PARA CUBA EL PRETEXTO ES EL “BLOQUEO”, Y LÓPEZ OBRADOR ¿QUÉ PRETEXTO TIENE?

Hay que levantar ese embargo. Así se probaría que no es la solución para Cuba y se acabaría la excusa y discurso de que los norteamericanos tienen la culpa del fracaso de la isla.

20 de septiembre, 2021

El 16 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador pidió a los Estados Unidos que retire el bloqueo económico contra Cuba. Es oportuno aclarar esa constante confusión de términos que se utiliza para referirse a las sanciones económicas hacia Cuba, tales como “embargo” o “bloqueo naval”.

Es muy clara la diferencia tanto en las causas históricas como en los hechos y consecuencias mismas, pues el embargo se determinó en respuesta a la expropiación o estatización de los bienes de empresas norteamericanas realizadas por el gobierno cubano que, además de ello, aumentó los impuestos de importación (aranceles) para los productos estadounidenses. Esto fue en el año de 1960, siendo presidente Eisenhower, quien redujo parcialmente el comercio y rompió relaciones con La Habana. Por su parte, Cuba dio un giro radical al acercarse política y económicamente a la Unión Soviética, esto en plena Guerra Fría.

El bloqueo naval fue otro evento que se desencadenó cuando en octubre de 1962, el presidente John F. Kennedy fue informado de que la Unión Soviética estaba enviando a Cuba misiles nucleares, por lo que tomó la decisión de bloquear con buques de guerra la isla para impedir el arribo de dichas armas que pondrían en grave peligro la seguridad de los norteamericanos. El bloqueo duró solo unos días y es el único que se ha dado en la historia entre ambos países. Ante la reacción militar de los Estados Unidos y las negociaciones secretas que se dieron, los barcos soviéticos dieron media vuelta y retornaron a sus puertos.

Ahí acaba la historia del bloqueo. No existen actualmente buques estadounidenses que prohíban el arribo de barcos ni intercambio comercial con Cuba, de hecho existe comercio entre el gobierno cubano y España, México, Venezuela, China, Canadá, Rusia, Países Bajos, Italia, Francia, Alemania y el propio Estados Unidos, entre otros.

Regresando al embargo comercial y financiero, Kennedy fue quien estableció que dicho embargo fuera total, salvo en lo que respecta a alimentos y medicinas. Fue en los años sesentas. 

En 1992, ya con la Unión Soviética desintegrada, se aprobó una ley en Estados Unidos por la cual se prohibía a subsidiarias de empresas norteamericanas asentadas en otros países que comerciaran con Cuba, con la intención de presionar a ese país socialista en el tema de los derechos humanos y valores democráticos, ley conocida como Torricelli, prohibiéndose tambien los viajes de ciudadanos estadounidenses a ese país.

 

En 1996 se emite otra ley que impide la cooperación internacional de otros países con la isla y que también tiene como intención lograr la libertad y solidaridad democrática en Cuba, llamada Ley Helms-Burton, en la que se fijan las condiciones requeridas para el levantamiento del embargo y que, precisamente, tienen que ver con la libertad del pueblo cubano, estableciéndose que dicho embargo puede levantarse cuando se cuente con un gobierno democráticamente electo.

En total se han expedido seis leyes y varias regulaciones que prohiben o limitan las relaciones comerciales con la isla, incluso transacciones financieras, evitando con ello que las operaciones comerciales de Cuba puedan realizarse usando el sistema financiero y bancario de Estados Unidos.

También se han emitido leyes que han disminuído la rudeza del embargo y han permitido la exportación de productos agrícolas, medicinas y alimentos como lo es la Ley de Sanciones Comerciales e Incremento del Comercio, que en conjunto con otras regulaciones han dado los márgenes para que se permitan viajes a la isla e inclusive el envió de remesas, como sucedió en el gobierno de Barack Obama.

