Hace apenas cien años

1922 fue un gran año para la humanidad: se editan los poemarios Trilce de Vallejo y Tierra baldía de Eliot; Joyce publica Ulises; Proust concluye su magna obra; el muralismo mexicano se encuentra en su apogeo…  

2 de febrero, 2022

Vamos a liberarnos por un rato, vamos a dejarnos de cosas urgentes para ir a fondo con las importantes porque los árboles tan horrorosos que nos han tocado en suerte durante esta parte del trayecto no nos dejan ver el bosque que no ha perdido belleza ni interés. Bajémonos del jaleo de la Casita que el amable lector ya sabe, que si vamos a seguir quemando carbón para eliminar la pobreza quién sabe cómo mientras nos asfixiamos ricos y pobres que, desde luego, tiene su toquecito de igualdad. Justo en este año que comienza se cumplen cien de algunos asuntitos que vinieron a revolucionar el mundo y que nos pueden ayudar a entender cómo es que nos metimos en este berenjenal y cómo hemos logrado cosas enormes y magníficas.

Comencemos por algo que parece carecer de importancia y que, por cierto, la tiene y mucha. Hoy mismo 2 de febrero se cumplen cien años desde que James Joyce publicó su Ulises. Resulta que cuando ese maestro de inglés con gafas que más parecían telescopios publicó su novela partió la historia de la literatura. Se propuso narrar la Odisea de Homero en su presente irlandés y en solo un día. Así nació la novela psicológica moderna y los autores se metieron en la cabeza de sus personajes. Aprendimos a narrar de maneras distintas y desde entonces aprendimos a leer la realidad de otro modo. Todos los novelistas posteriores somos un poco sus hijos. 

En este año también se cumplirán cien años de que Marcel Proust concluyera En busca del tiempo perdido y eso, amigos míos, es la avanzada de esa revolución hecha de palabras. Aunque no lo sepa, aunque no esté consciente de ello, cada autor que escribe narrativa en el mundo es deudor de ese monumental libro de Proust, es decir, hace cien años comenzó lo que llamaríamos la literatura moderna, contemporánea si se quiere, fenómeno que aún sigue y quién sabe hasta cuándo. El hecho es que el mundo lo percibimos por los sentidos, pero ese mundo sólo puede ser interpretado a través de la cultura.

Hace cien años el mundo todavía se estaba lamiendo las heridas de la Gran Guerra; el mundo había entrado en aquello que llamamos los locos años veinte y que trajeron, en esa paz tensa y transitoria, el germen de nuestro mundo que después de todo y como cualquier heredero, no tardamos en deformar y algunos dicen que en echar a perder; los ojos de la humanidad también cambiaron porque justo hará el siglo en marzo que se haya estrenado Nosferatu de Murnau y los vampiros brincaron de los libros a nuestros cuellos a través de la pantalla. Lo digo muy en serio, nuestros ojos cambiaron, se vinieron abajo los planos fijos, las sutiles imágenes tenues e inmóviles y el vampiro de Murnau, feo y horroroso que incluso hoy nos parece ridículo, en realidad significó que la estética de lo grotesco, de la profanación, entró en nuestra conciencia como parte de nuestra percepción de la realidad, a partir de entonces la imagen no sólo diría más que mil palabras sino que sería necesaria para justificar la realidad a tal grado que cien años después dudamos que haya existido aquello que no puede ser representado en imágenes.

Y harán ya diez décadas, un siglo entero que el horror se nos metió a través de la ideología con estética incluida, la política dejó de ser cosa de viejos panzones y rancios fumando un puro en la Cámara de los Lores, no señoras y señores, hace cien años Mussolini entró a Roma y echó a andar aquella maquinaria diabólica que convirtió la política en mercancía, ese 27 de octubre vino al mundo el Fascismo.

