El Meollo del Asunto | Migrantes

Por su situación geográfica, México es uno de los principales receptores de migrantes que buscan ir a EEUU. Este fenómeno es uno de los retos más significativos que ha afrontado nuestro país en las últimas décadas.

21 de septiembre, 2021 migracion segun daniel valles

Los últimos cuatro o cinco años han estado marcados por un aumento desmedido de arribo de migrantes a las ciudades fronterizas de toda la franja al norte de México. Por supuesto que esto se ha visto igualmente reflejado desde la frontera sur, Chiapas y las rutas conocidas que atraviesan en el país. 

“La Bestia” tal vez sea la que más se usa por lo rápida y familiar. 2500 km es la distancia que deben de cruzar en un peligroso viaje que puede durar un mes. Miles de migrantes la usan y llegan a su destino.

Se tiene documentada una cantidad que llega casi al medio millón de migrantes que cruzan el país, para llegar a la frontera. En el proceso se detienen en diferentes lugares. No es la regla; llegar a la frontera sí lo es. Pero las situaciones que enfrentarán son tan diversas como viajantes toman el tren. Otros miles lo harán por autobús y algunos en avión.

Los números de migrantes y las rutas han variado a lo largo del tiempo. Ciudades como Guadalajara, que no veían tantos migrantes, han aumentado respecto al número de migrantes desde hace casi una década. Debido a una matanza ocurrida en Tamaulipas, en un lugar llamado San Fernando, en 2010, es que las rutas cambiaron.  Los migrantes deciden usar la ruta del Pacífico. Es más larga, pero más segura. Decían.

Sea como fuera, en todas las ciudades mexicanas que hacen frontera con EEUU, el número de migrantes se ha visto en aumento en estos años. Inició con la llegada de gente de Haití, cuando se decía que el entonces presidente Trump, abriría las fronteras. Durante toda la administración de Donald Trump, las fronteras se llenaron de migrantes que pensaron que sería fácil que los admitieran. No fue así y creo que así seguirá.

 Miles llegaron a Tijuana y Mexicali. No tantos a las ciudades de la frontera de Chihuahua y Tamaulipas. Hacinados en cuarterías o edificios abandonados, se integraron a esas comunidades, ya que la frontera no se abrió sino para unos cuantos. Cabe destacar que los que se quedaron desarrollaron negocios y hasta hubo quienes ingresaron a las escuelas de la localidad, como la Universidad de Baja California.

Este fin de semana han llegado miles de haitianos, cerca de 20 mil, a Acuña, en Coahuila, frontera con Del Río, Texas; tema que merece comentario aparte. El hecho de llegar como migrante, no es sinónimo de miseria en todos los casos, sólo en la mayoría.

Llegan personas que, de no poder cruzar, pueden, con voluntad, integrarse a la comunidad donde se establecen. Por desgracia no se trata de todos los casos, ni de todas las nacionalidades. Pero esas son las historias de éxito o las que tienen una buena cara. No son todas, por desgracia, ni las más.

Quienes hemos vivido en la frontera toda la vida sabemos bien que la política norteamericana, sin importar el partido que esté gobernando en la presidencia o tenga mayoría en el congreso, no relajarán medida alguna. Republicanos y demócratas son igualmente duros con esta política. Tendrán o no razón, eso es algo que no sabemos desde este lado de la frontera. 

Lo que sí sabemos es que diariamente llegan por decenas a las ciudades fronterizas, recientemente por centenas. Llegan por dos sitios principales: por el sur y por el norte. Los primeros llegan con la esperanza de poder cruzar la frontera porque piensan que será sencillo, ya que traen documentos que notifican de un caso de injusticia o de persecución en su país de origen. Les han dicho que no es tan difícil lograr el asilo que requieren, lo que la mayoría de las veces es solo un cuento que les narran.

Los que llegan por el norte, en cambio, vienen con una gran depresión a cuestas, sin dinero, hambrientos, sucios, harapientos y con la gran interrogante de qué va a suceder ahora que han sido deportados y llegan a un país que no es el suyo y sin conocer a nadie.

