Los niños que dispersó la violencia

En el tema de la violencia que padecemos en México la peor cara de la moneda está en la niñez, no solo por quienes quedan huérfanos, sino también por las huellas psicológicas que dejará en su desarrollo.

26 de enero, 2022 Los niños que dispersó la violencia

En toda situación violenta sufren más quienes tienen menos posibilidades de valerse por sí mismos, los que más dependen de la buena voluntad de los demás. A veces sobreviven los más fuertes, casi siempre los más hábiles, pero siempre la carga del sufrimiento se encona con los niños.

En situaciones críticas, los infantes carecen de fuerza suficiente para defenderse, para vender su potencial violento y se ven obligados a comerciar con sus cuerpos y a realizar las tareas más infames. En torno a la escalada de violencia en México quedaron huérfanos en Michoacán 7000 niños, solo en ese estado; en Chihuahua 8500 y la cifra se vuelve macabra y espeluznante cuando alcanza, según algunas fuentes, los 50 000 en las versiones más conservadoras. Si sumamos a la que se originó con aquel macabro invento que alguien llamó “la guerra”, el acumulado en las dos últimas décadas puede alcanzar 1 millón.

Pero parece que los niños son buenos: en la esfera pública, para animar las giras de los funcionarios, agitar banderitas cuando pasa un visitante distinguido, pero que no son capaces de despertar en nadie más allá de una ternura mediática, una rabia descafeinada y una comparación momentánea; porque ellos no votan, no se manifiestan ni cierran calles, no queman oficinas públicas disfrazados de nuevos anarquistas ni pueden grabar lucidores videos que provoquen escándalos. Los niños no son indignados, es que, más bien su dignidad nos tiene sin cuidado.

Actualmente en todo México hay aproximadamente 30 000 niños internos en algún tipo de institución; las proyecciones más conservadoras estiman que al final de esta década alcanzarán los 50 000. Lo más grave es la enormidad de la zona de penumbra, el uso terrible de aquel “aproximadamente” que nos demuestra que nadie en nuestro país puede decirnos con certeza cuántos niños en situación de alguna modalidad de internamiento hay en México, dónde están y cuáles son sus expectativas de futuro.

Insisto, como los niños no son una fuerza política temible y en cambio, sí son mercancía barata, nadie se ha interesado en unificar los criterios para su adopción; establecer una reglamentación uniforme para casas de cuna, casas hogar, hogares de acogida, albergues y refugios. Ante la perversa inactividad de quienes deberían asumir esa responsabilidad, seguimos operando con los criterios decimonónicos de la caridad y de la piedad, como si se tratara de una “labor social” y la “buena obra” del día y no de las mínimas garantías, del derecho de todos los niños de vivir en una familia que cuide de ellos, los alimente y los proteja.

De entre aquellas víctimas del silencio, solo unos cuantos son susceptibles de adopción; desde luego tampoco tenemos cifras precisas. Esa minoría se encuentra sometida a una fórmula perversa en la que no tienen ninguna defensa y de la que, sin embargo, depende todo su futuro y su sobrevivencia.

Primero, la soberbia de las autoridades se manifiesta en la actitud de quienes tienen a su cargo la atención de los ciudadanos candidatos a adoptar; su tarea no es alentar o estimular a quienes inician un posible proceso de adopción, al contrario, la idea es asustar y ahuyentar de cuentas maneras posibles como si sobraran candidatos, pues a fin de cuentas, para cualquier hombre del poder no hay mejor moneda en el intercambio de favores que un niño para quien no puede concebir un hijo. Soberbia que se manifiesta en una regulación absurda que establece un triple proceso -penal, civil y administrativo- para lograr la adopción; soberbia que se manifiesta en la falta de vigilancia y sanción; así, periódicamente nos sacuden atrocidades como el hallazgo de un bebé muerto en el basurero de un penal que, luego del escándalo y de los golpes de pecho, no sucede nada; soberbia, al fin, que se manifiesta en la necedad de no ver y no hacer, después de todo, en una sociedad hipócrita y temerosa de su fantasmas, resulta electoralmente más redituable evitar que la gente se burle de un chimpancé en el circo que actuar contra el abuso de cientos de niños en tantos centros libres de la más mínima vigilancia. Por ejemplo, solo en tres estados de la federación, la ley ha abolido la adopción revocable. 