El gobierno socialista cubano culpa constantemente de su situación económica al embargo comercial norteamericano, al que siempre nombran como “bloqueo”, y que, como ya precisé, no se trata de un bloqueo naval ni absoluto en materia comercial y financiera, considerando que Cuba tiene actualmente relaciones con varios países económicamente importantes en el mundo. 

Actualmente el embargo ordenado por Washington contiene múltiples excepciones y licencias que permiten negociar a las propias empresas estadounidenses e internacionales, por lo que hoy no se puede hablar de una sanción absoluta hacia Cuba. Aunque no se crea, al día de hoy Estados Unidos es el principal exportador de alimentos y medicinas hacia Cuba.

Pienso que el embargo debe de levantarse en su totalidad, pues ha quedado demostrado que el mismo, después de 60 años, no ha logrado la presión necesaria para que el régimen cubano respete la democracia, los derechos humanos y la libertad de su pueblo.

Lo único que se ha demostrado con el embargo, no bloqueo, es que Cuba, país socialista, no puede ser autosuficiente aun con el control monopólico de todos los sectores económicos, ni ha logrado darle bienestar a su pueblo, pues es del conocimiento del mundo que los cubanos viven bajo una enorme pobreza, con hambre y racionamiento de alimentos, por ya no hablar de que, además, tienen restringidas sus libertades y que no existe el respeto a sus derechos humanos. 

El presidente de Cuba y el presidente de México le están gritando al mundo ¡que el socialismo requiere del capitalismo sin restricción alguna!, es decir, libertad comercial y financiera con todos los países del orbe, incluyendo a Estados Unidos de América, con el fin de lograr tener una economía estable. Luego entonces, ¿no existe una contradicción en ese idealismo político económico de autosuficiencia que pregonan los países de izquierda?

Hay que levantar ese embargo. Así se probaría que no es la solución para Cuba y se acabaría la excusa y discurso de que los norteamericanos tienen la culpa del fracaso de la isla.

Aquí la treta de culpar a otros también es usada por López Obrador, quien ante su falta de resultados siempre se la endilga a los gobiernos pasados. Pero el suyo ya tiene tres años y no hay avances ni mejoría, es más, para su desgracia, México no sufre de embargo comercial ni bloqueo alguno que pueda usar de pretexto.