De acuerdo con el estudio denominado Matriz de Seguimiento de Desplazamiento “DTM Retornados a México bajo Título 42”, realizado por la OIM, Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas, entre los principales obstáculos de quienes son expulsados se encuentra la detención en Estados Unidos, en un 15%, debido a la falta de alimentos, la falta de servicios de salud, la confiscación de pertenencias, la retención de documentos, el maltrato que aseguran sufrir y la separación familiar, informó Alex Rigol, coordinador en Ciudad Juárez.

Una amplia nota que aparece de Hérika Martínez en El Diario de Juárez da pormenores de todo lo que han declarado estas organizaciones que tratan de aliviar el estado de los migrantes, tanto de los que llegan por el sur, como los que llegan deportados por el norte. Siempre son muy difíciles las condiciones de estas personas.

En Ciudad Juárez como en muchas otras ciudades de la frontera, existen organizaciones que tratan de mitigar las penurias de estas personas, de los migrantes, cuyo único delito sería tratar de buscar una mejor vida. La Casa del Migrante, el Hotel Filtro y varias iglesias evangélicas, se han dado a la tarea de ayudar a estas personas que pasan por Ciudad Juárez. Las necesidades son grandes y van en aumento. Los presupuestos del gobierno, tanto federal como estatal o municipal no son suficientes, porque no son grandes. Y creo que la necesidad siempre los superaría.

La situación de la migración no va a detenerse, sino todo lo contrario. Y ahora, con la llegada del otoño y del invierno, las cosas empeorarán para quienes viven en zonas donde jamás han sentido el frío.

El problema migratorio data de siglos y los gobiernos nunca han podido resolverlo. No hay una solución sencilla, a pesar de reuniones como la de la Celac, celebrada este fin de semana en México y que ha sido tanto o más conflictiva que el problema de los migrantes. Ahí el Meollo del Asunto

Fuente: https://diario.mx/juarez/expulsion-de-eu-termina-con-su-sueno-20210919-1843098.html

 

