Poderes y organismos autónomos le pierden el miedo a AMLO, semana de perros 

La Presidencia no es lo que era, lo ha dicho el propio Andrés Manuel López Obrador y lo ha sufrido en carne propia, a pesar de su confianza en poder someter al Poder Judicial, al Congreso, al...

13 de agosto, 2021

La Presidencia no es lo que era, lo ha dicho el propio Andrés Manuel López Obrador y lo ha sufrido en carne propia, a pesar de su confianza en poder someter al Poder Judicial, al Congreso, al INE, al TRIFE, al Instituto de Transparencia y más.

A pesar de la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados y la de Senadores, el presidente se quejó de que fue excluido del periodo ordinario de sesiones la ley secundaria para quitarle el fuero al Presidente.

Las fricciones con Ricardo Monreal por la lista de presidenciables y la nueva configuración que tendrá la Cámara de Diputados con una bancada de Morena más dispersa, incrementa la distancia del Congreso con la línea obradorista.

Las iniciativas constitucionales que propondrá AMLO como la Ley de la Industria Eléctrica, la fusión de la Guardia Nacional con el Ejército, la modificación de organismos electorales y la renovación del Tribunal Electoral –que echó fuera de la presidencia a José Luis Vargas– son casos perdidos.

Peor aún, la declinación del ministro Arturo Zaldívar para ampliar la presidencia en la Suprema Corte de Justicia hasta noviembre del 2024, es otro fracaso más de López Obrador de someter al Poder Judicial.

La semana pasada fue de perros para López Obrador: fracasa consulta, rebelión de gaseros, tumban a “Magistrado Billetes”, Zaldívar reculó y el Coneval confirmó el aumento de la pobreza y la pobreza extrema en México.

El domingo 1 de agosto vio frente al espejo su flácido músculo de convocatoria, en comparación con el 2018, en la consulta para enjuiciar a los expresidentes. La irrisoria asistencia del 7.11% del padrón lo dice todo.

El martes 3 al romper el alba, más de 8 mil piperos distribuidores de gas LP mostraron fuerza con un paro en los territorios de Alfredo del Mazo (Estado de México) y de Claudia Sheinbaum (CDMX). 

La amenaza movió el proyecto electorero de Gas Bienestar, primero para rescatar a Claudia de la derrota electoral, con subsidios de competencia desleal, y el tope en el precio del kilo y el litro del combustible que será motivo de concilios con la titular de Energía, Roció Nahle, y del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.  

El miércoles 5, magistrados del Tribunal Electoral (TRIFE) tumbaron de la presidencia al “Magistrado billetes” José Luis Vargas. Hablaron de grandes dudas en la autonomía del togado y una operación dudosa que lo llevó a gastos y a acumular bienes, que rebasan por muchos sus ingresos, pero sobre todo, por estar al servicio de los caprichos de Palacio Nacional. 

El jueves 6, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea desayunó con López Obrador y tiró la toalla. El viernes, antes de poner sus barbas a remojar por el levantamiento de magistrados en el TRIFE, devolvió en conferencia de prensa el regalazo presidencial. 

El ministro presidente se aferró al sueño de mantener el báculo hasta noviembre del 2024; sin embargo, la opinión pública lo hizo pedazos. Pensó que la bendición del líder era suficiente, ya que fue elevado al Olimpo de la pureza en las mañaneras, como “el único” que podía cambiar al Poder Judicial. Zaldívar lo aceptó, aún con la insolencia que esto implica para sus compañeros ministros de la Suprema Corte de Justicia.

Y por si fuera poco, también a media semana el Coneval con datos del INEGI demostró el aumento de la pobreza y la pobreza extrema, en una gestión ideologizada que prometió lo contrario.

El reporte es del 2018 al 2020 con datos precisos sobre el aumento en 3.8 millones de pobres, para un total de 55.7 millones. La pobreza extrema incrementó en 2.1 millones de personas, en total 10.7 millones de personas.

Así que el viernes, Andrés Manuel reventó. Subió decibeles y fantasías ideológicas al pontificar una homilía histórica de desvarío y desatino contra sus fantasmas. Revisen los videos de Literal México, no tienen desperdicio. 

