No todo lo que hay en un hospital es un virus asesino

2020, el peor año que ha pasado la humanidad en mucho tiempo, terminó y empezamos 2021 con todas las adversidades que un país pueda tener. Los pobres son aún más pobres y los enfermos por “covid” se...

25 de enero, 2021

2020, el peor año que ha pasado la humanidad en mucho tiempo, terminó y empezamos 2021 con todas las adversidades que un país pueda tener. Los pobres son aún más pobres y los enfermos por “covid” se mueren por montones. 

Conduzco como lo he hecho desde que elegí este hospital como mi segunda casa, de Morelia a Acámbaro, ese lugar donde hacen el pan que dicen abre las puertas del cielo. Paso horas de reflexión de todos los temas que aquejan mi vida. Escucho la radio y las noticias que, desde hace poco más de un año, acaparan los temas informativos, un tema del cual hoy todos estamos hartos. 

Cuestiono el actuar del gobierno, me enojo, me pregunto, tal como todos lo hacemos cuando vamos en compañía de uno mismo. Casi siempre voy disfrutando de ese café colombiano que preparo antes de salir de casa, pero hoy es la excepción. Me estaciono en un OXXO que está cercano al hospital y veo a tres personas, para ser exacta, que no llevan el cubrebocas aunque dice en la entrada que es obligatorio Me molesto, pero me sorprendo al ver a otras tres personas formadas en la fila para pagar que tampoco llevan cubrebocas, que hoy ya es una prenda indispensable del buen vestir. Compran una bolsa de hielo y obvio algo más para amenizar su reunión a la cual estoy segura están a punto de llegar. Hasta este punto, no entiendo el valemadrismo de unos cuantos que son, sin temor a equivocarme, totalmente equiparables a los asesinos a sueldo. 

Llego al campo de batalla que se ha convertido el hospital, ese que en un principio se sentía el lugar más inseguro, pero que hoy definitivamente es el lugar del cual no quiero irme por ese sentimiento de indefensión que me provoca salir a la calle. Ahí se libran batallas por salvar a los que quizá fueron los más irresponsables o simplemente recibieron el regalo letal de un tercero. 

Acudo al lugar donde no se ha parado de luchar por la vida. Ese lugar donde están los que llegaron muy pronto a este mundo enloquecido y enfermo. No todo lo que aqueja en un hospital es ese virus maldito, también hay pequeños grandes gigantes que hoy luchan como tantos por un lugar en esta vida. Pero hoy es distinto porque ya estamos con lo mínimo indispensable. Jamás pensé en la susceptibilidad del servicio al que estoy asignada “Unidad de cuidados intensivos Neonatales”, jamás pensé que fuera a sentirse tan indefenso, ante la gran necesidad de compartir el equipo para mantener la vida, a unas cuantas paredes de aquí. Las vidas más pequeñas también merecen un lugar en este mundo. A ellos también los esperan en casa, ellos luchan día a día por un espacio en este pasaje, pero se nos agotan los “cómos”. Estamos todos luchando desde nuestras trincheras. Yo no he sufrido los estragos de portar ese traje que te corta la respiración, que te asfixia minuto a minuto que lo traes puesto, ese que saca de ti todos los líquidos de rincones del cuerpo que jamás pensamos existían, y que nubla tu campo de visión a menos de un metro de distancia. Yo he estado hombro a hombro en la terapia intensiva neonatal, sola con mi compañera de épicas batallas, dando todo lo que está en nuestras manos para poder dar un soplo de esperanza a los que hoy son los más indefensos. 

Más allá de un simple virus hay pequeñas vidas humanas que luchan y que, de no reivindicar el camino, serán los daños colaterales de esta guerra que no tiene un final próximo. Estamos perdiendo la batalla, estamos cansados de la indiferencia de una sociedad indolente. Estoy dándolo todo aquí como le he hecho desde hace casi ocho años como enfermera, pero siento que se aproxima lo peor. La gente no entiende que esa sección del hospital llamado “COVID” es hoy el más solitario que existe, es lo más parecido a un cementerio donde estás solo con ese sentimiento de ahogo y desesperación, donde quizá los pacientes piden una sola oportunidad y que muy seguramente no llegará. Pensarán en sus dolientes, anhelarán salir a advertir del peligro, pero será ya demasiado tarde. 

