LAS VACUNAS PROTEGEN LA VIDA DE MILLONES DE MENORES, PERO ELLOS NO VOTAN

Ha sido un gran escándalo que desde Palacio Nacional se critique que los padres promuevan amparos para que sus hijos menores de edad con situación de salud precaria sean vacunados. Suena aterrador que al líder de nuestro...

13 de septiembre, 2021 ninos-con-cubrebocas.jpg

Ha sido un gran escándalo que desde Palacio Nacional se critique que los padres promuevan amparos para que sus hijos menores de edad con situación de salud precaria sean vacunados.

Suena aterrador que al líder de nuestro país le incomode que el Poder Judicial ordenara que se apliquen esas vacunas a los menores de edad, de acuerdo a la particularidad de cada caso. No solo se molesta el presidente, además se atreve a exponer que debe de investigarse a los jueces y a cada amparo, con el fin de averiguar si se trata de un complot en su contra por parte de “los conservadores”. Olvida que el Poder Judicial es autónomo y protector de los derechos humanos contra los actos y omisiones de autoridades. Todo ello sin duda ofende tanto a los padres como a los menores. Pero también el presidente ofende a la sociedad mexicana cuando, a la par de expresar su repudio a la vacuna para los menores, ordena que se les regalen a gobiernos extranjeros cientos de miles de vacunas que debieran de ser aplicadas primeramente a los habitantes de México, incluyendo a nuestros niños, mostrando así que le tiene sin cuidado la salud de los mexicanos.

Los números nos hablan y nos dicen que México ha recibido poco más de 104 millones de dosis de vacunas y ha aplicado casi 88 millones de ellas, lo que deja unos 16 millones de dosis disponibles para ser administradas en el país. No obstante que la población no ha sido vacunada completamente, el presidente ha ordenado la donación de cientos de miles de dosis a otros países. Al gobierno de Honduras le ha regalado 400 mil dosis de vacunas; al de Paraguay, 150 mil el 12 de junio; a Bolivia ese mismo día también se le regalaron 150 mil dosis a las que deben sumarse otras 150 mil que recibió la noche de ayer 13 de septiembre; mientras que a Belice se le entregaron 100 mil dosis, y otras decenas de miles entre otros países. Vaya, hablamos de un millón de dosis regaladas a otros gobiernos. 

El canciller Ebrard ha manifestado que México no está donando vacunas que le sobran sino “las que tiene disponibles” sobre el número de vacunas que ha recibido y está por recibir (¿?). Sin embargo, en nuestro país no se ha concluido con aplicar las dosis necesarias (una o dos), según la vacuna que se aplique o se ha aplicado a la población mayor de 18 años, por ya no mencionar a los menores de edad, quienes no están contemplados por el Ejecutivo Federal.

De acuerdo a las cifras oficiales, actualmente existen alrededor de 16.4 millones de dosis de vacunas, de las que, por cierto, se desconoce su paradero. El gobierno se ha negado a precisar su ubicación específica y solo da informes confusos e inexactos, lo que pone en duda el destino de las mismas. Por el contrario, expone públicamente que hay amparos concedidos (262 de acuerdo a la última información) que quiere investigar. 

Entonces, si tenemos 16 millones de vacunas para aplicar y tomando en consideración que actualmente la velocidad de su inoculación ha disminuído en un 80%, comparada con la que llegó a existir en época de elecciones, y, si se han regalado a otros países alrededor de un millón de dosis, ¿cuál es el pensamiento de López Obrador que lo evidencia de maligno al reclamar menos de 300 dosis para el pueblo menor de edad que él gobierna?

Es tan indignante esa declaración que basta ver los porcentajes para percatarnos de la aberrante y ridícula postura de AMLO. Las casi 300 exigidas vacunas por amparo representan el .002% (dos cienmilésimas) respecto de los 16 millones de vacunas que actualmente tiene nuestro país para aplicarse. Es tan insignificante este porcentaje que si las 300 dosis fueran pesos, representarían la vigésima parte de un centavo. Por el contrario, el millón aproximado de dosis que se han obsequiado a países extranjeros, significan un millón de mexicanos que no fueron vacunados.