Comentarios
object(WP_Query)#17667 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70641) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70641) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17666 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17677 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17678 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70641) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17663 (24) { ["ID"]=> int(71290) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-07 08:15:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 13:15:16" ["post_content"]=> string(6875) "Se cumplió un poco más de un mes del regreso a clases presenciales en el país luego del inicio de la pandemia. La decisión de regresar a las aulas fue polémica, llena de incertidumbre y con un pronóstico reservado ante la imposibilidad de conocer la evolución mundial de los contagios y sus nuevas variantes. México fue el país en el que los alumnos estuvieron confinados por más tiempo, lo que provocó un riesgo real de un rezago educacional de toda una generación. El pasado 30 de agosto las escuelas públicas de educación básica y media regresaron a los planteles que permanecieron cerrados por más de un año. Con el miedo natural ante lo catastrófico que ha sido los enormes niveles de contagio por Covid-19, miles de estudiantes retornaron de forma voluntaria a los planteles educativos, en muchos casos en un sistema híbrido. En un ambiente de incertidumbre ante la tercera ola de contagios con la contagiosa variante Delta como predominante, la difícil decisión del regreso a clases privilegió la salud mental de los alumnos. Cifras alarmantes del INEGI, reportaron el aumento en 37 por ciento en los suicidios infantiles ocurridos durante el confinamiento de 2020, con mil 150 casos fatales de niños. Las difíciles condiciones de la pandemia elevó el suicidio infantil como la tercera causa de muerte en este grupo de edad. Esto se debió a los altos niveles de depresión y el miedo natural a enfrentar un contagio familiar con un final incierto. Si bien hasta el momento, son relativamente pocos los casos de contagios y de cierre de escuelas, el escenario educativo es angustiante ante la proximidad del invierno donde se espera que la pandemia  se agrave o se estabilice para irse controlando. Reportes preliminares indican que la matrícula escolar disminuyó con respecto al año previo a la pandemia.  Si bien las medidas sanitarias en los salones, llevadas a cabo lo mejor posible, requieren de la presencia de pocos alumnos por salón; también es cierto que la crisis económica de las familias afectadas por la pandemia aumentó la deserción escolar. Muchos estudiantes se vieron en la necesidad de incorporarse al mercado laboral informal para apoyar económicamente a sus familias. Apoyados con las secretarías de salud estatales, los protocolos de salud indican que de darse un contagio se debe informar a las autoridades sanitarias para buscar controlar dicho brote. Se intenta ser rígido en no permitir el ingreso a los alumnos con notorias enfermedades respiratorias, pero siempre existen padres pocos solidarios y desconsiderados con la comunidad estudiantil.  Se intenta que autoridades, sindicados y los padres de familia estén involucrados para llevar a buen puerto la difícil decisión del regreso a clases presenciales. Siguiendo los casos exitosos de países del mundo, se sabe que el tener áreas ventiladas, aun en el frio invierno, ayuda a disminuir el riesgo de respirar un ambiente contaminado propicio para contagiarse. Mantenerse abrigado en clase, con las ventanas y puertas abiertas, e incluso el uso de micrófonos y bocinas desinfectadas para una mejor acústica, han sido medidas benéficas en países europeos que lidiaron con la pandemia en los tiempos que las vacunas aún estaban en experimentación. En México los alumnos en etapa preescolar y los de educación primaria por momentos olvidan los protocolos de seguridad al comer sus alimentos, pero contrasta que están poco tiempo en las aulas y acuden en días específicos, eso sumado a la disminución de la plantilla escolar, ha permitido que hasta este mes, los contagios puedan ser aislados. Aunque se sabe de lugares donde los contagios han sido comunitarios y han requerido del cierre de planteles y la implementación de protocolos para el seguimiento de infectados.  Con indicies de vacunación aún insuficientes, sin posibilidad de inocular infantes, la población mexicana no tiene aún un esquema completo que le proteja de una infección o reinfecciones. Si bien es cierto que la variante Delta provocó una acelerada inmunidad de rebaño, al contagiar a amplios sectores de población, la letalidad fue preocupantemente alta. Como se sabe, la inmunidad natural producto del contagio es insuficiente para evitar una nueva reinfección, por ello se requiere de la aplicación de un biológico que refuerce los anticuerpos existentes y se logre la denominada inmunidad mixta. En medio de una crisis mundial económica a largo plazo, todo crecimiento económico está atado a la capacidad de los distintos gobiernos de vacunar a sus ciudadanos para reducir al mínimo posible los contagios, así como dar respiro a sus sistemas de salud, que están colapsados y sus trabajadores sanitarios exhaustos.  