiempos ya enmarcados en el año 2020 que nadie imaginó.

Se desconoce cómo podría evolucionar la enfermedad en el presidente Trump, pues como confesó su médico personal, Sean Conley, no está fuera de peligro. Los escenarios después de su contagio son difíciles de vislumbrar, aunque con el personaje tan peligroso para el mundo, solo se espera un abuso de la situación para beneficios personales.

Mitómano y sin respeto por el género humano como es Trump, será capaz de minimizar los efectos devastadores que provoca la enfermedad en la sociedad, intentará manipular las situaciones de los que desafortunadamente se han infectado y sobre todo, olvidar a las víctimas mortales de la pandemia. El populista no dudará en presentarse como un vencedor personal del “virus chino”, al que culpabiliza de todos los males mundiales, además de proclamarse como el único responsable de los avances científicos y médicos realizados para el tratamiento de la enfermedad y del desarrollo de la anhelada vacuna.

El mandatario populista que decidió no enfrentar con mejores estrategias el mortal virus, aun a sabiendas que era de fácil contagio y que la utilización de mascarillas reduciría su propagación. Dejará al mundo hundido en el desastre que no previno y del cual no podrá ser juzgado. 

Al contrario a los miles de científicos, personal médico, trabajadores sanitarios, cadenas productivas y cada profesional que permite al mundo seguir funcionando en medio de la pandemia, Trump es un ente propagador de la enfermedad, que nada hizo por controlarla. Atacó a quien sí la enfrentó e intentará robarse hasta el crédito de quien pagó con la vida el tratamiento de pacientes infectados.

En el presente y caótico año, el surrealista contagio de Trump apoya muy poco a la solución de la pandemia que continuará costando vidas de personas que no contarán con los privilegios de atención médica recibida por el mandatario más poderoso del mundo. Con la agravante de la total falta de empatía presidencial para las víctimas de la enfermedad, ya que, en el fondo, para el inquilino de la Casa Blanca todo el que contradiga su visión mesiánica y electorera no le merece el menor respeto. 