Comentarios
object(WP_Query)#17657 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70626) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2021" ["before"]=> string(10) "05-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70626) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2021" ["before"]=> string(10) "05-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17656 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17664 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17666 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-11-2021" ["before"]=> string(10) "05-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70626) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(72353) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-09 12:04:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-09 17:04:50" ["post_content"]=> string(5280) "Como usted sabe, Ricardo Anaya ha estado en el ojo del huracán desde la misma campaña, allá en 2018, cuando el gobierno de Peña Nieto lo acusó de lavado de dinero y emprendió un ataque mediático en su contra. No solo la entonces Procuraduría acusó e inició investigaciones: también algunos panistas, como Ernesto Cordero, o priisto-panistas, como Javier Lozano, lo acusaron. El problema se agravó por el supuesto cómplice de Anaya, un tal Manuel Barreiro. En un primer momento, Anaya dijo que ni siquiera lo conocía, pero a los pocos días se difundió un video en el que aparecía Anaya en la boda de Barreiro, la mar de divertido. El candidato panista tuvo que tragarse sus palabras y quedó en evidencia, quizá no de los delitos que le imputaban, pero sí de mentir abiertamente sobre su relación con Barreiro. Hay que decirlo: perdió credibilidad. Los cargos que enfrenta ahora Ricardo Anaya son por otros hechos: tienen que ver con Odebrecht y la reforma energética de Peña Nieto. Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX, hoy en prisión, presentó una denuncia en agosto de 2020. En ella acusa a 17 personas y refiere que por órdenes de Luis Videgaray entregó a Ricardo Anaya la cantidad de 6.8 millones de pesos para que votara a favor de la dicha reforma. Con base en esta denuncia, la Fiscalía General de la República acusa hoy a Anaya de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa. Ya ha habido tres audiencias de este caso, todas online: una en agosto, una en octubre, y esta última del lunes 8 de noviembre. El juez de control, Marco Antonio Fuerte, ordenó que la siguiente audiencia del 31 de enero de 2021 debe ser presencial, así que Ricardo Anaya forzosamente tendría que presentarse en el reclusorio norte. Y es ahí donde podría perder esta partida de ajedrez. Si Ricardo Anaya no se presenta físicamente a esa audiencia, la Fiscalía General de la República podría pedir orden de captura en su contra (y yo creo que el juez la concedería). Ahora bien, si no la concediera, sí podría ordenar una medida drástica para que comparezca Anaya a la fuerza, y ya frente al juez, la Fiscalía seguramente solicitaría prisión preventiva, la cual, dadas las circunstancias, sería muy factible que se decretara. Vaya, pasaría algo similar a lo que le ocurrió a Rosario Robles, o al mismo Emilio Lozoya hace unos días. Apuesto con usted lo que usted guste a que si se presenta Ricardo Anaya a la audiencia del 31 de enero, ya no verá la luz. En ese momento el juez decretará prisión preventiva y el panista permanecerá en prisión, al menos los casi tres años que faltan del sexenio, fuera de toda posibilidad de competir en la carrera presidencial. Es la crónica de una prisión preventiva anunciada. Pero ahí no acaba el problema. Si Anaya no se presenta físicamente a la audiencia porque está en Estados Unidos, la Fiscalía pedirá sin duda orden de captura y el juez la concederá. De encontrarse el panista en Estados Unidos, la cancillería solicitará su extradición. Así lo dijo Marcelo Ebrard en entrevista radiofónica en Radio Fórmula el día 8 de noviembre. Anaya se vería, pues, sometido a un vergonzoso y mediático proceso de extradición. Lozoya dice que entregó el soborno a Anaya en agosto de 2014, pero la reforma energética se aprobó ocho meses antes. Hasta ahora lo que se tiene es la denuncia de Lozoya. Con ese elemento de prueba, ciertamente frágil, ¿podría el actual régimen encerrar a Anaya lo que falta del sexenio? Yo creo que sí y que se está haciendo todo lo posible para que así sea. Ricardo Anaya está atrapado. Haga lo que haga, se presente a la audiencia o no, esté en México o en Estados Unidos –en donde al parecer está desde julio–, Anaya tiene prácticamente un pie en la prisión. Si yo fuera él o su abogado, no me presentaría ni recomendaría asistir a la audiencia en el reclusorio norte, y además