Segundo, el miedo de los solicitantes de adopción; querer adoptar deviene en un auténtico desafío, siempre sometidos a la amenaza abierta o velada, de no recibir al hijo que los solicitantes ya han concebido en su mente y en su corazón. El posible adoptante entra en un ámbito de opacidad completa, en el cual teme no obedecer al pie de la letra las instrucciones -entre los que pueden incluirse dádivas, pagos o regalos- y aún peor teme quejarse o manifestar su desacuerdo respecto de la más mínima futilidad pues su esperanza está secuestrada en una mañana burocrática en la que carece de cualquier derecho.

Así las cosas, al final del día, qué importa, son cosas de niños en un mundo de adultos.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17947 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74930) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74930) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17949 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17939 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17937 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74930) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(78998) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-17 09:58:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 14:58:45" ["post_content"]=> string(5287) "“Un fascista y un supremacista blanco”. Así se describe a sí mismo Payton Gendrom de 18 años, acusado de matar a 10 personas en su mayoría afrodescendientes,  en un supermercado de Buffalo Nueva York. Según el documento de 180 páginas que él mismo redactó para explicar en sus palabras “La teoría del reemplazo” y otras razones por las que los de su grupo, los supremacistas blancos deben proteger a los de su especie de todos aquellos que amenazan con quitarles su trabajo y privilegios que ellos, en su concepción, deberían de tener por jerarquía racial como miembros del grupo étnico al que pertenecen. En 2019 Brenton Tarrant, un extremista australiano que transmitió en redes sociales su ataque a una de las mezquitas de Nueva Zelanda, publicó en Facebook un manifiesto de 74 páginas bajo ese nombre “El gran reemplazo”. Con esto trató de justificar un crimen que dejó más de 50 muertos entre Musulmanes y Judíos. El principio central de esta teoría de la conspiración es que los pueblos europeos se están extinguiendo y están siendo reemplazados por inmigrantes con una cultura diferente, inferior y peligrosa, explica Dominic Casciani, Corresponsal de Asuntos Internos de la BBC. Pero existen argumentos que se remontan a 1900, cuando el padre del nacionalismo francés, Maurice Barrés, habló de una nueva población que tomaría el poder y arruinaría nuestra patria. La verdad es que este tema no tiene origen ni fin. Desde que existimos en la faz de la Tierra, el odio nos ha movido en todas las direcciones y ha sido el principal artífice de todas las facetas de la historia, disfrazado de nacionalismo, de miedo, de defensa de los valores, de amor a una religión el odio nos ha hecho y deshecho. Lo que nos sobran son justificaciones y pretextos para sentirnos con la capacidad moral de decidir quién merece y quién no. El odio entre los seres humanos se dispara de manera lineal, ascendente y descendente, racional o inconsciente, heredado y adquirido. Según autores y filósofos de todos los tiempos, como Aristóteles, Luis Vives, Tomás de Aquino, Séneca, Spinoza o Descartes, el odio es una emoción humana que consiste en desear causar mal a una persona o un género de personas o animales; tiene tendencia a ser permanente, circunstancial temporal. Podría tener como causa la ira, la envidia, el resentimiento o el asco, y yo agregaría que el miedo injustificado. En un interesante análisis, Thiebaut en su ensayo titulado “Un odio que siempre nos acompañará”. Su ensayo sostiene que los odios definen a los individuos y a los grupos en que se incluyen, al reflejar las marcas de pertenencia social, de establecimiento jerárquico de los mejores y de los peores por medio de los gustos y los hábitos. En segundo lugar, Thiebaut hace suya la distinción de la escolástica cuando propone diferenciar el odium abominationis, que es, primariamente, el firme desprecio de alguna cualidad negativa y solo derivativamente de la persona que pudiera poseerla, del odium inimicitiae, que se dirige por el contrario a las personas. Odiar a personas concretas, desearles un mal sería algo malo, mientras