El aborto: Un problema de salud pública

El aborto, también llamado interrupción del embarazo, es definido por la Organización Mundial de la Salud como la terminación espontánea o provocada de una gestación antes de la semana 20, con un producto menor o igual a...

21 de diciembre, 2020

El aborto, también llamado interrupción del embarazo, es definido por la Organización Mundial de la Salud como la terminación espontánea o provocada de una gestación antes de la semana 20, con un producto menor o igual a 500 gramos. La mayoría de estos ocurre de manera espontánea, y es frecuente que la madre no tenga conocimiento siquiera que estuviese embarazada. 

El tema de la legalización del aborto ha causado un importante discurso político, social, religioso y salubre en estas últimas décadas. Una gran parte de la población en contra de su legalización argumenta las definiciones de vida, persona y ser humano, y el momento en el cual el producto puede sentir; pero el mayor problema es del que nadie habla: el problema de salud que conlleva el no legalizar esta práctica para que pueda realizarse en clínicas, hospitales y centros salubres, dejando de lado y a criterio de cada persona la ética y moral que acarrea este tema. La OMS en sus Objetivos del Desarrollo Sostenible indica en el número tres de acceso a la salud sexual y reproductiva, el apartado de “previsión de aborto seguro y legal”, y el consejo de Derechos Humanos de la misma organización describe que “la criminalización de los servicios de salud que solamente las mujeres requieran, incluyendo el aborto, es una forma de discriminación contra la mujer”, “el aborto legal debe ser seguro, accesible, costeable y de buena calidad” y “los estados deben proveer servicios de salud post-aborto, siempre”.

Europa es el continente en donde casi su totalidad de países miembros autorizan esta práctica bajo cualquier circunstancia dentro de plazos establecidos en la ley, mientras que África y América son los continentes con menor número de países que tienen permisión en ella. Se puede pensar que el número de abortos en el continente europeo es mayor que la media internacional, pero es todo lo contrario. 

Un artículo de la revista Lancet en el año 2016 reportó el número de abortos por cada mil habitantes en los diferentes continentes. En la región del Caribe, se practicaron de 2010 al 2014, 54 abortos por cada mil habitantes, en África 34 y en Asia 36. Por otro lado, en el continente europeo, solamente se practicaban 16 a 18 abortos por cada mil habitantes, menos de la mitad que los continentes donde esta práctica estaba mas limitada o totalmente prohibida. Un dato adicional, es que, de los 56 millones de abortos realizados en esos cuatro años, 25 millones (un casi 45 porciento) se realizaron de manera clandestina, o en lugares no destinados para ese fin. Por lo tanto, se puede observar que la legalización no aumenta el número de abortos realizados, sino que tiende a una reducción de ellos. La CDC (Centers for Disease Control and Prevention) afirma este planteamiento con resultados de un artículo publicado en 2018, que indica que en el año 2015 se realizaron 638,169 abortos en 49 áreas estudiadas en Estados Unidos. La tasa de abortos en 2015 fue de 11.8 por cada 1,000 mujeres de 15-44 años. Comparando este dato con la información de 2014-2015, se disminuyó el número de abortos un 2% (era de 12.1 por cada 1,000), y comparado con 2006 a 2015, disminuyó un 26% (era de 15.9 por cada 1,000). A la fecha de ese estudio, 2015 fue el año con el nivel más bajo de abortos del periodo del estudio.

Otro estudio de Lancet revela que la proporción de abortos inseguros en países en vías de desarrollo es mayor que en países desarrollados (49.5% vs 12.5%), además, cuando el aborto es legal, la proporción de abortos ilegales es significativamente mayor en países con restricciones importantes del aborto contra los que no. Los autores indican: que“se requieren mayores medidas, especialmente en países en vías de desarrollo para asegurar el acceso a un aborto seguro”.

