Sin pudor y con todo el poder presidencial para ganar elecciones, AMLO no se detiene 

Sin ocultarlo ni mantener el bajo perfil que requiere la Ley Electoral a los funcionarios públicos, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este martes en la conferencia mañanera que tiene las manos metidas en las elecciones,...

13 de mayo, 2021

Sin ocultarlo ni mantener el bajo perfil que requiere la Ley Electoral a los funcionarios públicos, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este martes en la conferencia mañanera que tiene las manos metidas en las elecciones, a pregunta expresa de la reportera del Grupo Fórmula, Sara Pablo.

En múltiples ocasiones el presidente ha violentado la norma y el Instituto Nacional Electoral desiste en la aplicación de la ley, tal vez para evitar la provocación de López Obrador, que desde el 3 de mayo hace lo posible por bajar los negativos de la tragedia de la Línea 12 del Metro, donde hubo 26 muertos.

Las insistentes presiones de López Obrador llevaron a la Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz Manero a investigar a los dos candidatos punteros a la gubernatura de Nuevo León, los opositores a Morena, Adrián de la Garza del PRI y a Samuel García de Movimiento Ciudadano.

El estado más importante en juego parece perdido para MORENA, después de las mentiras de la candidata Clara Luz Flores sobre su cercanía con NXIVM, la secta de Keith Raniere, encarcelado y sentenciado en Estados Unidos por tráfico sexual.

Dos estados que podrían estar seguros para MORENA, Guerrero y Michoacán sufrieron heridas mortales con Félix Salgado y Raúl Morón, aunque el Ejecutivo impuso a Evelyn Salgado “La Torita”, en el supuesto que la popularidad del “Toro” Salgado le sirva de ventaja al partido. 

Al mismo tiempo, el presidente apunta al gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca por lavado de dinero, trama donde el gobierno de Estados Unidos aportó pruebas para acelerar el proceso de desafuero.




También esta semana López Obrador acusó a dos secretarios del gobierno de Quirino Ordaz en Sinaloa de violar la ley electoral al asistir a un mitin del candidato del PRI-PAN-PRD, Mario Zamora, lo denunció el candidato de MORENA, Rubén Rocha Moya.

 

 