que odiar conceptos abstractos podría ser aceptable. Thiebaut sostiene también que los odios políticos pueden nacer de un desprecio (a las mujeres, a los homosexuales, a las personas que profesan otras ideologías religiosas), pero se consolidan porque lo odiado se entiende como amenaza, como un peligro que a su vez nos odia. El odio es una emoción que puede ser manipulada, especialmente por demagogos, y ha tenido históricamente gran poder movilizador, precisamente por las vinculaciones con el binomio identidad /alteridad. Los odios públicos buscan causar mal a un colectivo concreto y suelen ser caldo de cultivo para diversas manifestaciones, como los delitos de odio y los genocidios. Aunque en los casos extremos de lenguaje del odio, el Derecho puede intervenir, la educación en derechos humanos es la clave para que las identidades y las alteridades tengan una relación armoniosa y lejos de acertar intensificando castigos y penas a los delitos por odio bien haríamos en darnos a la tarea de conocer los orígenes y razones por las que los seres humanos nos odiamos. Tal vez conociendo las causas podríamos tratar de resolver y amortiguar las manifestaciones que encubiertas de autodefensa y custodia de valores nos llevan a cometer crímenes en contra de nuestros semejantes, que por diferencia de opinión, color o preferencias vemos como oponentes, enemigos y depredadores." ["post_title"]=> string(42) "DIME A QUIÉN ODIAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES" ["post_excerpt"]=> string(177) "Por escalofriante que parezca, el objeto de nuestro odio es en muchos casos lo que nos identifica como parte de un algo, como miembros de un grupo, como empáticos de una causa." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "dime-a-quien-odias-y-te-dire-quien-eres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-17 09:58:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 14:58:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78998" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17884 (24) { ["ID"]=> int(78976) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-16 12:28:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 17:28:31" ["post_content"]=> string(5239) "El pasado sábado 7 de mayo sucedió un incidente entre dos aviones del volaris, uno intentando aterrizar y el otro tratando de despegar, aunado a otro incidente similar acaecido el miércoles 11 con un avión de Aeroméxico procedente de Bogotá. Ello es muestra inequívoca de que en el sector aeronáutico mexicano se está violentando un principio fundamental de la aviación: la seguridad  de los pasajeros, pilotos, trabajadores y personal de tierra y por supuesto de quienes vivimos en la zona urbana. Por esa razón la aviación mexicana fue degradada por la FAA hace ya un año, donde pasamos del grado 1 al  2, lo que genera dos consecuencias graves para las aerolíneas nacionales:
  • No poder abrir nuevos destinos hacia los EEUU que de requerirse solo podrán ser cubiertos por empresas norteamericanas.
  • Al vencimiento de destinos actualmente autorizados no serán renovados los permisos
Ambas situaciones ponen en el corto plazo a nuestras aerolíneas en una condición terrible  y económicamente las puede hacer insostenibles.  Estos dos notorios incidentes recientes, son una muestra de las docenas de incidentes que se han reportado. Estos eventos ponen de manifiesto un desorden en varios frentes:
  • Mala o deficiente capacitación de los controladores aéreos.
  • Proliferación de errores humanos  consecuencia de despidos de personas con experiencia.
  • Fatiga del personal resultante de un reacomodo de vuelos que generan saturación innecesaria ( que no se presentaba antes de la pandemia).
  • “Rediseño del espacio aéreo” que no permite flexibilidad en las operaciones.