El espíritu mercantilista de las farmacéuticas en la venta y distribución de las vacunas ha incrementado la desigualdad gigantesca entre los países desarrollados y los países pobres, siendo ésta la principal razón del surgimiento de cepas más fuertes y contagiosas. La falta de empatía y de criterios sanitarios provocaron el acaparamiento del biológico en países que pueden inocular varias veces a la totalidad de sus poblaciones, en detrimento de la lógica distribución mundial, con la finalidad de evitar nuevas olas de contagio que afectan directamente a toda la población del mundo. En una lógica inverosímil y trágica, ciudadanos con acceso privilegiado a las diferentes tipos de vacunas, optaron por no aplicarse el biológico debido a razones políticas o por una incompresible moda antivacunas que ya derivó en consecuencias mortales que pudieron evitarse. Es demencial cómo en Estados Unidos miles de contagios y muertes se seguían produciendo cuando el acceso a las vacunas era posible hasta en los centros comerciales, aeropuertos, en promociones de establecimientos comerciales de productos diversos que iban desde la mariguana lúdica hasta la compra de armas de fuego. El regreso a clases era necesario en medio de la catástrofe sanitaria y económica, desafortunadamente no existe certidumbre en cómo se dará el transcurso del ciclo escolar, los altos niveles de contagio hacen que cada aspecto de la actividad cotidiana, se convierta en un riesgo potencial para todas las familias, incluida la asistencia a la escuela para estudiar.  " ["post_title"]=> string(42) "A un mes del regreso a clases presenciales" ["post_excerpt"]=> string(176) "El ciclo escolar 2021-2022 inicia con gran incertidumbre por la pandemia. En esta coyuntura, Israel Aparicio hace un balance costo-beneficio del regreso a las aulas escolares. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "a-un-mes-del-regreso-a-clases-presenciales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-06 21:40:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 02:40:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71290" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17602 (24) { ["ID"]=> int(70827) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 10:25:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 15:25:52" ["post_content"]=> string(11125) "Diseñemos nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización para que quepamos todos en aceptable armonía?    La semana anterior decíamos que una creencia es el relato o explicación de un hecho, una idea, una circunstancia que se convierte en un referente para nuestra estructura de pensamiento y opera como organizador de nuestra percepción en aras de darle coherencia, solidez y sentido a nuestra experiencia de estar vivos. De manera coloquial podría decirse que una creencia es la certidumbre irreflexiva que sentimos acerca de algo, aquello que “sabemos”, pero que no sabemos qué sabemos, ni mucho menos cómo lo aprendimos.  ¿Cómo distinguir creencia de conocimiento, creencia de verdad? En contraste con la creencia, un conocimiento, además de acotar con claridad el objeto de análisis y las circunstancias específicas en que tiene lugar –es decir, no es producto de una generalización automática–, puede ser sujeto a una comprobación empírica que se reproduce de forma idéntica siempre que las condiciones originales se repliquen.  Pensemos en un ejemplo: el conocimiento del que disponemos coincide en que la inmensa diversidad de especies que habitan el planeta son producto de un proceso de evolución. Abundan todo tipo de estudios que confirman que los especímenes más aptos de una especie sobreviven, mientras que los menos aptos perecen, en especial cuando hay cambios mayores en las condiciones del ecosistema. Hasta aquí el conocimiento. Y a partir de él hay una vertiente de pensadores que “cree” que sobrevive el más fuerte y otra vertiente que “cree” que sobrevive el que mejor se adapta y el que mejor coopera. La diferencia parece menor, pero si llevamos estas posibilidades a la evolución humana, tendremos dos mundos muy distintos. Si pensamos que sólo sobrevive el más fuerte, el que más recursos acapara, el que se impone sobre los demás, las cosas serán de una manera muy distinta a que si estamos convencidos de que la adaptación y la cooperación son la llave para evolucionar. Se trata de dos sistemas de creencias que, si bien parten del mismo cuerpo de conocimiento, se manifestarán con distintas éticas, distintos modos de entender la economía, el Estado, la relación comunitaria, etcétera, y promoverán conductas muy distintas entre los individuos.  El cambio climático es un desafío global inminente que pone en riesgo la viabilidad del ser humano como especie. Si queremos sobrevivir habrá que tomar medidas concretas y de carácter general. Si el camino para hacerlo es que las naciones más poderosas impongan criterios y a partir de su fuerza –y toda suerte de sanciones económicas, políticas y militares– busquen someter al resto exigiendo cambios desproporcionados, dará un resultado muy diferente que si cada nación adopta compromisos de cooperación y mejora según sus posibilidades y condiciones concretas. En este caso, las naciones más poderosas tendrían que adaptarse, adquirir compromisos mayores y cooperar más. Aún cuando librásemos el problema climático, el resultado serían dos mundos muy distintos. Es así que las creencias, de forma subrepticia, se manifiestan y moldean la realidad concreta.          Los seres humanos, tanto en lo individual como en lo colectivo construimos, mediante el lenguaje, infinidad de relatos, historias, narraciones que plasman nuestra manera de entender el mundo y la existencia.  De ningún modo se trata de algo inédito o novedoso. Pensemos como ejemplo en la obra de tres autores, entre la infinidad que podrían ser citados, cuyas creencias convertidas en relato acabaron por cambiarle la faz al mundo, cada uno a su modo: Karl Marx, Sigmund Freud y Aristóteles.    Esas narraciones no llegan de la nada, sino que emergen de una combinación de los contextos en que estamos inmersos y la interpretación particular –a partir de nuestras vivencias, conocimientos, referencias, etc.– que hacemos de ese mundo al que pertenecemos y que nos moldea.  En esa interacción con la existencia, con nuestra gente querida, con las experiencias que tenemos día con día, con aquello que leemos, vemos en la televisión, el cine, los diarios… nos “enseña” en qué creer, que dar por verdadero, que suponer incuestionable.  Las creencias nos habilitan o deshabilitan para hacer o no ciertas cosas. Por eso, para que, por ejemplo, pueda haber un sistema de cooperación entre naciones, primero necesitamos creer, mediante un relato que lo confirme, que es posible, porque de lo contrario no lo será. Y para que esto suceda es indispensable construir conscientemente narrativas que lo retraten, que lo imaginen posible, que especulen sobre lo que resultaría de una realidad así.  