¡Feliz Navidad! ¡Feliz diversidad!

Tan malo es pretender la imposición de una ideología o de un credo como suprimir la libre expresión de las creencias diversas que a nadie ofenden.

15 de diciembre, 2021

Hace poco más de diez años leí un magnífico libro titulado “The Language Police” de Diane Ravitch, en el que advertía el peligro que se ocultaba detrás del “lenguaje políticamente correcto”.

Con la excusa de suprimir todas las expresiones de racismo, sexismo, elitismo y discriminación tanto escritas como orales y en cualquier medio de expresión artística, se fue construyendo un catálogo de palabras prohibidas; la censura fue avanzando palabra por palabra sin que alguien se diera cuenta.

Bajo el pretexto de fomentar la “diversidad”, se pretende imponer la UNIFORMIDAD.

En Palestina antes que iniciara la construcción del ferrocarril de Berlín a Bagdad, convivían en perfecta DIVERSIDAD los judíos, los musulmanes y los cristianos; luego llegaron los ingleses a organizar la revuelta árabe, ya la fecha seguimos pagando la intervención británica. 

Ahora ha surgido una ¿mujer? INCLUYENTA que se llama Helena Dalli,  que funge como COMISARIA DE IGUALDAD de la Unión Europea, y propuso que YA NO SE DIGA FELIZ NAVIDAD, porque ofende a los no creyentes.

Esta burócrata internacional exigía que se sustituya el saludo cristiano por un FELICES FIESTAS, de modo que se piense que lo que el mundo celebra es el advenimiento de los ositos de la Coca Cola, y el trenecito de Tom Hanks. Su postura es algo tan estúpido como pretender que los judíos ya no digan Feliz Hanukkah, o que los musulmanes no festejen el Ramadán.

Pésele a quien le pese, el mundo cristiano festeja en esta temporada, el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo (Dios Hijo) que se encarnó de la Virgen María para inmolarse libre y voluntariamente en la cruz para salvar a todos y cada uno de nosotros, incluyendo a los que no son cristianos.

La Navidad NO ES una franquicia refresquera; no es una temporada comercial, por más que los comerciantes la hayan pretendido secuestrar para ordeñar a los seres humanos convertidos en consumidores compulsivos.

No es tanto que los ateos más recalcitrante no crean en Dios, cuanto que quieren sustituirlo. Por eso tantos zombis veneran a  los multimillonarios, a los famosos, a las estrellas de cine, a los campeones deportivos, a los políticos, y a un sinfín de ídolos con patas de barro.

El Papa Francisco salió a enfrentar la propuesta de la   Unión Europea que busca suprimir el saludo de FELIZ NAVIDAD, sustituyéndolo por felices fiestas.

¿Cuáles serán las FELICES FIESTAS que la señora Dalli pretende que celebremos?

¿A qué fiestas se supone que nos referiríamos para darle gusto a los burócratas de la ideología de género y de la pederastia disfrazada de estimulación temprana?

Yo creo que los judíos, (nuestros hermanos mayores), los musulmanes y los cristianos de todas las denominaciones, debemos defender nuestra DIVERSIDAD e vez de permitir que nos  UNIFORMEN a todos bajo un mismo molde del lenguaje políticamente correcto, que castra el pensamiento y anula la libertad de expresión.

TAN MALO ES PRETENDER LA IMPOSICIÓN DE UNA IDEOLOGÍA O DE UN CREDO como suprimir la libre expresión de las creencias DIVERSAS que a nadie ofenden.

En mi casa de México, durante muchos años, unos amigos judíos, muy queridos, celebraron la temporada navideña con nosotros y cuando se sacaban el muñequito en la rosca de reyes, apadrinaban los tamales en la Candelaria del 2 de febrero.

Tengo amigos judíos guadalupanos, y en Alemania me he hecho de amigos musulmanes que me felicitan por la Navidad, aunque no sean cristianos.

Esto es lo que la Unión Europea pretende suprimir.

No quieren la DIVERSIDAD sino la UNANIMIDAD sin discusiones.

Nos quieren vacunar a todos contra el peligrosísimo virus del pensamiento independiente y de la armonía en la diversidad.

Por fortuna LA VERDAD no admite imposiciones.

Disfrutemos la temporada de Adviento que durante cuatro semanas anuncia con alegría el advenimiento de Jesús nuestro salvador.

Celebremos y compartamos el espíritu de la Navidad, y procuremos mantener viva la tradición maravillosa de las posadas.