Los números son fríos. Las menos de 300 dosis que el Tribunal Federal ha ordenado al gobierno aplicar a los menores de 17 años representan un puño de arena en la playa, comparados con los millones de vacunas que supuestamente existen actualmente en México a más del millón de vacunas que se regalaron a otros países. Entonces ¿cúal es la razón por la que Andrés Manuel López Obrador con bombo y platillos regala más de 1 millón de vacunas a otros países y exhibe su desprecio a nuestros menores por 262 miserables dosis? 

La respuesta dada por su incondicional subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, no es válida. Recordemos lo que el funcionario dijo:

“… pero no hay que perder de vista, que por cada dosis que por estas sentencia de amparo, se desviaran hacia un niño o una niña, cuyo riesgo es considerablemente menor, se le está quitando la oportunidad a una persona que tiene un riesgo mayor…”.

Ya vimos que los números nos dicen lo contrario, y esa justificación además de absurda es criminal. Omitiendo al mediocre e inepto subsecretario, no hay duda de que el presidente prefiere regalar las vacunas del pueblo que gobierna, incluyendo las que pueden aplicarse a los menores de edad que las necesitan para la protección de su vida. Con esa actitud, Andrés Manuel López Obrador, con dolo, los desprotege. Ellos no votan.

Comentarios
object(WP_Query)#17648 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70368) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70368) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17647 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17654 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17650 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70368) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(70920) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-28 12:20:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:20:02" ["post_content"]=> string(6558) "  Llega a término el desempeño de Ángela Merkel como canciller en Alemania, tras 16 años al frente de una nación muy poderosa dentro de la Unión Europea. La historia de Merkel parece sacada de un libro de ficción. Fisicoquímica de profesión, llegó a cumplir un papel fundamental en las políticas económicas mundiales: sobria, inteligente, serena, dueña de una gran visión.  Supo capitalizar los recursos propios y de su país para el engrandecimiento nacional. En diferentes momentos de su función pública se puso en evidencia que ella no buscaba protagonismos. Recuerdo en alguna entrevista, no estoy segura si fue para la BBC,  le hicieron la observación de  que portaba un traje que ya  había utilizado con anterioridad; contestó que, por supuesto, utilizaba su ropa más de una vez, que no había razón para no hacerlo y que, además –haciendo gala de un excelente sentido del humor— mencionó que ese color le sentaba muy bien. Los países democráticos europeos nos han dado muestra de lo que debe  ser un representante elegido por voto popular: un ciudadano más que comprometido a velar por el interés común; alguien que echa mano del poder político que la ciudadanía deposita en sus manos, con el propósito de favorecer el trabajo armónico, tanto entre ciudadanos como entre dependencias, para el óptimo desarrollo de la nación. Como mexicana me inquietan y me avergüenzan dos realidades de la política de mi país. En todos los partidos, y durante más de un siglo, el poder político es casi equivalente al poder económico. Facilita o abiertamente permite que quien lo ejerce disponga a su arbitrio de recursos económicos o de relaciones a favor de  intereses particulares de unos cuantos. Y, para oscurecer más el panorama, se percibe en el ambiente político un hambre crónica de poder, de modo tal que, en la mente de muchos aspirantes a ocupar cargos públicos, se contempla un proyecto de beneficio personal, por delante de la misión que debería cumplir. Como expresaba mi señor padre al hablar de ciertos personajes: “comen como pelones de hospicio”. Aunque muchos quisieran arrancarse las venas con sangre española –al menos eso dicen–, no se puede.  Somos mestizos y en esta combinación intercontinental llevamos  rasgos únicos. Unos maravillosos, otros difíciles de entender.  