Robo de autos en 2021. La pandemia ayudó a reducir la incidencia en 20%

La Pandemia ha afectado todos los aspectos de la economía, y el robo a vehículos no fue la excepción. La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) dio a conocer las cifras de vehículos asegurados robados durante...

12 de febrero, 2021

La Pandemia ha afectado todos los aspectos de la economía, y el robo a vehículos no fue la excepción. La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) dio a conocer las cifras de vehículos asegurados robados durante el 2020.

El año pasado fueron robados, en total, 68 110 unidades aseguradas Es decir: 158 vehículos diarios. Esto representa una reducción del 20% con respecto a 2019, año en el que fueron robados 85 000 vehículos.

El promedio diario de vehículos robados rondaba en los 220 durante los primeros tres meses del año y en abril bajó a 175, es decir, al bajar la actividad debido a la pandemia bajó la incidencia de robo. Pero con todo y la reducción del año anterior, en los últimos seis años este delito ha mostrado un incremento de 12.1%

Otro tema a destacar es que el 61% de los robos fue con violencia.
Uno de cada seis vehículos asegurados se roban en la CDMX y área metropolitana. ¿Cuáles son los cinco coches más robados?: 1) Versa, de Nissan; 2) Camioneta NP 300, de Nissan; 3) Aveo, de Chevrolet; 4) lugar: Tsuru, de Nissan; 5) Vento, de VW. Los vehículos que más se roban con violencia son: SUV: Kia Sportage; Mazda CX5; Toyota Hilux Pickup; y también el Kia Rio y el Seat Ibiza

Los directivos de la AMIS atribuyen la reducción de robos en 2020 a la pandemia. Siete de cada 10 vehículos robados con seguro se concentraron en seis estados del país: Estado de México (19 629), Jalisco (9919), Ciudad de México (7070), Guanajuato (4255), Puebla (3307) y Veracruz (2783). Algo que es importante destacar es que se logró recuperar el 43% de las unidades, es decir, casi 29 500 unidades.
Recomendaciones para evitar el robo de tu auto:

No andar distraído. Estar muy pendiente de lo que se hace al manejar y en los semáforos.
Cambiar continuamente de rutas.
Elegir avenidas grandes e iluminadas y caminos con afluencia vehicular.
Nunca esperar a una persona dentro del coche o quedarse a platicar con alguien dentro del auto.
Extremar precauciones de noche. No pasar a cargar gasolina, no traer objetos de valor a la vista y tener mucho cuidado al meter el coche a la cochera. Cerciorarse de que no hay nadie escondido.
Si te es posible, instalar un localizador satelital en el vehículo.
Si se va a viajar en carretera, hacerlo de día, en carreteras de cuota y cargar gasolina en lugares iluminados y lo más seguros posibles.
Hay delincuentes que usan artimañas para detenerte: decirte que tienes una llanta ponchada, darte un golpe, aventarte cosas… Si es así, no te detengas.

Otro problema es el robo de autotransporte de carga. En el 2020 se robaron 7369 unidades. Casi la mitad de ellas tractocamiones (44%) y las demás semirremolques (36.5%), camiones (18.5%) y autobuses (menos del 1%). Los estados con mayor número de robos de equipo pesado son Estado de México (-32%), Veracruz (-29%), Guanajuato, Puebla (-62%) y Jalisco. Particularmente hay muchas quejas en la autopista México-Veracruz.