Veo con profunda tristeza que la sociedad no tiene el mínimo sentido de la responsabilidad moral. Veo que esa indiferencia que se muestra en las calles dejará al futuro de México a la deriva. Dejemos de ser un país egoísta, dejemos de ser ese país del “yo primero”, del “me vale madre” el más débil. Dejemos de ser miserables irracionales y pensemos un solo momento en esas pequeñas vidas que merecen el día de mañana ver el sol. 

 

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60611) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60611) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60611) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83861) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content"]=> string(6343) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.  Si bien la Realidad –objetiva y subjetiva– es universal, la verdad es parcial y relativa a un tiempo, un espacio, una determinada comprensión o una forma concreta de ver las cosas.  Imagina un cúmulo de cincuenta mil litros de agua que está a 18 grados centígrados. En caso de que ese líquido existiera, la afirmación podría considerarse una verdad, pero no lo es del todo porque expuesta así, en abstracto, de manera aislada y sin ningún contexto carece de sentido y de importancia: ¿dónde está esa agua?, ¿para qué habremos de usarla?, etcétera. La mera información de tener determinada cantidad de agua a cierta temperatura puede aportar un dato preciso, pero no alcanza para considerársele una verdad porque, al no estar relacionada a alguna otra pieza de información ni tener ningún vínculo con el universo natural o cultural humano se convierte en un saber insustancial.    Si ahora te preguntara si consideras que ese cúmulo de agua está “objetivamente” caliente o fría, tu respuesta tendría que ser: “caliente o fría ¿para qué?, ¿para quién?, ¿con relación a qué?, ¿para hacer qué con ella?”. Que algo esté caliente o frío siempre dependerá del contexto específico donde el hecho tenga lugar, de la perspectiva, del punto de vista y de la sensibilidad particular de quién juzga.  Imagina que esa agua está en una alberca. Por fin tenemos un contexto reconocible que comienza a dotarla de sentido pues sienta las bases para que, entre esa información y nosotros exista una relación. Si volviera a preguntarte si el agua está caliente o fría, ahora la respuesta más probable sería “depende”, porque la sensación de caliente o fría está estrechamente relacionada con la temperatura del entorno, el tipo de relación que se tenga con ella y la sensibilidad de los individuos involucrados en la acción. Si un ser humano, cuyo cuerpo suele rondar los 36 grados de temperatura, entrase a esa piscina, su experiencia del agua a 18 grados centígrados sería muy distinta si el entorno es una mañana tropical soleada con 40 grados centígrados que si se encontrara en un clima invernal alpino con un ambiente a 4 grados bajo cero.  No hay duda, “es” agua y “está” a 18 grados centígrados. A partir de estos datos, completamente objetivos y reales, ¿puede considerarse que el agua está “de verdad” caliente o fría en términos absolutos, con independencia de todos los factores que influyen en nuestro juicio?  Para hablar con cierta profundidad de lo que es verdadero contra lo que no lo es, la primera distinción consiste en no confundirlo con “lo real”.  Lo real es lo que existe y se constituye de la coemergencia de lo subjetivo y lo concreto, mientras la verdad es la forma particular como ordenamos, comprendemos e interpretamos una porción de esa realidad que existe, a la que podemos acceder a partir de nuestras limitaciones, ya no sólo como individuos llenos de prejuicios, creencias y preconcepciones, sino como especie. Vemos, oímos, tocamos, olemos, sentimos, tenemos la capacidad de razonar y la combinación de todo ello nos permite entender la porción de Totalidad que tenemos frente a nosotros. Y es a partir de ese fragmento , y no del Todo, desde donde construimos lo que los seres humanos llamamos verdad.  Lo real, considerando los dos ámbitos, objetivo y subjetivo, y aun cuando es inabarcable y muchos de sus partes no las podemos percibir, podríamos definirlo como aquello que los entes –personas, objetos, etc.– y los fenómenos “son” en sí mismos, en su totalidad, en todo tiempo y lugar, de manera incontrovertible incluso sin que haya necesidad de un observador que lo constate. Mientras que la verdad es aquello que resulta de nuestra experiencia de un objeto, idea, sentimiento o fenómeno, a partir de la interpretación objetiva y subjetiva de cada uno. La verdad es el juicio de un observador que la considere como tal y que no “lo es” por sí misma. La premisa: “la Tierra es plana” fue una  verdad incuestionable y moldeó la construcción de conocimiento y civilización y el modo de experimentar la existencia por un largo periodo de tiempo, aun cuando lo que enunciaba no fuese real.    