Una cosa es cierta: todos procuramos satisfacer ese sentido de pertenencia  tan necesario en nuestra vida, razón por la cual buscamos  formar comunidad. Desde monasterios religiosos hasta carteles del crimen organizado.  El término antes citado proviene en un principio de la biología. Parte de una noción elemental: en un ambiente líquido, como fue el caldo de cultivo en el que surgió el primer organismo unicelular, cada ser tiene más posibilidades de sobrevivir unido con otros. Así se formaron colonias celulares que más adelante constituyeron los primeros seres pluricelulares. Las células agremiadas, con el tiempo, fueron repartiéndose funciones. Los que quedaban más en contacto con el líquido circundante asumían unas, y las más alejadas de la periferia, otras. Con el avance de la evolución se constituyeron los seres vivos de los tres reinos de la naturaleza, hasta llegar al hombre. Más adelante algo similar ocurrió con la especie humana: pasaron de cazadores recolectores aislados a formar comunidades errantes que después se asentaron.  Lo demás es historia. El concepto moderno de “comunidad” habla de un grupo de individuos que comparten características en común, sean geográficas, económicas, políticas, de conocimiento, raza o religión, entre muchas otras.  En estos dos últimos años se ha agregado, de manera notable, el concepto de “comunidad virtual”.  Esto es, en línea podemos integrar comunidades que comparten gustos similares, grupos de ayuda o gremios que procuran expandir su personal sentido de identidad.   Ello nos ha permitido zafarnos en buena medida  del aislamiento que la crisis sanitaria ha impuesto. La función de los algoritmos es fundamental para hacernos llegar elementos de búsqueda.  Estos días he añadido una más a mi colección de anécdotas divertidas.   Para un texto que me hallaba trabajando, busqué la definición de “canutillo”, término que finalmente no utilicé.  Cada vez que abro mis redes sociales aparece publicidad relacionada con esta palabra: lo último que recibí en  días pasados fue un correo cuyo asunto es: “Canutillo checo calibre 3/0”.  Me ha llegado tres veces en una semana.  A la vez que provoca risa, inquieta. Me remonta a la obra de Don Pedro Ferriz: “Un mundo nos vigila”.  El caso es que no se trata esta vez de extraterrestres, sino de intereses más terrestres  que una lagartija del desierto.   Conocernos, identificarnos, sentir que formamos parte de un grupo que comparte características comunes. Sentirnos aceptados, acogidos, estimulados a desarrollar aquello que, de otra forma, llevaríamos a cabo en solitario. Las actividades son diversas, y a través de ese estar en una misma sintonía, sentimos que somos parte del mundo.  Un recurso muy gratificante en tiempos de zozobra en los que priva una profunda sensación de vulnerabilidad. La imaginación nos juega chanzas, y a ratos nos preguntamos si los siguientes en la lista de Abaddon no seremos nosotros.  El sentido de pertenencia nos permite reforzar nuestra identidad; sentirnos a gusto con quiénes somos y con aquellos que nos rodean. Así se refuerza esta sensación gratificante y nos permite anclarnos a la realidad que vivimos, para cuando llegue el vendaval.  Los mexicanos aspiramos a vivir en un país seguro, próspero, en el que reine la armonía. Hallamos  múltiples ejemplos de ello, entre los cuales se halla Alemania con su ahora excanciller Angela Merkel. En la medida en que cada uno de nosotros limpie su predio emocional y refuerce la unión, podremos ir integrando un país donde el sentido de comunidad nacional, más que sueño guajiro, se convierta en real cimiento para los proyectos de vida de nuestros hijos.    " ["post_title"]=> string(19) "VOLVERNOS COMUNIDAD" ["post_excerpt"]=> string(133) "Las democracias más avanzadas y prósperas son aquellas que fomentan entre sus ciudadanos un sano y fuerte sentimiento de comunidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "volvernos-comunidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-28 12:20:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:20:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70920" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17609 (24) { ["ID"]=> int(71674) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-18 11:18:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-18 16:18:18" ["post_content"]=> string(7226) "Según el semáforo delictivo nacional, la incidencia delictiva, se manifiesta de muy diversas formas, tales como:
