Salir del clòset

Quienes nos reconocemos católicos, debemos SALIR DEL CLOSET a defender nuestra fe, asediada por mentiras e ideologías supuestamente progresistas.

8 de diciembre, 2021

Hoy es políticamente incorrecto hablar de hombres y mujeres; de blancos y negros; incluso de homosexuales. Una censura “hormiga” ha ido estigmatizando palabra por palabra con el pretexto del lenguaje incluyente que, paradójicamente, es cualquier cosa menos incluyente.

Muchísima gente, entre la que por fortuna no me incluyo, camina “sobre cáscaras de huevo” cuidándose de ofender sensibilidades de una multitud de grupos surgidos a raíz de la censura hormiga…

Ha sido de esa manera que sustantivos comunes a femenino y masculino como PRESIDENTE ¡han forzado su entrada al vocabulario de los timoratos dando lugar a PRESIDENTAS! Donde siempre ha habido un JUEZ, ¡no tendría por qué haber una JUEZA!

Quienes hablan de todas y de todos, desterrando la práctica de unir a TODOS bajo una denominación común NO SON más incluyentes ¡ni mucho menos INCLUYENTAS!

México nació a su vida independiente, proclamando en su Constitución Federal de 1824, que la religión de nuestra patria, seria perpetuamente la católica, apostólica, romana.

¡Qué oscurantismo! dirán los “incluyentes y las incluyentas”.  Por eso en estos días de diciembre; del mexicanísimo diciembre de las posadas, de la Inmaculada Concepción y la Virgen de Guadalupe, se han pretendido disolver paulatinamente, de modo que ahora hay muchos y muchas que en vez de felicitar por la temporada Navideña, hablan de “FELICES FIESTAS”. ¿FELICES FIESTAS DE QUÉ? En el inmenso costal comercial de las “FELICES FIESTAS”, se le pueden vender toda clase de objetos inútiles a seres humanos convertidos en consumidores compulsivos.

Hoy quiero recordar que quienes somos católicos, celebramos la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. No pretendo dar aquí una clase de catecismo, pero sí puedo explicar muy brevemente la razón por la cual María, madre de Jesucristo, nació libre de pecado original.

Conforme a la doctrina católica, todos nacemos heredando el pecado original que en la Biblia se atribuye a Adán y Eva. Los católicos (y todas las denominaciones cristianas) creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios, que se hizo humano como nosotros, para salvarnos y restituirnos la esperanza de estar con Dios eternamente, después de esta vida terrenal.

María no podía haber nacido “contaminada” por el pecado original, porque al haber aceptado ser la madre de Nuestro Salvador, le habría transmitido esa marca del pecado original, Y ESO ERA IMPOSIBLE. Dios no podía encarnarse como hermano nuestro, enemistándose consigo mismo; es decir Con Dios Padre, que es la Primera Persona de la Santísima Trinidad. Hasta aquí “la clase de catecismo”.

He sentido la necesidad de hablar de ésto, porque me subleva que se pretenda festejar una NAVIDAD sin CRISTO cuyo NACIMIENTO es el motivo central y único de la festividad.

El Papa Ratzinger dijo recientemente que el odio, la soberbia, la ambición desmedida, la falta de amor, la veneración por el dinero y el pingüe poder político, son los causantes del caos y del desastre que nos rodea.

Yo no  pretendo imponer mi fe a nadie, pero creo que es derecho de todo creyente, hacer públicas sus creencias y sobre todo, en el caso de los católicos, tratar de predicar CON EL EJEMPLO.

Para mí, la fiesta de la Inmaculada Concepción tiene un significado personal, porque mi hermana  (la güerita) se llama Silvia María de la Inmaculada Concepción, y he querido conmemorar esta festividad, porque une en la fe y en el agradecimiento a los todavía muchos millones de católicos mexicanos.

Los mexicanos no debemos olvidar nunca, que nuestra primera bandera nacional; la que hizo ondear Miguel Hidalgo en la madrugada del 15 al 16 de septiembre de 1810, fue la imagen de la Virgen de Guadalupe.

No debemos olvidar que el grito de independencia también fue una oración convertida en grito de libertad, cuando el cura de Dolores proclamó:

¡QUE VIVA LA VIRGEN DE GUADALUPE!