Curiosamente, antes de la pandemia, el número de operaciones documentadas (61 operaciones por hora) desde y hacia el AICM era mayor que el actual (está documentado 50 por hora. ¿Cuál saturación? Había un orden claro de acomodo de las aeronaves, con espaciamiento y manejo de altitud  bien definidos. En el rediseño se percibe un caos en el orden de aproximación que genera condiciones de demora y patrones de espera sin orden ni concierto. Ya hemos mencionado que se alargaron las rutas de aproximación y se generó mayor gasto de combustible, inseguridad creciente  debido a la orografía que hace volar en condiciones de riesgo por los cerros cercanos. El infernal ruido que rebasa toda norma con graves consecuencias para la salud. Es decir no se garantizan condiciones de seguridad ni a los pasajeros ni a los habitantes de la metrópoli, generando por efecto del ruido, grave daño a la salud de poco más de 2.4 millones de habitantes. La politización del tema aeronáutico Llevar a cabo mesas de acuerdo en la Secretaría de Gobernación y no en la de Comunicaciones y  Transportes, refleja el interés político de hacer funcionar el AIFA cuando las condiciones técnicas y operativas no se dan. Para que un aeropuerto funcione con pasajeros y carga tienen que estar terminadas y equipadas las instalaciones aeroportuarias. Hoy no lo están. Tiene que haber conectividad terrestre que hoy no está terminada, si ésta no se concluye, no hay servicios de transporte y no se puede construir la “masa crítica “de la que habla el Subsecretario. El desviar vuelos mediante un decreto “no decreto” no hace más que perjudicar a las aerolíneas nacionales por sobre costos al no existir una demanda real (la otra es ficticia) y por supuesto a los pasajeros. El diseño del espacio aéreo debe volver a ser el que estuvo vigente los últimos 40 años, con ajustes si se quiere, pero privilegiando el orden y la seguridad aeronáutica. Los incidentes graves recientes acreditan fehacientemente la existencia de fallas graves que no existían antes de que entrara en vigor el multicitado rediseño. Si queremos la sobrevivencia de la aviación  mexicana, recuperar la categoría 1 es imperativo. Si se quiere hacer operar el AIFA, que se haga cumpliendo tiempos, normas y condiciones que seguramente se lograrán terminando las obras, dotando del equipamiento que asegure su seguridad operativa y la conectividad necesaria, respondiendo a los fenómenos meteorológicos conocidos en la zona." ["post_title"]=> string(68) "EL TEMA AERONÁUTICO DEL VALLE DE MÉXICO SIGUE DANDO DE QUÉ HABLAR" ["post_excerpt"]=> string(114) "Sin seguridad garantizada a pobladores, pasajeros y aerolíneas, viviremos situaciones que habremos de lamentar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "el-tema-aeronautico-del-valle-de-mexico-sigue-dando-de-que-hablar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-16 15:03:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 20:03:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78976" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(78998) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-17 09:58:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 14:58:45" ["post_content"]=> string(5287) "“Un fascista y un supremacista blanco”. Así se describe a sí mismo Payton Gendrom de 18 años, acusado de matar a 10 personas en su mayoría afrodescendientes,  en un supermercado de Buffalo Nueva York. Según el documento de 180 páginas que él mismo redactó para explicar en sus palabras “La teoría del reemplazo” y otras razones por las que los de su grupo, los supremacistas blancos deben proteger a los de su especie de todos aquellos que amenazan con quitarles su trabajo y privilegios que ellos, en su concepción, deberían de tener por jerarquía racial como miembros del grupo étnico al que pertenecen. En 2019 Brenton Tarrant, un extremista australiano que transmitió en redes sociales su ataque a una de las mezquitas de Nueva Zelanda, publicó en Facebook un manifiesto de 74 páginas bajo ese nombre “El gran reemplazo”. Con esto trató de justificar un crimen que dejó más de 50 muertos entre Musulmanes y Judíos. El principio central de esta teoría de la conspiración es que los pueblos europeos se están extinguiendo y están siendo reemplazados por inmigrantes con una cultura diferente, inferior y peligrosa, explica Dominic Casciani, Corresponsal de Asuntos Internos de la BBC. Pero existen argumentos que se remontan a 1900, cuando el padre del nacionalismo francés, Maurice Barrés, habló de una nueva población que tomaría el poder y arruinaría nuestra patria. La verdad es que este tema no tiene origen ni fin. Desde que existimos en la faz de la Tierra, el odio nos ha movido en todas las direcciones y ha sido el principal artífice de todas las facetas de la historia, disfrazado de nacionalismo, de miedo, de defensa de los valores, de amor a una religión el odio nos ha hecho y deshecho. Lo que nos sobran son justificaciones y pretextos para sentirnos con la capacidad moral de decidir quién merece y quién no. El odio entre