En ese año de sucesos terribles y magníficos, dos poetas iban a retorcer la poesía para dejarnos de sutilezas, T. S. Eliot publica Tierra baldía y César Vallejo, Trilce. El mundo se estaba recuperando del terror, necesitaba volver a vivir y lo hizo más allá de lo que la propia vida autorizaba; Ludwig Wittgenstein publicó, sí en ese año prodigioso de 1922, el Tractatus logico-philosophicus, gigante filósofo que decía que de lo que se puede hablar hay que decirlo con claridad pero de lo que no se puede hablar es mejor guardar silencio, ese fundó este invento que puede darnos pistas sobre esta realidad confusa e ingrata, los estudios modernos del lenguaje.

Hace cien años la humanidad tenía ansias de vivir, unas ansias locas de reventarse en otra cosa que no fueran las guerras, Diego Rivera fundaba el muralismo con su obra La Creación en el Antiguo Colegio de San Ildefonso y partía plaza para que todos estuviéramos representados en el arte y pudiéramos contemplarnos en sus muros.

Y hoy, cien años después, nos desgreñamos mentando madres por una sección maniquea y ridícula que dice “quién es quién en las mentiras”, algo que nadie recordará en unos años. Veámoslo con perspectiva, porque pronto, muy pronto, ya mismo quizá, habremos incubado aquella enorme, brutal, ansia de vivir y entonces, volveremos a hacer historia.

 

