Habría que preguntarles…

¡Este fin de semana marca un doble aniversario fúnebre pero jubiloso! El  sábado  17 de julio será conmemorado SAN JUÁREZ, especialmente por los descendientes de los masones que lo ayudaron a bien morir, cuando al ver que...

16 de julio, 2021 Habría que preguntarles…

¡Este fin de semana marca un doble aniversario fúnebre pero jubiloso!

El  sábado  17 de julio será conmemorado SAN JUÁREZ, especialmente por los descendientes de los masones que lo ayudaron a bien morir, cuando al ver que se estaba recuperando del ataque de angina de pecho (que lo aquejaba), decidieron aplicarle una medida intrapectoral por medio de una daga serpentina perteneciente a Vicente Riva Palacio.

¿Quiénes lo ayudaron a bien morir? Habría que preguntarle a  Sebastián Lerdo de Tejada, a Jesús González Ortega y a Porfirio Díaz, que eran los tres principales ASPIRACIONISTAS inconformes con que el masón oaxaqueño de apenas 66 años de edad se quedara pegado al trono cuando menos 20 años más. 

El domingo 18 de julio,  le toca a ÁLVARO OBREGÓN cuyas ambiciones incontenibles lo llevaron derechito a zambullirse sobre un plato de pechuga de pollo en mole poblano que no alcanzo ni a saborear porque  sus contertulios  del mismo banquete en el restaurante La Bombilla le revocaron su mandato presidencial por adelantado. ¿Quién mató al sanguinario Obregón? La respuesta popular que corría por entonces decía ¡Callessseee! en alusión a Plutarco Elías Calles.

Obregón era tan ambicioso como san Juárez, pero apenas contaba 48 años con lo cual, si hubiera llegado a Palacio Nacional, no solamente no habría existido el MAXIMATO del General Calles, sino que tampoco el PNR, ni el PRM ni el PRI ni el PAN etc. 

¿Podrá evadirse el principio de la no reelección, burlándolo mediante una prórroga estilo Zaldívar?

¿Será posible repetir en México algo parecido a la monarquía comunista de Corea del Norte o a la monarquía comunista de Cuba?

¿Los mexicanos estarán dispuestos a otro sexenio de 33 años como del de Porfirio Díaz?

Con las recientes declaraciones de López Obrador sobre las corcholatas que piensa destapar para el 2024 alborotó la gallera, como decía mi padre.

¿Será posible haber echado a andar las ambiciones de tanta corcholata y luego pretender que se disciplinen y se regresen al huacal?

Ricardo Monreal se atrevió a concederle una entrevista a Joaquín López Dóriga en la cual, dejó más que en claro que va a estar en la boleta para elegir presidente de la República en 2024…

Con MORENA y sin MORENA; con PRIMOR y sin PRIMOR.

¿Podría ser que a Monreal le espere una suerte parecida a la que corrió  Francisco Serrano por oponerse a la reelección de Obregón?

Si juzgamos por la mortandad de políticos y candidatos en el pasado proceso electoral en el que el crimen organizado “se portó muy bien”,  podemos decir que contra el virus del Covid 24, NO HAY VACUNA.

¿Sería imaginable que en México se asesine o meta a la cárcel a los candidatos opositores como lo está haciendo Daniel Ortega, alias “Somoza Jr.” en Nicaragua?

¿Podría hacerse una reforma constitucional que decrete que en México MORENA sea el único partido político como ocurre en Cuba que tanto le gusta a AMLO, porque no existe la oposición ni la prensa latosa?

Obregón y san Juárez, creyeron que se podían perpetuar en el poder, y los dos pasaron a mejor vida, aunque no la que esperaban.

López Obrador tiene una oportunidad inigualable para platicar con Juárez como solía hacerlo el presidente Francisco I. Madero cuando lo invocaba con su tabla ouija para que lo aconsejara.

Fue por sus aficiones espiritistas que Jose Juan Tablada compuso el poema titulado Madero Chanteclair. 

Mientras el presidente López Obrador consulta con san Juárez, debería abstenerse de acudir a banquetes y convivios en los que participen como comensales los partidarios de sus corcholatas presidenciables.