Comentarios


object(WP_Query)#17971 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61509) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61509) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18029 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17935 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (61509) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(80056) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 13:02:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:02:12" ["post_content"]=> string(6100) "Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes en contra de la modificación de la NOM-046-SSA2-2005 (1) señalando, entre varios puntos, que la Federación puede establecer Normas oficiales en todo el país y que no invadía el ámbito de competencia del estado de Aguascalientes. La NOM objetada señala: 6.4.2.7. En caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación; en caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas (2). Lo que me interesa resaltar en esta nota es en primer lugar que la Corte consideró que en este tipo de casos no se requiere autorización de los padres o tutores para la realización del aborto cuando la menor es mayor de 12 años, planteando así un límite a la Patria Potestad.  La Corte señala que eso está justificado ya que, por ejemplo, en Convención de los Derechos del Niño se mantiene la posibilidad de que los menores de edad puedan, de acuerdo a su capacidad, tener decisiones independientemente de sus padres.  El Comité de los Derechos del niño (ONU) en su observación general no. 15 señala que no se requiere consentimiento de los padres si los profesionales (de salud y otros) consideran que es para el beneficio del niño (a).  Así, el interés superior de la niñez predomina sobre otras consideraciones como la Patria potestad que no es un poder pleno sobre el menor, sino que está acotada al beneficio del mismo, es decir, es una función que los padres reciben en beneficio de los hijos (as).  El elemento anterior es problemático. Si se razona por casos semejantes, los padres deciden por los menores en temas de mucho menor importancia y no se considera que deba limitarse la patria potestad. Así, elegir la escuela o restringir horarios del menor, no se consideran intrusivos. ¿Por qué en un caso tan grave como el practicar un aborto no sería, con mayor razón, un elemento que no puede dejarse a la decisión de una menor de edad? ¿Qué tan maduro se es para tomar una decisión así? Por supuesto, los magistrados creen, por un lado, que el embrión, por lo menos hasta la semana 12 no es una persona y, por tanto, el derecho de la madre predomina sobre el producto del embarazo; por otro lado, considera que no permitir el aborto en sus circunstancias es un acto de violencia contra la mujer.  Otro supuesto fundamental es que el aborto constituye una emergencia médica, un procedimiento médico en el que el criterio predominante es la salud de la madre y por tanto, la patria potestad no aplica. La dignidad de la mujer y el desarrollo libre de la personalidad constituyen valores superiores a la vida del concebido. Esto sucede de modo semejante con los padres de familia testigos de Jehová que pretenden impedir la transfusión de sangre a los menores de edad y que sin embargo, por el bien del niño (a) se realiza el procedimiento. Por supuesto, en el segundo ejemplo, podría aducirse que está en peligro la vida del menor, pero en el primer caso no se cumple ese requisito. No obstante, en el problema del aborto sigue siendo clave el estatuto del embrión (3). Si el embrión no es una persona, las causales de aborto son irrelevantes, ya que puede abortarse sin ninguna justificación. Si resulta que el embrión es una persona, no podría suprimirse la vida del mismo. Referencias Suprema Corte de Justicia de la Nación. Comunicado de prensa 189/2022. Disponible en: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=6912 Comisión Nacional de Derechos Humanos. NOM-046-SSA2-2005. México, 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/LeyesNormasReglamentos/NormaOficialMexicana/NOM-046-SSA2-2005_ViolenciaFamiliarSexual.pdf Monge, F. “El Estatuto Ontológico del embrión humano en base a los datos biológicos”. Cuadernos de Bioética, 1a., 1995. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/1995/1/21/10.pdf" ["post_title"]=> string(56) "Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "sobre-el-aborto-en-caso-de-violacion-en-menores-de-edad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 13:16:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:16:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80056" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17872 (24) { ["ID"]=> int(79993) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content"]=> string(8558) "La narración utilizada como ejemplo produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad.  Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo. ¿Tú cómo la interpretas? Si te contara que existe una narración ficticia donde se cuenta la historia de un trasatlántico, el más grande jamás construido, al que se le colocó la etiqueta de “insumergible”, pero que, en su viaje inaugural choca con iceberg, se hunde, y, debido a la falta de botes salvavidas perece la mayor parte de su tripulación, me dirías que no te resulta en nada original porque es una calca de lo ocurrido con el Titanic. Yo tendría que darte la razón: incluso la falta de originalidad llegaría hasta el hecho de al barco de historia de ficción lo bautizaron con el nombre de “Titán”. Sin embargo, hay un pequeño detalle, muy inquietante por cierto, que lo cambia todo: la sinopsis relatada corresponde a la novela Futility o The Wreck of the Titan (El Naufragio del Titán o Futilidad) , escrita por Morgan Robertson en 1898; es decir que el hundimiento del “Titán” literario tiene lugar catorce años antes de la noche del 14 al 15 de abril de 1912, en que se hundió el verdadero transatlántico RMS Titanic.  