Comentarios
object(WP_Query)#17821 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65313) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65313) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17819 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17796 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17802 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-06-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65313) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17843 (24) { ["ID"]=> int(67462) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-30 09:10:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-30 14:10:23" ["post_content"]=> string(10069) "He visto manifestaciones de extrema bajeza tanto en los seguidores del presidente como en sus opositores. El problema es que ambas facciones juzgan y señalan desde un supuesto templo de pureza. El bando de la 4T argumenta el hecho de estar por primera vez en el gobierno federal para afirmar que están libres de maldad, de pecado y de corrupción, y sus seguidores lo creen de buena fe. Cuando algún periodista, caricaturista o político hace burla de algún evento que acontece en el otro bando, esos otros se sienten ofendidos y ponen el grito en el cielo. Este comportamiento demuestra cuán despreciable pueden llegar a ser los humanos. No quiero poner ejemplos, pero los hay de ambos lados por igual. Que si muere un contrario, o sufre una enfermedad, los políticos, periodistas y caricaturistas de la otra facción no tardan un segundo en burlarse de la forma más abyecta. Nadie se salva. No cabe duda que el desabasto de medicamentos contra el cáncer se ha politizado. Y es una desgracia que así sea. El señor López-Gatell y unos caricaturistas de La Jornada dijeron en televisión pública que el tema de los niños con cáncer es una estrategia golpista de la derecha internacional para derrocar al gobierno de López Obrador. Una estrategia “de manual”, dijeron. Y, claro, las reacciones no se hicieron esperar: los que aman sobre todas las cosas al presidente aplaudieron a Gatell y a los caricaturistas y vieron en sus palabras la prueba irrefutable de una conspiración internacional para acabar con el régimen; los que odian sobre todas las cosas al presidente hicieron un escándalo mayor y se sintieron más ofendidos que los propios niños con cáncer.  ¿Cuál es la verdad? ¿Hay o no desabasto de medicamentos contra el cáncer en el INSABI y en el sector salud? Porque la disyuntiva es esta: si hay abasto adecuado y los pacientes enfermos de cáncer, incluidos niños, están recibiendo de manera puntual y suficiente el medicamento, entonces no hay nada qué decir; pero si no hay abasto adecuado y los pacientes enfermos de cáncer, incluidos niños, no están recibiendo de manera puntual y suficiente el medicamento, y por esa causa están empeorando en su salud o muriendo, entonces estamos frente a una tragedia. Vamos a suponer que es verdad lo primero, es decir, que hay medicamentos suficientes y que éstos se entregan de manera expedita y sin contratiempo, y en tal virtud los enfermos de cáncer, incluidos niños, mejoran en su salud y salvan sus vidas. En tal caso, habría que admitir que un grupo de interés está montando un espectáculo mediático para desprestigiar al gobierno federal. Pero aún cuando así fuera, tal “montaje” quedaría a años luz de ser una acción golpista para derrocar a Obrador. Vaya, si grupos poderosos tuvieran un real interés en derrocar al presidente, esa estrategia sería altamente estúpida e ineficaz. Vamos a suponer que es verdad lo segundo, es decir, que no hay abasto adecuado y, en consecuencia, enfermos de cáncer, incluidos niños, no reciben medicamento y ello provoca que su salud se deteriore o, peor aún, que mueran. Si ello fuere cierto, habría que admitir que las palabras de Gatell (y de los caricaturistas de La Jornada, pero ellos no son funcionarios, así que no los voy a incluir) no podrían ser más ruines. En todo caso habría un “montaje”, pero de parte del gobierno federal para disimular su ineficacia y para desprestigiar a los enfermos y sus padres, quienes estarían legítimamente exigiendo su derecho a la salud. La verdad no es lo que usted diga o lo que yo piense, ni lo que diga el oficialismo o la oposición. La verdad es la verdad, y punto. En el caso particular de los enfermos de cáncer, incluidos niños, el propio presidente ha reconocido que no hay abasto suficiente de medicamentos. Hay reconocimiento tácito: en el momento en que el presidente y las autoridades de salud señalan una fecha a partir de la cual habrá medicamentos contra el cáncer, y llegada la fecha los almacenes siguen vacíos, lo que provoca el enojo y las protestas de los pacientes y sus padres, desde ese momento se admite tácitamente el desabasto. Pero también hay reconocimiento expreso por parte del presidente, y se dio en la conferencia matutina del martes 29 de junio. Estas fueron sus palabras: “Entonces, tienen los padres de los niños todo el derecho a exigir, demandar y manifestarse, pero aprovecho para decirles que no descansamos porque queremos que tengan sus medicamentos y que ya muy pronto lo vamos a lograr. Y mi respeto a las madres, a los padres de los niños con cáncer”. No solo el presidente confirma que no hay medicamentos. También legitima las protestas de estos padres y madres y desmiente que sean una estrategia de la derecha internacional para derrocarlo. En esa misma conferencia de la mañana Gatell admitió que las protestas de los padres contra el desabasto son legítimas. Estas fueron sus palabras: “Lo que dije, y lo sostengo, es que el fenómeno de cáncer en sí mismo es lamentable, es trágico, es doloroso; que lo padezcan niños y niñas es doblemente doloroso, que esas mismas personas carezcan de medicamentos también es doloroso y en ese sentido considero absolutamente legítimo, lo he dicho múltiples veces, lo acaba de decir el presidente, es la postura de nuestro gobierno”.  