Si Obregón lo hubiera sabido a tiempo, no habría ido al banquete que le organizaron sus mascotas y corcholatas en La Bombilla.

¿Será posible a fin de cuentas desafiar exitosamente el viejo principio de la no reelección?

¿Prorrogar el término del mandato presidencial para no reelegirse, sería posible sin arriesgarse a una muerte más súbita que en un partido de tenis?

La respuesta es muy sencilla: basta con comprar una tabla ouija y preguntarle a san Juárez y a Obregón aprovechando este doble aniversario fúnebre, pero jubiloso que engalana este fin de semana.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17673 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68139) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68139) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17675 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17665 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17662 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68139) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17679 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17749 (24) { ["ID"]=> int(80401) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-30 09:36:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-30 14:36:28" ["post_content"]=> string(7053) "El asesinato de los presbíteros jesuitas, Javier Campos, “El Gallo”, Joaquín César Mora Salazar, “El Morita” y del guía de turistas, Pedro Palma, en Cerocahui, Chihuahua, han marcado la agenda política nacional en el sentido tema de la seguridad pública que es un pendiente en el régimen del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).  Los hechos violentos ocurridos en la olvidada Sierra Tarahumara de Chihuahua desnudan la terrible realidad de cómo existen territorios dominados por grupos delincuenciales y el narcotráfico, que someten a poblaciones enteras al yugo dictatorial de su poder fáctico. El Estado mexicano es incapaz de hacerles frente a estos grupos, y no son pocos los connacionales que manifiestan el hartazgo ante una realidad violenta, que no ve un futuro mejor en lo inmediato.  Desde la semana pasada el apesadumbrado presidente AMLO ha requerido de salir a defender desde la conferencia mañanera su criticada estrategia en materia de seguridad, pues desde círculos jesuitas le han solicitado combatir la impunidad reinante en los crímenes. Son muchos desencuentros los que el gobierno federal mantiene con los críticos de la política de abrazos no balazos que busca atacar las causas sociales del reclutamiento de nuevos delincuentes, pero que no tendrá una visible mejora en los altos índices delictivos en el país en lo inmediato.  La arena política totalmente polarizada, con la oposición rapaz, las jerarquías católicas acomodaticias en pleno desencuentro con el actuar del régimen morenista, exigen volver a la estrategia violenta impulsada desde el calderonato de los enfrentamientos y ajusticiamientos de los delincuentes. En medio de la lucha ideológica de bandos contrapuestos se encuentran las comunidades indígenas de la olvidada Sierra Tarahumara donde solo las misiones jesuitas permiten hacer más llevadera la dura realidad de la pobreza extrema. Son el carisma humanitario de los religiosos quienes permiten un poco de desarrollo educativo, convivencia social, apoyo sanitario y sentido de pertenencia a las históricamente olvidadas comunidades indígenas. La tragedia con repercusiones internacionales derivó en un posicionamiento del papa Francisco I, mediante un mensaje de Twitter donde condenó los asesinatos de los jesuitas, se manifestó sorprendido sobre los niveles de criminalidad en el país y pidió no recurrir más a la violencia. Para el presidente AMLO es un revés muy fuerte la tragedia de los jesuitas asesinados ya que este grupo de misioneros se encuentra muy lejos de los intereses oscuros y políticos que persiguen las elites católicas mexicanas, que se acomodan a los intereses conservadores de las elites económicas, siempre enfrentadas con el régimen morenista. El presunto asesino de los jesuitas, José Noriel Portillo Gil alias “el chueco”,  acusado por un testigo del triple asesinato, es un lugarteniente de la banda delictiva “los Salazar” que están vinculados al cártel de Sinaloa. El detonante del asesinato en el atrio de la iglesia fue un desencuentro en un partido de beisbol, donde un equipo que es patrocinado por “el chueco” degeneró en ataques violentos contra los rivales.  El conflicto desencadeno una discusión con el guía de turistas a quien el criminal persiguió hasta la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, para ultimarlo. Herido de muerte por su asesino, los jesuitas intentaron resguardar al guía, pero “el chueco” al estar presuntamente drogado, asesinó a sangre fría a los dos sacerdotes.  