los seres humanos se dispara de manera lineal, ascendente y descendente, racional o inconsciente, heredado y adquirido. Según autores y filósofos de todos los tiempos, como Aristóteles, Luis Vives, Tomás de Aquino, Séneca, Spinoza o Descartes, el odio es una emoción humana que consiste en desear causar mal a una persona o un género de personas o animales; tiene tendencia a ser permanente, circunstancial temporal. Podría tener como causa la ira, la envidia, el resentimiento o el asco, y yo agregaría que el miedo injustificado. En un interesante análisis, Thiebaut en su ensayo titulado “Un odio que siempre nos acompañará”. Su ensayo sostiene que los odios definen a los individuos y a los grupos en que se incluyen, al reflejar las marcas de pertenencia social, de establecimiento jerárquico de los mejores y de los peores por medio de los gustos y los hábitos. En segundo lugar, Thiebaut hace suya la distinción de la escolástica cuando propone diferenciar el odium abominationis, que es, primariamente, el firme desprecio de alguna cualidad negativa y solo derivativamente de la persona que pudiera poseerla, del odium inimicitiae, que se dirige por el contrario a las personas. Odiar a personas concretas, desearles un mal sería algo malo, mientras que odiar conceptos abstractos podría ser aceptable. Thiebaut sostiene también que los odios políticos pueden nacer de un desprecio (a las mujeres, a los homosexuales, a las personas que profesan otras ideologías religiosas), pero se consolidan porque lo odiado se entiende como amenaza, como un peligro que a su vez nos odia. El odio es una emoción que puede ser manipulada, especialmente por demagogos, y ha tenido históricamente gran poder movilizador, precisamente por las vinculaciones con el binomio identidad /alteridad. Los odios públicos buscan causar mal a un colectivo concreto y suelen ser caldo de cultivo para diversas manifestaciones, como los delitos de odio y los genocidios. Aunque en los casos extremos de lenguaje del odio, el Derecho puede intervenir, la educación en derechos humanos es la clave para que las identidades y las alteridades tengan una relación armoniosa y lejos de acertar intensificando castigos y penas a los delitos por odio bien haríamos en darnos a la tarea de conocer los orígenes y razones por las que los seres humanos nos odiamos. Tal vez conociendo las causas podríamos tratar de resolver y amortiguar las manifestaciones que encubiertas de autodefensa y custodia de valores nos llevan a cometer crímenes en contra de nuestros semejantes, que por diferencia de opinión, color o preferencias vemos como oponentes, enemigos y depredadores." ["post_title"]=> string(42) "DIME A QUIÉN ODIAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES" ["post_excerpt"]=> string(177) "Por escalofriante que parezca, el objeto de nuestro odio es en muchos casos lo que nos identifica como parte de un algo, como miembros de un grupo, como empáticos de una causa." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "dime-a-quien-odias-y-te-dire-quien-eres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-17 09:58:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 14:58:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78998" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(40) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a35a5fca4950aec5634ab3043c4070fa" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

DIME A QUIÉN ODIAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Por escalofriante que parezca, el objeto de nuestro odio es en muchos casos lo que nos identifica como parte de un algo,...

mayo 17, 2022

EL TEMA AERONÁUTICO DEL VALLE DE MÉXICO SIGUE DANDO DE QUÉ HABLAR

Sin seguridad garantizada a pobladores, pasajeros y aerolíneas, viviremos situaciones que habremos de lamentar.

mayo 16, 2022




Más de categoría
imposibilidad de la libertad absoluta

La imposibilidad de la libertad absoluta

En este artículo, Juan Carlos Aldir explora hasta qué punto podemos ser libres.

mayo 27, 2022
¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

En México siempre hemos seguido la política de darle prioridad a lo urgente y desatender lo importante.

mayo 27, 2022

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Como colegios, nuestro trabajo debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo...

mayo 26, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9...

mayo 26, 2022