El ilegal decreto de López Obrador

El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios.

25 de noviembre, 2021

El decreto que emitió hace unos días el presidente López Obrador para “blindar” sus proyectos estratégicos, es tan ilegal como los narcóticos ilegales. No se espante, estoy usando la hipérbole como recurso narrativo, pero el decreto es ilegal y voy explicar las razones.

El pasado lunes 22 de noviembre se publicó este decreto en el Diario Oficial. El texto ordena que los proyectos y obras del gobierno federal (aeropuerto Felipe Ángeles, refinería Dos Bocas, Tren Maya y lo que el presidente añada y quiera) son declarados de “interés público” y “seguridad nacional”, “estratégicos” y “prioritarios”, y por tal motivo se “blindan” contra trabas administrativas.

El presidente invoca la facultad reglamentaria que le confiere el artículo 89 constitucional en su fracción primera. ¿Qué lugar ocupa este “decreto” dentro de la jerarquía normativa nacional? Como usted sabe, el pináculo del sistema jurídico es la constitución y los tratados en materia de derechos humanos. En un segundo nivel están los tratados internacionales en general, y en un tercer nivel, ocupando la misma jerarquía, tenemos al derecho federal, por un lado, y a los derechos de los Estados, por otro lado. En un nivel todavía inferior estarían los reglamentos, que son emitidos por el presidente de la república o por los gobernadores, según se implementen para mejor proveer en la esfera administrativa federal o estatal. 

El decreto del presidente Obrador no es ni siquiera un reglamento. Es un simple y vil acuerdo. No digo “vil” en sentido peyorativo, sino para hacer énfasis en su muy menor jerarquía normativa. Vaya, es prácticamente una circular. Y el problema no es ese. El problema es que a través de este “decreto” el presidente quiere dejar sin efecto el derecho administrativo de la federación. Eso es ilegal como las anfetaminas, o incluso más. ¿Por qué? Porque todo proyecto gubernamental requiere, por ley, permisos, revisiones y dictámenes en lo administrativo, en su viabilidad, en la cuestión ambiental, sanitaria, demográfica, etcétera, y además es susceptible de vulneran garantías y derechos de terceros y de comunidades enteras. Este “decreto” obliga a todas las dependencias y agencias federales a autorizar provisionalmente, “fast track”, y sin revisión alguna, en el plazo de cinco días hábiles, los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras del presidente. Si transcurre el plazo de cinco días sin que la autoridad resuelva, se entiende que autoriza. Desde el punto de vista jurídico esto es tan ridículo que nadie debería reír. Podría hacer nugatorio el juicio de garantías.

Aclaro que lo que estoy diciendo no tiene que ver con las obras insignia de este gobierno. Personalmente veo con beneplácito el Tren Maya, tengo dudas sobre Dos Bocas y me parece un capricho la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que supuestamente se canceló por tremenda corrupción, pero no hay nadie en prisión por esos hechos, sino, al contrario, muchos de los contratistas que construían Texcoco, además de ser prolijamente indemnizados, ahora están participando en los mega proyectos presidenciales. Pero eso es otro tema. Lo que me interesa destacar es el desprecio al Estado de Derecho que supone este “decretazo”.

El presidente Obrador es muy dado a “decretar”. He visto decretos malos y chirriantes, como aquel de 23 de abril de 2020 (en su momento lo comenté), según el cual, para salir avante en la pandemia, se iban a crear “por decreto” al menos dos millones de empleos para antes de que terminara aquel año. Todos sabemos que no se crearon esos empleos. Al contrario, se perdieron millones. Aquel “decreto” fue producto de la fantasía y muestra lo ridículo que puede llegar a ser el presidencialismo mexicano (no lo digo por Obrador, sino por todos los presidentes mexicanos que son siempre abusivos y ególatras: nacionalizan por decreto, privatizan por decreto, “crean” empleos por decreto, regulan la paridad por decreto, se dan a sí mismos honores, pensiones y seguridad por decreto… etcétera).