Les deseo una Navidad con tejocotes, cañas, ponche con piquete en jarritos de barro hechos en México y piñatas con caca… cacahuates de a montón. Permítanme que desde ahora, y de todo corazón, les desee que esta temporada navideña les traiga felicidad y toda clase de bendiciones.

FELIZ NAVIDAD

  _______________________

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

Diciembre de 2021

En agradecimiento a las Navidades que nos dieron papá Julio, mamá Nena, papá Pepe y mamá Chichín. 

Pecos 

 

Comentarios
object(WP_Query)#17422 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73603) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-12-2021" ["before"]=> string(10) "18-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73603) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-12-2021" ["before"]=> string(10) "18-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17423 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17416 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17414 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-12-2021" ["before"]=> string(10) "18-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73603) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17426 (24) { ["ID"]=> int(74048) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-29 10:31:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-29 15:31:16" ["post_content"]=> string(5482) "Soy fumador, quiero obviar toda discusión sobre la maldad intrínseca del tabaco, tampoco quiero discutir sobre la idoneidad de las reglas que protegen a quienes no fuman; por mi parte, me atengo a los hechos, al mundo como es y a los cada vez más reducidos espacios de que disponemos quienes queremos, todavía, ejercitar el arte del tabaco. Comparto la suerte de miles de viajeros fumadores que, apresurados, dan las últimas caladas al cigarrillo, los mismos que bajan azorados del avión y antes de preguntar por el equipaje indagan el lugar reservado para los fumadores. Los menos jóvenes aún recuerdan los tiempos, ahora míticos, del final del siglo XX, que en los aviones había filas para fumadores; en algunas naves que aún surcan el cielo quedan, como muestras arqueológicas, inútiles ceniceros; mis hijos se preguntan por esas baldadas cajitas y deducen que son compartimientos para guardar medicamentos. Durante poco tiempo, algunas aerolíneas dispusieron en la cola del avión de una pequeña habitación casi cerrada en la que los fumadores podíamos concurrir. El resultado no podía ser más infame para fumadores y para abstemios. Confinados, como especie acorralada, los consumidores perdimos la cortesía a que nos obligaba la estancia compartida con los demás y nos alentaba, rodeados de nuestros iguales, a fumar el doble y el triple de lo que habitualmente acostumbrábamos; el humo, así multiplicado y confinado, se desparramaba del deficiente encierro y como una marejada, desagradable aún para el más empedernido de los fumadores, invadía la cabina y generaba así, más quejas de las que hubiera querido evitar. Luego vino la era de la prohibición absoluta. Andando los meses, algunos aeropuertos se apiadaron del triste destino de la especie perseguida y crearon, con más ni menos fortuna, reservaciones para satisfacer sus anhelos. El aeropuerto de Barajas en Madrid fue un pionero en las zonas reservadas, pero con tan mal tino que su área de fumadores incitaba más a la risa que a disfrutar un buen ducado; se trataba de un corralito, sin puertas, muros o ventanas, que pusieran límites al humo frente al aire común. En el aeropuerto regional de Loja, Ecuador, en donde coinciden las fuentes del Amazonas y el nacimiento de los Andes, en un claro de la Cordillera, entre un circo de fantásticas montañas, están fijos en la pared los señalamientos de no fumar, pero a nadie parece preocuparle. Existen los cubos confinados cuyo mejor ejemplo es la sutileza y la elegancia que provee el aeropuerto Charles de Gaulle de París, cuyos cristales con calcomanías que imitan biselados que dibujan un tupido bosque. Heathrow, en Londres, también tiene cabinas de fumadores, tienen en cambio un artilugio que funciona igual que los monigotes de ropa vieja inútilmente tratan de asustar a los cuervos: ceniceros industriales, rebosan de colillas y cenizas en faraónicas pirámides, pero la eficiente higiene británica no se hace esperar, gigantescos aspiradores no dejan huella del olor del tabaco quemado. El aeropuerto de Frankfurt tiene un reducto patrocinado por la marca de tabaco que fumo desde los veinte años, lo que produce la extraña sensación que hemos desarrollado en Occidente y a la que llamamos “lealtad de marca”. Un área rara, entre la pecera del fumador y la cafetería libre