No necesitamos creer que el sol habrá de salir cada mañana, porque éste es un hecho probado científica y empíricamente, pero sí necesitamos creer que ciertas habilidades están en nuestra “caja de herramientas” individual y colectivamente para que podamos echar mano de ellas cuando el desarrollo humano lo requiera. Desarrollar creencias a la medida de nuestras necesidades y posibilidades no es un acto de magia, sino una acción consciente y racional que nos pondría en camino en un cierto objetivo deseable. Si dentro de un programa computacional no están consideradas ciertas acciones, la computadora no podrá ejecutarlas. El programa (software) es la “narrativa” del hardware y lo posibilita para llevar a cabo acciones muy concretas. Con los humanos sucede lo mismo, si dentro de nuestro programa existencial está grabado a fuego que “la gente no es digna de confianza”, cuando llevemos a cabo acciones, cuando iniciemos interacciones con los demás, la confianza en el otro no será una herramienta que podamos usar.  Para cambiar al mundo se necesitan relatos “creíbles” que den marco a lo que deseamos que suceda. Sin las narrativas conscientes esto no será posible. Muchas de las cosas que resultaban inimaginables o imposibles, como, por ejemplo, detener la economía, la Era covid nos ha demostrado que no lo eran tanto. Como ésta hay muchas más cosas –reducir la emisión de gases contaminantes o la violencia por cuestiones de género– que sí son posibles si nos lo proponemos de manera consciente y tomamos acciones en esa dirección. Pero sin pensarlo y sin creerlo, será prácticamente imposible que suceda.  Muchas de las narrativas deseables son rechazadas de antemano por considerarlas ingenuas. Pero es posible hacer un bypass al prejuicio de la “ingenuidad”, asumiéndola como una condición habilitante, como un acto de protesta contra la autolimitación, como una manera de abrirse a lo posible, aun cuando en principio parezca absurdo e inalcanzable. En vez de interpretar esa “ingenuidad” como candidez, inocencia o tontería, la propuesta es entenderla deliberadamente como una demoledora de muros, como una disipadora de brumas que nos impiden ver más allá y abren ante nosotros panoramas extensos y nuevos. En su libro Ingenuidad aprendida1, el filósofo español Javier Gomá Lanzón rescata ésta, la ingenuidad, como una actitud susceptible de ser asumida de forma consciente y que lejos de convertirse en contratiempo, resulta en una herramienta invaluable para forzar las fronteras de lo que nuestros prejuicios consideran imposible.  Mi propósito consiste en aventurar la invitación a que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino, más allá de su practicidad o realismo, las narrativas necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. Se trata de diseñar nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización humana para que quepamos todos en aceptable armonía?  Esas son las narrativas que tenemos que construir, aquellas que nos pongan en camino del sitio al que queremos llegar, pero teniendo como premisa central la autoexigencia de que se trate de un mundo donde quepamos todos, tanto los que comparten nuestras convicciones como los que no.   Puesto que no podemos saberlo todo con certeza, requerimos nuestras convicciones como motor existencial para pasar a la acción. Mediante las creencias decodificamos el mundo; lo hacemos para sobrevivir, interpretamos lo que nos rodea, cada cosa que nos sucede, cada decisión que tomamos, cada persona con la que generamos una interacción y cada trabajo que aceptamos o rechazamos. Por conducto de cada uno de nuestros actos, conductas e intenciones se manifiestan nuestras configuraciones subjetivas en el mundo material.  La misión entonces consiste en creer de forma sistemática, lúcida, abierta, vacía de prejuicios, consciente, intencional e ingenua y traducir esa manera de entender la existencia compartida en relatos que articulen una convivencia constructiva, global, cooperativa y enriquecedora, aun cuando cada narrativa sea construida desde su propio espacio cultural, desde su propia visión, desde su propio lenguaje e identidad particular.  El reto es mayúsculo, pero el tiempo apremia… seamos ingenuos y hagámoslo posible.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 Gomá Lanzón, Javier, Ingenuidad aprendida, Primera Edición, España, Galaxia Gutenberg, 2011, Págs. 174  " ["post_title"]=> string(44) "Construyendo creencias que amplíen el mundo" ["post_excerpt"]=> string(136) "Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "construyendo-creencias-que-amplien-el-mundo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 11:29:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 16:29:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70827" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17663 (24) { ["ID"]=> int(71290) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-07 08:15:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 13:15:16" ["post_content"]=> string(6875) "Se cumplió un poco más de un mes del regreso a clases presenciales en el país luego del inicio de la pandemia. La decisión de regresar a las aulas fue polémica, llena de incertidumbre y con un pronóstico reservado ante la imposibilidad de conocer la evolución mundial de los contagios y sus nuevas variantes. México fue el país en el que los alumnos estuvieron confinados por más tiempo, lo que provocó un riesgo real de un rezago educacional de toda una generación. El pasado 30 de agosto las escuelas públicas de educación básica y media regresaron a los planteles que permanecieron cerrados por más de un año. Con el miedo natural ante lo catastrófico que ha sido los enormes niveles de contagio por Covid-19, miles de estudiantes retornaron de forma voluntaria a los planteles educativos, en muchos casos en un sistema híbrido. En un ambiente de incertidumbre ante la tercera ola de