Morena se convierte en partido hegemónico

Morena domina el mapa nacional, pero en 2024 deberá someterse al escrutinio público de los estados que gobierna. Veracruz, Puebla y la CDMX por ahora no son entidades que tengan asegurado un apoyo incondicional.

7 de junio, 2022 Morena se convierte en partido hegemónico

El pasado proceso electoral del 5 de junio donde se renovaron seis gubernaturas, consolidó al instituto político Morena como el partido hegemónico del país. El partido político que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es la fuerza política más exitosa de los últimos tiempos. Llegará a gobernar 20 estados, y con sus aliados políticos, PES y Partido Verde, un total de 22 gubernaturas, es decir, más de 70 millones de mexicanos estarán gobernados bajo sus siglas.

En los números fríos Morena es un poderoso ente político que ha vuelto a vencer a los partidos tradicionales coaligados que solamente lograron conservar Durango y Aguascalientes por un margen aceptable en su votación, pero insuficiente para que se les considere como una buena opción para ganar el próximo proceso presidencial de 2024. La coalición opositora en dos años ha perdido 13 gubernaturas de 15 en disputa y la desafiante alianza federalista quedó en nada.

El pragmatismo político del presidente AMLO y de los gobernadores priistas de Oaxaca e Hidalgo presagian tiempos oscuros para el otrora poderoso PRI, ya que sus estructuras territoriales y de “movilización de voto” fueron absorbidas por Morena, que no tiene empacho en rescatar cuadros de personajes impresentables, con un pasado político desastroso, pero que en la lucha por el poder político y la obtención de gobiernos estatales, son exitosos electoralmente. 

El proyecto político del presidente AMLO de lograr el poder político para después buscar su transformación, corre el riesgo de desbarrancarse si no atiende las causas ancestrales de desigualdad, pobreza, inseguridad y renovación del estado de bienestar que los gobiernos neoliberales desmantelaron con las terribles consecuencias conocidas para la población en general. 

El PRI, que no termina de morir pero que sin la alianza estaría condenado a la desaparición, es el ejemplo perfecto de que aún con una incipiente democracia, los mexicanos saben castigar a los gobiernos que les condenaron a décadas de privaciones y despojo nacional en beneficio de unas familias y elites. Paradójicamente estas oligarquías siguen sin entender el golpe mortal a sus institutos políticos tradicionales asestado el pasado proceso presidencial del 2018. 

En medio de la terrible invasión en Ucrania, las secuelas económicas de la pandemia y de los ancestrales problemas nacionales que distan mucho de estar en vías de solucionarse, es increíble que el régimen morenista siga con altos índices de aprobación. O dicho de otra manera, a pesar del insuficiente ejercicio gubernamental en áreas trascendentales para los mexicanos, estos siguen dando su apoyo mayoritario al proyecto político del presidente AMLO, en contra de la verdadera derrota moral de la oposición que simplemente no tiene figuras nuevas para representarles, está estancado en la mediocridad y no tiene proyecto de nación alternativo que no sea el mismo desde su debacle electoral.

La alianza solo ha podido sobrevivir al nuevo partido hegemónico que a pesar de tener resultados tan insuficientes en las entidades federativas que gobierna, sigue en posiciones privilegiadas para refrendar su triunfo presidencial. Si bien Morena ni ningún partido tiene aseguradas las victorias electorales, su posición es diametralmente opuesta a la oposición que abusó del odio al presidente, la constante confrontación y la nula autocrítica en su actuar político del pasado.

El haber entregado la dirección de la alianza a los intereses económicos de las elites empresariales, con presidentes de partidos tan inoperantes, faltos de crítica y sobre todo sin consecuencias de sus fracasos electorales, convirtió el proyecto de “Va por México” en una simple barca de supervivencia ante la tormenta perfecta morenista.

Es sintomático que los audios filtrados del presidente sepulturero del PRI, Alejandro Moreno alias Alito, no hayan sido ampliamente difundidos y repudiados por comunicadores y asociaciones en contra de la corrupción como hubiera sido el caso de algún miembro del régimen morenista. 

Para la alianza opositora nunca ha sido necesario brindar un mejor producto político para la ciudadanía, su estrategia por momentos se reduce en agruparse solamente en torno al odio y la descalificación contra el presidente AMLO y sus simpatizantes. 