de restricciones, es la habitación de fumar del aeropuerto de Washington D.C. Ahí, sin embargo, el viajero deja escapar una risa ineludible cuando se da cuenta que el espacio que ahora ocupa está a cargo del heroico departamento de bomberos del distrito de Columbia. El paraíso del fumador está en las cafeterías sin restricciones; la primera de ellas, escondida en lo más profundo del aeropuerto de Quito, Ecuador. En Atlanta, el aeropuerto dispone de una sórdida cafetería como arrancada de una película de Tarantino: un rincón oculto tras de una puerta anónima y solo le faltan las escupideras en el suelo, el forzudo con chaleco de piel y los brazos íntegramente tatuados y un buen pleito a sillazos para completar el estereotipo. A su vez, dispone de un encanto peculiar: una estupenda vista sobre las pistas de los aviones mercantes, resulta fascinante el lento movimiento de esas ballenas que se enfilan, como en una migración prehistórica a las pistas, donde, dotadas de una gracilidad inimaginable abandonan su condición cetácea para volverse gigantescas bestias voladoras con sus vientres repletos de riqueza. El último y mejor de todos los espacios fumadores es una pequeña y muy completa cafetería en el aeropuerto Václav Havel de Praga, sencillo con claridad meridiana, con un bar bien aprovisionado de buenos sándwiches y bebidas y un delicioso café de calidad mucho más que suficiente, grandes ventanales a pie de pista por los que se dejan ver rápidos e incesantes pequeños aviones para vuelos domésticos y, sobre todo, la dulce sensación de estar, con enorme nostalgia, en un viejo restaurante de aquellos que eran comunes cuando las libertades aún eran prioritarias y resultaba natural fumar un cigarrillo acompañando al café. Es ahí donde, como dice la canción, fumando espero. @cesarbc70" ["post_title"]=> string(14) "Fumando espero" ["post_excerpt"]=> string(163) "Sin lugar  a dudas, el consumo del cigarro se ha vuelto un tabú en muchos países y los fumadores se han tenido que adaptar a condiciones cada vez más adversas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "fumando-espero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-29 10:31:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-29 15:31:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74048" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17482 (24) { ["ID"]=> int(74205) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-04 11:31:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:31:25" ["post_content"]=> string(4572) "A partir del primero de enero la florero incondicional y multiusos de El Supremo, Graciela Márquez Colín (ex secretaria de Economía), asumió la posición de presidenta del hasta hace poco respetable y autónomo INEGI. Con su llegada, el Instituto pasará a ser aquel de los Otros Datos, Realidades Alternas, Números Maquillados y demás etcéteras.  Si además consideramos que a Márquez Colín se le dificulta leer cifras más allá de los millares, podemos darnos por bien servidos si los datos y gráficas estadísticas que prepare el Instituto resulten por lo menos mínimamente consistentes y lleven sus ceros bien redondos, dibujitos bonitos y colores brillantes, para facilitar su comprensión lectora.  También, el 31 de diciembre del 2021 fue el último día de Alejandro Díaz de León como Gobernador del Banco de México. Ahora, en un mar de incertidumbre nacional y mundial, tendremos a Victoria Rodríguez al mando de un barco que hace mucho amenaza con zozobrar estrepitosamente, más aún si consideramos que la experiencia de Rodríguez Ceja en política monetaria es cero y su mejor credencial para ocupar un puesto en la Junta de BANXICO es haber organizado las tandas en la oficina de Hacienda donde laboraba anteriormente o dar el cambio a los compañeros cuando le tocaba ir al Oxxo por los rancheritos, las cocas y los paketaxos de queso. No se les olvide que fue Movimiento Ciudadano quienes, con sus votos, nos dieron el detallito de tener a tan ilustre representante de la 4T para ocupar el cargo en cuestión.  Como el pueblo anda distraído en cosas nimias como la inseguridad, los precios de los combustibles, las alzas inflacionarias y otras cosas semejantes, el “padre” Alejandro Solalinde salió la semana pasada de la cueva donde se había estado ocultando los últimos años para plantearnos la siguiente interrogante: ¿Quién tiene el mismo empeño que Saulo de Tarso (antes de transformarse en San Pablo) cuando de perseguir contrarios se trata? ¿Quién ha vivido con 200 pesos en la cartera durante décadas completas lo que le asemeja a San Francisco de Asís, que incluso traía más morralla en su remendado hábito? ¿Quién, como Jesús El Cristo que comenzó su vida pública a los 30 años, culminó su licenciatura casi a la misma edad después de varios intentos por superar Economía I para dedicarse a la vida política? ¿Quién nos avienta cada mañana peroratas plagadas de conocimiento superior que la razón no es capaz de comprender (cual Santo Tomás de Aquino) bueno, ni la lógica, ni la filosofía, ni la aritmética, ni el sentido común, ni nada de nada?    