contagios con la contagiosa variante Delta como predominante, la difícil decisión del regreso a clases privilegió la salud mental de los alumnos. Cifras alarmantes del INEGI, reportaron el aumento en 37 por ciento en los suicidios infantiles ocurridos durante el confinamiento de 2020, con mil 150 casos fatales de niños. Las difíciles condiciones de la pandemia elevó el suicidio infantil como la tercera causa de muerte en este grupo de edad. Esto se debió a los altos niveles de depresión y el miedo natural a enfrentar un contagio familiar con un final incierto. Si bien hasta el momento, son relativamente pocos los casos de contagios y de cierre de escuelas, el escenario educativo es angustiante ante la proximidad del invierno donde se espera que la pandemia  se agrave o se estabilice para irse controlando. Reportes preliminares indican que la matrícula escolar disminuyó con respecto al año previo a la pandemia.  Si bien las medidas sanitarias en los salones, llevadas a cabo lo mejor posible, requieren de la presencia de pocos alumnos por salón; también es cierto que la crisis económica de las familias afectadas por la pandemia aumentó la deserción escolar. Muchos estudiantes se vieron en la necesidad de incorporarse al mercado laboral informal para apoyar económicamente a sus familias. Apoyados con las secretarías de salud estatales, los protocolos de salud indican que de darse un contagio se debe informar a las autoridades sanitarias para buscar controlar dicho brote. Se intenta ser rígido en no permitir el ingreso a los alumnos con notorias enfermedades respiratorias, pero siempre existen padres pocos solidarios y desconsiderados con la comunidad estudiantil.  Se intenta que autoridades, sindicados y los padres de familia estén involucrados para llevar a buen puerto la difícil decisión del regreso a clases presenciales. Siguiendo los casos exitosos de países del mundo, se sabe que el tener áreas ventiladas, aun en el frio invierno, ayuda a disminuir el riesgo de respirar un ambiente contaminado propicio para contagiarse. Mantenerse abrigado en clase, con las ventanas y puertas abiertas, e incluso el uso de micrófonos y bocinas desinfectadas para una mejor acústica, han sido medidas benéficas en países europeos que lidiaron con la pandemia en los tiempos que las vacunas aún estaban en experimentación. En México los alumnos en etapa preescolar y los de educación primaria por momentos olvidan los protocolos de seguridad al comer sus alimentos, pero contrasta que están poco tiempo en las aulas y acuden en días específicos, eso sumado a la disminución de la plantilla escolar, ha permitido que hasta este mes, los contagios puedan ser aislados. Aunque se sabe de lugares donde los contagios han sido comunitarios y han requerido del cierre de planteles y la implementación de protocolos para el seguimiento de infectados.  Con indicies de vacunación aún insuficientes, sin posibilidad de inocular infantes, la población mexicana no tiene aún un esquema completo que le proteja de una infección o reinfecciones. Si bien es cierto que la variante Delta provocó una acelerada inmunidad de rebaño, al contagiar a amplios sectores de población, la letalidad fue preocupantemente alta. Como se sabe, la inmunidad natural producto del contagio es insuficiente para evitar una nueva reinfección, por ello se requiere de la aplicación de un biológico que refuerce los anticuerpos existentes y se logre la denominada inmunidad mixta. En medio de una crisis mundial económica a largo plazo, todo crecimiento económico está atado a la capacidad de los distintos gobiernos de vacunar a sus ciudadanos para reducir al mínimo posible los contagios, así como dar respiro a sus sistemas de salud, que están colapsados y sus trabajadores sanitarios exhaustos.  El espíritu mercantilista de las farmacéuticas en la venta y distribución de las vacunas ha incrementado la desigualdad gigantesca entre los países desarrollados y los países pobres, siendo ésta la principal razón del surgimiento de cepas más fuertes y contagiosas. La falta de empatía y de criterios sanitarios provocaron el acaparamiento del biológico en países que pueden inocular varias veces a la totalidad de sus poblaciones, en detrimento de la lógica distribución mundial, con la finalidad de evitar nuevas olas de contagio que afectan directamente a toda la población del mundo. En una lógica inverosímil y trágica, ciudadanos con acceso privilegiado a las diferentes tipos de vacunas, optaron por no aplicarse el biológico debido a razones políticas o por una incompresible moda antivacunas que ya derivó en consecuencias mortales que pudieron evitarse. Es demencial cómo en Estados Unidos miles de contagios y muertes se seguían produciendo cuando el acceso a las vacunas era posible hasta en los centros comerciales, aeropuertos, en promociones de establecimientos comerciales de productos diversos que iban desde la mariguana lúdica hasta la compra de armas de fuego. El regreso a clases era necesario en medio de la catástrofe sanitaria y económica, desafortunadamente no existe certidumbre en cómo se dará el transcurso del ciclo escolar, los altos niveles de contagio hacen que cada aspecto de la actividad cotidiana, se convierta en un riesgo potencial para todas las familias, incluida la asistencia a la escuela para estudiar.  " ["post_title"]=> string(42) "A un mes del regreso a clases presenciales" ["post_excerpt"]=> string(176) "El ciclo escolar 2021-2022 inicia con gran incertidumbre por la pandemia. En esta coyuntura, Israel Aparicio hace un balance costo-beneficio del regreso a las aulas escolares. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "a-un-mes-del-regreso-a-clases-presenciales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-06 21:40:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 02:40:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71290" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "337d11c596b1850c2677b7acdaa4647b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
A un mes del regreso a clases presenciales