@cesarbc70

Comentarios


object(WP_Query)#18042 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75162) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75162) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18045 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17932 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (75162) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79589) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-04 11:18:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-04 16:18:42" ["post_content"]=> string(6331) "A grandes rasgos, los hechos fueron los siguientes:
  • Johnny Depp y Amber Heard contrajeron nupcias en febrero de 2015, y se divorciaron en mayo de 2016. En el proceso de divorcio, ella solicitó una orden de restricción contra él, alegando que sufría maltrato verbal, físico y psicológico. 
  • A partir de ello, el tabloide británico The Sun publicó un artículo en junio de 2018 en el que acusaba a Depp de golpear a su esposa y lo llamó “wife beater”. Depp demandó a The Sun, pero perdió el juicio. 
  • En diciembre de 2018, Amber Heard publicó un artículo en The Washington Post que Depp encontró difamatorio, por lo que le demandó en febrero de 2019 una indemnización de 50 millones de dólares. Heard contrademandó por 100 millones.
  • El juicio tuvo lugar entre el 11 de abril y el 1 de junio en un tribunal de Virginia.
Más allá de lo mediático y hasta glamoroso que resultó este litigio, más allá de lo anecdótico y de los chismes en los pasillos de los juzgados y de las redacciones de los tabloides, este caso pone de manifiesto que una cosa es el tribunal de las redes sociales, que actúa como una masa informe y que prejuzga, y otra distinta un verdadero tribunal de justicia. El caso demuestra que no debería nadie difamar impunemente a una persona sin sufrir las consecuencias. Muchas voces han dicho que este caso es un ataque al movimiento #MeToo, cosa que no comparto. Más bien, casos como este acotan de algún modo lo que podría ser la peligrosa inercia de condenar a una persona sin prueba alguna. El jurado compuesto por siete personas –cinco hombres y dos mujeres– arribó a la conclusión de que Amber Heard difamó a su exesposo, el actor Johnny Depp, y desestimó las acusaciones de violencia y maltrato que había ella interpuesto. En otras palabras, encontró que Heard maliciosamente difundió hechos falsos acerca de su esposo, para desprestigiarlo, entre ellos acusaciones de violencia sexual, y que mintió sobre supuestos abusos y sobre supuestos episodios de violencia doméstica. Las mentiras de Heard le van a costar caro, pues tendrá que indemnizar a Depp con alrededor de 10 millones de dólares. Pretendió, en sus palabras, “ser una figura pública que representa a quienes sufren abuso doméstico” (a public figure representing domestic abuse), pero quedó como una farsante. A pesar de todos sus defectos y limitaciones, el sistema de justicia de los Estados Unidos descansa sobre una premisa fundamental, que yo comparto y sin la cual es imposible el funcionamiento de los tribunales: the truth will prevail (la verdad prevalecerá). Lo único que pudo probar Heard fue que la acusación de haber dañado ella intencionalmente el penthouse de la pareja, fue difamatoria. Se dijo decepcionada de la justicia: “Es un retroceso (el veredicto). Atrasa el reloj a una época en la que la mujer que hablaba y denunciaba podía ser públicamente avergonzada y humillada. Echa atrás la idea de que la violencia contra la mujer debe ser tomada en serio”. Por su parte, Depp dijo: “También espero que a partir de ahora la norma sea que una persona es inocente hasta que se pruebe que es culpable, tanto en las cortes como en los medios”- He aquí las tres afirmaciones de Amber Heard que el jurado halló difamatorias, y que la actriz publicó en un artículo de opinión en el Washington Post en diciembre de 2018: 
  • “Alce la voz contra la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar” (I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change). Esta afirmación se tradujo, ya en la contrademanda de Heard, en una acusación directa de violencia sexual contra Depp.
  • “Me convertí en una figura pública que representa a las víctimas de abuso doméstico, y sentí la fuerza completa de la ira de nuestra cultura contra las mujeres que denuncian” (I became a public figure representing domestic abuse, and I felt the full force of our culture’s wrath for women who speak out). Esta afirmación se tradujo, en la contrademanda de Heard, en una acusación contra Depp por diversos y sistemáticos hechos de violencia doméstica.
  • “Tuve la inusual ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso” (I had the rare vantage point of seeing, in real time, how institutions protect men accused of abuse). Esta afirmación se tradujo, en la contrademanda de Heard, en una acusación contra Depp en el sentido de que usó su poder económico y sus influencias para corromper a las instituciones de justicia.