El 6 de diciembre concluyó la celebración de Hanukkah, que es la Pascua Judía, que en su tiempo fue celebrada por la Sagrada Familia, porque Jesús, María y José nacieron en el seno del  pueblo judío. En ese sentido, los católicos somos los hermanos menores de los judíos, y la Tora es el Antiguo Testamento de nuestra Biblia.

Una cosa es ser ecuménicos, y otra muy distinta es agredir la fe religiosa de cualquiera, en el nombre del “lenguaje inclusivo”, que es la máxima hipocresía y la más perversa estupidez imaginable.

San Juan Pablo Segundo canonizó a numerosos mártires cristeros cuya sangre no debemos desperdiciar; nuestra patria no puede resignarse a ser una inmensa fosa común con cientos de miles de asesinados y desaparecidos; con millares de niñas vendidas en nombre de “usos y costumbres” o víctimas de violación y de incesto.

Diciembre nos abre una temporada que debe recordarnos el AMOR DE DIOS por todos y cada uno de nosotros; Dios no es un político mentiroso ni un faraón arrogante; basta ver la frugalidad con la que Cristo vivió entre nosotros.

No he dicho ni digo todo esto porque sea yo un santo ni un modelo a seguir; TODO LO CONTRARIO. Por eso mi santo favorito es San Dimas, porque encarna la esperanza de quienes hemos vivido una vida llena de errores y faltas; de PECADOS cuyo reconocimiento es tachado de políticamente incorrecto, o de anacrónico y obsoleto.

Creo que la famosa “separación” entre la Iglesia y el Estado ha sido en realidad el intento de los políticos para sustituir a DIOS.

En la Alemania Nazi, Hitler decidió que los judíos tenían que desaparecer, mientras en Estados Unidos le daban el mismo trato a los NEGROS. Me rehuso a la hipocresía de llamarlos “afroamericanos”, cuando uno de mis mayores ídolos en lo deportivo, político, moral e ideológico fue MUHAMAD ALI, que se proclamaba NEGRO Y RENEGRO, abominando la hipocresía que pretendía llamarlo afroamericano,  mientras se le negaba el servicio en los restaurantes exclusivos para BLANCOS.

Me rebelo ante la hipocresía que proclama perversiones como la dizque “ideología de género”, mientras denuncia la pederastia como exclusiva de los sacerdotes católicos, y a la vez promueve la “estimulación sexual temprana” de los niños en los jardines de infancia.

Me rebelo contra los hipócritas que pretenden llorar por el HOLOCAUSTO JUDÍO mientras apoyan la legalización del aborto como si fuera una gran conquista de la  humanidad, siendo como es el GENOCIDIO DE MILLONES DE NINYOS INDEFENSOS masacrados en el vientre de sus madres.

En este mes de diciembre he sentido la necesidad de SALIR DEL CLOSET como CATÓLICO MEXICANO agradeciéndole a Dios por el ejemplo extraordinario que recibí de mis padres y mis abuelos; de mis maestros maristas y lasallistas; quiero agradecer que podamos celebrar el NACIMIENTO DE JESUS, que vino a salvar a todos y cada uno de nosotros SIN EXCEPCIÓN.

En este mes de diciembre que debe recordarnos el INMENSO AMOR DE DIOS POR TODOS NOSOTROS, pido porque nuestra patria sea gobernada CON AMOR en vez de odio y resentimiento; CON AMOR, en vez de mentiras y chapuzas; CON AMOR invencible e incansable.

Celebro hoy el santo de mi hermana; celebro con ella a todas las que hoy festejan la Inmaculada Concepción de María; celebro la presencia de Santa María de Guadalupe que nos espera en su casa del Tepeyac; y agradezco infinitamente el NACIMIENTO DEL NIÑO JESÚS.

Entre mis principales propósitos de año nuevo está el de promover las acciones legales necesarias para que se devuelva su nombre a LA VILLA DE GUADALUPE, tanto por motivos históricos, como por razones de nuestro amor guadalupano.

Hoy como pocas veces, es tiempo de definiciones; no es tiempo de medias tintas; quienes nos reconocemos católicos, debemos SALIR DEL CLOSET a defender nuestra fe asediada por tantas mentiras y especialmente por la violencia disfrazada de las ideologías INCLUYENTAS.

¡Feliz día de tu santo, güerita!