 Yo entiendo que el presidente Obrador sienta frustración al ver cómo las trabas administrativas y los amparos ralentizan sus proyectos, y tampoco soy tan ingenuo para pensar que muchas de esas trabas y amparos son utilizados por quienes se oponen a dichos proyectos, con la intención de que fracasen y para hacer ver mal al presidente. Pero la forma de combatir este, digamos, “boicot jurídico”, no es un “decretazo” al estilo de república bananera que rompa la jerarquía normativa. Ahí está la normatividad que rige la administración pública federal, y todas esas leyes no pueden ser pasadas por alto a través de una circular o acuerdo del presidente, pues la facultad reglamentaria nunca permite al jefe del ejecutivo ir más allá de las leyes.

Y no solo este “decreto” va más allá de las leyes federales, a las cuales de facto deroga, sino también se alza contra la constitución. Mire usted que por mandato constitucional toda obra, todo proyecto, toda acción, todo lo que haga el gobierno federal debe ser absolutamente público y transparente, y solo podrá ser reservada información por razones de interés público y seguridad nacional (artículo 6, A, I). Este “decretazo” es un cheque en blanco, pues faculta al presidente para decir de manera discrecional y sin rendir cuentas a nadie, cuáles de sus obras, acciones y proyectos son de interés público y seguridad nacional, no solo Felipe Ángeles, Dos Bocas y Tren Maya, sino prácticamente cualquier obra o proyecto que el presidente quiera. El “decreto” es una estaca clavada en el corazón de la transparencia, y, por tanto, un salvoconducto a la corrupción, que, según el presidente, es lo más horrible que existe en el planeta.

El presidente dice con mucha frecuencia algo que sus seguidores recitan de memoria: “al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”, pero el “decreto” mismo está al margen de la ley, y de facto ensalza a Obrador por encima de la ley. Es cuestión de tiempo para que la Suprema Corte de Justicia lo declare anticonstitucional. 

Y para terminar, ¿se ha preguntado por qué México está desde siempre estancado, sumido en la violencia, la corrupción y la pobreza? Si es usted simpatizante de Obrador, en automático dirá que por culpa de los conservadores neoliberales, y si usted es de los que no soporta a Obrador dirá, también en automático, que es por culpa de él. A ese nivel está la discusión, la obcecación y la polarización. La historia de México muestra una y otra vez que siempre hay culpables del fracaso perenne: los realistas en la Independencia, los conservadores en la intervención francesa y en la Reforma, los extranjeros, terratenientes y empresarios en la Revolución; la oposición durante el régimen priísta; y ahora los malvados neo-liberales. Es muy fácil señalar culpables cuando tus políticas no funcionan. Insisto, no lo digo por el actual presidente, sino por todos. 

En mi opinión, y ya escribiré sobre ello más adelante –estoy preparando un texto grande y sustancioso–, el verdadero problema de nuestro país es el régimen presidencial. La historia no se cansa de mostrarnos que cuando el poder político se concentra tanto en una persona, las posibilidades de abuso, estupidez y error crecen exponencialmente. El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios. Mientras exista nuestro presidencialismo, los mexicanos seguiremos siendo víctimas del abuso, la sinrazón y la prepotencia, y el país seguirá sumido en la desgracia.