No importa si desde las cámaras se presentan espectáculos dignos de los arrabales, o si se difunden noticias falsas, verdades a medias, si se cumple con denostar y mostrar la total animadversión al proyecto morenista. Ese ejercicio de odio irracional ha desnudado a figuras opositoras como clasistas, racistas contra el electorado al que debían convencer de ser una verdadera opción de cambio y de proyecto de nación. 

El mensaje opositor dominante en redes sociales y en muchos medios de comunicación electrónicos tiene poco peso específico a la hora de incentivar el voto de castigo, en algunos estados provocó más abstencionismo que participación, en otros más el electorado es simplemente ajeno a las críticas nacionales, cuando los ciudadanos están más interesados en lo que ocurre localmente. La cantaleta del voto inducido desde el narcotráfico fue tema de ambos bandos; sin embargo, no puede creerse de forma razonable que existiera una componenda nacional en favor de un cartel o varias organizaciones delictivas.

Si bien existen amplias zonas del territorio nacional dominadas por el yugo del narcotráfico, su circunstancia es local y tiene varios grados de permeabilidad política. Muchos mexicanos han nacido en medio de la degradación total de las autoridades municipales y estatales que claudicaron en la lucha por el Estado de derecho en sus ciudades, sin importar las siglas de los partidos gobernantes. El narcotráfico tiene una verdadera base social difícil de erradicar.

Sin un futuro claro en los siguientes procesos electorales en 2023, el mítico Estado de México, calificado como el gran laboratorio electoral previo a la elección presidencial, podría ser de los últimos bastiones priístas en caer a manos de Morena, así como la endeudada Coahuila, de los caciques Moreira. 

Morena domina el mapa nacional, deberá en 2024 someterse al escrutinio público de los estados que gobierna, donde Veracruz, Puebla y la ciudad de México no son entidades que tengan un certificado guinda, si las buenas artes de la gobernanza y el trabajo en seccionales son olvidados. 

Por lo pronto el exitoso partido del presidente AMLO cuenta con amplios territorios gobernados, acceso al erario local y estatal privilegiado, una mayoría en cámaras legislativas locales y federales, así como una importante aceptación en torno a su figura política, que de ser transmitida a su delfín, pavimentaría de forma definitiva el camino sucesorio presidencial.