   _______________________________

*Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.

Comentarios


object(WP_Query)#17702 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73306) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73306) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17704 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17694 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17692 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73306) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17708 (24) { ["ID"]=> int(78357) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-29 12:01:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:01:29" ["post_content"]=> string(7553) "Oigan, sé que nos hemos divertido mucho últimamente (por ejemplo, con las recomendaciones para el Día Internacional del Libro). Sin embargo, hoy quisiera compartirles algunas reflexiones sobre uno de los temas centrales en la vida pública del país: la violencia contra las mujeres y los feminicidos. Comenzaré con una anécdota sobre algo que ocurrió el fin de semana pasado.  Mi hermana y yo llevamos a nuestra madre a la aplicación del refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 el fin de semana pasado. Yo me bajé para acompañar a mi mamá y ayudarla a caminar mientras mi hermana se quedó esperándonos en el automóvil, estacionada cerca de la entrada de la sede de vacunación. Un rato después, mi hermana tuvo que mover el coche en reversa. Al hacer este movimiento, su auto pegó, muy levemente, con otro que estaba detrás. Acto seguido, observé y escuché que un hombre se bajó de su auto para insultar a mi hermana, utilizando palabras altisonantes y misóginas, las cuales no replicaré aquí por respeto a ustedes. Corrí hacia el automóvil de mi hermana. Cuando llegué, me acerqué al hombre y le pregunté cuál era el problema más allá del golpe a su coche. Me insultó y me dijo que me fuera. Le pregunté “Tranquilo, ya viene el seguro a pagarte. ¿Por qué la agredes? Es una mujer y merece respeto”. La respuesta del hombre me dejó pasmado: “¿Y qué?”.  El daño al automóvil de este hombre no fue nada serio, todo sea dicho (si acaso existió daño alguno), y que no pudiese arreglarse con una engorrosa pero segura visita del seguro del automóvil de mi hermana. En cambio, el hombre nos gritó, en especial estaba ensañado con mi hermana, gritándole insulto misógino tras insulto misógino. Al final, el hombre golpeó la ventana del auto y amenazó a mi hermana, para después huir despavorido cuando vio que un policía estaba cerca. Al parecer, sólo era un sujeto que buscaba descargar su odio misógino con una mujer que aparentemente estaba sola.  La frase que me respondió el hombre se me quedó grabada: “¿Y qué?”. Me quedé pensando en que esa actitud es la misma que muchos agresores y feminicidas tienen: “Es una mujer. ¿Y qué? ¿Y qué que sea una mujer?”. Justo en esa frase aparentemente inocua, se encuentra la semilla de la misoginia y el desprecio por la vida de las mujeres.  Desgraciadamente, la semana pasada se confirmó que el cuerpo de Debanhi Escobar, quien apenas tenía 18 años, fue hallado sin vida en una cisterna de un motel de Nuevo León.  La violencia contra las mujeres es una plaga que permea desde asuntos triviales,  como el que les relaté, hasta la ola de desapariciones de mujeres en Nuevo León. Parece ser que, cuanto más se habla de la violencia que sufren las mujeres, más se exacerban los actos que atentan contra ellas. Por ello, mi corazón no es ajeno a la desgracia de Debanhi Escobar y el dolor y la impotencia que deben estar experimentando sus padres. Actualmente, el estado que gobierna Samuel García es azotado por una serie de feminicidios, situación digna de una serie de terror. No sé en qué momento perdimos todo el respeto por la vida humana, particularmente por la vida de las mujeres. Parece ser que ya olvidamos que todos los seres humanos, sin distinción alguna, entramos a este mundo por medio de una mujer, con todas las implicaciones biológicas y simbólicas de este hecho.  En este punto vale la pena reflexionar lo siguiente: ¿qué podríamos esperar que ocurra dentro de la sociedad si las conferencias presidenciales se utilizan como una jeringa llena de verborrea tóxica que nos inocula a diario? ¿Qué podríamos esperar si desde el púlpito presidencial se puede despreciar a las mujeres (hecho que además se aplaude), como ocurrió con Liz Vilchis, con eso de “no sabe leer, pero es honesta”?  