Los dos párrafos de la homilía mañanera del jueves en Palacio Nacional: “Los que estudian en Harvard y en universidades del extranjero aprenden a robar”. Y el segundo: “Imagínense qué hubiese pasado si no hubiésemos ganado, no se hubiesen vacunado a todos”.  

Las frases son una isometría del rencor del pastor cristiano improvisando con cualquier artimaña y dictando “fatwas” contra todo lo que odia, y lo que trata perversamente de construir como nido de neoliberales, aun cuando está rodeado de ellos. 

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69245) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69245) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69245) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85538) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content"]=> string(6519) "Los asuntos políticos al interior de las universidades en México siempre han sido polémicos y generan muchas inquietudes y preguntas; de por sí, todo sistema que entra en una fase de transición genera incertidumbre. ¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? ¿Bajo qué características reconstruir la dinámica cultural y política de estas instituciones?  Superando las distintas acepciones que pueda tener el concepto democratización, en el caso de las universidades públicas ésta debe ser pensada como un proceso integral, donde además de ampliar la base comunitaria para participar en la toma de decisiones mediante el voto o para integrar los órganos colegiados de dirección de forma más representativa, sea planeada como la posibilidad de generar acciones más concretas para la integración de sectores vulnerables a sus aulas y una mayor inclusión de los grupos sociales que componen una región específica o el país en general.  Espacios de traslado y universitarios seguros para mujeres en particular, programas específicos de licenciatura para atención a la comunidad silente e invidente, posibilidades de integración a programas para estudiantes adultos y de la tercera edad, programas bilingües para alumnos de grupos étnicos, así como revisión de las implicaciones financieras para los estudiantes, sin olvidar la construcción de espacios para la libre discusión de las ideas científicas, políticas e incluso del ámbito espiritual, serían en estos tiempos aspectos mínimos a involucrar en los procesos de democratización de las universidades públicas.  Actualmente democratización e inclusión tienden a ser sustantivos que se corresponden en el universo simbólico de la educación superior.  Limitar la democracia universitaria al parlamentarismo sería limitar de nuevo la posibilidad de recuperar el liderazgo social de las instituciones públicas de educación superior.  En esencia, dos son las líneas de trabajo a recuperar en las discusiones sobre la democratización de las instituciones públicas de educación superior: el problema de la participación de la comunidad en la toma de decisiones, y  el problema de la democratización del acceso, lo cual aplica para los costos de ingreso como para los programas internos que permitan que los estudiantes potenciales que forman parte de grupos vulnerables se queden y se integren posteriormente al mercado laboral. La primera de las líneas de trabajo presupone la existencia de un modelo elitista de toma de decisiones y de configuración de las instancias de dirección, tanto de las instancias personales como de los órganos colegiados. Este modelo autocrático sería del cual habría que partir para transitar hacia un modelo de participación más amplio.  La segunda de estas vertientes de trabajo, por otra parte, presupone que los sistemas de ingreso (colegiaturas y exámenes incluidos) los programas y planes de estudio, las estrategias didácticas, los mecanismos de evaluación del desempeño estudiantil y los criterios académicos y administrativos para lograr egresar, entre otros factores, se volvieron elitistas o clasistas, lo que escapa de lo puramente académico y lo coloca en el terreno de lo ideológico.  Es decir, son antidemocráticas en tanto excluyen o marginan a estudiantes a partir de no visibilizar realidades específicas de sectores sociales y estudiantiles particulares. Y sí, la reglamentación académica y los modelos de trabajo no están adecuados del todo a las condiciones de alumnos que tengan algún impedimento para el pleno desarrollo de la motricidad o sentidos.  