Si recorremos la narración ficticia, las semejanzas entre la novela y la realidad ocurrida catorce años después resulta estremecedora. Por ejemplo, tanto el Titán como el Titanic se hundieron en el Atlántico Norte. Ninguno de los dos llevaba a bordo suficientes botes salvavidas para los pasajeros. También existe una impresionante similitud en cuanto al tamaño –267 metros el barco real y 244 metros el imaginario– y la velocidad capaz de desplegar –25 nudos para el Titán, 23 nudos para el Titanic–. Los dos operaban con tres hélices y dos mástiles; en ambos casos el casco estaba diseñado con un sistema de compartimentos semejante y los dos emprendieron su primer y único viaje en el mes de abril. Ambos naufragaron al chocar contra un iceberg en su viaje inaugural y ambos se hundieron  aproximadamente seiscientos kilómetros al sur de Terranova, aunque, en una de las diferencias más significativas entre la realidad y la ficción, el Titanic real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras trasatlántico literario lo hacía en sentido inverso.   ¿Cómo podemos explicar estas coincidencias? ¿Qué relación objetiva existe entre la historia de ficción escrita por Morgan Robertson en 1898 y el trasatlántico diseñado por Thomas Andrews Jr., bajo el auspicio de la naviera White Star Line y construido en los astilleros Harland & Wolff, y capitaneado, en su viaje inaugural, por experimentado capitán Edward Smith, que se hundió en abril de 1912? ¿De donde, entonces, pueden emerger semejantes similitudes? ¿La historia de Robertson influyó en el hundimiento del Titanic, o, al revés, el hundimiento del Titanic, en una realidad subjetiva y fuera del tiempo, en esa conciencia colectiva de la que hablaba Jung, influyó en la imaginación del autor con década y media de anticipación? ¿Son hechos aislados y las semejanzas entre ambas historias no son más que una extraña coincidencia?   La realidad es que no hay forma de saber, con el conocimiento que tenemos hoy, si existe o no alguna relación ya sea causal o sincrónica entre ambos eventos, sin embargo resulta muy sugerente considerar que la posibilidad de que, en algún sustrato de la realidad ambos acontecimientos –imaginación del novelista y la materialización del evento con la participación de un sinnúmero de gente y circunstancias de todo tipo– estén vinculados de alguna manera.  La gran pregunta es si se trata de una enorme coincidencia o de una auténtica sincronicidad. No hay duda que el ejemplo señalado –y se podría dar cuenta de infinidad de historias extrañas y sorprendentes– produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad. Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo.  Si tuviera que aportar una opinión personal diría que lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales sabemos el funcionamiento de una parte de ellas mientras desconocemos aun muchas otras; y por ello, sacar una conclusión definitiva de lo que es la realidad y cuáles son los límites del tiempo o las fronteras entre el cosmos material y objetivo y el universo de subjetividad y creatividad, del que apenas conocemos la punta del iceberg, es aventurado. Sin embargo, habitamos el mundo y requerimos de ciertos criterios de validez que, si bien están sujetos a modificarse conforme aparezcan nuevos conocimientos, es razonable que los consideremos como principios orientadores de la experiencia existencial.  Quizá la principal diferencia entre una casualidad y una sincronicidad está en que de la primera no podemos obtener un bagaje simbólico que aporte significado en nuestra vida, mientras que la segunda, la transforma.  Pensemos en alguien que no tenía que haber subido a un avión, y lo hace. El avión cae, él es el único sobreviviente, que además resulta ileso y todo ocurre en circunstancias inverosímiles, mientras que la persona que efectivamente debía haber subido al avión, se resbala en la regadera de su apartamento, se rompe la cervical y se queda en una silla de ruedas por el resto de su vida.  Si yo, desde fuera, me entero de esta historia, sin duda quedaría impactado, pero no podría interpretarla como otra cosa que una serie de casualidades impresionantes, pero que, en el tejido de mi existencia carecerán de significado profundo. Sin embargo, tanto para el individuo que salió ileso del accidente aéreo como para el accidentado en la regadera, los hechos serán sincronicidades que aportarán símbolos y significados existenciales muy profundos. La vida presente, pasada y futura de ambos será necesariamente reinterpretada a través del tamiz de esa experiencia. Como se ve, el mismo hecho tiene interpretaciones y significados distintos, dependiendo, como decía Jung, de la cercanía e intensidad emocional con que se viva. Vista desde fuera es una casualidad sorprendente que carece de significado. Vista desde dentro en una experiencia que provoca que la vida se bifurque en un antes y un después de ese acontecimiento.  Por eso, una sincronicidad sólo lo es para quien el acontecimiento posee significación, sentido y deja un sedimento que trastoca a la vida futura.    En casos menos dramáticos, como el ejemplo ya mencionado en el artículo anterior de la persona que, luego de recordarla, nos encontramos en la calle luego de años de no saber de ella, tiene que ver con el momento existencial y las consecuencias que ese evento extraño acarree. Si no pasa de un encuentro fortuito será distinto de si recibimos el nombre y teléfono del especialista que salve a nuestro hijo de un padecimiento grave. Aprender a separar el paja del trigo, y con ello las casualidades sugerentes de las verdaderas sincronicidades que transforman nuestra vida, puede ser la diferencia entre encontrar sentido a nuestra existencia o vivir en piloto automático, presos de un mundo chato y sombrío.