Por ello, no es de extrañar que la reacción oficial del presidente Lopez al asesinato de Debanhi Escobar, desde su conferencia matutina (¿dónde más?), fue, por decir lo menos, tibia. Esta respuesta contrasta con los embates furibundos y constantes al INE, a periodistas y a miembros de la oposición. ¿Algún día veremos, por parte del presidente, una reacción tan apasionada ante los hechos que aquejan de facto a la sociedad mexicana? ¿O esa pasión únicamente está reservada para los asuntos prioritarios en la agenda del presidente? Claro, agarrar de punching bag a Loret de Mola reditúa mucho y es fácil. Ver al monstruo de la violencia contra las mujeres directo a los ojos, en cambio, es un asunto mucho más complicado y que requiere muchas más agallas. En este asunto, la mismísima alma de México está en juego.  Comprendo que a Debanhi Escobar no la mató ni el gobierno federal ni el gobierno local. También estoy consciente que los gobiernos no son los únicos actores públicos en el país. Pero también es cierto que el tipo de gobernantes que elegimos dice mucho sobre el tipo de sociedad que somos.  Sé que un breve texto como este poco cambiará las cosas. Pero si usted, por azares del destino, llegó a esta publicación, le dejo una pregunta que ojalá tenga el arrojo de hacerse. Es un asunto que no podemos dejar de encarar, porque mañana podría ser una hermana, una madre, una hija, una sobrina, una prima o una amiga.  ¿Qué haremos, como sociedad, para frenar la violencia contra las mujeres? Hagámoslo por Debanhi Escobar y por todas las mujeres que sufren la violencia y que son asesinadas. Hagámoslo por nuestra familia y por nosotros. Comencemos por nuestros círculos cercanos y sigamos con la reflexión de a quién elegimos para gobernarnos. No estoy seguro que deseemos un gobierno que sólo guarde su compasión para los delincuentes y para sus seguidores. No estoy seguro que deseemos una sociedad polarizada y en la que la violencia contra las mujeres crece y se normaliza. No estoy seguro que queramos ser una sociedad indiferente ante la violencia que sufren las mujeres.   Debemos decidir, como sociedad, qué alma queremos que tenga México en los años venideros: una compasiva y justa o una intoxicada por el odio y el resentimiento.   " ["post_title"]=> string(66) "La violencia contra las mujeres: la batalla por el alma de México" ["post_excerpt"]=> string(165) "Debemos decidir, como sociedad, qué alma queremos que tenga México en los años venideros: una compasiva y justa o una intoxicada por el odio y el resentimiento. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "la-violencia-contra-las-mujeres-la-batalla-por-el-alma-de-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-29 12:02:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:02:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78357" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17770 (24) { ["ID"]=> int(78696) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-06 11:44:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 16:44:57" ["post_content"]=> string(7959) "El 3 de mayo de 2021, en cuanto Claudia Sheinbaum tuvo conocimiento del colapso en la línea 12 del Metro en Tláhuac, puso en marcha el protocolo de control de daños… …pero control de daños para salvar su candidatura presidencial. ¿Los 26 muertos y 100 heridos ocasionados por el colapso? Esos no le importan en absoluto a Sheinbaum ni a su jefe inmediato. Como parte del control de daños, hizo desaparecer a Florencia Serranía, que, como directora del Metro, debió ser la primera funcionaria que saliera a dar la cara ante la ciudadanía explicando las causas del accidente. Con la intención de aparentar interés en el esclarecimiento del accidente y de deslindar responsabilidades, Sheinbaum contrató a la empresa noruega Det Norske Veritas en la creencia errónea de que los peritos noruegos le confeccionarían “un peritaje a la medida de sus aspiraciones presidenciales”. El peritaje, según se ha sabido, consta de tres etapas: DISEÑO, CONSTRUCCIÓN Y MANTENIMIENTO. Como en las dos primeras etapas la responsabilidad habría caído en Marcelo Ebrard, Mario Delgado y Miguel Ángel Mancera, Sheinbaum no objetó los dictámenes