buscaría o sugeriría para residir un país en donde no fuera tan fácil lograr la extradición, pues el gobierno de Estados Unidos lo entregaría sin dilación. No me malinterprete: no estoy diciendo que evada vilmente la justicia, pero, dada la situación, asistir a esa audiencia es asistir para quedarse tras las rejas por lo que resta de este gobierno sin que haya oder humano o jurídico que pueda evitarlo. Anaya está condenado de antemano, al menos para el régimen y sus simpatizantes. La mañana del 8 de noviembre, el presidente Obrador instó a Anaya a dar la cara y enfrentar la acusación. Vaya, casi le dice: “Ve a la cárcel y defiéndete desde ahí”. Anaya, por su parte, acusó a López Obrador de una persecución política con la finalidad de dejarlo fuera de la carrera presidencial de 2024. ¿A quién le cree usted? Por mi parte, no creo que Anaya sea una piadosa carmelita descalza, pero tampoco creo que los tiempos en los que se hacía uso político de las instituciones de justicia sean cosa del pasado. Como dice la canción de Diego Verdaguer: “¿Usted qué haría?”." ["post_title"]=> string(51) "Anaya en problemas legales y con un pie en prisión" ["post_excerpt"]=> string(222) "El expresidente nacional del PAN y candidato a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, está en serios problemas legales. Si estuviéramos hablando de ajedrez creo que estarían a punto de aplicarle un jaque mate " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "anaya-en-problemas-legales-y-con-un-pie-en-prision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-09 12:04:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-09 17:04:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17618 (24) { ["ID"]=> int(73178) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-03 11:59:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-03 16:59:41" ["post_content"]=> string(5728) "En la radio mexicana se escucha un anuncio de una organización que urge a que se prohíban los alimentos de alto contenido calórico en las escuelas. Se pretende combatir el problema restringiendo la oferta de los mismos porque los menores de edad toman malas decisiones en torno a lo que les conviene o no comer. El Gobierno se atribuye la potestad, en sustitución de los padres, de decidir que alimentos deben consumir o no sus hijos. Esto parece intuitivamente correcto. No obstante si argumentamos por analogía, ¿por qué restringirlo a los alimentos?  Si los adolescentes se exponen a peligros en las noches, ¿por qué no restringirles el uso del transporte público? Por supuesto, puede insistirse que la analogía no es del todo correcta, ya que no hay certeza del “mal uso” del transporte público, pero la clave del fondo del asunto es el mismo: ¿cuál es el límite para restringir o limitar el acceso a ciertos bienes reales o aparentes debido a los posibles daños a la salud? Así, se ha discutido si la publicidad respecto a la comida chatarra debe controlarse. La distinción que suele usarse es entre información y publicidad. En ese sentido se tiene derecho a la información y al libre intercambio de ideas y opiniones, pero en materia de publicidad puede restringirse su contenido. Un ejemplo, es la idea de prohibir o al menos restringir en horarios la publicidad de bebidas alcohólicas y cigarros.  Así puede argumentarse (como señala Diana Guarnizo respecto a Colombia) que:  ... como la libertad de información y el libre mercado no son derechos absolutos, sino que deben ser equilibrados con la protección de otros derechos constitucionales, la expresión comercial debe ceder el paso a la protección de los valores más importantes, tales como el derecho a la salud. Como el consumo de chatarra o alimentos ultra-procesados (refrescos, papas fritas, etc.) está claramente relacionado con una mayor probabilidad de obesidad en niños y adultos y, como consecuencia, a toda una serie de enfermedades como la diabetes, la hipertensión y otros, está claro que la promoción de estos productos hace más daño que bien a la salud de los niños (2017: s.p.). Otro modo de presentar el argumento podría ser: P1: O los alimentos son presentados como información o como publicidad. P2: Si es como información entonces deben subordinarse al derecho a la salud. P3: Si es publicidad entonces deben subordinarse al derecho a la salud. Por lo tanto, Los alimentos deben subordinarse al derecho a la salud. Podría objetarse que la comida industrializada es una opción entre otras y que no posee carácter forzoso. Es decir, puede argumentarse que en el dilema propuesto la disyunción no es correcta (la primera premisa), ya que la publicidad puede mezclarse con información fidedigna: unas galletas pueden venderse como sabrosas sin dejar de decir que son de trigo, por ejemplo.  