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(53) "¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante" ["post_excerpt"]=> string(200) "Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales solo sabemos el funcionamiento de una parte. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "sincronicidad-o-casualidad-un-ejemplo-inquietante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79993" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(80056) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 13:02:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:02:12" ["post_content"]=> string(6100) "Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes en contra de la modificación de la NOM-046-SSA2-2005 (1) señalando, entre varios puntos, que la Federación puede establecer Normas oficiales en todo el país y que no invadía el ámbito de competencia del estado de Aguascalientes. La NOM objetada señala: 6.4.2.7. En caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación; en caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas (2). Lo que me interesa resaltar en esta nota es en primer lugar que la Corte consideró que en este tipo de casos no se requiere autorización de los padres o tutores para la realización del aborto cuando la menor es mayor de 12 años, planteando así un límite a la Patria Potestad.  La Corte señala que eso está justificado ya que, por ejemplo, en Convención de los Derechos del Niño se mantiene la posibilidad de que los menores de edad puedan, de acuerdo a su capacidad, tener decisiones independientemente de sus padres.  El Comité de los Derechos del niño (ONU) en su observación general no. 15 señala que no se requiere consentimiento de los padres si los profesionales (de salud y otros) consideran que es para el beneficio del niño (a).  Así, el interés superior de la niñez predomina sobre otras consideraciones como la Patria potestad que no es un poder pleno sobre el menor, sino que está acotada al beneficio del mismo, es decir, es una función que los padres reciben en beneficio de los hijos (as).  El elemento anterior es problemático. Si se razona por casos semejantes, los padres deciden por los menores en temas de mucho menor importancia y no se considera que deba limitarse la patria potestad. Así, elegir la escuela o restringir horarios del menor, no se consideran intrusivos. ¿Por qué en un caso tan grave como el practicar un aborto no sería, con mayor razón, un elemento que no puede dejarse a la decisión de una menor de edad? ¿Qué tan maduro se es para tomar una decisión así? Por supuesto, los magistrados creen, por un lado, que el embrión, por lo menos hasta la semana 12 no es una persona y, por tanto, el derecho de la madre predomina sobre el producto del embarazo; por otro lado, considera que no permitir el aborto en sus circunstancias es un acto de violencia contra la mujer.  Otro supuesto fundamental es que el aborto constituye una emergencia médica, un procedimiento médico en el que el criterio predominante es la salud de la madre y por tanto, la patria potestad no aplica. La dignidad de la mujer y el desarrollo libre de la personalidad constituyen valores superiores a la vida del concebido. Esto sucede de modo semejante con los padres de familia testigos de Jehová que pretenden impedir la transfusión de sangre a los menores de edad y que sin embargo, por el bien del niño (a) se realiza el procedimiento. Por supuesto, en el segundo ejemplo, podría aducirse que está en peligro la vida del menor, pero en el primer caso no se cumple ese requisito. No obstante, en el problema del aborto sigue siendo clave el estatuto del embrión (3). Si el embrión no es una persona, las causales de aborto son irrelevantes, ya que puede abortarse sin ninguna justificación. Si resulta que el embrión es una persona, no podría suprimirse la vida del mismo. Referencias Suprema Corte de Justicia de la Nación. Comunicado de prensa 189/2022. Disponible en: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=6912 Comisión Nacional de Derechos Humanos. NOM-046-SSA2-2005. México, 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/LeyesNormasReglamentos/NormaOficialMexicana/NOM-046-SSA2-2005_ViolenciaFamiliarSexual.pdf Monge, F. “El Estatuto Ontológico del embrión humano en base a los datos biológicos”. Cuadernos de Bioética, 1a., 1995. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/1995/1/21/10.pdf" ["post_title"]=> string(56) "Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "sobre-el-aborto-en-caso-de-violacion-en-menores-de-edad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 13:16:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:16:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80056" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "82637dbff4817bf282559d8a3c7a80db" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad

Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes...

junio 20, 2022
¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y...

junio 17, 2022




Más de categoría

De Frente y Claro | DESEMPLEO SIGUE ASCENDENTE

El desempleo va de mal en peor en nuestro querido México sin que esta administración haga nada por evitarlo.

junio 30, 2022

Sostenibilidad Urbana en México

Evaluar las ciudades abre un panorama estupendo para conocer el estado de cómo se están cumpliendo los Objetivos...

junio 30, 2022
La tragedia de la Sierra Tarahumara

La tragedia de la Sierra Tarahumara

El multihomicidio ocurrido en la Sierra Tarahumara pone en evidencia el abandono del Estado mexicano en zonas del país...

junio 30, 2022

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022