Y adicionalmente, esta última línea de trabajo está correlacionada a su vez con dos aspectos que son ineludibles: los lineamientos de los organismos internacionales para asegurar la calidad de la educación superior y el problema del eternamente insuficiente recurso destinado a la investigación y a las cuestiones operativas de estas instituciones.  Si durante un tiempo la reconfiguración jurídica de la vida universitaria nacional promovió modelos autocráticos en la toma de decisiones y anuló la posibilidad de un voto universal, símbolo fundamental de la democracia participativa en las diferentes instituciones, hoy esto puede pasar a segundo término, porque lo importante no es de donde transitamos, sino hacia dónde, es decir, cual es el modelo democrático que se busca: el de la democracia como inclusión social o el de la democracia como ampliación del universo de personas que tomarán decisiones, y aunque se priorice uno, en realidad no debieran de ser excluyentes y en la democratización de estas instituciones debiéramos ir por “todas las canicas”.   En la discusión subyace un aspecto que tal vez no haya sido suficientemente abordado: el tema de lo generacional. Las características y el contexto social del estudiante actual ha cambiado, los niveles de interés en los asuntos públicos, su formas, niveles y espacios de interacción social, su formación para desarrollar su interés para participar en la toma de decisiones colectivas es asunto que le compete a la universidad pública, en tanto que el desarrollo que estos organismos educativos dan no solo es científico, sino social y cultural. Seriamente golpeada por la pandemia, por la nueva realidad mediática y por la inseguridad que se vive, la salud emocional del joven estudiante puede ser atendida a partir de modelos socioculturales donde la universidad jugaría un papel importante si se amplían los espacios para la interacción y participación.  Las condiciones internas, como el interés del gremio académico de reconfigurar las formas de participación están dadas; sin embargo, la dimensión de la democratización como inclusión social requiere de la participación de otros sectores, como el político y la revisión de lo presupuestal, que, creo, es el punto más débil de la red de factores involucrados. " ["post_title"]=> string(41) "Universidades Públicas: democratización" ["post_excerpt"]=> string(142) "¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "universidades-publicas-democratizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85538" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17989 (24) { ["ID"]=> int(86022) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-24 10:32:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-24 15:32:05" ["post_content"]=> string(9179) "La semana pasada en este mismo espacio publiqué “ISSSTE en temible Caos”, donde destaqué la falsa promesa de López en cuanto a que México tendría un sistema de salud como el de Noruega o Dinamarca, hecha el 8 de enero del 2020. Otra más de sus mentiras. Antes, al contrario, el ISSSTE se encuentra en un gran caos por falta de presupuesto, sumado a otorgar contratos a empresas que no tienen la experiencia necesaria, como lo fue en Servicios de Imagenología, creando innumerables problemas, porque ha habido no solamente falta y mala atención, sino hasta fallecimientos. Muy preocupante lo que ha sucedió, pero mucho más que el actual director, Pedro Zenteno, se lave las manos culpando a la ex Gacela, grupo de mujeres que se encargaban de la vigilancia de López y hoy desempeñándose como Directora Normativa de Administración y Finanzas, Almendra Lorena Ortiz Genis, de que ella hizo la contratación de la empresa IMEDIC, como si ella se mandara sola y no necesitara de la autorización del Director General, sobre todo tratándose de un contrato por 144.8 millones de pesos. Qué cinismo. QUEJAS DE DERECHOHABIENTES En el periodismo es importante que el proceso de la comunicación se cumpla, es decir, que haya un emisor, un canal, un código, un mensaje, un contexto, un Receptor y la retroalimentación. Con gran gusto en esta ocasión respecto a lo publicado la semana pasada, así se dio. Recibí varios comentarios de derechohabientes del ISSSTE que me comentaron lo que ha pasado en esta Institución respecto a la pésima atención. Por razones obvias, no menciono sus nombres por miedo a represalias. Los textos los incluyo tal y como me los enviaron, agradeciéndoles su confianza: Testimonio 1: “Tengo dos amigas con cáncer, Las dos primero fueron a Fucam para que les detectaran el cáncer ya que en el ISSSTE no hacían nada. Posteriormente con el diagnóstico tuvieron que ir a la Dirección General de su clínica de adscripción. De ahí pagaron estudios en Salud Digna ya que su clínica no cuenta con algunos estudios Después de un tiempo, tres meses, las canalizaron a especialidades. De ahí nuevamente estudios porque ya habían " caducado los anteriores". De nuevo pagar. Y al mes y medio ya las están tratando y también tienen que pagar estudios tomografías que no cuenta la clínica.  