Por supuesto que sí, es El Licenciado Andrés López en quien Solalinde, sin ningún interés de por medio claro está, ve rasgos de Santidad. ¡Aleluya, Aleluya! No podemos concluir este recuento sin hacer mención de la escultura erigida en honor a El Único en Atlacomulco (Estado de México). Durante las primeras horas de este 2022, un grupo de malintencionados individuos decidieron bajarla de su pedestal y tirarla al suelo, dejándola como las ideas del Licenciado en estos días, sin pies ni cabeza.  Funesto presagio de lo que le espera a la memoria del prócer de Macuspana, una vez que acabe su período presidencial derivado de sus humanas y adecuadas decisiones. El asunto no hubiera pasado a más si algunos miembros cercanos al Líder Supremo no hubieran intentado hacer un control de daños casi inmediato, de los cuales destaca Miguel Torruco escribiendo en Twitter: “Podrán tirar la estatua (…) pero no podrán tirar el respaldo del pueblo hacia el presidente AMLO ni a la reforma eléctrica y electoral que estamos por aprobar”.  Muy seguro del respaldo del pueblo no estaba, definitivamente, porque limitó los comentarios en dicho tweet.  Nos leemos la próxima semana y que este 2022 resulte menos funesto de lo que pinta. Al final los mexicanos ya estamos curtidos para las decepciones.            " ["post_title"]=> string(78) "Inicio de año: Santos macuspanos, BANXICO, el INEGI y una estatua en el suelo" ["post_excerpt"]=> string(154) "Arranca un nuevo año en nuestro amado México-Tenochtitlan y con él llegaron rápidamente las primeras impresiones de lo que le depara al país en 2022." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "inicio-de-ano-santos-macuspanos-banxico-el-inegi-y-una-estatua-en-el-suelo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-04 11:31:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:31:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74205" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17426 (24) { ["ID"]=> int(74048) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-29 10:31:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-29 15:31:16" ["post_content"]=> string(5482) "Soy fumador, quiero obviar toda discusión sobre la maldad intrínseca del tabaco, tampoco quiero discutir sobre la idoneidad de las reglas que protegen a quienes no fuman; por mi parte, me atengo a los hechos, al mundo como es y a los cada vez más reducidos espacios de que disponemos quienes queremos, todavía, ejercitar el arte del tabaco. Comparto la suerte de miles de viajeros fumadores que, apresurados, dan las últimas caladas al cigarrillo, los mismos que bajan azorados del avión y antes de preguntar por el equipaje indagan el lugar reservado para los fumadores. Los menos jóvenes aún recuerdan los tiempos, ahora míticos, del final del siglo XX, que en los aviones había filas para fumadores; en algunas naves que aún surcan el cielo quedan, como muestras arqueológicas, inútiles ceniceros; mis hijos se preguntan por esas baldadas cajitas y deducen que son compartimientos para guardar medicamentos. Durante poco tiempo, algunas aerolíneas dispusieron en la cola del avión de una pequeña habitación casi cerrada en la que los fumadores podíamos concurrir. El resultado no podía ser más infame para fumadores y para abstemios. Confinados, como especie acorralada, los consumidores perdimos la cortesía a que nos obligaba la estancia compartida con los demás y nos alentaba, rodeados de nuestros iguales, a fumar el doble y el triple de lo que habitualmente acostumbrábamos; el humo, así multiplicado y confinado, se desparramaba del deficiente encierro y como una marejada, desagradable aún para el más empedernido de los fumadores, invadía la cabina y generaba así, más quejas de las que hubiera querido evitar. Luego vino la era de la prohibición absoluta. Andando los meses, algunos aeropuertos se apiadaron del triste destino de la especie perseguida y crearon, con más ni menos fortuna, reservaciones para satisfacer sus anhelos. El aeropuerto de Barajas en Madrid fue un pionero en las zonas reservadas, pero con tan mal tino que su área de fumadores incitaba más a la risa que a disfrutar un buen ducado; se trataba de un corralito, sin puertas, muros o ventanas, que pusieran límites al humo frente al aire común. En el aeropuerto regional de Loja, Ecuador, en