Así las cosas: a) el desabasto no es un invento, sino una realidad; no lo digo yo: lo dicen AMLO y Gatell; y b) las protestas de los padres y madres no son una estrategia de la derecha internacional para derrocar a Obrador; no lo digo yo, sino se infiere lógicamente de las palabras del presidente.  Es verdad que algunos opositores han hecho uso emocional del desabasto de medicamentos contra el cáncer, pero también es verdad que hay muchos niños sin medicamento. No faltarán quienes sin tener en sus prioridades la salud de niños enfermos, sino movidos únicamente por la animadversión que sienten hacia el presidente, hagan uso emotivo de este trágico tema, lo cual también es una actitud reprochable y oportunista. El desabasto no es de hoy, sino de siempre. Ha sido sistemático, pero hoy ha llegado a su punto de mayor gravedad. Lo que dice la gente pro-régimen: ¿por qué no protestaban antes? Y no les falta cierta razón; sin embargo, hay que admitir, basado en datos del sector salud, que debido a la pandemia, el suministro de medicinas se ha colapsado. La situación parece peor que en el pasado. Hay que admitir también que los enfermos de cáncer, incluidos niños, han tenido una problemática severa de desabasto desde que inició el sexenio, no solo a partir de la pandemia, y los funcionarios, incluido el presidente, no les han dado más que largas.  No se trata de buscar culpables, sino de resolver el problema. Hay desabasto no únicamente en los medicamentos para tratar el cáncer, sino también en vacunas del cuadro básico que todo niño debe recibir. Hay una situación grave de desabasto en el sector salud, y no será culpando a una supuesta derecha golpista internacional como se va a resolver. Es más, reconocido ya el desabasto por el presidente, aún cuando hubiera una malévola conspiración internacional para derrocarlo, ello no lo eximiría de resolver el problema hic et nunc (aquí y ahora). Así que no hay pretexto. Hay una frase muy cierta de Antonio Helguera, caricaturista que lamentablemente falleció hace unos días: “Si la caricatura no es crítica, se vuelve propaganda”. Yo extendería el alcance de sus palabras al periodismo en general y al análisis político. Al gobierno hay que criticarlo siempre, sea de derecha, de izquierda o de centro, sea un buen gobierno y, con mayor razón, si es un mal gobierno. ¿Por qué? La crítica es sumamente benéfica para la democracia y para la libertad. Sin ella, llega la muerte del pensamiento y nace el culto a la personalidad (no quiero ser pesimista, pero parece que eso ya empezó a ocurrir).  Yo entiendo que la derecha sea menos inclinada a la crítica, pero no entiendo que la izquierda pierda la capacidad de criticar. La izquierda es crítica o no es izquierda. Criticar el desabasto de medicamentos contra el cáncer no es una estrategia golpista para derrocar a Obrador. Quien diga eso, permítame observar que su capacidad de juicio queda en entredicho. Criticar el desabasto de medicinas contra el cáncer no te hace de derecha ni de izquierda, porque el desabasto en sí mismo no es de derecha ni de izquierda. Desabasto es desabasto, punto: un hecho objetivo e incontrovertible, reconocido ya por el propio presidente. Sin crítica no hay democracia ni libertad. La izquierda debe ser crítica, especialmente si está en el poder, o se traiciona a sí misma. ¿Dónde están aquellos aguerridos izquierdistas que antes combatían cada acción del gobierno, y ahora dócilmente se agachan para dejarse acariciar? ¿Dónde? LEE: La derrota de Morena en la Ciudad de México / Venus Rey Jr. | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(53) "Politizar la tragedia: los niños enfermos de cáncer" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "politizar-la-tragedia-los-ninos-enfermos-de-cancer" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-30 09:12:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-30 14:12:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67462" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17737 (24) { ["ID"]=> int(68545) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-23 08:57:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-23 13:57:22" ["post_content"]=> string(11341) "¿De qué manera una idea puede consolidar –mejorándola– o modificar –transformándola– la realidad que la hizo posible? Lo primero es contrastar tres tipos de ideas: exitosas, disruptivas y auténticamente revolucionarias.  ¿Realmente una idea puede cambiar al mundo? La respuesta intuitiva seguramente sería: no. Las ideas son abstracciones subjetivas mientras que la realidad objetiva y las estructuras materiales, sociales, económicas y culturales son demasiado sólidas como para que una intención individual sea capaz de modificarlas.   No hay duda que sería un argumento aplastante, de no ser porque la experiencia empírica nos dice lo contrario: cada objeto, invento, obra de arte, desarrollo científico o tecnológico, ideología, ley, institución, y un largo etcétera, fueron primero ideas que alguien abrigó como posibles y que, tras una combinación de actos y circunstancias, consiguió materializarse y con ello, en alguna medida transformó la realidad.  Entonces quizá lo que cabría preguntarse enseguida es ¿qué clase de ideas cambian al mundo? Por otro lado, las ideas jamás surgen en la nada, sino como consecuencia de la realidad existente con la intención de consolidarla, mejorarla o transformarla. Para que emerja una idea se requiere un contexto –o un entramado de ellos– que la detonen ¿De qué manera una idea puede consolidar (mejorándola) o modificar (transformándola) la realidad que la hizo posible? Y además, lo que también nos dice la experiencia es que, de entre el cúmulo incontable de ideas e intenciones –unas brillantes y otras anodinas e intrascendentes– que surgen en la interioridad humana con el propósito de perfeccionar o transformar la realidad existente, sólo un porcentaje minúsculo acaba efectivamente materializándose con plenitud e influyendo de forma significativa en su entorno.  