Y aunque en el artículo nunca se menciona el nombre de Johnny Depp, el actor se sintió aludido y demandó a Heard por 50 millones de dólares, pues Depp empezó a resentir cancelación de contratos y detrimentos patrimoniales. A su vez, la actriz contrademandó por 100 millones de dólares. El jurado estimó que Heard mintió. Sus mentiras le van a costar una gran cantidad de dólares." ["post_title"]=> string(60) "Veredicto del caso Depp vs Heard: consideraciones jurídicas" ["post_excerpt"]=> string(201) "¿Qué nos dejó el  juicio entre Amber Heard y Johnny Depp, más allá del ruido mediático que se generó alrededor de estas dos estrellas de Hollywood? Venus Rey Jr. nos comparte sus reflexiones. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "veredicto-del-caso-depp-vs-heard-consideraciones-juridicas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-04 11:18:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-04 16:18:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79589" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17869 (24) { ["ID"]=> int(79993) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content"]=> string(8558) "La narración utilizada como ejemplo produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad.  Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo. ¿Tú cómo la interpretas? Si te contara que existe una narración ficticia donde se cuenta la historia de un trasatlántico, el más grande jamás construido, al que se le colocó la etiqueta de “insumergible”, pero que, en su viaje inaugural choca con iceberg, se hunde, y, debido a la falta de botes salvavidas perece la mayor parte de su tripulación, me dirías que no te resulta en nada original porque es una calca de lo ocurrido con el Titanic. Yo tendría que darte la razón: incluso la falta de originalidad llegaría hasta el hecho de al barco de historia de ficción lo bautizaron con el nombre de “Titán”. Sin embargo, hay un pequeño detalle, muy inquietante por cierto, que lo cambia todo: la sinopsis relatada corresponde a la novela Futility o The Wreck of the Titan (El Naufragio del Titán o Futilidad) , escrita por Morgan Robertson en 1898; es decir que el hundimiento del “Titán” literario tiene lugar catorce años antes de la noche del 14 al 15 de abril de 1912, en que se hundió el verdadero transatlántico RMS Titanic.  Si recorremos la narración ficticia, las semejanzas entre la novela y la realidad ocurrida catorce años después resulta estremecedora. Por ejemplo, tanto el Titán como el Titanic se hundieron en el Atlántico Norte. Ninguno de los dos llevaba a bordo suficientes botes salvavidas para los pasajeros. También existe una impresionante similitud en cuanto al tamaño –267 metros el barco real y 244 metros el imaginario– y la velocidad capaz de desplegar –25 nudos para el Titán, 23 nudos para el Titanic–. Los dos operaban con tres hélices y dos mástiles; en ambos casos el casco estaba diseñado con un sistema de compartimentos semejante y los dos emprendieron su primer y único viaje en el mes de abril. Ambos naufragaron al chocar contra un iceberg en su viaje inaugural y ambos se hundieron  aproximadamente seiscientos kilómetros al sur de Terranova, aunque, en una de las diferencias más significativas entre la realidad y la ficción, el Titanic real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras trasatlántico literario lo hacía en sentido inverso.   ¿Cómo podemos explicar estas coincidencias? ¿Qué relación objetiva existe entre la historia de ficción escrita por Morgan Robertson en 1898 y el trasatlántico diseñado por Thomas Andrews Jr., bajo el auspicio de la naviera White Star Line y construido en los astilleros Harland & Wolff, y capitaneado, en su viaje inaugural, por experimentado capitán Edward Smith, que se hundió en abril de 1912? ¿De donde, entonces, pueden emerger semejantes similitudes? ¿La historia de Robertson influyó en el hundimiento del Titanic, o, al revés, el hundimiento del Titanic, en una realidad subjetiva y fuera del tiempo, en esa conciencia colectiva de la que hablaba Jung, influyó en la imaginación del autor con década y media de anticipación? ¿Son hechos aislados y las semejanzas entre ambas historias no son más que una extraña coincidencia?   La realidad es que no hay forma de saber, con el conocimiento que tenemos hoy, si existe o no alguna relación ya sea causal o sincrónica entre ambos eventos, sin embargo resulta muy sugerente considerar que la posibilidad de que, en algún sustrato de la realidad ambos acontecimientos –imaginación del novelista y la materialización del evento con la participación de un sinnúmero de gente y circunstancias de todo tipo– estén vinculados de alguna manera.  La gran pregunta es si se trata de una enorme coincidencia o de una auténtica sincronicidad. No hay duda que el ejemplo señalado –y se podría dar cuenta de infinidad de historias extrañas y sorprendentes– produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad. Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo.  