A un mes del regreso a clases presenciales

El ciclo escolar 2021-2022 inicia con gran incertidumbre por la pandemia. En esta coyuntura, Israel Aparicio hace un balance costo-beneficio del regreso...

octubre 7, 2021
Construyendo creencias que amplíen el mundo

Construyendo creencias que amplíen el mundo

Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. 

septiembre 24, 2021




Más de categoría
Inspectores de Educación en Nuevo León presentan Petición y no son recibidos por la secretaria de Educación, la Dra. Sofía Leticia

Inspectores de Educación en Nuevo León presentan Petición y no son recibidos por la secretaria de Educación, la Dra. Sofía Leticia

A partir del regreso a clases, la comunidad educativa de Nuevo León exige que se garanticen las condiciones de...

octubre 15, 2021
Es la central nucleoeléctrica de Laguna Verde un peligro latente?

Es la central nucleoeléctrica de Laguna Verde un peligro latente?

La planta nuclear de Laguna Verde lleva un tiempo en el ojo del huracán por varias fallas. Hasta ahora...

octubre 15, 2021
La indiferencia generalizada ante narrativas complejas

La indiferencia generalizada ante narrativas complejas

En un mundo cada vez más complicado se tiende a una forma de conciencia simplista que no deja ver...

octubre 15, 2021

Las generaciones del confort: ¿miedo al virus o a la responsabilidad?

Recuperarnos del rezago académico será, sin duda, un reto, pero el verdadero desafío se centra en las habilidades socioemocionales...

octubre 15, 2021