  • Robo a casa habitación
  • Robo a negocios
  • Robo de vehículos
  • Narcomenudeo
  • Extorsión
  • Secuestro
  • Homicidio
Estas conductas delictivas no solo siembran miedo, también destruyen vidas y bienes, destruyen patrimonio, afectan la salud, los valores de la sociedad y el tejido social mismo.  El consejo ciudadano para la seguridad pública y la justicia penal reveló la semana pasada un registro de las 50 ciudades más violentas del mundo. Entre ellas se encuentran nueve ciudades mexicanas. La segunda urbe más peligrosa del mundo es Acapulco, con un promedio de 142.8 asesinatos por cada 100 mil habitantes, las otras conforme a su aparición son: Torreón, Nuevo Laredo, Culiacán, Cuernavaca, Ciudad Juárez, Chihuahua, Victoria y Tijuana. De ese registro de ciudades, solo Brasil supera a México con 15 urbes contra las 10 de nuestro país. Los delitos antes descritos también hacen inseguras a otras ciudades entre las que destacan León y Celaya (Guanajuato), Ecatepec (Estado de México), Fresnillo (Zacatecas), Guadalajara (Jalisco), Ensenada (Baja California).  En la CDMX, Tepito es el barrio más peligroso, en cambio la alcaldía de mayor riesgo es Iztapalapa.  Ante la gravedad de los hechos, algunas ciudades donde la colaboración entre ciudadanos va en aumento y en ocasiones a contrapelo de sus autoridades locales, surgen esquemas como el que está fortaleciéndose en la ciudad de Puebla. Con más de tres millones de habitantes,  Puebla es la cuarta ciudad más poblada del país. El 75% de la comunidad poblana declara sentirse amenazada, los ciudadanos tienen claro que los recursos y el personal operativo están muy por debajo de lo que requiere la ciudad. Ciudadanos y autoridades municipales idearon un plan para mejorar la seguridad urbana. Este considera la instalación de tecnología que todos puedan usar fácilmente, con el ánimo de impulsar la participación comunitaria. Así, nace un programa denominado “ventanas ciudadanas”. Este plan colaborativo funciona a través de la instalación de una “plataforma unificada” de la empresa española Genetec Security Center. Esta empresa, proveedora de tecnología de seguridad unificada, es la creadora del sistema que consiste en una plataforma que reúne videovigilancia central de acceso, sistemas de reconocimiento de placas de vehículos y un sistema de alertas inteligentes con copia de seguridad de la información de video que utiliza otra plataforma. Gracias a ello, ante la comisión de un delito,  cualquier ciudadano puede activar de forma sencilla una alarma a través de una aplicación móvil (celular) o mediante un botón de pánico ubicado en tiendas o postes en las calles. Al activar la alarma, llega un video en tiempo real a un operador del centro de control de emergencias, quien puede comprobar la ubicación donde se comete el ilícito y recursos y personal operativo cercano ubicados  en un mapa digital  reciben la notificación del delito mediante la aplicación móvil. Los tiempos de respuesta, ante una emergencia se reducen drásticamente de, en promedio, 40 minutos a solo 4 o 5 minutos en acudir al sitio. Los costos de esta aplicación se reducen en comparación con los proyectos tradicionales de videovigilancia. El proyecto es muy prometedor, pero como siempre sucede ha ido avanzando, aunque con los cambios de administración municipal se va ajustando (no siempre para bien), pero es sin duda un avance mediante el uso de nuevas tecnologías. En Ciudad Satélite en Naucalpan (Edomex) va funcionando un proyecto denominado “cadena de vecinos” donde se ha logrado hacer participar con éxito a la mayoría de estos, un sistema poco sofisticado de colaboración con medidas simples de participación:
  • Tener actualizada la lista de contactos de vecinos.
  • Portar un distintivo en los autos para identificar los de la colonia y los extraños.
  • Avisarse entre ellos cuando salen de viaje. 
  • Alertas entre ellos y a la policía municipal de vehículos sospechosos.