donde coinciden las fuentes del Amazonas y el nacimiento de los Andes, en un claro de la Cordillera, entre un circo de fantásticas montañas, están fijos en la pared los señalamientos de no fumar, pero a nadie parece preocuparle. Existen los cubos confinados cuyo mejor ejemplo es la sutileza y la elegancia que provee el aeropuerto Charles de Gaulle de París, cuyos cristales con calcomanías que imitan biselados que dibujan un tupido bosque. Heathrow, en Londres, también tiene cabinas de fumadores, tienen en cambio un artilugio que funciona igual que los monigotes de ropa vieja inútilmente tratan de asustar a los cuervos: ceniceros industriales, rebosan de colillas y cenizas en faraónicas pirámides, pero la eficiente higiene británica no se hace esperar, gigantescos aspiradores no dejan huella del olor del tabaco quemado. El aeropuerto de Frankfurt tiene un reducto patrocinado por la marca de tabaco que fumo desde los veinte años, lo que produce la extraña sensación que hemos desarrollado en Occidente y a la que llamamos “lealtad de marca”. Un área rara, entre la pecera del fumador y la cafetería libre de restricciones, es la habitación de fumar del aeropuerto de Washington D.C. Ahí, sin embargo, el viajero deja escapar una risa ineludible cuando se da cuenta que el espacio que ahora ocupa está a cargo del heroico departamento de bomberos del distrito de Columbia. El paraíso del fumador está en las cafeterías sin restricciones; la primera de ellas, escondida en lo más profundo del aeropuerto de Quito, Ecuador. En Atlanta, el aeropuerto dispone de una sórdida cafetería como arrancada de una película de Tarantino: un rincón oculto tras de una puerta anónima y solo le faltan las escupideras en el suelo, el forzudo con chaleco de piel y los brazos íntegramente tatuados y un buen pleito a sillazos para completar el estereotipo. A su vez, dispone de un encanto peculiar: una estupenda vista sobre las pistas de los aviones mercantes, resulta fascinante el lento movimiento de esas ballenas que se enfilan, como en una migración prehistórica a las pistas, donde, dotadas de una gracilidad inimaginable abandonan su condición cetácea para volverse gigantescas bestias voladoras con sus vientres repletos de riqueza. El último y mejor de todos los espacios fumadores es una pequeña y muy completa cafetería en el aeropuerto Václav Havel de Praga, sencillo con claridad meridiana, con un bar bien aprovisionado de buenos sándwiches y bebidas y un delicioso café de calidad mucho más que suficiente, grandes ventanales a pie de pista por los que se dejan ver rápidos e incesantes pequeños aviones para vuelos domésticos y, sobre todo, la dulce sensación de estar, con enorme nostalgia, en un viejo restaurante de aquellos que eran comunes cuando las libertades aún eran prioritarias y resultaba natural fumar un cigarrillo acompañando al café. Es ahí donde, como dice la canción, fumando espero. @cesarbc70" ["post_title"]=> string(14) "Fumando espero" ["post_excerpt"]=> string(163) "Sin lugar  a dudas, el consumo del cigarro se ha vuelto un tabú en muchos países y los fumadores se han tenido que adaptar a condiciones cada vez más adversas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "fumando-espero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-29 10:31:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-29 15:31:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74048" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4f82f74b9f26c533e970fc6c5f37f1e0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Fumando espero

Sin lugar  a dudas, el consumo del cigarro se ha vuelto un tabú en muchos países y los fumadores se han tenido...

diciembre 29, 2021

Inicio de año: Santos macuspanos, BANXICO, el INEGI y una estatua en el suelo

Arranca un nuevo año en nuestro amado México-Tenochtitlan y con él llegaron rápidamente las primeras impresiones de lo que le depara al...

enero 4, 2022




Más de categoría
El Licenciado Vs. La Covitis, CITI sin BANAMEX, Delfina la fina y un bebé rentado

El Licenciado Vs. La Covitis, CITI sin BANAMEX, Delfina la fina y un bebé rentado

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 18, 2022

Luis Echeverría ha cumplido 100 años: las caras feas del populismo

Luis Echeverría fue un hombre cegado por el narcisismo, engreído, déspota, prepotente. Se vio como el salvador de México,...

enero 18, 2022

AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron

El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe...

enero 17, 2022

Resiliencia y resignificación

El cierre y superación de ciclos depende en gran medida de dos atributos fundamentales: la resiliencia y la resignificación. 

enero 14, 2022