Comentarios
object(WP_Query)#17661 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72915) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72915) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17660 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17667 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17669 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (72915) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(72259) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-05 10:52:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-05 15:52:59" ["post_content"]=> string(6305) "La iniciativa de reforma eléctrica impulsada por López Obrador NO puede ser ni siquiera discutida por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, mientras el presidente de México no haya cumplido todos los pasos previos que ordena el artículo XXI del tratado de Guadalupe Hidalgo, de 2 de febrero de 1848. ¿Qué tiene que ver un tratado tan viejo como Guadalupe Hidalgo con la iniciativa de López Obrador en materia energética? Tiene que ver que Guadalupe Hidalgo es ley suprema de México, de acuerdo con el Artículo 133 de nuestra Constitución Federal que cité en mi artículo anterior. En los Estados Unidos, ese viejo tratado también sigue vigente como U.S. Federal Law 9 Stat. 922 y es Ley Suprema de Estados Unidos de acuerdo al artículo SEXTO de su constitución que se conoce como Supremacy Clause. Hay quienes piensan que el T-MEC sustituyó a todos los tratados anteriores entre México y Estados Unidos. Quienes así opinan, opinan sin fundamento jurídico, sin conocimiento del Tratado de Guadalupe Hidalgo y perdiendo de vista que el T-MEC es un tratado TRILATERAL que no  puede incidir sobre un TRATADO BILATERAL que puso fin a la guerra entre Estados Unidos y México. Lejos de que el T-MEC sustituya a Guadalupe Hidalgo, lo que sí ocurre es que Guadalupe Hidalgo rige TODOS LOS TRATADOS COMERCIALES Y POLÍTICOS que desde 1848, se celebran entre Estados Unidos y México. Una evidencia del efecto regulatorio del artículo XXI del tratado  de Guadalupe Hidalgo, lo tenemos en la Comisión Internacional de Límites y Aguas, que es un organismo BINACIONAL permanente entre Estados Unidos y México, que regula todos los asuntos referentes al reparto de agua de los ríos Conchos, Colorado y Bravo entre los dos países. El preámbulo del Tratado Internacional de Aguas México/Estados Unidos de noviembre 14 de 1944, reconoce expresamente que el tratado Guadalupe Hidalgo es marco de interpretación y cumplimiento NO SOLAMENTE DEL ACUERDO DE PAZ que puso fin al conflicto desatado por Estados Unidos contra nosotros, sino PARA CUALQUIER TEMA POLÍTICO, COMERCIAL o en general cualquier tema que concierna a ambos países, o afecta a cualquiera de ellos. El presidente de México podría proponer las reformas constitucionales que desease, PERO lo que NO PUEDE HACER es pasar por encima de los tratados internacionales que han generado DERECHOS ADQUIRIDOS no solamente de inversionistas con intereses en nuestro país, sino con otras naciones en temas como los que se discutieron en la reunión del COP-26 recién celebrado en Escocia. México está OBLIGADO a respetar y hacer cumplir el Protocolo de Kioto, los Acuerdos de París sobre cambio climático y otros acuerdos comerciales y políticos relacionados indirecta o directamente con los acuerdos binacionales entre México y Estados Unidos. Debe quedar claro lo siguiente: El T-MEC no dejó sin efecto a la U.S. Federal Law 9 Stat. 922 (Guadalupe Hidalgo). El artículo XXI de Guadalupe Hidalgo obliga a México (y a Estados Unidos) a lo siguiente:
  • Tenemos que informar PREVIAMENTE al Gobierno de los Estados Unidos sobre la intención de reformar las disposiciones constitucionales en materia energética.
  • Tenemos que agotar exhaustivamente todas las consultas y negociaciones amigables con Estados Unidos sobre el tema, hasta que ambas naciones hayan acordado aprobar o reprobar la posibilidad de reformar la Constitución Mexicana en materia energética.
  • Ninguna de las dos naciones puede asumir posturas unilaterales ni aplicar REPRESALIAS de una en contra de la otra.
  • Si por medio de negociaciones amigables entre ambas naciones, no se logra llegar a un acuerdo, se tendría que acudir a un arbitraje internacional encomendando su resolución a una nación amiga escogida de común acuerdo, o ante un organismo internacional elegido de común acuerdo.