de los noruegos. ¡PEROOOOO…! el TERCER CAPÍTULO no le gustó a Doña Claudia porque según dijo, “Es un informe deficiente, mal ejecutado, con problemas técnicos, tendencioso y falso”. Si Sheinbaum quería un peritaje eficiente, bien ejecutado, sin problemas técnicos, imparcial y veraz, debió encomendárselo al Ejército cuya tropa se ha transformado en cuadrillas de albañiles, dirigidos por el DRO  General Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, que estuvo a cargo de la construcción del aeropuerto “internacional” Felipe Ángeles… Como el dictamen emitido por Det Norske Veritas, compromete sus aspiraciones políticas, Sheinbaum decidió esconderlo y dijo que va a demandar a la empresa noruega tanto civil como penalmente. Del dicho al hecho hay un largo trecho, comenzando porque LA EMPRESA NORUEGA TIENE UN PRESTIGIO DE MÁS DE CIEN AÑOS y no se va a someter a la “justicia a la mexicana”, impartida por un Poder Judicial sometido a López Obrador,  para el que la ley es un cuento. Para mala suerte de la señora Sheinbaum, su control de daños no puede esconderlo todo. Sheinbaum ha sido demandada en Nueva York, por afectados de la tragedia de Tláhuac que son defendidos  por el abogado Christopher Estupiñan,  que ha decidido acudir ante un sistema de justicia fuera del alcance de Arturo Zaldívar y Ernestina Godoy. Los funcionarios elegidos por López Obrador para pagar los platos rotos de Sheinbaum, encabezados por Enrique Horcasitas, tampoco  parecen tener intenciones de sacrificarse en aras de la candidatura  presidencial de la Jefa de Gobierno de  doble nacionalidad.  Por lo pronto, su abogado, Gabriel Regino, ha hecho saber que exigirán al Ministerio Público que se cite a FLORENCIA SERRANÍA para que rinda la declaración que debió ser la primera en rendir. La tragedia de la línea 12 NO ES LA PRIMERA en la que Claudia Sheinbaum demuestra su desprecio por la vida humana. AQUÍ HAY TRES MUESTRAS DE LO QUE SHEINBAUM SIENTE POR SUS GOBERNADOS: 1) LA CONTINGENCIA AMBIENTAL DEL VALLE DE MÉXICO. La contingencia ambiental que ha afectado a millones de capitalinos, NO se debe al tráfico vehicular; se debe a la TERMOELÉCTRICA DE TULA que funciona quemando combustóleo. A Sheinbaum no le importa que la ciudad de México se convierta en una gran cámara de gas, ni le importa que sus gobernados sean envenenados con tal que AMLO no se enoje y BARLETT no opere en su contra, porque podría afectar su candidatura presidencial. 2) REDISEÑO DEL ESPACIO AÉREO. El rediseño del espacio aéreo en el valle de México, viola toda la normativa ambiental, dañando la salud de millones de capitalinos afectados por el altísimo nivel de ruido que rebasa los límites permitidos para preservar la salud humana. La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores así como la IATA,  han denunciado el peligro que implica la operación del AIFA y el AICM. Los pilotos se ven obligados a mantener sus aviones demasiado tiempo sobrevolando la capital con el riesgo de quedarse sin combustible; y las aproximaciones y despegues, son peligrosos por la incompatibilidad entre el AIFA y el AICM. 3) INMUEBLES EN ALTO RIESGO DE COLAPSO. Sheinbaum como máxima autoridad en materia de protección civil, sabe que existen más de 417 inmuebles en alto riesgo de colapso en la ciudad de México. Por disposición de los artículos 217, 222 y 223 de la Ley de Protección Civil, Sheinbaum TIENE LA OBLIGACIÓN DE EVACUARLOS PARA PRESERVAR LAS VIDAS QUE PELIGRAN. Pero si los evacuara, perdería votos y lo que PELIGRARÍA SERIA SU AMBICIÓN PRESIDENCIAL. Sheinbaum mintió descaradamente cuando el 14 de diciembre de 2021 y el 16 de marzo de 2022, declaró que SU GOBIERNO HABÍA IMPLEMENTADO UN PROTOCOLO PARA LA EVACUACIÓN DE EDIFICIOS INVADIDOS, POR EL CUAL LOS DEVOLVÍA INMEDIATAMENTE A SUS PROPIETARIOS. LO CIERTO ES QUE SHEINBAUM solapa, tolera, auspicia y permite las invasiones de inmuebles en alto riesgo de colapso, incurriendo el delito previsto  en el artículo 259,  fracciones IV y IV Bis del Código Penal de la Ciudad de México. LA MISMA MUJER INDIFERENTE DESDE TLALPAN Sheinbaum cree que ya ha sido olvidada la tragedia del Colegio Enrique Rebsamen, ocurrida el 19 de septiembre de 2017, siendo ella responsable de la jefatura delegacional en Tlalpan. Es insostenible negar su responsabilidad, cuando claramente incumplió su obligación de impedir la construcción ilegal de un anexo habitacional sobre ese colegio, sobrecargando su estructura con el resultado de muchos niños muertos. Entre los gritos de auxilio, los reclamos de justicia y las aclamaciones de acarreados pagados, Sheinbaum prefiere escuchar cómo retumba el eco en  su entorno cuando los acarreados corean frenéticos:  ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA! ¡PRESIDENTA!" ["post_title"]=> string(27) "¡Presidenta! ¡Presidenta!