Comentarios


object(WP_Query)#16104 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30199) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30199) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16100 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16102 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16101 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30199) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16103 (24) { ["ID"]=> int(82987) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-06 10:41:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 15:41:09" ["post_content"]=> string(7417) "¿Por qué estamos tan profundamente enemistados, divididos? ¿Qué ocasionó el desarrollo de sectas irreconciliables? Este síntoma, ¿augura crisis política y social, como en los años que condujeron a guerras civiles y entre naciones? ¿Vamos al precipicio? Tal vez la pregunta inicial sea, ¿qué ocasionó nuestra polarización? El fenómeno no es privativo de México. En mayor o menor grado la mayoría de los países padecen un profundo enfrentamiento entre sus ciudadanos. Se nos dice que vivimos una era de irracionalidad, que las personas son movidas por sus sentimientos, que las razones pasan a segundo plano. Los descubrimientos hechos por las neurociencias nos muestran que nuestras reacciones químicas neuronales son las que determinan nuestros estados de ánimo y voluntad. Y, en consecuencia, somos rehenes de nuestra bioquímica. Entonces, ¿qué tan libres somos para elegir o la biología nos determina? Está de regreso una antiquísima polémica. Pero quizá esta discusión no sea relevante para entender las abismales diferencias que nos separan y confrontan. Si el hombre antes y ahora ha sido el mismo, cabe inquirir, ¿por qué ahora regresa la animosidad? Si los sentimientos han primado, ¿por qué hoy polarizan? Tal vez lo que ha cambiado y también ha ocurrido en otras épocas en las que ha aflorado la división, es el ambiente socioeconómico y político. Tal vez las condiciones sociales fracturaron la capacidad de las personas para estabilizar sus reacciones químicas y biopsicosociales (homeostasis) ante los cambios abruptos y permanentes de su entorno y expliquen la respuesta de intolerancia virulenta ante aquello que percibe diferente y una amenaza a su estatus. Ezra Klein escribió en The New York Times que el espíritu identitario se activa cuando se amenaza el estatus de las personas. Y esto causa su radicalización. De acuerdo con los estudios neurocientíficos, la identidad de las personas la determina la posición, su papel y reconocimiento que tiene en la comunidad (Will Storr). A ello se le conoce como estatus. Los mismos trabajos establecen que los humanos dedicamos esfuerzos denodados para mantener la posición social, incluso al grado de incurrir en actos temerarios que atentan contra la salud o la vida, y disruptivos que pueden ocasionar grandes y graves daños sociales. ¿Qué nos empuja, nos incita, a esta lucha temeraria por mantener el estatus, el reconocimiento social? ¿Qué peligros acechan a nuestra posición en la sociedad que ha alterado permanentemente nuestro equilibrio químico? La hipótesis principal que explica el malestar de nuestro tiempo es la inconmensurable desigualdad. La avalan los estudios históricos comparados. La desigualdad no se limita a la abismal riqueza que separa a unos de otros sino a dos factores genéricos: inseguridad y precariedad. Inseguridad y precariedad laboral por empleos inestables y mal pagados. Inseguridad y precariedad por servicios de salud y de educación que perpetúan la desigualdad, pues además de su calidad ínfima no son universales. Inseguridad y precariedad de los sistemas de pensiones e invalidez, mal financiados que condenan a la pobreza. Inseguridad y precariedad personal y patrimonial por una estructura legal que privilegia a quien tiene poder y el colapso del sistema judicial. ¿Por qué prima la inseguridad que destruye nuestro estatus y nivel de vida, al grado de que amplios grupos sociales se ven como enemigos irreconciliables, al punto de llevarlos a un enfrentamiento mortal? Buena parte de la respuesta se debe al desmantelamiento de los sistemas públicos de bienestar, que se les llama peyorativamente paternalismo. En mayor o menor medida igualaban las condiciones de arranque y de vida de las personas. Brindaban una seguridad mínima para evitar el miedo y la angustia ante poderes sociales y privados avasallantes, de modo que se permitía cierto equilibrio social y emocional. Tal paradigma fue sustituido por la ideología individualista. Así que las personas debieron hacerse cargo de sus vidas y de su entorno, aun cuando sus condiciones de poder asimétricos impidieran modificar su situación. Se nos ha dicho hasta el cansancio que le echemos ganas, que el esfuerzo será compensado, que el mérito es la llave del éxito. No obstante, el trabajo esforzado y el mérito no han servido para conservar el estatus. Ha habido una degradación continua de las condiciones y niveles de vida y de salud de los ciudadanos. La meritocracia ha fallado. Decenas de universitarios encuentran, si tienen suerte, trabajos muy exigentes y mal remunerados. Ya no se diga de las condiciones laborales de quienes trabajan en oficios, en la agricultura y en los servicios. Y ni hablar de quienes se refugian en la economía informal. Michael Sandel, profesor de la Universidad de Harvard, quien dedicó una obra monumental al estudio de la meritocracia, La tiranía del mérito, desmantela estos mitos. Dice que al centro de las políticas