Mi segunda amiga, la tardaron año y medio por la pandemia. Y también vuelta y vuelta con los estudios. Lamentablemente, el cáncer ya había avanzado demasiado y falleció este junio del 2022”. Testimonio 2: “A mi exmarido también van dos veces que le hacen estudios. Al parecer en 15 días ya lo van a operar, pero no en su clínica; hasta Tacubaya.  Testimonio 3: De niña se me adormecía la mitad de cuerpo y me daba por vomitar y no poder hablar (pero estoy consciente que no estoy hablando bien pero no puedo hablar correctamente). Bueno, pues mi papá me daba un agua con bicarbonato y limón y vomitaba todo el día bilis. El Dr. Soto, médico particular que nos atendía, decía que porque yo comía mucho. Así toda mi vida. Y fue hasta que trabajé que me percaté que cuando hacía un mega coraje y no podía sacarlo, me ocurría. ¡Bueno pues fui al ISSSTE Darío Fernández (me hicieron estudios y no salió nada) ISSSTE López Mateos (y nada), al ISSSTE Moctezuma y sorpresa: un médico general me dijo que tomara diario complejo B. Otro médico general de la misma clínica Moctezuma, me comentó que estoy mal de mi estómago y que iba a terminar con una sonda en el estómago. Otro médico de la misma clínica Moctezuma, me dijo que estaba mal del corazón. Otro médico de la misma clínica Moctezuma, me diagnosticó que estaba mal de la tiroides. O sea, caso perdido. Fueron diferentes médicos porque nunca tienen consulta para el mismo médico. Pues en otra consulta un doctor me cambió de medicamento porque la clínica no contaba con mi medicamento. Pues me sentí rara y me puse peor. Gracias a Dios logré comunicarme con Ángela e ingresé a urgencias del ISSSTE Zaragoza. Me tardaron 4 horas y pedí pasar con el Director. Me preguntó por qué andaba tomando éste medicamento. Respondí que  me lo recetó el médico de mi clínica porque no había el que tomo normalmente. El Director movió la cabeza y de inmediato me pasó con un internista (que falleció por COVID) y me envió hacer estudios para ver por qué estaba tan delgada. Y fui a mi clínica. Me hicieron estudios y en todos salí mal. Los llevé con el doctor de Zaragoza y me dijo: te voy a volver a hacer todos los estudios aquí. Y otra sorpresa; en Zaragoza salí bien. ¿A cuál creer? Pagué endocrinólogo en la colonia Roma en medio de la Pandemia. Me hizo estudios y salí bien. Pagué gastroenterólogo y salí mal Ya no puedo comer cítricos, irritantes, cero grasas. Y cinco comidas al día. Pagué nutrióloga. Estoy con esta dieta a la fecha. Y se volvió a adormecer el cuerpo. Pues mi doctor de Simi, me dijo cómo se llama este padecimiento y es controlado por el neurólogo. Y hasta ahora que me volví a cambiar de casa, me cambié de clínica y la doctora me dijo lo mismo que mi querido Dr. Simi. Estoy en estudios para que me canalicen con el neurólogo. ¡Ah! Las dentistas del ISSSTE Moctezuma y la de ahora ISSSTE San Antonio, apenas me dijeron que no puedo comer cítricos, ni irritantes por mi lengua geográfica. Esto me lo dijo mi Dr. De Sim. Ese será mi regalo de 60 años, que ya controlen el padecimiento. ¿Será que en el de Zaragoza todos los estudios salgan bien para quitar enfermos y así no responsabilizan a los médicos? ¿Y en Moctezuma dramatizar para que vayamos al de Zaragoza?” Así la cruda y patética realidad, estimados lectores, por el vía crucis que tienen que pasar los derechohabientes del ISSSTE por falta de presupuesto, por falta de atención y profesionalismo, exponiendo por ello su salud y hasta su vida, por la falta de personal, material quirúrgico, medicinas y los equipos para estudios descompuestos o, contratando empresas que no tienen la más mínima experiencia y capacidad para dar la atención sin que afecten a los derechohabientes. Y así está el ISSSTE en todo el país, sin que haya la menor posibilidad de que esto cambie o mejore en atención y en todo lo que necesitan en las clínicas y hospitales para cumplir con su obligación hacia quienes cuentan con ese servicio de salud.  