Así que, vayamos por partes. Lo primero que merecería la pena es contrastar tres tipos de ideas diferentes: las exitosas, las disruptivas y las auténticamente revolucionarias.  La primera distinción es la más simple. La idea exitosa es aquella que consigue hacer de forma más eficiente, más estética y/o más deseable lo que ya se hacía. Busca la mejora en los sistemas preexistentes, refuerza fortalece y perfecciona la tendencia dominante y el statu quo vigente sin mayores pretensiones transformadoras de fondo. El principio de mejora constante es implementado en un sin fin de organizaciones, estructuras y empresas, y cada vez más es la base para programas de desarrollo humano individual. Las normas ISO son una buena referencia de cómo medirlas y un buen ejemplo de carácter más simbólico y subjetivo de esta dinámica puede verse si analizamos la aparición del célebre exprimidor de cítricos diseñado por Philippe Starck para la marca Alessi. No es otra cosa que un exprimidor manual de jugos, pero esta función tan manida y tradicional Stark consiguió llenarla de belleza, equilibrio y distinción. En la práctica ni siquiera es eficiente para hacer jugos, pero adquirir dicha pieza –más escultura que utensilio de cocina– refuerza su verdadero propósito: apuntalar la idea de que su propietario posee un estilo, refinamiento y estatus por encima del promedio. Como producto es un éxito que no busca modificar la realidad que le da origen, pero sí mejorarla en lo posible, siempre dentro de las tendencias dominantes. El segundo tipo de idea es la disruptiva. Esta me parece francamente genial, porque tiene el aspecto de “idea revolucionaria”, pero sin tener que pagar los enormes precios que aquella implica. Una idea disruptiva parece romper con las formas y tendencias del statu quo, pero en realidad las reconfirma y fortalece al reencuzar la corriente dominante por un camino que la refresca y renueva aun más que las ideas exitosas.  Pensemos en un Influencer. No lo es por hacer lo que todo el mundo hace, sino por hacer lo que nadie se atreve, pero entre más parezca “romper el orden establecido”, más éxito tiene dentro de la corriente mainstream y más popular se vuelve. Paradójicamente el éxito disruptivo, una vez que se asienta, se convierte en dominante y, a partir de entonces, debe someterse a la mejora constante para seguir vigente. Es decir, el Influencer que se “distinga” por ser “disruptivo”, tendrá que seguir “pareciéndolo” si no quiere salir del gusto del público que lo encumbró. El Influencer disruptivo necesita “likes”, “visualizaciones”, “followers” y “comentarios”, con lo cual, más allá de la apariencia, no se ha movido un milímetro de la tendencia dominante previa y, por el contrario, la refuerza. Su “perfeccionamiento del sistema” pasa por hacer lo mismo –llamar la atención–, pero de una forma novedosa. Entre más éxito tenga y más sea reconocido como “disruptivo” –sin serlo en realidad–, más dependerá de las plataformas digitales patrocinadoras del statu quo vigente, como Facebook, Instagram, Youtube o Tik-Tok, con lo cual surge lo que me gusta llamar la paradoja del Influencer: para estar en “tendencia” (ser parte del mainstream) tienes que ser “disruptivo” (fingir que lo trasgredes).     El caso del Influencer puede lucir un poco caricaturesco, pero no deja de ser ilustrativo. Sin embargo las ideas disruptivas lo que hacen es renovar el estatu quo dominante a partir de cambios menores pero significativos que lo revitalizan y fortalecen. Un ejemplo de esta dinámica es la aparición de la plataforma Uber. En el fondo no hay diferencias esenciales al servicio prestado por un taxi tradicional, pero al transformar el “cómo” se accede, se paga y se brinda ese mismo servicio consiguieron una potente innovación que tonificó y trastocó de forma definitiva e irreversible el negocio del transporte público individual: crearon un proceso automatizado, reflejaron la tendencia de la generación millennials –y posteriores– de preferir el intercambio digital al humano e integraron una actividad tradicional al universo tecnológico del siglo XXI.  Además, han sabido leer nuevas posibilidades creando servicios adicionales con la misma plataforma, como la entrega de comida a domicilio y la mensajería. Aun cuando sus estándares de calidad han decaído conforme se han popularizado, fueron disruptivos porque consiguieron renovar conceptualmente un servicio tradicional –ya nadie “toma un taxi”, ahora todos “pedimos un Uber”–, sin necesidad de cambiarlo de fondo.   Las dos ideas anteriores (exitosas y disruptivas) utilizan las mismas estructuras y sistemas preexistentes para manifestarse, pero las ideas realmente revolucionarias prescinden de las estructuras y sistemas previos –o en su caso los  modifican de manera tan sustancial que terminan irreconocibles– dando lugar a nuevas realidades en diversos órdenes.   El ejemplo más obvio es la Internet, que transformó por completo una enorme cantidad de sistemas y estructuras humanas en infinidad de ámbitos, en especial en lo que tiene que ver con los procesos de transmisión global de información sin restricciones. Vinton Cerf, nacido en Connecticut, en 1943 y Robert E. Khan, originario de Nueva York, donde nació en 1938 –ambos en los Estados Unidos– crearon los protocolos informáticos TCP/IP que dieron vida a esta red global de información en los primeros años de la década de 1970.  