MIENTRAS ESTO NO SE HAYA CUMPLIDO, el Congreso Mexicano CARECE DE FACULTADES para siquiera admitir a trámite la iniciativa constitucional de López Obrador. El Embajador Ken Salazar (de los Estados Unidos) se ha estado reuniendo con Marcelo Ebrard para discutir el tema eléctrico y la intención de López Obrador de reformar la Constitución en forma RETROACTIVA. El director de la CFE afirma (sin legitimidad jurídica alguna) que cuando  se imponga la reforma constitucional en materia eléctrica, NO SE pagarán INDEMNIZACIONES A LOS INVERSIONISTAS AFECTADOS. El Señor Bartlett lamentablemente no puede viajar a Estados Unidos a explicarles a sus congresistas con base en qué, pretende que podríamos violentar los derechos de los inversionistas gratuitamente y sin consecuencias para México. Me cuesta trabajo creer que el Embajador de Estados Unidos y el Canciller Ebrard ignoren la existencia y VIGENCIA del artículo XXI de la U.S. Federal Law 9 Stat. 922, o del tratado Guadalupe Hidalgo. ESA IGNORANCIA, combinada con el autoritarismo irracional del presidente López Obrador, nos puede costar carísimo, pero no a López Obrador ni a Bartlett SINO A LOS MEXICANOS." ["post_title"]=> string(35) "El altísimo costo de la ignorancia" ["post_excerpt"]=> string(144) "El tratado Guadalupe Hidalgo rige todos los tratados comerciales y políticos celebrados entre México y EEUU desde que éste se firmó en 1848." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-altisimo-costo-de-la-ignorancia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-05 10:52:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-05 15:52:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72259" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17612 (24) { ["ID"]=> int(72625) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-17 10:13:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-17 15:13:42" ["post_content"]=> string(6091) "A veces me pregunto si, en realidad, Max Aub existió alguna vez; si existió, como existir así, físicamente y fue quien dijo ser y escribió todo cuanto fue publicado bajo su nombre. Me lo pregunto porque Aub vivió una vida tan novelesca que no es fácil imaginarla, pero además, como una especie de alfabético Rey Midas, convertía en literatura todo cuanto sus manos tocaban.  Con más patrias que vidas, con más huidas que esperanzas, Max Aub es el arquetipo del primer exiliado, el que sale de su hogar para afincarse en otro sin jamás convertirse del todo a su nuevo espacio; tal vez por eso Aub construye una república íntima a través de las letras, de su narrativa pero, sobre todo, a partir de un dominio, casi mágico, de la palabra y de una imaginación indomable. En el mundo existe todo cuanto por su pluma fue creado: un pintor catalán imposible, un cuervo parlante y memorioso, asesinos de todas las raleas y con independencia de cada uno de ellos, un lenguaje popular que quiere ser mexicano y que de tan natural nunca se escuchó en las calles. Diría que se trata de magia pura, pero sería inexacto, se trata más bien de un extraño caso de totalidad literaria, como si en un recurso inusitado Aub se hubiera escrito a sí mismo para poner orden en un mundo que se lo negaba. De un tiempo a la fecha nos hemos atiborrado de ingentes dosis de violencia, no solo la que lamentablemente ocurre en las calles de las ciudades de todo el mundo, sino aún de la magnificada por el espectáculo y por las necesidades del imperio de la imagen. Se acabó, acaso para siempre, aquella antigua violencia casi gratuita que sin dejar de ser drama y sin parecer hermosa y menos aún heroica era al menos digerible. Me refiero al asesinato narrado con la afilada pluma del cronista de la nota roja, al homicidio disparatado, pero con en causas sin duda humanas o mejor aún, apenas domésticas, como éste que se inventa Aub en sus “Crímenes ejemplares”: Entro en aquel preciso momento. Había esperado la ocasión desde hacía un mes. Ya la tenía acorralada, ya estaba vencida, dispuesta a entregarse. Me besó y aquel sombrío imbécil, con su cara de idiota, su sonrisa de pan dulce, su facultad de meter la pata cada  día, entró en la recámara, preguntando con su voz se falsete, creyendo hacer gracia:
  • ¿No hay nadie en la casa?
Para matarlo. el primer impulso es siempre el bueno. Es que no hay derecho, ese flujo violentísimo que termina en asesinato no es premeditado sino que irrumpe cuando alguien presume que será privado del deseo que justamente anhela, pero ni siquiera ese extremo se cumple, es la irrupción del bobo en el momento menos adecuado el que rompe la inspiración y lo conduce a la muerte. Es esta la violencia con la que no contamos porque no le tememos sino que, por el contrario, idolatramos la visión de lo dramático, no solo como noticia sino también como ficción; en cambio, hemos generado un temor cerval por las palabras. No hay escándalo en los decapitados de la semana, no hay quien lleve la cuenta de los desaparecidos o se acuerde de la última matanza callejera o escolar en los Estados Unidos, pero que no se atreva nadie a usar horrendos vocablos como negro, tullido, huérfano, puto o enano porque entonces nos cae encima la colección más fina y selecta de denostaciones que han alcanzado la autorización de lo políticamente correcto: fascista, hereje, corrupto y hasta recuerdo con risas alguna vez que alguien que no era amable me llamó en la calle “insolidario”. Al contrario, Aub no le teme a las palabras y así doma los monstruos de la violencia reduciéndolos con vocablos sinceros; de hecho, en una serie de finísimos crímenes ortográficos y tipográficos recuerda a alguien que “no se repuso nunca de la primera impresión”.   