Todos “sabemos” que el sol sale por las mañanas. Se trata de otra verdad incuestionable que estructura nuestras vidas, les da orden, sentido, dirección y estructura, es la base nuestras agendas y actividades diarias y sin embargo en la “realidad” el sol no sale ni se esconde sino que es la Tierra la que, con sus movimientos de rotación y traslación, nos genera una impresión que traducimos en una metáfora.  Por más que sepamos que esa expresión no corresponde con la realidad, seguimos considerándola una verdad. Y lo es, porque se trata de una construcción lingüística humana, anclada tanto en verdades objetivas –ciertas horas del día el sol ilumina nuestro entorno y el resto del tiempo es de noche– como en verdades subjetivas –las metáforas del nacimiento, la muerte, la poesía, etc. Por eso decir “el sol sale por la mañana” es una verdad que, a pesar de que no es del todo Real, funciona para gestionar nuestra vida cotidiana.  En la siguiente entrega continuaremos diseccionando el concepto de verdad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(20) "¿Qué es la verdad?" ["post_excerpt"]=> string(128) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "que-es-la-verdad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83861" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16245 (24) { ["ID"]=> int(83380) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-15 10:28:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-15 15:28:30" ["post_content"]=> string(6910) "Las organizaciones sociales, en cualquiera de sus formas jurídicas, han generado un avance importante en el desarrollo de la cultura de la prevención, pero para consolidar la noción de la prevención como práctica cultural, se requiere aún una política pública que impulse y facilite más su trabajo así como el incremento en la participación ciudadana.  Es necesario prevenir en todos los ámbitos de la vida: violaciones a los derechos humanos, medio ambiente y cambio climático, robo, embarazo en adolescentes, desastres naturales, deserción escolar, trata de personas, abuso sexual, suicidio, problemas financieros, conflictos, enfermedades de transmisión sexual, discriminación, por plantear algunos temas y aunque las dependencias gubernamentales han realizado campañas y acciones para prevenir, el esfuerzo estatal ha sido en general insuficiente, las estadísticas globales sobre delitos, accidentes, consumo de droga y muchos temas, hablan de incrementos, por lo que la acción social organizada a través de fundaciones, asociaciones civiles e instituciones de asistencia privada es fundamental.  Un gran avance sobre la cultura de la prevención también lo encontramos en el sector educativo, instituciones universitarias tanto públicas como privadas que desarrollan programas de investigación y de intervención social, así como profesores que dentro de sus espacios en aula o en ejercicios de campo, desarrollan programas que, en ambos casos, tienen como limitantes asuntos presupuestales y un largo camino en los procesos de gestión de recursos y de apoyo institucional. Las organizaciones sociales que se dedican a la prevención, finalmente lo hacen como una reacción a la existencia de un problema que se hace necesario resolver o más precisamente, prevenir. Los bancos de alimentos responden a la necesidad de proveer a otras organizaciones civiles y personas de alimentos en caso de algún problema de la naturaleza, las organizaciones que buscan prevenir sobre el consumo de droga lo hacen a partir de la necesidad de responder al incremento del consumo generando información y actividades para que se prevenga el consumo.  El impacto de las organizaciones civiles en lo referente a la prevención, lo identificamos en al menos en los siguientes cuatro aspectos: 
  1. La contribución a que sea visible el problema social que se ataca, ya que al desarrollar actividades comunicativas permite la circulación de información en las diferentes comunidades. 
  2. Desarrollo de una metodología de la intervención, o en este caso de la gestión de la prevención, que permite el incremento de la experiencia comunitaria en torno al problema que se ataca. 
  3. Generación de una producción de materiales didácticos, que en lo impreso o lo digital, permiten que el problema sea abordado por todos los sectores sociales con muy buenos resultados en el conocimiento que el auditorio adquiere sobre el tema. 
  4. Creación y organización de individuos en torno a un problema que contribuye también, a la generación de liderazgos y a la construcción de interacciones sociales con objetivos específicos. 