No hay forma de exagerar la influencia que este desarrollo ha tenido en devenir de la humanidad en las últimas décadas, al grado de provocar el surgimiento de un nuevo statu quo, donde se han trastocado valores, maneras de entender el mundo, tendencias de consumo, educación, y un larguísimo etcétera y que pasó del liderazgo de las grandes corporaciones industriales (Ford, General Electric, Nestlé, etc.) al de un nuevo puñado de empresas tecnológicas (Facebook, Amazon, Google, etc.). Internet, en tanto idea revolucionaria, ha modificado las estructuras sociales y económicas, culturales y relacionales en infinidad de niveles, situación que no ocurre con las ideas exitosas y disruptivas.  Y todo lo anterior está relacionado con la construcción de narrativas que he desarrollado en las semanas anteriores porque, como he insistido una y otra vez, los tiempos que estamos viviendo son propicios para la renovación de los relatos con que nos explicamos el futuro y pueden abrir caminos para renovar las narrativas caducas, esas que nos han traído hasta aquí, esas que han devastado al planeta, esas que nos tienen en perpetua confrontación unos con otros, cuando la pandemia global que estamos atravesando ha dado lugar a nuevas dinámicas de cooperación, comunicación y empatía inéditas en la historia humana, pero que, desde luego, no se consolidarán solas.  En el artículo siguiente hablaremos un poco más del proceso mediante el cual surgen y se materializan las ideas que posteriormente son el germen de las narrativas que habrán de darnos, o no, la posibilidad de un futuro.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(46) "Narrativas: cómo las ideas cambian al mundo " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "narrativas-como-las-ideas-cambian-al-mundo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-23 11:21:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-23 16:21:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68545" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17843 (24) { ["ID"]=> int(67462) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-30 09:10:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-30 14:10:23" ["post_content"]=> string(10069) "He visto manifestaciones de extrema bajeza tanto en los seguidores del presidente como en sus opositores. El problema es que ambas facciones juzgan y señalan desde un supuesto templo de pureza. El bando de la 4T argumenta el hecho de estar por primera vez en el gobierno federal para afirmar que están libres de maldad, de pecado y de corrupción, y sus seguidores lo creen de buena fe. Cuando algún periodista, caricaturista o político hace burla de algún evento que acontece en el otro bando, esos otros se sienten ofendidos y ponen el grito en el cielo. Este comportamiento demuestra cuán despreciable pueden llegar a ser los humanos. No quiero poner ejemplos, pero los hay de ambos lados por igual. Que si muere un contrario, o sufre una enfermedad, los políticos, periodistas y caricaturistas de la otra facción no tardan un segundo en burlarse de la forma más abyecta. Nadie se salva. No cabe duda que el desabasto de medicamentos contra el cáncer se ha politizado. Y es una desgracia que así sea. El señor López-Gatell y unos caricaturistas de La Jornada dijeron en televisión pública que el tema de los niños con cáncer es una estrategia golpista de la derecha internacional para derrocar al gobierno de López Obrador. Una estrategia “de manual”, dijeron. Y, claro, las reacciones no se hicieron esperar: los que aman sobre todas las cosas al presidente aplaudieron a Gatell y a los caricaturistas y vieron en sus palabras la prueba irrefutable de una conspiración internacional para acabar con el régimen; los que odian sobre todas las cosas al presidente hicieron un escándalo mayor y se sintieron más ofendidos que los propios niños con cáncer.  ¿Cuál es la verdad? ¿Hay o no desabasto de medicamentos contra el cáncer en el INSABI y en el sector salud? Porque la disyuntiva es esta: si hay abasto adecuado y los pacientes enfermos de cáncer, incluidos niños, están recibiendo de manera puntual y suficiente el medicamento, entonces no hay nada qué decir; pero si no hay abasto adecuado y los pacientes enfermos de cáncer, incluidos niños, no están recibiendo de manera puntual y suficiente el medicamento, y por esa causa están empeorando en su salud o muriendo, entonces estamos frente a una tragedia. Vamos a suponer que es verdad lo primero, es decir, que hay medicamentos suficientes y que éstos se entregan de manera expedita y sin contratiempo, y en tal virtud los enfermos de cáncer, incluidos niños, mejoran en su salud y salvan sus vidas. En tal caso, habría que admitir que un grupo de interés está montando un espectáculo mediático para desprestigiar al gobierno federal. Pero aún cuando así fuera, tal “montaje” quedaría a años luz de ser una acción golpista para derrocar a Obrador. Vaya, si grupos poderosos tuvieran un real interés en derrocar al presidente, esa estrategia sería altamente estúpida e ineficaz. Vamos a suponer que es verdad lo segundo, es decir, que no hay abasto adecuado y, en consecuencia, enfermos de cáncer, incluidos niños, no reciben medicamento y ello provoca que su salud se deteriore o, peor aún, que mueran. Si ello fuere cierto, habría que admitir que las palabras de Gatell (y de los caricaturistas de La Jornada, pero ellos no son funcionarios, así que no los voy a incluir) no podrían ser más ruines. En todo caso habría un “montaje”, pero de parte del gobierno federal para disimular su ineficacia y para desprestigiar a los enfermos y sus padres, quienes estarían legítimamente exigiendo su derecho a la salud. La verdad no es lo que usted diga o lo que yo piense, ni lo que diga el oficialismo o la oposición. La verdad