También se puede insistir que así como en la publicidad de cigarros, no se está obligado a fumar aunque se sepa que no es sano para la salud, el hecho de anunciar unas galletas, aunque potencialmente produzcan daño, no implica su consumo en exceso.  A favor del argumento se ha sostenido que la distinción sí es adecuada, ya que en la publicidad su objetivo es vender, fomentar el consumo y de ningún modo es informar del producto. El hecho de que su objetivo de vender es más importante que el de informar, el énfasis está dado en las bondades aparentes del producto (como lo picante de unas papás). Lo anterior justificaría limitar la oferta de los alimentos ultraprocesados.  Además se insiste en que los menores de edad difícilmente disciernen el aspecto aparente del real, es decir, no pueden distinguir que el producto en exceso es dañino y no pueden realmente elegir a diferencia de los adultos con los cigarros.  Con todo lo anterior puede argumentarse que es legítimo que haya restricción de venta en las escuelas, ya que el menor al no estar acompañado de un adulto es probable que realice malas elecciones.  No obstante, ¿qué sucede si el adulto responsable del menor consiente en el consumo de los productos? Aquí parece que si se prohíbe su venta hay una intervención excesiva por parte de las autoridades. Aunque las personas realicen acciones con efectos nocivos en ellas, no obstante se toleran.  La pregunta que queda abierta es si en el caso del consumo de alimentos de alto contenido calórico será un ejemplo de este tipo o habrá razones adicionales que permitan esa intervención por parte del gobierno   Referencias:  Guarnizo, D. (2017). Restringir la publicidad de comida chatarra: ¿censura o protección de la salud? De justicia. Disponible en: https://www.dejusticia.org/column/restricting-junk-food-advertising-censorship-health-protection/  " ["post_title"]=> string(43) "Alimentación y libertad en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(134) "¿Cuál es el límite para restringir o limitar el acceso a ciertos bienes reales o aparentes debido a los posibles daños a la salud?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "alimentacion-y-libertad-en-menores-de-edad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-03 11:59:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-03 16:59:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73178" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(72353) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-09 12:04:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-09 17:04:50" ["post_content"]=> string(5280) "Como usted sabe, Ricardo Anaya ha estado en el ojo del huracán desde la misma campaña, allá en 2018, cuando el gobierno de Peña Nieto lo acusó de lavado de dinero y emprendió un ataque mediático en su contra. No solo la entonces Procuraduría acusó e inició investigaciones: también algunos panistas, como Ernesto Cordero, o priisto-panistas, como Javier Lozano, lo acusaron. El problema se agravó por el supuesto cómplice de Anaya, un tal Manuel Barreiro. En un primer momento, Anaya dijo que ni siquiera lo conocía, pero a los pocos días se difundió un video en el que aparecía Anaya en la boda de Barreiro, la mar de divertido. El candidato panista tuvo que tragarse sus palabras y quedó en evidencia, quizá no de los delitos que le imputaban, pero sí de mentir abiertamente sobre su relación con Barreiro. Hay que decirlo: perdió credibilidad. Los cargos que enfrenta ahora Ricardo Anaya son por otros hechos: tienen que ver con Odebrecht y la reforma energética de Peña Nieto. Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX, hoy en prisión, presentó una denuncia en agosto de 2020. En ella acusa a 17 personas y refiere que por órdenes de Luis Videgaray entregó a Ricardo Anaya la cantidad de 6.8 millones de pesos para que votara a favor de la dicha reforma. Con base en esta denuncia, la Fiscalía General de la República acusa hoy a Anaya de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa. Ya ha habido tres audiencias de este caso, todas online: una en agosto, una en octubre, y esta última del lunes 8 de noviembre. El juez de control, Marco Antonio Fuerte, ordenó que la siguiente audiencia del 31 de enero de 2021 debe ser presencial, así que Ricardo Anaya forzosamente tendría que presentarse en el reclusorio norte. Y es ahí donde podría perder esta partida de ajedrez. Si Ricardo Anaya no se presenta físicamente a esa audiencia, la Fiscalía General de la República podría pedir orden de captura en su contra (y yo creo que el juez la concedería). Ahora bien, si no la concediera, sí podría ordenar una medida drástica para que comparezca Anaya a