Estos dos ejemplos reflejan que en las ciudades de nuestro país va surgiendo una preocupación para participar en la prevención del delito y mejorar la seguridad de barrios y colonias, mediante acciones sencillas, pero no por ello menos importantes.   Los ciudadanos tenemos que participar en las tareas de seguridad del sitio donde vivimos con algunas acciones sencillas pero efectivas, destaco algunas:
  • Relacionarnos más con nuestros vecinos para fomentar la auto vigilancia.
  • Apropiarnos con grupos vecinales del espacio público para cuidarlo y disfrutarlo.
  • Denunciar actos de violencia intrafamiliar.
  • Denunciar el expendio de drogas en sitios dedicados al narcomenudeo.
  • Organizar el acceso y salida de las escuelas con otros padres de familia.
  • Priorizar entre nuestros hijos la actividad física y el deporte organizado.
  • Reportemos luminarias fundidas.
  Los ciudadanos trabajando juntos en beneficio de nuestras ciudades.  " ["post_title"]=> string(50) "LA CRECIENTE INSEGURIDAD EN LAS CIUDADES MEXICANAS" ["post_excerpt"]=> string(177) "Ante la inseguridad que impera en el país, surgen nuevas estrategias para combatir la inseguridad donde tanto los ciudadanos como las autoridades puedan participar activamente." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-creciente-inseguridad-en-las-ciudades-mexicanas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-18 11:18:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-18 16:18:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71674" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(70920) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-28 12:20:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:20:02" ["post_content"]=> string(6558) "  Llega a término el desempeño de Ángela Merkel como canciller en Alemania, tras 16 años al frente de una nación muy poderosa dentro de la Unión Europea. La historia de Merkel parece sacada de un libro de ficción. Fisicoquímica de profesión, llegó a cumplir un papel fundamental en las políticas económicas mundiales: sobria, inteligente, serena, dueña de una gran visión.  Supo capitalizar los recursos propios y de su país para el engrandecimiento nacional. En diferentes momentos de su función pública se puso en evidencia que ella no buscaba protagonismos. Recuerdo en alguna entrevista, no estoy segura si fue para la BBC,  le hicieron la observación de  que portaba un traje que ya  había utilizado con anterioridad; contestó que, por supuesto, utilizaba su ropa más de una vez, que no había razón para no hacerlo y que, además –haciendo gala de un excelente sentido del humor— mencionó que ese color le sentaba muy bien. Los países democráticos europeos nos han dado muestra de lo que debe  ser un representante elegido por voto popular: un ciudadano más que comprometido a velar por el interés común; alguien que echa mano del poder político que la ciudadanía deposita en sus manos, con el propósito de favorecer el trabajo armónico, tanto entre ciudadanos como entre dependencias, para el óptimo desarrollo de la nación. Como mexicana me inquietan y me avergüenzan dos realidades de la política de mi país. En todos los partidos, y durante más de un siglo, el poder político es casi equivalente al poder económico. Facilita o abiertamente permite que quien lo ejerce disponga a su arbitrio de recursos económicos o de relaciones a favor de  intereses particulares de unos cuantos. Y, para oscurecer más el panorama, se percibe en el ambiente político un hambre crónica de poder, de modo tal que, en la mente de muchos aspirantes a ocupar cargos públicos, se contempla un proyecto de beneficio personal, por delante de la misión que debería cumplir. Como expresaba mi señor padre al hablar de ciertos personajes: “comen como pelones de hospicio”. Aunque muchos quisieran arrancarse las venas con sangre española –al menos eso dicen–, no se puede.  Somos mestizos y en esta combinación intercontinental llevamos  rasgos únicos. Unos maravillosos, otros difíciles de entender.  Una cosa es cierta: todos procuramos satisfacer ese sentido de pertenencia  tan necesario en nuestra vida, razón por la cual buscamos  formar comunidad. Desde monasterios religiosos hasta carteles del crimen organizado.  