De este modo, Max Aub se alza, desde su inocencia, a la categoría que cualquier autor anhela, se convierte en un demiurgo que reordena el cosmos, casi como un nuevo Mesías que tampoco trae la paz sino la espada; sus denuncias aunque irónicas y risueñas, en lo profundo son terribles clamores que traen aparejada la más primitiva de las venganzas, la de la revancha simple, pura y llana, sin complicaciones ni marcos teóricos, frontal y a la mala, justo como enseñan los mejores cánones de la calle, el campo y el barrio, a lo macho, como se solía decir en el México de antaño. Esa revancha tan infantil como olímpica pone las cosas en su sitio, desface entuertos como el Quijote, castiga al culpable y compensa al ofendido: Me debía dinero. Prometió pagármelo hace dos meses, la semana pasada, ayer. De eso dependía que llevara a Irene a Acapulco, sólo ahí podía acostarme con ella. Se lo había prestado para dos días, sólo para dos días… Hay escritores así, para nuestra fortuna, aunque no sean muchos, esos que con sencillez y diáfana sinceridad nos devuelven la parcela de dignidad que el siglo se empeña en quitarnos, aquellos que dicen por nosotros:  La culpa fue de aquel maldito tango… @cesarbc70" ["post_title"]=> string(24) "Los crímenes de Max Aub" ["post_excerpt"]=> string(193) " De todas las expresiones de violencia, la que aparentemente indigna más a la sociedad es la que se manifiesta verbalmente, sobre todo si se involucran términos políticamente incorrectos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "los-crimenes-de-max-aub" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-17 10:13:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-17 15:13:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72625" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(72259) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-05 10:52:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-05 15:52:59" ["post_content"]=> string(6305) "La iniciativa de reforma eléctrica impulsada por López Obrador NO puede ser ni siquiera discutida por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, mientras el presidente de México no haya cumplido todos los pasos previos que ordena el artículo XXI del tratado de Guadalupe Hidalgo, de 2 de febrero de 1848. ¿Qué tiene que ver un tratado tan viejo como Guadalupe Hidalgo con la iniciativa de López Obrador en materia energética? Tiene que ver que Guadalupe Hidalgo es ley suprema de México, de acuerdo con el Artículo 133 de nuestra Constitución Federal que cité en mi artículo anterior. En los Estados Unidos, ese viejo tratado también sigue vigente como U.S. Federal Law 9 Stat. 922 y es Ley Suprema de Estados Unidos de acuerdo al artículo SEXTO de su constitución que se conoce como Supremacy Clause. Hay quienes piensan que el T-MEC sustituyó a todos los tratados anteriores entre México y Estados Unidos. Quienes así opinan, opinan sin fundamento jurídico, sin conocimiento del Tratado de Guadalupe Hidalgo y perdiendo de vista que el T-MEC es un tratado TRILATERAL que no  puede incidir sobre un TRATADO BILATERAL que puso fin a la guerra entre Estados Unidos y México. Lejos de que el T-MEC sustituya a Guadalupe Hidalgo, lo que sí ocurre es que Guadalupe Hidalgo rige TODOS LOS TRATADOS COMERCIALES Y POLÍTICOS que desde 1848, se celebran entre Estados Unidos y México. Una evidencia del efecto regulatorio del artículo XXI del tratado  de Guadalupe Hidalgo, lo tenemos en la Comisión Internacional de Límites y Aguas, que es un organismo BINACIONAL permanente entre Estados Unidos y México, que regula todos los asuntos referentes al reparto de agua de los ríos Conchos, Colorado y Bravo entre los dos países. El preámbulo del Tratado Internacional de Aguas México/Estados Unidos de noviembre 14 de 1944, reconoce expresamente que el tratado Guadalupe Hidalgo es marco de interpretación y cumplimiento NO SOLAMENTE DEL ACUERDO DE PAZ que puso fin al conflicto desatado por Estados Unidos contra nosotros, sino PARA CUALQUIER TEMA POLÍTICO, COMERCIAL o