es la verdad, y punto. En el caso particular de los enfermos de cáncer, incluidos niños, el propio presidente ha reconocido que no hay abasto suficiente de medicamentos. Hay reconocimiento tácito: en el momento en que el presidente y las autoridades de salud señalan una fecha a partir de la cual habrá medicamentos contra el cáncer, y llegada la fecha los almacenes siguen vacíos, lo que provoca el enojo y las protestas de los pacientes y sus padres, desde ese momento se admite tácitamente el desabasto. Pero también hay reconocimiento expreso por parte del presidente, y se dio en la conferencia matutina del martes 29 de junio. Estas fueron sus palabras: “Entonces, tienen los padres de los niños todo el derecho a exigir, demandar y manifestarse, pero aprovecho para decirles que no descansamos porque queremos que tengan sus medicamentos y que ya muy pronto lo vamos a lograr. Y mi respeto a las madres, a los padres de los niños con cáncer”. No solo el presidente confirma que no hay medicamentos. También legitima las protestas de estos padres y madres y desmiente que sean una estrategia de la derecha internacional para derrocarlo. En esa misma conferencia de la mañana Gatell admitió que las protestas de los padres contra el desabasto son legítimas. Estas fueron sus palabras: “Lo que dije, y lo sostengo, es que el fenómeno de cáncer en sí mismo es lamentable, es trágico, es doloroso; que lo padezcan niños y niñas es doblemente doloroso, que esas mismas personas carezcan de medicamentos también es doloroso y en ese sentido considero absolutamente legítimo, lo he dicho múltiples veces, lo acaba de decir el presidente, es la postura de nuestro gobierno”.  Así las cosas: a) el desabasto no es un invento, sino una realidad; no lo digo yo: lo dicen AMLO y Gatell; y b) las protestas de los padres y madres no son una estrategia de la derecha internacional para derrocar a Obrador; no lo digo yo, sino se infiere lógicamente de las palabras del presidente.  Es verdad que algunos opositores han hecho uso emocional del desabasto de medicamentos contra el cáncer, pero también es verdad que hay muchos niños sin medicamento. No faltarán quienes sin tener en sus prioridades la salud de niños enfermos, sino movidos únicamente por la animadversión que sienten hacia el presidente, hagan uso emotivo de este trágico tema, lo cual también es una actitud reprochable y oportunista. El desabasto no es de hoy, sino de siempre. Ha sido sistemático, pero hoy ha llegado a su punto de mayor gravedad. Lo que dice la gente pro-régimen: ¿por qué no protestaban antes? Y no les falta cierta razón; sin embargo, hay que admitir, basado en datos del sector salud, que debido a la pandemia, el suministro de medicinas se ha colapsado. La situación parece peor que en el pasado. Hay que admitir también que los enfermos de cáncer, incluidos niños, han tenido una problemática severa de desabasto desde que inició el sexenio, no solo a partir de la pandemia, y los funcionarios, incluido el presidente, no les han dado más que largas.  No se trata de buscar culpables, sino de resolver el problema. Hay desabasto no únicamente en los medicamentos para tratar el cáncer, sino también en vacunas del cuadro básico que todo niño debe recibir. Hay una situación grave de desabasto en el sector salud, y no será culpando a una supuesta derecha golpista internacional como se va a resolver. Es más, reconocido ya el desabasto por el presidente, aún cuando hubiera una malévola conspiración internacional para derrocarlo, ello no lo eximiría de resolver el problema hic et nunc (aquí y ahora). Así que no hay pretexto. Hay una frase muy cierta de Antonio Helguera, caricaturista que lamentablemente falleció hace unos días: “Si la caricatura no es crítica, se vuelve propaganda”. Yo extendería el alcance de sus palabras al periodismo en general y al análisis político. Al gobierno hay que criticarlo siempre, sea de derecha, de izquierda o de centro, sea un buen gobierno y, con mayor razón, si es un mal gobierno. ¿Por qué? La crítica es sumamente benéfica para la democracia y para la libertad. Sin ella, llega la muerte del pensamiento y nace el culto a la personalidad (no quiero ser pesimista, pero parece que eso ya empezó a ocurrir).  Yo entiendo que la derecha sea menos inclinada a la crítica, pero no entiendo que la izquierda pierda la capacidad de criticar. La izquierda es crítica o no es izquierda. Criticar el desabasto de medicamentos contra el cáncer no es una estrategia golpista para derrocar a Obrador. Quien diga eso, permítame observar que su capacidad de juicio queda en entredicho. Criticar el desabasto de medicinas contra el cáncer no te hace de derecha ni de izquierda, porque el desabasto en sí mismo no es de derecha ni de izquierda. Desabasto es desabasto, punto: un hecho objetivo e incontrovertible, reconocido ya por el propio presidente. Sin crítica no hay democracia ni libertad. La izquierda debe ser crítica, especialmente si está en el poder, o se traiciona a sí misma. ¿Dónde están aquellos aguerridos izquierdistas que antes combatían cada acción del gobierno, y ahora dócilmente se agachan para dejarse acariciar? ¿Dónde? LEE: La derrota de Morena en la Ciudad de México / Venus Rey Jr. | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(53) "Politizar la tragedia: los niños enfermos de cáncer" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "politizar-la-tragedia-los-ninos-enfermos-de-cancer" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-30 09:12:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-30 14:12:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67462" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "7d6529f201891a945e322f7ba42c641a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
niños enfermos de cáncer