Haciendo alusión a uno de los muchos ejemplos, la asociación civil Proyecto Protégeme, dedicada a la prevención de la explotación y el abuso sexual infantil, ha desarrollado una serie de materiales impresos y programas de capacitación sobre el tema. En su lema “llegar antes que el tratante”, identifica un problema y alude a un compromiso que en mucho se cumple si se logra la participación de voluntarios y de ciudadanos que sientan empatía y compromiso por la situación. El mismo ejemplo lo podemos encontrar en organizaciones dedicadas a la prevención de la discriminación o a la prevención sobre el consumo de drogas.  ¿Qué hace falta para mejorar la eficacia de los programas, campañas y en general del trabajo de las diferentes organizaciones sociales en torno a la prevención? ¿Cuáles son los desafíos que se tienen por enfrente?  Un primer aspecto es sin lugar a dudas la participación ciudadana, el reto es lograr una mayor participación ciudadana, lograr generar disposición a integrarse a programas de capacitación para la prevención y a actuar en torno a un objetivo común. Eliminar los prejuicios sobre las organizaciones civiles es básico. Quizá alguien o algunos pretenda ocultar lo que ellos mismos generan, quizá otros quieran esconder los problemas para incrementar su popularidad, pero el ciudadano común y corriente debe buscar incidir de forma organizada en la solución o prevención de alguno de los muchos problemas sociales.  El segundo aspecto es la contribución del gobierno. También es fundamental el impulso a la formación de organismos civiles y la construcción de un discurso que no vuelva invisibles los problemas, sino que al contrario los reconozca e invite a la participación ciudadana. El esfuerzo de ciudadanos, empresarios, jóvenes, madres de familia, no podrá tener el impacto deseado si desde el discurso los gobernantes apuntan a negar o minimizar los problemas y a obstaculizar las actividades ciudadanas.  Como tercer elemento desafiante es la vinculación entre los diferentes sectores sociales. Es imprescindible incrementar la vinculación entre los diferentes organismos sociales: iglesias, instituciones educativas, cámaras empresariales, cámaras de comercio, medios de comunicación; es importante construir actividades de trabajo específicas que por una parte, ayuden a educar para prevenir a los integrantes y por otra parte, permitan una mayor eficiencia en el uso de los recursos disponibles para los programas de prevención.  Las iniciativas nacionales e internacionales, las organizaciones ya formadas, las leyes ya vinculadas entre los países y los recursos financieros internacionales y nacionales orientados a apoyar a las organizaciones sociales deben llegar hasta la conciencia del ciudadano, que víctima o no, puede poner su grano de arena en el trabajo de prevención de problemas sociales y medioambientales.   " ["post_title"]=> string(46) "Cultura de la prevención: avances y desafíos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "cultura-de-la-prevencion-avances-y-desafios" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-15 10:28:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-15 15:28:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83380" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83861) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content"]=> string(6343) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.  Si bien la Realidad –objetiva y subjetiva– es universal, la verdad es parcial y relativa a un tiempo, un espacio, una determinada comprensión o una forma concreta de ver las cosas.  Imagina un cúmulo de cincuenta mil litros de agua que está a 18 grados centígrados. En caso de que ese líquido existiera, la afirmación podría considerarse una verdad, pero no lo es del todo porque expuesta así, en abstracto, de manera aislada y sin ningún contexto carece de sentido y de importancia: ¿dónde está esa agua?, ¿para qué habremos de usarla?, etcétera. La mera información de tener determinada cantidad de agua a cierta temperatura puede aportar un dato preciso, pero no alcanza para considerársele una verdad porque, al no estar relacionada a alguna otra pieza de información ni tener ningún vínculo con el universo natural o cultural humano se convierte en un saber insustancial.    Si ahora te preguntara si consideras que ese cúmulo de agua está “objetivamente” caliente o fría, tu respuesta tendría que ser: “caliente o fría ¿para qué?, ¿para quién?, ¿con relación a qué?, ¿para hacer qué con ella?”. Que algo esté caliente o frío siempre dependerá del contexto específico donde el hecho tenga lugar, de la perspectiva, del punto de vista y de la sensibilidad particular de quién juzga.  