en general cualquier tema que concierna a ambos países, o afecta a cualquiera de ellos. El presidente de México podría proponer las reformas constitucionales que desease, PERO lo que NO PUEDE HACER es pasar por encima de los tratados internacionales que han generado DERECHOS ADQUIRIDOS no solamente de inversionistas con intereses en nuestro país, sino con otras naciones en temas como los que se discutieron en la reunión del COP-26 recién celebrado en Escocia. México está OBLIGADO a respetar y hacer cumplir el Protocolo de Kioto, los Acuerdos de París sobre cambio climático y otros acuerdos comerciales y políticos relacionados indirecta o directamente con los acuerdos binacionales entre México y Estados Unidos. Debe quedar claro lo siguiente: El T-MEC no dejó sin efecto a la U.S. Federal Law 9 Stat. 922 (Guadalupe Hidalgo). El artículo XXI de Guadalupe Hidalgo obliga a México (y a Estados Unidos) a lo siguiente:
  • Tenemos que informar PREVIAMENTE al Gobierno de los Estados Unidos sobre la intención de reformar las disposiciones constitucionales en materia energética.
  • Tenemos que agotar exhaustivamente todas las consultas y negociaciones amigables con Estados Unidos sobre el tema, hasta que ambas naciones hayan acordado aprobar o reprobar la posibilidad de reformar la Constitución Mexicana en materia energética.
  • Ninguna de las dos naciones puede asumir posturas unilaterales ni aplicar REPRESALIAS de una en contra de la otra.
  • Si por medio de negociaciones amigables entre ambas naciones, no se logra llegar a un acuerdo, se tendría que acudir a un arbitraje internacional encomendando su resolución a una nación amiga escogida de común acuerdo, o ante un organismo internacional elegido de común acuerdo.
MIENTRAS ESTO NO SE HAYA CUMPLIDO, el Congreso Mexicano CARECE DE FACULTADES para siquiera admitir a trámite la iniciativa constitucional de López Obrador. El Embajador Ken Salazar (de los Estados Unidos) se ha estado reuniendo con Marcelo Ebrard para discutir el tema eléctrico y la intención de López Obrador de reformar la Constitución en forma RETROACTIVA. El director de la CFE afirma (sin legitimidad jurídica alguna) que cuando  se imponga la reforma constitucional en materia eléctrica, NO SE pagarán INDEMNIZACIONES A LOS INVERSIONISTAS AFECTADOS. El Señor Bartlett lamentablemente no puede viajar a Estados Unidos a explicarles a sus congresistas con base en qué, pretende que podríamos violentar los derechos de los inversionistas gratuitamente y sin consecuencias para México. Me cuesta trabajo creer que el Embajador de Estados Unidos y el Canciller Ebrard ignoren la existencia y VIGENCIA del artículo XXI de la U.S. Federal Law 9 Stat. 922, o del tratado Guadalupe Hidalgo. ESA IGNORANCIA, combinada con el autoritarismo irracional del presidente López Obrador, nos puede costar carísimo, pero no a López Obrador ni a Bartlett SINO A LOS MEXICANOS." ["post_title"]=> string(35) "El altísimo costo de la ignorancia" ["post_excerpt"]=> string(144) "El tratado Guadalupe Hidalgo rige todos los tratados comerciales y políticos celebrados entre México y EEUU desde que éste se firmó en 1848." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-altisimo-costo-de-la-ignorancia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-05 10:52:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-05 15:52:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72259" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "de5f38217ee4d378faf44ee5f440af7f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El altísimo costo de la ignorancia

El tratado Guadalupe Hidalgo rige todos los tratados comerciales y políticos celebrados entre México y EEUU desde que éste se firmó en...

noviembre 5, 2021

Los crímenes de Max Aub

 De todas las expresiones de violencia, la que aparentemente indigna más a la sociedad es la que se manifiesta verbalmente, sobre todo...

noviembre 17, 2021




Más de categoría

México: el tonto más útil para la FIFA

Mientras México es blanco de sanciones por supuestos actos homófobos en sus estadios, la FIFA se hace de la...

diciembre 2, 2021

En Texas se anuncia un programa de vacunación para docentes de Reynosa

Ante la falta de respuesta del gobierno federal a la crisis sanitaria, los gobiernos locales deben buscar vías alternas...

diciembre 2, 2021
LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

Fiel a aquello de “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”, en la 4T se...

diciembre 2, 2021

Fuerzas Armadas poderosas, multipropósito y manejando mucho dinero

Durante la actual administración, las Fuerzas Armadas se han dedicado a muchas cosas para las que no fueron creadas,...

noviembre 30, 2021