Comentarios


object(WP_Query)#16102 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79654) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79654) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16098 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16100 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16099 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79654) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16101 (24) { ["ID"]=> int(83528) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content"]=> string(4822) "Quisiera poder escribir sobre otra  cosa. Con la velocidad con la que fluyen los hechos y las noticias en nuestra vida este tema tal vez ya sea obsoleto para todos menos para nuestro sistema nervioso. Los mexicanos experimentamos una vez más una de estas situaciones que podemos etiquetar como “Solo en México”. Según José Luis Mateos, especialista  en sistemas complejos del Instituto de Física de la UNAM, las posibilidades de vivir tres sismos de más de 7 grados en la escala Richter en el mismo país en la misma fecha, es una entre 133 225; expresado de otra forma: 0.000751%.  Igual que hace 5 años, traté de mantenerme tranquila durante el simulacro, propósito que nunca logro porque los recuerdos y el efecto de la alerta sísmica son suficientes como para que a todos se nos pongan los nervios de punta. Desde temprano todos compartimos información en redes sociales, fotos y crónicas de los catastróficos terremotos que sacudieron el país en 1985 y 2017, esa evocación de estar parada a la mitad de la calle tratando de no perder el equilibrio, viendo cómo caían piedras y pedazos de fachadas, el clamor de la gente que rezaba en medio de una angustia espantosa, la sensación de que esto jamás terminaría, y después, el silencio. Personas tomadas de la mano en crisis de nervios, yo aferrada al brazo de un policía que intentaba tranquilizarnos, no sé si minutos u horas después alguien repartía pedazos de pan a los que estábamos allí, nos comunicábamos con nuestras familias, los comercios del centro histórico. En donde yo estaba el 19 de septiembre de 2017, hasta quitaron su música para sintonizar el radio a Fernanda Familiar que apenas podía disimular su angustia y trataba de entender y comunicar lo que estaba pasando. Luego luego pasaron muchas cosas. Todos los mexicanos estuvimos de una u otra forma involucrados y relacionados entre nosotros. Siguieron semanas de una gran incertidumbre. No sabíamos si podíamos o debíamos retomar la vida, nos sentíamos culpables de sonreír, de pensar en algo más que no fueran las personas sepultadas en los edificios que se habían derrumbado, en los rescatistas que no comían ni no dormían, moviendo piedras tratando de hallar vida bajo los escombros; en los centros de acopio no se daban abasto para movilizar la ayuda que llegaba y  canalizarla a donde se pudiese necesitar o no. La necesidad de la población de ayudar era irrefrenable. Las escuelas permanecían cerradas, se catalogaban los edificios para decidir cuáles tenían que ser derrumbados y el número de gente que se quedaba sin vivienda crecía por día. Caminábamos entre ruinas, señales, acordonamientos, civiles con cascos y chalecos intentando hacer algo sin saber si lo estaban logrando o no. Fueron semanas, meses de no poder volver a la normalidad, las pesadillas, la ansiedad, el miedo eran los protagonistas de esos días.  Buscábamos sin decirlo oídos nuevos para volver a contar lo que habíamos vivido, cómo lo habíamos sentido, que habíamos hecho. Guardábamos en la memoria el ruido de la tierra crujiendo, el sabor del polvo que flotaba en el aire y sí: el olor a muerte que emitían las zonas de derrumbe. Este 19 de septiembre la vida nos volvió a sorprender, hay quien asegura que nosotros lo decretamos haciendo simulacros, hay quien ya tiene la certeza que este mes siempre tiembla como si fuese algo de temporal, igual que los tornados y huracanes. La verdad es que no sabemos nada. El método científico de un sismo sigue siendo un tema de prueba-error en el que cada nuevo evento telúrico descubrimos o creemos entender una nueva pista. Después de una semana de un estrés indescriptible y sin precedentes en mi vida, este temblor viene a sacudirme como a cada uno de nosotros de forma personal, a llamarnos la atención de la peor manera y a recordarnos que más vale vivir lo más felices posible y no cargar preocupaciones demás porque siempre hay algo mucho más importante que ver la paja en el ojo ajeno o en el propio. La razón de que haya temblado tan enérgicamente en la misma fecha no la vamos a entender por más que nos esforcemos, tal vez los hijos de nuestros hijos tengan alguna  hipótesis. A nosotros nos queda vivir con inteligencia, agradecimiento y nobleza cada día, porque no sabemos en qué momento el suelo se abre bajo nuestros pies y nos volvamos historia.  " ["post_title"]=> string(22) "Cuando pase el temblor" ["post_excerpt"]=> string(148) "El temblor de ayer nuevamente nos evocó a los temblores de 2017 y 1985. Cada temblor es un recordatorio de la fragilidad de la condición humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "cuando-pase-el-temblor" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83528" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16121 (24) { ["ID"]=> int(83768) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 13:12:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 18:12:31" ["post_content"]=> string(5270) "En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta de elementos por haber despedido a miles de exmiembros de la Policía Federal y de la Gendarmería Nacional, tuvo que echar mano de miles de soldados. Así pues, desde su inicio, la Guardia Nacional lleva en sus entrañas la fuerza militar y sus mandos salieron de las filas del Ejército y la Marina para dirigir la Guardia Nacional, por lo que esos mandos militares y los soldados de la Policía Militar que estaban comisionados en la Guardia Nacional están sujetos al General Secretario de la Defensa y sus personeros. Esto lo saben todos los mexicanos, por lo que la Vox Populi dice “para qué nos hacemos… si ya es un hecho consumado”. El detalle, es el mismo de lo que se hablaba desde tiempos de Enrique Peña Nieto, darle un marco jurídico al ejército para ejercer funciones de Seguridad Pública. Pero no los escucharon los que hoy gobiernan y que hacían contrapeso fuerte en un Congreso de la República dividido. En este marco, y ante la negativa del Senado de la República para que no se “militarice” la Guardia Nacional, nace una propuesta de encuesta o consulta por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, que consisten en tres preguntas no vinculantes para que según esto el “pueblo” opine en una encuesta que no servirá para nada porque no es vinculante. Estas son las preguntas: 1.- ¿Estás de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional y con su desempeño hasta ahora? 2.- ¿Consideras que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina deberían mantenerse haciendo labor de seguridad pública hasta 2028 o que se regresen a los cuarteles en marzo de 2024? 3.- ¿Cuál es tu opinión de que la Guardia Nacional pase a formar parte de la SEDENA o dependa de la Secretaría de Gobernación o de Seguridad Pública? La gente, la ciudadanía, la Vox Populi ¡El Pueblo! opina que se aplique mano dura a los delincuentes de todo tipo, que se combata la impunidad galopante ya que los crímenes nos mantienen en un hilo, mientras que los delincuentes se organizan a tal grado que tienen hasta gente infiltrada en todas las fuerzas armadas y policías de los tres niveles de gobierno. Todo esto los militares y marinos lo saben, ya que ellos tienen excelentes sistemas de inteligencia, que hace que ellos sepan quien es quien y tienen todos los datos de sus operaciones. Pero… ¿Por qué no toman acción? Porque no tienen el marco legal para actuar. Pero ellos mismos saben que al no tener el marco legal, no pueden usar a la Guardia Nacional para ir a atacar a todos los delincuentes, desde el que vende droga en la calle hasta el que es un delincuente encumbrado de algún cartel o un “lavador” de dinero. ¿Por qué no lo hacen? Simple y llanamente porque no tienen la autorización del mando civil que los rige y que dispuso desde la detención del hijo del Chapo Guzmán que la estrategia de Seguridad no debería de poner en peligro la vida de nadie, y que eran mejor los “Abrazos y no Balazos”. Es cuando a todos los mexicanos se les amarraron las manos. ¿Entonces por qué tanta exigencia de pasar a la Guardia Nacional al Ejército? La Voz Populi ya lo sabe y lo comentan en voz baja en los lugares de reunión. Mientras tanto, la impunidad sigue en todo el país y todos en mayor o menor medida sufrimos los tragos de la delincuencia que debería ser contada como parte del índice de carestía nacional porque los daños que causan los tienen que venir pagando el ciudadano, que ahora mejor ni se queja y no denuncia. Al final y al cabo la encuesta caerá en dimes y diretes, así como pura habladuría que no resuelve el problema de la inseguridad que vivimos. Todo este problema de la falta de un marco legal para que el Ejército intervenga en la seguridad pública ha traído consigo el desenmascaramiento de parte del PRI como aliado esbozado de MORENA. Alianza que venía operando a valores entendidos por todas las elecciones del país, donde el caciquismo sigue presente y manejando todo. Finalmente, la Vox Populi dice “Que bonito fuera que el Ejército saliera a las calles a detener a todos los malvivientes, criminales, violadores, asesinos, narcos y corruptos para detenerlos y que las autoridades judiciales los juzguen aplicando la ley de manera cabal y dura, siempre bien fundamentada”. Desgraciadamente “él hubiera no existe” y no somos El Salvador. El que pueda que se defienda y el que no, pues que Dios lo Bendiga.  " ["post_title"]=> string(18) "Seguridad Nacional" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "seguridad-nacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 13:12:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 18:12:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83768" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16101 (24) { ["ID"]=> int(83528) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content"]=> string(4822) "Quisiera poder escribir sobre otra  cosa. Con la velocidad con la que fluyen los hechos y las noticias en nuestra vida este tema tal vez ya sea obsoleto para todos menos para nuestro sistema nervioso. Los mexicanos experimentamos una vez más una de estas situaciones que podemos etiquetar como “Solo en México”. Según José Luis Mateos, especialista  en sistemas complejos del Instituto de Física de la UNAM, las posibilidades de vivir tres sismos de más de 7 grados en la escala Richter en el mismo país en la misma fecha, es una entre 133 225; expresado de otra forma: 0.000751%.  