la fuerza, y ya frente al juez, la Fiscalía seguramente solicitaría prisión preventiva, la cual, dadas las circunstancias, sería muy factible que se decretara. Vaya, pasaría algo similar a lo que le ocurrió a Rosario Robles, o al mismo Emilio Lozoya hace unos días. Apuesto con usted lo que usted guste a que si se presenta Ricardo Anaya a la audiencia del 31 de enero, ya no verá la luz. En ese momento el juez decretará prisión preventiva y el panista permanecerá en prisión, al menos los casi tres años que faltan del sexenio, fuera de toda posibilidad de competir en la carrera presidencial. Es la crónica de una prisión preventiva anunciada. Pero ahí no acaba el problema. Si Anaya no se presenta físicamente a la audiencia porque está en Estados Unidos, la Fiscalía pedirá sin duda orden de captura y el juez la concederá. De encontrarse el panista en Estados Unidos, la cancillería solicitará su extradición. Así lo dijo Marcelo Ebrard en entrevista radiofónica en Radio Fórmula el día 8 de noviembre. Anaya se vería, pues, sometido a un vergonzoso y mediático proceso de extradición. Lozoya dice que entregó el soborno a Anaya en agosto de 2014, pero la reforma energética se aprobó ocho meses antes. Hasta ahora lo que se tiene es la denuncia de Lozoya. Con ese elemento de prueba, ciertamente frágil, ¿podría el actual régimen encerrar a Anaya lo que falta del sexenio? Yo creo que sí y que se está haciendo todo lo posible para que así sea. Ricardo Anaya está atrapado. Haga lo que haga, se presente a la audiencia o no, esté en México o en Estados Unidos –en donde al parecer está desde julio–, Anaya tiene prácticamente un pie en la prisión. Si yo fuera él o su abogado, no me presentaría ni recomendaría asistir a la audiencia en el reclusorio norte, y además buscaría o sugeriría para residir un país en donde no fuera tan fácil lograr la extradición, pues el gobierno de Estados Unidos lo entregaría sin dilación. No me malinterprete: no estoy diciendo que evada vilmente la justicia, pero, dada la situación, asistir a esa audiencia es asistir para quedarse tras las rejas por lo que resta de este gobierno sin que haya oder humano o jurídico que pueda evitarlo. Anaya está condenado de antemano, al menos para el régimen y sus simpatizantes. La mañana del 8 de noviembre, el presidente Obrador instó a Anaya a dar la cara y enfrentar la acusación. Vaya, casi le dice: “Ve a la cárcel y defiéndete desde ahí”. Anaya, por su parte, acusó a López Obrador de una persecución política con la finalidad de dejarlo fuera de la carrera presidencial de 2024. ¿A quién le cree usted? Por mi parte, no creo que Anaya sea una piadosa carmelita descalza, pero tampoco creo que los tiempos en los que se hacía uso político de las instituciones de justicia sean cosa del pasado. Como dice la canción de Diego Verdaguer: “¿Usted qué haría?”." ["post_title"]=> string(51) "Anaya en problemas legales y con un pie en prisión" ["post_excerpt"]=> string(222) "El expresidente nacional del PAN y candidato a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, está en serios problemas legales. Si estuviéramos hablando de ajedrez creo que estarían a punto de aplicarle un jaque mate " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "anaya-en-problemas-legales-y-con-un-pie-en-prision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-09 12:04:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-09 17:04:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(42) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9aa3321781465f6d433dea432a85af8c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Anaya en problemas legales y con un pie en prisión

El expresidente nacional del PAN y candidato a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, está en serios problemas legales. Si estuviéramos...

noviembre 9, 2021

Alimentación y libertad en menores de edad

¿Cuál es el límite para restringir o limitar el acceso a ciertos bienes reales o aparentes debido a los posibles daños a...

diciembre 3, 2021




Más de categoría

Alimentación y libertad en menores de edad

¿Cuál es el límite para restringir o limitar el acceso a ciertos bienes reales o aparentes debido a los...

diciembre 3, 2021
Gobernar por decreto

Gobernar por decreto

EL DECRETAZO del pasado 22 de noviembre le abre la puerta a AMLO para quedarse hasta que quiera; solamente...

diciembre 3, 2021

El Diálogo consciente

Un diálogo consciente no consiste solo en transmitir información y comunicarse. Se trata de una instancia que abarca ambos,...

diciembre 3, 2021

México: el tonto más útil para la FIFA

Mientras México es blanco de sanciones por supuestos actos homófobos en sus estadios, la FIFA se hace de la...

diciembre 2, 2021