públicas deben estar las personas y se debe evitar la humillación (causa del malestar social) a consecuencia de sus diferentes habilidades, toda vez que dependen del azar, de la genética, o de la suerte de nacer en una familia acomodada y de las aptitudes heredadas. Al final del día el mérito depende de factores que trascienden el ámbito personal. El trabajo de este filósofo cobró relevancia a raíz de la pandemia. De pronto el mundo reconoce la importancia de las personas que realizan los trabajos esenciales, aquellos que permiten que los alimentos lleguen a nuestra mesa, como los que cultivan los campos o los transportan. ¿Por qué debe ganar más un futbolista que refinó el control de la pelota, que quien perfeccionó la técnica del cultivo… de fresas? En el fondo, está devuelta la también antigua polémica entre el trabajo manual y el trabajo intelectual. Son asuntos sensibles y trascendentes cuya discusión debe ser creativa para que, sin desincentivar la invención ni el esfuerzo, mejore las condiciones de remuneración y de vida de las personas que laboran en campos de “baja productividad”. Tampoco se trata de igualar a todos, cuestión por demás absurda. El quid es recrear condiciones básicas de seguridad que permitan que cada quien reafirme y asegure su estatus para cerrar la brecha que ocasiona la polarización, fruto de la segmentación que da cabida al sectarismo y discurso de odio. En consecuencia, mientras no se modifiquen las condiciones de vida de las personas habrá combustible para propalar el discurso de odio. Asimismo, se requiere de un programa político valiente, cuyo objetivo sea cambiar las condiciones económicas para lograr una sociedad menos desigual. Ello requiere de la invención de un relato que cautive los sentimientos y conduzca las emociones de las personas para construir y también modificar las estructuras que nos han polarizado." ["post_title"]=> string(33) "¿Qué ocasiona la polarización?" ["post_excerpt"]=> string(119) "Mientras no se modifiquen las condiciones de vida de las personas habrá combustible para propalar el discurso de odio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "que-ocasiona-la-polarizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-06 10:41:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 15:41:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82987" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16128 (24) { ["ID"]=> int(83133) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-09 11:30:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 16:30:01" ["post_content"]=> string(6452) "Visto el estado de descomposición política que corroe a México; el incalculable quebranto patrimonial infligido por el actual gobierno federal al Erario de México… Tomando en cuenta el desastre generalizado que afecta al sistema de salud desmantelado por la autoproclamada cuarta transformación… Viendo el ataque sistemático del Ejecutivo Federal contra el Poder Judicial Federal a lo cual el Ministro Arturo Zaldívar responde con un silencio indigno y cobarde… Ante la corrupción rampante y la impunidad absoluta de los familiares y cómplices de la actual devastación nacional… Creo que se debe responder al llamado de Porfirio Muñoz Ledo para RESTAURAR LA REPÚBLICA. La llamada oposición, se rehúsa a sumarse a la restauración de la República, negándose a  hacer que el Ejecutivo Federal CUMPLA LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES QUE DE ELLA EMANAN. La llamada oposición, tiene en las manos las armas legales para ponerle un alto al desastre que mantiene incendiado al país; PERO NO LO HACE. La clase política reinante, cacarea imparablemente que “no son iguales” a los de antes; pero da la casualidad que el 95% de los hoy MORENISTAS, se formaron en el PRI. Cuando se arrebató el triunfo electoral al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en 1988, López Obrador MILITABA EN EL PRI y nada dijo del fraude cometido para imponer a Salinas de Gortari. López Obrador se negó a vivir en la Residencia Oficial de Los Pinos, alegando que era demasiado ostentosa;  PERO HOY VIVE EN EL PALACIO NACIONAL que es infinitamente más ostentoso y además le cuesta al pueblo mexicano más de DIEZ MILLONES DE PESOS AL MES, para pagar el capricho palaciego de AMLO. Viendo el desastre brutal que se ha adueñado de México, creo que no basta con austeridad republicana ni con pobreza franciscana para revertir el inmenso daño causado por las ocurrencias y caprichos de un sólo hombre. ¿Sería posible ahorrarle al pueblo mexicano la carga impagable de los cientos y miles de parásitos que hoy medran en los cargos públicos sin siquiera tener la mínima preparación para desempeñarlos? PODEMOS SUPRIMIR TODO EL GASTO QUE IMPLICA EL ACTUAL PODER EJECUTIVO; PODEMOS AHORRARNOS EL COSTO DEL PODER LEGISLATIVO QUE NO LEGISLA; PODEMOS AHORRARNOS EL COSTO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS, tanto los de oposición como de MORENA; PODEMOS liberarnos de la carga brutal de los ineficientes, los improvisados, los corruptos, los parientes incómodos, las amantes, los amantes, los faunos, las ninfas, y los indignos; PODEMOS RESTAURAR LA REPÚBLICA DE UN SOLO GOLPE; PODEMOS PONERNOS EN MANOS DE NUESTRAS FUERZAS ARMADAS, que de todas formas ya ejercen las funciones que los civiles corruptos de MORENA de todas maneras no desempeñan ni pueden ni quieren desempeñar. Los soldados mexicanos no son jardineros, mozos, albañiles ni mandaderos, son pueblo que porta en sus uniformes los símbolos patrios que el llamado gobierno federal ofende y lastima