Politizar la tragedia: los niños enfermos de cáncer

He visto manifestaciones de extrema bajeza tanto en los seguidores del presidente como en sus opositores. El problema es que ambas facciones...

junio 30, 2021

Narrativas: cómo las ideas cambian al mundo 

¿De qué manera una idea puede consolidar –mejorándola– o modificar –transformándola– la realidad que la hizo posible? Lo primero es contrastar tres...

julio 23, 2021




Más de categoría

FRAUDE A LA LEY MÁXIMA POR TESTAFERRO ¿CORRUPCIÓN O COLABORACIÓN?

En fecha 11 de marzo de este 2021, se promulgó el Decreto por el cual el Poder Constituyente conformado...

julio 26, 2021
¿Piensas expedir una licencia de automovilista en el Estado de Morelos? ¡Aguas!

¿Piensas expedir una licencia de automovilista en el Estado de Morelos? ¡Aguas!

Resulta que mi licencia previa, que había expedido en la CDMX. La primera idea que pasó por mi mente...

julio 26, 2021

La “guillotina” de López…

El actual “gobierno” federal encabezado por AMLO no ha tenido más remedio que promoverse a través de espectáculos de...

julio 23, 2021

El Complicado Regreso a Clases

La Secretaría de Educación Pública (SEP) sigue con el plan de regresar a las aulas el lunes 30 de...

julio 23, 2021