Lamentablemente eso sucede en todo el sistema de salud del país, que vino a colapsarse en esta nefasta administración de López y su 4T por disminuir los presupuestos, prefiriendo darle más millones a sus programas prioritarios como el trenecito maya, su refinería Dos Bocas, que no refina NADA, su supuesto Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que se quedó en una terminal de autobuses elegante, o una Base Aérea FIFÍ, así como más millones al Ejército, a la Marina y obviamente a sus programas de compra de votos, llamados Programas Sociales, hacia donde se va la mayor parte del presupuesto de cada año, sin que quienes los reciben, que son “supuestamente pobres”, logren salir de la pobreza, y antes al contrario, se hacen más pobres y peor aún, dependientes de que les den esa limosna a cambio de apoyar a López y a Morena.  Por unos pesos venden su dignidad y hasta su vida, ya que como es el tema que hoy analizamos, el sistema de salud está en un temible y peligroso caos. Es por ello que lanzo el reto a las empresas encuestadoras, esas que nos dicen que López tiene altos niveles de “aprobación” y para aquellos que afirman que es el mejor presidente que ha tenido México, que vayan a los hospitales del sistema de salud del gobierno federal y de la CDMX a realizar una encuesta, para que verdaderamente conozcan quiénes están a su favor y quiénes en contra de lo que López ha hecho con el sistema de salud, poniendo en riesgo a los millones de mexicanos que asisten a ellos, así como a los que no tienen ISSSTE ni IMSS y ahora, gracias a López, ni seguro popular.  Espero que tengan la calidad moral y humana y lo hagan, y dejen de estar engañando a los mexicanos con su falsa información y sus porcentajes nada creíbles. Porque con la salud y la vida de los mexicanos pobres, el PUEBLO que tanto dice defender López, que no tienen para pagarse un médico y hospital particular, no se debe jugar. " ["post_title"]=> string(56) "De Frente Y Claro | El ISSSTE en caos y pésimo servicio" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "de-frente-y-claro-el-issste-en-caos-y-pesimo-servicio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-24 10:32:05" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-24 15:32:05" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86022" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85538) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content"]=> string(6519) "Los asuntos políticos al interior de las universidades en México siempre han sido polémicos y generan muchas inquietudes y preguntas; de por sí, todo sistema que entra en una fase de transición genera incertidumbre. ¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? ¿Bajo qué características reconstruir la dinámica cultural y política de estas instituciones?  Superando las distintas acepciones que pueda tener el concepto democratización, en el caso de las universidades públicas ésta debe ser pensada como un proceso integral, donde además de ampliar la base comunitaria para participar en la toma de decisiones mediante el voto o para integrar los órganos colegiados de dirección de forma más representativa, sea planeada como la posibilidad de generar acciones más concretas para la integración de sectores vulnerables a sus aulas y una mayor inclusión de los grupos sociales que componen una región específica o el país en general.  Espacios de traslado y universitarios seguros para mujeres en particular, programas específicos de licenciatura para atención a la comunidad silente e invidente, posibilidades de integración a programas para estudiantes adultos y de la tercera edad, programas bilingües para alumnos de grupos étnicos, así como revisión de las implicaciones financieras para los estudiantes, sin olvidar la construcción de espacios para la libre discusión de las ideas científicas, políticas e incluso del ámbito espiritual, serían en estos tiempos aspectos mínimos a involucrar en los procesos de democratización de las universidades públicas.  Actualmente democratización e inclusión tienden a ser sustantivos que se corresponden en el universo simbólico de la educación superior.  Limitar la democracia universitaria al parlamentarismo sería limitar de nuevo la posibilidad de recuperar el liderazgo social de las instituciones públicas de educación superior.  