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "presidenta-presidenta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-06 11:44:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 16:44:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78696" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17708 (24) { ["ID"]=> int(78357) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-29 12:01:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:01:29" ["post_content"]=> string(7553) "Oigan, sé que nos hemos divertido mucho últimamente (por ejemplo, con las recomendaciones para el Día Internacional del Libro). Sin embargo, hoy quisiera compartirles algunas reflexiones sobre uno de los temas centrales en la vida pública del país: la violencia contra las mujeres y los feminicidos. Comenzaré con una anécdota sobre algo que ocurrió el fin de semana pasado.  Mi hermana y yo llevamos a nuestra madre a la aplicación del refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 el fin de semana pasado. Yo me bajé para acompañar a mi mamá y ayudarla a caminar mientras mi hermana se quedó esperándonos en el automóvil, estacionada cerca de la entrada de la sede de vacunación. Un rato después, mi hermana tuvo que mover el coche en reversa. Al hacer este movimiento, su auto pegó, muy levemente, con otro que estaba detrás. Acto seguido, observé y escuché que un hombre se bajó de su auto para insultar a mi hermana, utilizando palabras altisonantes y misóginas, las cuales no replicaré aquí por respeto a ustedes. Corrí hacia el automóvil de mi hermana. Cuando llegué, me acerqué al hombre y le pregunté cuál era el problema más allá del golpe a su coche. Me insultó y me dijo que me fuera. Le pregunté “Tranquilo, ya viene el seguro a pagarte. ¿Por qué la agredes? Es una mujer y merece respeto”. La respuesta del hombre me dejó pasmado: “¿Y qué?”.  El daño al automóvil de este hombre no fue nada serio, todo sea dicho (si acaso existió daño alguno), y que no pudiese arreglarse con una engorrosa pero segura visita del seguro del automóvil de mi hermana. En cambio, el hombre nos gritó, en especial estaba ensañado con mi hermana, gritándole insulto misógino tras insulto misógino. Al final, el hombre golpeó la ventana del auto y amenazó a mi hermana, para después huir despavorido cuando vio que un policía estaba cerca. Al parecer, sólo era un sujeto que buscaba descargar su odio misógino con una mujer que aparentemente estaba sola.  La frase que me respondió el hombre se me quedó grabada: “¿Y qué?”. Me quedé pensando en que esa actitud es la misma que muchos agresores y feminicidas tienen: “Es una mujer. ¿Y qué? ¿Y qué que sea una mujer?”. Justo en esa frase aparentemente inocua, se encuentra la semilla de la misoginia y el desprecio por la vida de las mujeres.  Desgraciadamente, la semana pasada se confirmó que el cuerpo de Debanhi Escobar, quien apenas tenía 18 años, fue hallado sin vida en una cisterna de un motel de Nuevo León.  La violencia contra las mujeres es una plaga que permea desde asuntos triviales,  como el que les relaté, hasta la ola de desapariciones de mujeres en Nuevo León. Parece ser que, cuanto más se habla de la violencia que sufren las mujeres, más se exacerban los actos que atentan contra ellas. Por ello, mi corazón no es ajeno a la desgracia de Debanhi Escobar y el dolor y la impotencia que deben estar experimentando sus padres. Actualmente, el estado que gobierna Samuel García es azotado por una serie de feminicidios, situación digna de una serie de terror. No sé en qué momento perdimos todo el respeto por la vida humana, particularmente por la vida de las mujeres. Parece ser que ya olvidamos que todos los seres humanos, sin distinción alguna, entramos a este mundo por medio de una mujer, con todas las implicaciones biológicas y simbólicas de este hecho.  