El término antes citado proviene en un principio de la biología. Parte de una noción elemental: en un ambiente líquido, como fue el caldo de cultivo en el que surgió el primer organismo unicelular, cada ser tiene más posibilidades de sobrevivir unido con otros. Así se formaron colonias celulares que más adelante constituyeron los primeros seres pluricelulares. Las células agremiadas, con el tiempo, fueron repartiéndose funciones. Los que quedaban más en contacto con el líquido circundante asumían unas, y las más alejadas de la periferia, otras. Con el avance de la evolución se constituyeron los seres vivos de los tres reinos de la naturaleza, hasta llegar al hombre. Más adelante algo similar ocurrió con la especie humana: pasaron de cazadores recolectores aislados a formar comunidades errantes que después se asentaron.  Lo demás es historia. El concepto moderno de “comunidad” habla de un grupo de individuos que comparten características en común, sean geográficas, económicas, políticas, de conocimiento, raza o religión, entre muchas otras.  En estos dos últimos años se ha agregado, de manera notable, el concepto de “comunidad virtual”.  Esto es, en línea podemos integrar comunidades que comparten gustos similares, grupos de ayuda o gremios que procuran expandir su personal sentido de identidad.   Ello nos ha permitido zafarnos en buena medida  del aislamiento que la crisis sanitaria ha impuesto. La función de los algoritmos es fundamental para hacernos llegar elementos de búsqueda.  Estos días he añadido una más a mi colección de anécdotas divertidas.   Para un texto que me hallaba trabajando, busqué la definición de “canutillo”, término que finalmente no utilicé.  Cada vez que abro mis redes sociales aparece publicidad relacionada con esta palabra: lo último que recibí en  días pasados fue un correo cuyo asunto es: “Canutillo checo calibre 3/0”.  Me ha llegado tres veces en una semana.  A la vez que provoca risa, inquieta. Me remonta a la obra de Don Pedro Ferriz: “Un mundo nos vigila”.  El caso es que no se trata esta vez de extraterrestres, sino de intereses más terrestres  que una lagartija del desierto.   Conocernos, identificarnos, sentir que formamos parte de un grupo que comparte características comunes. Sentirnos aceptados, acogidos, estimulados a desarrollar aquello que, de otra forma, llevaríamos a cabo en solitario. Las actividades son diversas, y a través de ese estar en una misma sintonía, sentimos que somos parte del mundo.  Un recurso muy gratificante en tiempos de zozobra en los que priva una profunda sensación de vulnerabilidad. La imaginación nos juega chanzas, y a ratos nos preguntamos si los siguientes en la lista de Abaddon no seremos nosotros.  El sentido de pertenencia nos permite reforzar nuestra identidad; sentirnos a gusto con quiénes somos y con aquellos que nos rodean. Así se refuerza esta sensación gratificante y nos permite anclarnos a la realidad que vivimos, para cuando llegue el vendaval.  Los mexicanos aspiramos a vivir en un país seguro, próspero, en el que reine la armonía. Hallamos  múltiples ejemplos de ello, entre los cuales se halla Alemania con su ahora excanciller Angela Merkel. En la medida en que cada uno de nosotros limpie su predio emocional y refuerce la unión, podremos ir integrando un país donde el sentido de comunidad nacional, más que sueño guajiro, se convierta en real cimiento para los proyectos de vida de nuestros hijos.    " ["post_title"]=> string(19) "VOLVERNOS COMUNIDAD" ["post_excerpt"]=> string(133) "Las democracias más avanzadas y prósperas son aquellas que fomentan entre sus ciudadanos un sano y fuerte sentimiento de comunidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "volvernos-comunidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-28 12:20:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:20:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70920" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "93f8e3e8330fd2bb9f9dd58568cb748a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

VOLVERNOS COMUNIDAD

Las democracias más avanzadas y prósperas son aquellas que fomentan entre sus ciudadanos un sano y fuerte sentimiento de comunidad.

septiembre 28, 2021

LA CRECIENTE INSEGURIDAD EN LAS CIUDADES MEXICANAS

Ante la inseguridad que impera en el país, surgen nuevas estrategias para combatir la inseguridad donde tanto los ciudadanos como las autoridades...

octubre 18, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021