Si tuviera que aportar una opinión personal diría que lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales sabemos el funcionamiento de una parte de ellas mientras desconocemos aun muchas otras; y por ello, sacar una conclusión definitiva de lo que es la realidad y cuáles son los límites del tiempo o las fronteras entre el cosmos material y objetivo y el universo de subjetividad y creatividad, del que apenas conocemos la punta del iceberg, es aventurado. Sin embargo, habitamos el mundo y requerimos de ciertos criterios de validez que, si bien están sujetos a modificarse conforme aparezcan nuevos conocimientos, es razonable que los consideremos como principios orientadores de la experiencia existencial.  Quizá la principal diferencia entre una casualidad y una sincronicidad está en que de la primera no podemos obtener un bagaje simbólico que aporte significado en nuestra vida, mientras que la segunda, la transforma.  Pensemos en alguien que no tenía que haber subido a un avión, y lo hace. El avión cae, él es el único sobreviviente, que además resulta ileso y todo ocurre en circunstancias inverosímiles, mientras que la persona que efectivamente debía haber subido al avión, se resbala en la regadera de su apartamento, se rompe la cervical y se queda en una silla de ruedas por el resto de su vida.  Si yo, desde fuera, me entero de esta historia, sin duda quedaría impactado, pero no podría interpretarla como otra cosa que una serie de casualidades impresionantes, pero que, en el tejido de mi existencia carecerán de significado profundo. Sin embargo, tanto para el individuo que salió ileso del accidente aéreo como para el accidentado en la regadera, los hechos serán sincronicidades que aportarán símbolos y significados existenciales muy profundos. La vida presente, pasada y futura de ambos será necesariamente reinterpretada a través del tamiz de esa experiencia. Como se ve, el mismo hecho tiene interpretaciones y significados distintos, dependiendo, como decía Jung, de la cercanía e intensidad emocional con que se viva. Vista desde fuera es una casualidad sorprendente que carece de significado. Vista desde dentro en una experiencia que provoca que la vida se bifurque en un antes y un después de ese acontecimiento.  Por eso, una sincronicidad sólo lo es para quien el acontecimiento posee significación, sentido y deja un sedimento que trastoca a la vida futura.    En casos menos dramáticos, como el ejemplo ya mencionado en el artículo anterior de la persona que, luego de recordarla, nos encontramos en la calle luego de años de no saber de ella, tiene que ver con el momento existencial y las consecuencias que ese evento extraño acarree. Si no pasa de un encuentro fortuito será distinto de si recibimos el nombre y teléfono del especialista que salve a nuestro hijo de un padecimiento grave. Aprender a separar el paja del trigo, y con ello las casualidades sugerentes de las verdaderas sincronicidades que transforman nuestra vida, puede ser la diferencia entre encontrar sentido a nuestra existencia o vivir en piloto automático, presos de un mundo chato y sombrío.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(53) "¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante" ["post_excerpt"]=> string(200) "Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales solo sabemos el funcionamiento de una parte. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "sincronicidad-o-casualidad-un-ejemplo-inquietante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79993" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79589) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-04 11:18:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-04 16:18:42" ["post_content"]=> string(6331) "A grandes rasgos, los hechos fueron los siguientes:
  • Johnny Depp y Amber Heard contrajeron nupcias en febrero de 2015, y se divorciaron en mayo de 2016. En el proceso de divorcio, ella solicitó una orden de restricción contra él, alegando que sufría maltrato verbal, físico y psicológico. 
  • A partir de ello, el tabloide británico The Sun publicó un artículo en junio de 2018 en el que acusaba a Depp de golpear a su esposa y lo llamó “wife beater”. Depp demandó a The Sun, pero perdió el juicio. 
  • En diciembre de 2018, Amber Heard publicó un artículo en The Washington Post que Depp encontró difamatorio, por lo que le demandó en febrero de 2019 una indemnización de 50 millones de dólares. Heard contrademandó por 100 millones.
  • El juicio tuvo lugar entre el 11 de abril y el 1 de junio en un tribunal de Virginia.