todos los días. Hay un inmenso vacío de poder, y la llamada oposición no está interesada en RESTAURAR LA REPÚBLICA. YO COMO MEXICANO CREO QUE los únicos que pueden restaurar la república hoy, son las FUERZAS ARMADAS NACIONALES, MANDADAS POR HIJOS EGRESADOS DEL HEROICO COLEGIO MILITAR Y DE LA HEROICA ESCUELA NAVAL MILITAR DE ANTÓN LIZARDO. ¿Para qué necesita México a los millares de inútiles que lucran a nuestra costa, explotando los cargos públicos y  los contratos de asignación directa, como si fueran propiedad de MORENA? Las violaciones que diariamente comete el actual ejecutivo federal contra el ORDEN CONSTITUCIONAL, constituyen una rebelión flagrante. Ya lo he dicho en este espacio: UN PRESIDENTE QUE HA DEJADO DE SER CONSTITUCIONAL, NO ES PRESIDENTE. Pidamos a los soldados y marinos de México, que acudan de inmediato a Restaurar la república,  esgrimiendo el arma que les confía el artículo 136 de la Constitución Federal que a la letra dice: Artículo 136 “Esta Constitución no perderá su fuerza y vigor, aun cuando por alguna rebelión se interrumpa su observancia. En caso de que por cualquier trastorno público, se establezca un gobierno contrario a los principios que ella sanciona, tan luego como el pueblo recobre su libertad, se restablecerá su observancia, y con arreglo a ella y a las leyes que en su virtud se hubieren expedido, serán juzgados, así los que hubieren figurado en el gobierno emanado de la rebelión, como los que hubieren cooperado a ésta.” Los mexicanos no necesitamos que se militarice la Guardia Nacional, cambiándola a capricho de López Obrador; CREO QUE NECESITAMOS QUE LAS FUERZAS ARMADAS NACIONALES LE PONGAN UN ALTO CONTUNDENTE E INMEDIATO A LA BURLA Y A LA SIMULACIÓN QUE INFESTAN AL ACTUAL DESGOBIERNO. CREO QUE NECESITAMOS QUE TRIBUNALES MILITARES DE RESTAURACIÓN REPUBLICANA ENJUICIEN Y CASTIGUEN A QUIENES HAN VIOLADO Y SIGUEN VIOLANDO LA CONSTITUCIÓN A SU ENTERO CAPRICHO. SEPTIEMBRE, MES DE LA PATRIA, es tiempo inmejorable para que nuestras fuerzas armadas, bajo el mando de patriotas leales, restauren la república y enjuicien a quienes la han dañado impunemente durante los últimos cuatro años. ¡VIVA MÉXICO!" ["post_title"]=> string(103) "Hay un inmenso vacío de poder, y la llamada oposición no está interesada en restaurar la República." ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(97) "hay-un-inmenso-vacio-de-poder-y-la-llamada-oposicion-no-esta-interesada-en-restaurar-la-republica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-09 11:30:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 16:30:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83133" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16103 (24) { ["ID"]=> int(82987) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-06 10:41:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 15:41:09" ["post_content"]=> string(7417) "¿Por qué estamos tan profundamente enemistados, divididos? ¿Qué ocasionó el desarrollo de sectas irreconciliables? Este síntoma, ¿augura crisis política y social, como en los años que condujeron a guerras civiles y entre naciones? ¿Vamos al precipicio? Tal vez la pregunta inicial sea, ¿qué ocasionó nuestra polarización? El fenómeno no es privativo de México. En mayor o menor grado la mayoría de los países padecen un profundo enfrentamiento entre sus ciudadanos. Se nos dice que vivimos una era de irracionalidad, que las personas son movidas por sus sentimientos, que las razones pasan a segundo plano. Los descubrimientos hechos por las neurociencias nos muestran que nuestras reacciones químicas neuronales son las que determinan nuestros estados de ánimo y voluntad. Y, en consecuencia, somos rehenes de nuestra bioquímica. Entonces, ¿qué tan libres somos para elegir o la biología nos determina? Está de regreso una antiquísima polémica. Pero quizá esta discusión no sea relevante para entender las abismales diferencias que nos separan y confrontan. Si el hombre antes y ahora ha sido el mismo, cabe inquirir, ¿por qué ahora regresa la animosidad? Si los sentimientos han primado, ¿por qué hoy polarizan? Tal vez lo que ha cambiado y también ha ocurrido en otras épocas en las que ha aflorado la división, es el ambiente socioeconómico y político. Tal vez las condiciones sociales fracturaron la capacidad de las personas para estabilizar sus reacciones químicas y biopsicosociales (homeostasis) ante los cambios abruptos y permanentes de su entorno y expliquen la respuesta de intolerancia virulenta ante aquello que percibe diferente y una amenaza a su estatus. Ezra Klein escribió en The New York Times que el espíritu identitario se activa cuando se amenaza el estatus de las personas. Y esto causa su radicalización. De acuerdo con los estudios neurocientíficos, la identidad de las personas la determina la posición, su papel y reconocimiento que tiene en la comunidad (Will Storr). A ello se le conoce como estatus. Los mismos trabajos establecen que los humanos dedicamos esfuerzos denodados para mantener la posición social, incluso al grado de incurrir en actos temerarios que atentan contra la salud o la vida, y disruptivos que pueden ocasionar grandes y graves daños sociales. ¿Qué nos empuja, nos incita, a esta lucha temeraria por mantener el estatus, el reconocimiento social? ¿Qué peligros acechan a nuestra posición en la sociedad que ha alterado permanentemente nuestro equilibrio químico? La hipótesis principal que explica el malestar de nuestro tiempo es la inconmensurable desigualdad. La avalan los estudios históricos comparados. La desigualdad