Igual que hace 5 años, traté de mantenerme tranquila durante el simulacro, propósito que nunca logro porque los recuerdos y el efecto de la alerta sísmica son suficientes como para que a todos se nos pongan los nervios de punta. Desde temprano todos compartimos información en redes sociales, fotos y crónicas de los catastróficos terremotos que sacudieron el país en 1985 y 2017, esa evocación de estar parada a la mitad de la calle tratando de no perder el equilibrio, viendo cómo caían piedras y pedazos de fachadas, el clamor de la gente que rezaba en medio de una angustia espantosa, la sensación de que esto jamás terminaría, y después, el silencio. Personas tomadas de la mano en crisis de nervios, yo aferrada al brazo de un policía que intentaba tranquilizarnos, no sé si minutos u horas después alguien repartía pedazos de pan a los que estábamos allí, nos comunicábamos con nuestras familias, los comercios del centro histórico. En donde yo estaba el 19 de septiembre de 2017, hasta quitaron su música para sintonizar el radio a Fernanda Familiar que apenas podía disimular su angustia y trataba de entender y comunicar lo que estaba pasando. Luego luego pasaron muchas cosas. Todos los mexicanos estuvimos de una u otra forma involucrados y relacionados entre nosotros. Siguieron semanas de una gran incertidumbre. No sabíamos si podíamos o debíamos retomar la vida, nos sentíamos culpables de sonreír, de pensar en algo más que no fueran las personas sepultadas en los edificios que se habían derrumbado, en los rescatistas que no comían ni no dormían, moviendo piedras tratando de hallar vida bajo los escombros; en los centros de acopio no se daban abasto para movilizar la ayuda que llegaba y  canalizarla a donde se pudiese necesitar o no. La necesidad de la población de ayudar era irrefrenable. Las escuelas permanecían cerradas, se catalogaban los edificios para decidir cuáles tenían que ser derrumbados y el número de gente que se quedaba sin vivienda crecía por día. Caminábamos entre ruinas, señales, acordonamientos, civiles con cascos y chalecos intentando hacer algo sin saber si lo estaban logrando o no. Fueron semanas, meses de no poder volver a la normalidad, las pesadillas, la ansiedad, el miedo eran los protagonistas de esos días.  Buscábamos sin decirlo oídos nuevos para volver a contar lo que habíamos vivido, cómo lo habíamos sentido, que habíamos hecho. Guardábamos en la memoria el ruido de la tierra crujiendo, el sabor del polvo que flotaba en el aire y sí: el olor a muerte que emitían las zonas de derrumbe. Este 19 de septiembre la vida nos volvió a sorprender, hay quien asegura que nosotros lo decretamos haciendo simulacros, hay quien ya tiene la certeza que este mes siempre tiembla como si fuese algo de temporal, igual que los tornados y huracanes. La verdad es que no sabemos nada. El método científico de un sismo sigue siendo un tema de prueba-error en el que cada nuevo evento telúrico descubrimos o creemos entender una nueva pista. Después de una semana de un estrés indescriptible y sin precedentes en mi vida, este temblor viene a sacudirme como a cada uno de nosotros de forma personal, a llamarnos la atención de la peor manera y a recordarnos que más vale vivir lo más felices posible y no cargar preocupaciones demás porque siempre hay algo mucho más importante que ver la paja en el ojo ajeno o en el propio. La razón de que haya temblado tan enérgicamente en la misma fecha no la vamos a entender por más que nos esforcemos, tal vez los hijos de nuestros hijos tengan alguna  hipótesis. A nosotros nos queda vivir con inteligencia, agradecimiento y nobleza cada día, porque no sabemos en qué momento el suelo se abre bajo nuestros pies y nos volvamos historia.  " ["post_title"]=> string(22) "Cuando pase el temblor" ["post_excerpt"]=> string(148) "El temblor de ayer nuevamente nos evocó a los temblores de 2017 y 1985. Cada temblor es un recordatorio de la fragilidad de la condición humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "cuando-pase-el-temblor" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83528" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5740b578afc6824eb607bafcd4cb5309" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Cuando pase el temblor

El temblor de ayer nuevamente nos evocó a los temblores de 2017 y 1985. Cada temblor es un recordatorio de la fragilidad...

septiembre 20, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta de elementos por...

septiembre 27, 2022




Más de categoría

Los órdenes de gobierno locales: el talón de Aquiles del obradorismo

En los ámbitos locales es donde a MORENA se le han adherido no pocos elementos oportunistas, con la cultura...

septiembre 28, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo...

septiembre 28, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022