Más allá de lo mediático y hasta glamoroso que resultó este litigio, más allá de lo anecdótico y de los chismes en los pasillos de los juzgados y de las redacciones de los tabloides, este caso pone de manifiesto que una cosa es el tribunal de las redes sociales, que actúa como una masa informe y que prejuzga, y otra distinta un verdadero tribunal de justicia. El caso demuestra que no debería nadie difamar impunemente a una persona sin sufrir las consecuencias. Muchas voces han dicho que este caso es un ataque al movimiento #MeToo, cosa que no comparto. Más bien, casos como este acotan de algún modo lo que podría ser la peligrosa inercia de condenar a una persona sin prueba alguna. El jurado compuesto por siete personas –cinco hombres y dos mujeres– arribó a la conclusión de que Amber Heard difamó a su exesposo, el actor Johnny Depp, y desestimó las acusaciones de violencia y maltrato que había ella interpuesto. En otras palabras, encontró que Heard maliciosamente difundió hechos falsos acerca de su esposo, para desprestigiarlo, entre ellos acusaciones de violencia sexual, y que mintió sobre supuestos abusos y sobre supuestos episodios de violencia doméstica. Las mentiras de Heard le van a costar caro, pues tendrá que indemnizar a Depp con alrededor de 10 millones de dólares. Pretendió, en sus palabras, “ser una figura pública que representa a quienes sufren abuso doméstico” (a public figure representing domestic abuse), pero quedó como una farsante. A pesar de todos sus defectos y limitaciones, el sistema de justicia de los Estados Unidos descansa sobre una premisa fundamental, que yo comparto y sin la cual es imposible el funcionamiento de los tribunales: the truth will prevail (la verdad prevalecerá). Lo único que pudo probar Heard fue que la acusación de haber dañado ella intencionalmente el penthouse de la pareja, fue difamatoria. Se dijo decepcionada de la justicia: “Es un retroceso (el veredicto). Atrasa el reloj a una época en la que la mujer que hablaba y denunciaba podía ser públicamente avergonzada y humillada. Echa atrás la idea de que la violencia contra la mujer debe ser tomada en serio”. Por su parte, Depp dijo: “También espero que a partir de ahora la norma sea que una persona es inocente hasta que se pruebe que es culpable, tanto en las cortes como en los medios”- He aquí las tres afirmaciones de Amber Heard que el jurado halló difamatorias, y que la actriz publicó en un artículo de opinión en el Washington Post en diciembre de 2018: 
  • “Alce la voz contra la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar” (I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change). Esta afirmación se tradujo, ya en la contrademanda de Heard, en una acusación directa de violencia sexual contra Depp.
  • “Me convertí en una figura pública que representa a las víctimas de abuso doméstico, y sentí la fuerza completa de la ira de nuestra cultura contra las mujeres que denuncian” (I became a public figure representing domestic abuse, and I felt the full force of our culture’s wrath for women who speak out). Esta afirmación se tradujo, en la contrademanda de Heard, en una acusación contra Depp por diversos y sistemáticos hechos de violencia doméstica.
  • “Tuve la inusual ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso” (I had the rare vantage point of seeing, in real time, how institutions protect men accused of abuse). Esta afirmación se tradujo, en la contrademanda de Heard, en una acusación contra Depp en el sentido de que usó su poder económico y sus influencias para corromper a las instituciones de justicia.
Y aunque en el artículo nunca se menciona el nombre de Johnny Depp, el actor se sintió aludido y demandó a Heard por 50 millones de dólares, pues Depp empezó a resentir cancelación de contratos y detrimentos patrimoniales. A su vez, la actriz contrademandó por 100 millones de dólares. El jurado estimó que Heard mintió. Sus mentiras le van a costar una gran cantidad de dólares." ["post_title"]=> string(60) "Veredicto del caso Depp vs Heard: consideraciones jurídicas" ["post_excerpt"]=> string(201) "¿Qué nos dejó el  juicio entre Amber Heard y Johnny Depp, más allá del ruido mediático que se generó alrededor de estas dos estrellas de Hollywood? Venus Rey Jr. nos comparte sus reflexiones. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "veredicto-del-caso-depp-vs-heard-consideraciones-juridicas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-04 11:18:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-04 16:18:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79589" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0de8eeb374bca73c2b410e441d2bb599" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Veredicto del caso Depp vs Heard: consideraciones jurídicas

¿Qué nos dejó el  juicio entre Amber Heard y Johnny Depp, más allá del ruido mediático que se generó alrededor de estas...

junio 4, 2022
¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y...

junio 17, 2022




Más de categoría

De Frente y Claro | DESEMPLEO SIGUE ASCENDENTE

El desempleo va de mal en peor en nuestro querido México sin que esta administración haga nada por evitarlo.

junio 30, 2022

Sostenibilidad Urbana en México

Evaluar las ciudades abre un panorama estupendo para conocer el estado de cómo se están cumpliendo los Objetivos...

junio 30, 2022
La tragedia de la Sierra Tarahumara

La tragedia de la Sierra Tarahumara

El multihomicidio ocurrido en la Sierra Tarahumara pone en evidencia el abandono del Estado mexicano en zonas del país...

junio 30, 2022

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022