Imagina que esa agua está en una alberca. Por fin tenemos un contexto reconocible que comienza a dotarla de sentido pues sienta las bases para que, entre esa información y nosotros exista una relación. Si volviera a preguntarte si el agua está caliente o fría, ahora la respuesta más probable sería “depende”, porque la sensación de caliente o fría está estrechamente relacionada con la temperatura del entorno, el tipo de relación que se tenga con ella y la sensibilidad de los individuos involucrados en la acción. Si un ser humano, cuyo cuerpo suele rondar los 36 grados de temperatura, entrase a esa piscina, su experiencia del agua a 18 grados centígrados sería muy distinta si el entorno es una mañana tropical soleada con 40 grados centígrados que si se encontrara en un clima invernal alpino con un ambiente a 4 grados bajo cero.  No hay duda, “es” agua y “está” a 18 grados centígrados. A partir de estos datos, completamente objetivos y reales, ¿puede considerarse que el agua está “de verdad” caliente o fría en términos absolutos, con independencia de todos los factores que influyen en nuestro juicio?  Para hablar con cierta profundidad de lo que es verdadero contra lo que no lo es, la primera distinción consiste en no confundirlo con “lo real”.  Lo real es lo que existe y se constituye de la coemergencia de lo subjetivo y lo concreto, mientras la verdad es la forma particular como ordenamos, comprendemos e interpretamos una porción de esa realidad que existe, a la que podemos acceder a partir de nuestras limitaciones, ya no sólo como individuos llenos de prejuicios, creencias y preconcepciones, sino como especie. Vemos, oímos, tocamos, olemos, sentimos, tenemos la capacidad de razonar y la combinación de todo ello nos permite entender la porción de Totalidad que tenemos frente a nosotros. Y es a partir de ese fragmento , y no del Todo, desde donde construimos lo que los seres humanos llamamos verdad.  Lo real, considerando los dos ámbitos, objetivo y subjetivo, y aun cuando es inabarcable y muchos de sus partes no las podemos percibir, podríamos definirlo como aquello que los entes –personas, objetos, etc.– y los fenómenos “son” en sí mismos, en su totalidad, en todo tiempo y lugar, de manera incontrovertible incluso sin que haya necesidad de un observador que lo constate. Mientras que la verdad es aquello que resulta de nuestra experiencia de un objeto, idea, sentimiento o fenómeno, a partir de la interpretación objetiva y subjetiva de cada uno. La verdad es el juicio de un observador que la considere como tal y que no “lo es” por sí misma. La premisa: “la Tierra es plana” fue una  verdad incuestionable y moldeó la construcción de conocimiento y civilización y el modo de experimentar la existencia por un largo periodo de tiempo, aun cuando lo que enunciaba no fuese real.    Todos “sabemos” que el sol sale por las mañanas. Se trata de otra verdad incuestionable que estructura nuestras vidas, les da orden, sentido, dirección y estructura, es la base nuestras agendas y actividades diarias y sin embargo en la “realidad” el sol no sale ni se esconde sino que es la Tierra la que, con sus movimientos de rotación y traslación, nos genera una impresión que traducimos en una metáfora.  Por más que sepamos que esa expresión no corresponde con la realidad, seguimos considerándola una verdad. Y lo es, porque se trata de una construcción lingüística humana, anclada tanto en verdades objetivas –ciertas horas del día el sol ilumina nuestro entorno y el resto del tiempo es de noche– como en verdades subjetivas –las metáforas del nacimiento, la muerte, la poesía, etc. Por eso decir “el sol sale por la mañana” es una verdad que, a pesar de que no es del todo Real, funciona para gestionar nuestra vida cotidiana.  En la siguiente entrega continuaremos diseccionando el concepto de verdad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(20) "¿Qué es la verdad?" ["post_excerpt"]=> string(128) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "que-es-la-verdad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83861" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "24dfc365ba10046b33106da3478b906f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Qué es la verdad?

¿Qué es la verdad?

La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.

septiembre 30, 2022

Cultura de la prevención: avances y desafíos

Las organizaciones sociales, en cualquiera de sus formas jurídicas, han generado un avance importante en el desarrollo de la cultura de la...

septiembre 15, 2022




Más de categoría

¿Qué va a llevar, Mamita?

La inflación en alimentos ha lacerado la economía de las familias mexicanas. ¿Serán suficientes las medidas tomadas por el...

octubre 3, 2022

Ya dejen dormir

71.4% de la población en México prefiere un horario estándar para todo el año, de acuerdo con una encuesta...

octubre 3, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es...

octubre 3, 2022

Firman Economía y FedEx México convenio para tarifas preferenciales

Con el fin de mejorar la logística de envíos desde Puebla al interior del país y el mundo, el...

octubre 2, 2022