En este punto vale la pena reflexionar lo siguiente: ¿qué podríamos esperar que ocurra dentro de la sociedad si las conferencias presidenciales se utilizan como una jeringa llena de verborrea tóxica que nos inocula a diario? ¿Qué podríamos esperar si desde el púlpito presidencial se puede despreciar a las mujeres (hecho que además se aplaude), como ocurrió con Liz Vilchis, con eso de “no sabe leer, pero es honesta”?  Por ello, no es de extrañar que la reacción oficial del presidente Lopez al asesinato de Debanhi Escobar, desde su conferencia matutina (¿dónde más?), fue, por decir lo menos, tibia. Esta respuesta contrasta con los embates furibundos y constantes al INE, a periodistas y a miembros de la oposición. ¿Algún día veremos, por parte del presidente, una reacción tan apasionada ante los hechos que aquejan de facto a la sociedad mexicana? ¿O esa pasión únicamente está reservada para los asuntos prioritarios en la agenda del presidente? Claro, agarrar de punching bag a Loret de Mola reditúa mucho y es fácil. Ver al monstruo de la violencia contra las mujeres directo a los ojos, en cambio, es un asunto mucho más complicado y que requiere muchas más agallas. En este asunto, la mismísima alma de México está en juego.  Comprendo que a Debanhi Escobar no la mató ni el gobierno federal ni el gobierno local. También estoy consciente que los gobiernos no son los únicos actores públicos en el país. Pero también es cierto que el tipo de gobernantes que elegimos dice mucho sobre el tipo de sociedad que somos.  Sé que un breve texto como este poco cambiará las cosas. Pero si usted, por azares del destino, llegó a esta publicación, le dejo una pregunta que ojalá tenga el arrojo de hacerse. Es un asunto que no podemos dejar de encarar, porque mañana podría ser una hermana, una madre, una hija, una sobrina, una prima o una amiga.  ¿Qué haremos, como sociedad, para frenar la violencia contra las mujeres? Hagámoslo por Debanhi Escobar y por todas las mujeres que sufren la violencia y que son asesinadas. Hagámoslo por nuestra familia y por nosotros. Comencemos por nuestros círculos cercanos y sigamos con la reflexión de a quién elegimos para gobernarnos. No estoy seguro que deseemos un gobierno que sólo guarde su compasión para los delincuentes y para sus seguidores. No estoy seguro que deseemos una sociedad polarizada y en la que la violencia contra las mujeres crece y se normaliza. No estoy seguro que queramos ser una sociedad indiferente ante la violencia que sufren las mujeres.   Debemos decidir, como sociedad, qué alma queremos que tenga México en los años venideros: una compasiva y justa o una intoxicada por el odio y el resentimiento.   " ["post_title"]=> string(66) "La violencia contra las mujeres: la batalla por el alma de México" ["post_excerpt"]=> string(165) "Debemos decidir, como sociedad, qué alma queremos que tenga México en los años venideros: una compasiva y justa o una intoxicada por el odio y el resentimiento. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "la-violencia-contra-las-mujeres-la-batalla-por-el-alma-de-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-29 12:02:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-29 17:02:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78357" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "794b21ec2608619a2ae4d8be5fa07046" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La violencia contra las mujeres: la batalla por el alma de México

Debemos decidir, como sociedad, qué alma queremos que tenga México en los años venideros: una compasiva y justa o una intoxicada por...

abril 29, 2022
¡Presidenta! ¡Presidenta!

¡Presidenta! ¡Presidenta!

El 3 de mayo de 2021, en cuanto Claudia Sheinbaum tuvo conocimiento del colapso en la línea 12 del Metro en Tláhuac,...

mayo 6, 2022




Más de categoría

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Como colegios, nuestro trabajo debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo...

mayo 26, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9...

mayo 26, 2022

Según parece, Claudia y Ricardo no salen en la foto

La carrera hacia la sucesión presidencial de 2024 ya comenzó. ¿Quiénes son los más adelantados?

mayo 25, 2022
¿Mala salud democrática?

¿Mala salud democrática?

Marco Antonio Paz nos presenta los resultados del Informe de la Libertad en el Mundo 2021.

mayo 25, 2022