En esencia, dos son las líneas de trabajo a recuperar en las discusiones sobre la democratización de las instituciones públicas de educación superior: el problema de la participación de la comunidad en la toma de decisiones, y  el problema de la democratización del acceso, lo cual aplica para los costos de ingreso como para los programas internos que permitan que los estudiantes potenciales que forman parte de grupos vulnerables se queden y se integren posteriormente al mercado laboral. La primera de las líneas de trabajo presupone la existencia de un modelo elitista de toma de decisiones y de configuración de las instancias de dirección, tanto de las instancias personales como de los órganos colegiados. Este modelo autocrático sería del cual habría que partir para transitar hacia un modelo de participación más amplio.  La segunda de estas vertientes de trabajo, por otra parte, presupone que los sistemas de ingreso (colegiaturas y exámenes incluidos) los programas y planes de estudio, las estrategias didácticas, los mecanismos de evaluación del desempeño estudiantil y los criterios académicos y administrativos para lograr egresar, entre otros factores, se volvieron elitistas o clasistas, lo que escapa de lo puramente académico y lo coloca en el terreno de lo ideológico.  Es decir, son antidemocráticas en tanto excluyen o marginan a estudiantes a partir de no visibilizar realidades específicas de sectores sociales y estudiantiles particulares. Y sí, la reglamentación académica y los modelos de trabajo no están adecuados del todo a las condiciones de alumnos que tengan algún impedimento para el pleno desarrollo de la motricidad o sentidos.  Y adicionalmente, esta última línea de trabajo está correlacionada a su vez con dos aspectos que son ineludibles: los lineamientos de los organismos internacionales para asegurar la calidad de la educación superior y el problema del eternamente insuficiente recurso destinado a la investigación y a las cuestiones operativas de estas instituciones.  Si durante un tiempo la reconfiguración jurídica de la vida universitaria nacional promovió modelos autocráticos en la toma de decisiones y anuló la posibilidad de un voto universal, símbolo fundamental de la democracia participativa en las diferentes instituciones, hoy esto puede pasar a segundo término, porque lo importante no es de donde transitamos, sino hacia dónde, es decir, cual es el modelo democrático que se busca: el de la democracia como inclusión social o el de la democracia como ampliación del universo de personas que tomarán decisiones, y aunque se priorice uno, en realidad no debieran de ser excluyentes y en la democratización de estas instituciones debiéramos ir por “todas las canicas”.   En la discusión subyace un aspecto que tal vez no haya sido suficientemente abordado: el tema de lo generacional. Las características y el contexto social del estudiante actual ha cambiado, los niveles de interés en los asuntos públicos, su formas, niveles y espacios de interacción social, su formación para desarrollar su interés para participar en la toma de decisiones colectivas es asunto que le compete a la universidad pública, en tanto que el desarrollo que estos organismos educativos dan no solo es científico, sino social y cultural. Seriamente golpeada por la pandemia, por la nueva realidad mediática y por la inseguridad que se vive, la salud emocional del joven estudiante puede ser atendida a partir de modelos socioculturales donde la universidad jugaría un papel importante si se amplían los espacios para la interacción y participación.  Las condiciones internas, como el interés del gremio académico de reconfigurar las formas de participación están dadas; sin embargo, la dimensión de la democratización como inclusión social requiere de la participación de otros sectores, como el político y la revisión de lo presupuestal, que, creo, es el punto más débil de la red de factores involucrados. " ["post_title"]=> string(41) "Universidades Públicas: democratización" ["post_excerpt"]=> string(142) "¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "universidades-publicas-democratizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85538" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "47c8f6f9e4945da46f8a3a5303a1c1eb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Universidades Públicas: democratización

¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos?

noviembre 10, 2022
El ISSSTE

De Frente Y Claro | El ISSSTE en caos y pésimo servicio

La semana pasada en este mismo espacio publiqué “ISSSTE en temible Caos”, donde destaqué la falsa promesa de López en cuanto a...

noviembre 24, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022