no se limita a la abismal riqueza que separa a unos de otros sino a dos factores genéricos: inseguridad y precariedad. Inseguridad y precariedad laboral por empleos inestables y mal pagados. Inseguridad y precariedad por servicios de salud y de educación que perpetúan la desigualdad, pues además de su calidad ínfima no son universales. Inseguridad y precariedad de los sistemas de pensiones e invalidez, mal financiados que condenan a la pobreza. Inseguridad y precariedad personal y patrimonial por una estructura legal que privilegia a quien tiene poder y el colapso del sistema judicial. ¿Por qué prima la inseguridad que destruye nuestro estatus y nivel de vida, al grado de que amplios grupos sociales se ven como enemigos irreconciliables, al punto de llevarlos a un enfrentamiento mortal? Buena parte de la respuesta se debe al desmantelamiento de los sistemas públicos de bienestar, que se les llama peyorativamente paternalismo. En mayor o menor medida igualaban las condiciones de arranque y de vida de las personas. Brindaban una seguridad mínima para evitar el miedo y la angustia ante poderes sociales y privados avasallantes, de modo que se permitía cierto equilibrio social y emocional. Tal paradigma fue sustituido por la ideología individualista. Así que las personas debieron hacerse cargo de sus vidas y de su entorno, aun cuando sus condiciones de poder asimétricos impidieran modificar su situación. Se nos ha dicho hasta el cansancio que le echemos ganas, que el esfuerzo será compensado, que el mérito es la llave del éxito. No obstante, el trabajo esforzado y el mérito no han servido para conservar el estatus. Ha habido una degradación continua de las condiciones y niveles de vida y de salud de los ciudadanos. La meritocracia ha fallado. Decenas de universitarios encuentran, si tienen suerte, trabajos muy exigentes y mal remunerados. Ya no se diga de las condiciones laborales de quienes trabajan en oficios, en la agricultura y en los servicios. Y ni hablar de quienes se refugian en la economía informal. Michael Sandel, profesor de la Universidad de Harvard, quien dedicó una obra monumental al estudio de la meritocracia, La tiranía del mérito, desmantela estos mitos. Dice que al centro de las políticas públicas deben estar las personas y se debe evitar la humillación (causa del malestar social) a consecuencia de sus diferentes habilidades, toda vez que dependen del azar, de la genética, o de la suerte de nacer en una familia acomodada y de las aptitudes heredadas. Al final del día el mérito depende de factores que trascienden el ámbito personal. El trabajo de este filósofo cobró relevancia a raíz de la pandemia. De pronto el mundo reconoce la importancia de las personas que realizan los trabajos esenciales, aquellos que permiten que los alimentos lleguen a nuestra mesa, como los que cultivan los campos o los transportan. ¿Por qué debe ganar más un futbolista que refinó el control de la pelota, que quien perfeccionó la técnica del cultivo… de fresas? En el fondo, está devuelta la también antigua polémica entre el trabajo manual y el trabajo intelectual. Son asuntos sensibles y trascendentes cuya discusión debe ser creativa para que, sin desincentivar la invención ni el esfuerzo, mejore las condiciones de remuneración y de vida de las personas que laboran en campos de “baja productividad”. Tampoco se trata de igualar a todos, cuestión por demás absurda. El quid es recrear condiciones básicas de seguridad que permitan que cada quien reafirme y asegure su estatus para cerrar la brecha que ocasiona la polarización, fruto de la segmentación que da cabida al sectarismo y discurso de odio. En consecuencia, mientras no se modifiquen las condiciones de vida de las personas habrá combustible para propalar el discurso de odio. Asimismo, se requiere de un programa político valiente, cuyo objetivo sea cambiar las condiciones económicas para lograr una sociedad menos desigual. Ello requiere de la invención de un relato que cautive los sentimientos y conduzca las emociones de las personas para construir y también modificar las estructuras que nos han polarizado." ["post_title"]=> string(33) "¿Qué ocasiona la polarización?" ["post_excerpt"]=> string(119) "Mientras no se modifiquen las condiciones de vida de las personas habrá combustible para propalar el discurso de odio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "que-ocasiona-la-polarizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-06 10:41:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 15:41:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82987" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "7db3d2b1a0e793b87131610f9515542e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Qué ocasiona la polarización?

¿Qué ocasiona la polarización?

Mientras no se modifiquen las condiciones de vida de las personas habrá combustible para propalar el discurso de odio.

septiembre 6, 2022

Hay un inmenso vacío de poder, y la llamada oposición no está interesada en restaurar la República.

Visto el estado de descomposición política que corroe a México; el incalculable quebranto patrimonial infligido por el actual gobierno federal al Erario...

septiembre 9, 2022




Más de categoría

Los órdenes de gobierno locales: el talón de Aquiles del obradorismo

En los ámbitos locales es donde a MORENA se le han adherido no pocos elementos oportunistas, con la cultura...

septiembre 28, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo...

septiembre 28, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022