La zona en cuestión lleva años dominada por el impune criminal durante más de tres periodos de diferentes gobernadores. Sobre el ahora indiciado pesan otras acusaciones de homicidio que nunca fueron complementadas y hasta antes de la tragedia en la Sierra tarahumara, era común que el lugarteniente se paseara en la localidad con total impunidad. Su grupo delincuencial ha impuesto su ley en estas comunidades, cobrando derecho de piso, extorsionando a pequeños productores, asesinado impunemente en un reino de terror que tristemente se replica en otras zonas del país, donde la ley la dictan los grupos criminales.  La búsqueda de “el chueco” se ha dado en una movilización impresionante en la zona que no hubiera ocurrido de no haber existido la tragedia de los sacerdotes jesuitas. Los gobiernos locales, el gobierno estatal y la federación sabían de la existencia de los grupos delincuenciales que gobiernan en Cerocaui, en Chihuahua, pues de otra forma no se puede explicar la impunidad con que los asesinos viven y se regodean en estas poblaciones.  El debate sobre la continuidad en la estrategia contra el narcotráfico y los grupos delincuenciales es el verdadero meollo del asunto. El presidente AMLO está convencido que brindar mayor oportunidad de desarrollo a las comunidades y acercar programas sociales a los jóvenes de las zonas dominadas por el narco, debería encaminar el largo proceso de pacificación del país. Sin embargo, la realidad es que la violencia se ha generalizado y los homicidios dolosos han aumentado, producto de la pulverización de varias bandas delictivas que se disputan el control de territorios para su dominio criminal. Es posible que el presidente AMLO entendiera que la lucha contra el narco y su poder corruptor era imposible para el Estado mexicano, tan mermado, infiltrado y sin policías de confianza que fueron abandonadas por los gobiernos locales y estatales. Debió continuar con la estrategia de utilizar a la guardia nacional para combatir el crimen en lugares donde gobernaba y entendió que era imposible regresar al ejército a sus cuarteles como lo prometió en campaña. En materia de inseguridad el país está inmerso en una espiral de desigualdad e impunidad que parecen condenarnos al eterno martirio. El tejido social tan destruido y con dificultades gigantescas para su reconstrucción, tiene el reto enorme que el narcotráfico mantiene una base social, que nutre de forma indiscriminada la teoría de que la única oportunidad de escalar socialmente, es mediante la criminalidad. Por lo pronto la sociedad mexicana exige nuevas estrategias que permitan combatir la impunidad reinante, con el temor verdadero de que el poder judicial tan corrupto e ineficiente, no alcance a recuperar la protección del Estado para sus ciudadanos olvidados en zonas de exclusión y crimen, dentro del convulsionado territorio nacional. " ["post_title"]=> string(35) "La tragedia de la Sierra Tarahumara" ["post_excerpt"]=> string(162) "El multihomicidio ocurrido en la Sierra Tarahumara pone en evidencia el abandono del Estado mexicano en zonas del país donde impera la “ley del más fuerte”." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "la-tragedia-de-la-sierra-tarahumara" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-30 09:36:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-30 14:36:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17679 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cab001197b70b1679e893589e970da2a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!

Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. 

junio 14, 2022
La tragedia de la Sierra Tarahumara

La tragedia de la Sierra Tarahumara

El multihomicidio ocurrido en la Sierra Tarahumara pone en evidencia el abandono del Estado mexicano en zonas del país donde impera la...

junio 30, 2022




Más de categoría

De Frente y Claro | DESEMPLEO SIGUE ASCENDENTE

El desempleo va de mal en peor en nuestro querido México sin que esta administración haga nada por evitarlo.

junio 30, 2022

Sostenibilidad Urbana en México

Evaluar las ciudades abre un panorama estupendo para conocer el estado de cómo se están cumpliendo los Objetivos...

junio 30, 2022
La tragedia de la Sierra Tarahumara

La tragedia de la Sierra Tarahumara

El multihomicidio ocurrido en la Sierra Tarahumara pone en evidencia el abandono del Estado mexicano en zonas del país...

junio 30, 2022

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022