El gran problema con los abortos clandestinos o inseguros es la muerte materna asociado a ellos. La OMS reportó en 2014 que el aborto es la cuarta causa de muerte materna (casi el 8% de las muertes), solamente después de hemorragias obstétricas, desórdenes hipertensivos y sepsis relacionada al embarazo. De igual manera, varias investigaciones más indican datos preocupantes: En países donde el aborto es legalizado, como Estados Unidos, la tasa de mortalidad materna (número de mujeres que fallecen) es de 0.6 muertes por cada 100 000 abortos y para ponerlo en perspectiva, esta tasa asociada a un embarazo a término (el número de mujeres que muere tras dar a luz) es de 8.8 muertes por cada 100 000 nacimientos. Mientras tanto, la mortalidad materna tras un aborto en un país donde no es legalizado, y se realiza de manera clandestina, varía de 1 a un 41.9% de los abortos realizados, es decir, puede llegar a fallecer 1 de cada 2 mujeres que se practican un aborto clandestino. Adicionalmente, se estima que un total de 47,000 mujeres mueren cada año debido a abortos clandestinos, y de 6.9 a 7.4 por cada 1000 necesita tratamiento derivado a complicaciones.




Adicionalmente, quiero preguntarle al lector: ¿usted cree que el aborto es el método anticonceptivo de uso diario para las mujeres? ¿Cree que no es un proceso traumático y que necesita apoyo de profesionales para su realización y para su posterior proceso de aceptación? En absoluto, y sería similar a pensar que ser intubado es el tratamiento que los pacientes prefieren cuando se infectan por SARS-CoV-2. 

Finalmente, me atrevo a dejar una opinión al respecto. No quiero intervenir en los juicios morales de cada persona, y en su manera de ver el aborto. Yo solo considero este fenómeno por los datos crudos que se revelan en estudios y en ciencia pura. El aborto ilegal es un problema de salud pública que como sociedad podemos controlar y disminuir, incluso el número total de abortos, al legalizarlo. El juicio moral de hacerlo o no es cosa de la madre. La madre elige, no yo, un hombre, no los grupos religiosos, no hijos de madres que pensaban abortarlos, no YouTubers, no nadie, solamente la persona que se encuentra en la circunstancia mencionada. Finalmente es un procedimiento con riesgos y complicaciones, y nadie quiere enfrentarse a ello. Pero, si alguien lo requiere, espero que una clínica en forma esté siempre disponible.

Y no, no estoy a favor del aborto, no creo que sea la mejor resolución a un embarazo, y todos pensamos lo mismo, y sí, estoy totalmente de acuerdo y apoyo a la educación sexual y a los métodos anticonceptivos. Pero cuando no se usan o cuando fallan, yo estoy a favor de la legalización del aborto, donde si se requiera, se pueda realizar.

Últimamente, dejo esta frase: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, y aborto legal para no morir”.

Referencias: 

Ganatra B, et al. Global, regional, and subregional classification of abortions by safety, 2010–14: estimates from a Bayesian hierarchical model. Lancet 2017;390:2372-2381.

Gerdts C, Vohra D, Ahern J. Measuring unsafe abortion-related mortality: a systematic review of the existing methods. PLoS One. 2013;8(1):e53346. 

Jatlaoui T. Abortion Surveillance – United States, 2015. Surveillance Summaries 2018;67(13):1-45.

Raymond E, Grimes D. The Comparative Safety of Legal Induced Abortion and Childbirth in the United States Reply. Obstetrics and Gynecology 2012;119(2):215-219.

Say L, et al. Global causes of maternal death: a WHO systematic analysis. Lancet 2014;2(6):PE323-E333.

Sedgh G et al., Abortion incidence between 1990 and 2014: global, regional, and subregional levels and trends. Lancet 2016;388(10041):258–267.

United Nations Human Rights. Abortion. Information Series on Sexual and Reproductive Health and Rights 2020;1(1):1-4. 

World Health Organization, Department of Reproductive Health and Research. Unsafe abortion: global and regional estimates of incidence of unsafe abortion and associated mortality in 2008, 6, WHO, Geneva 2011.

World Health Organization. Preventing unsafe abortion. WHO. Obtenido de: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/preventing-unsafe-abortion

World Health Organization. Worldwide, an estimated 25 million unsafe abortions occur each year. WHO. Obtenido de: https://www.who.int/news/item/28-09-2017-worldwide-an-estimated-25-million-unsafe-abortions-occur-each-year

Comentarios

Dos de los retos para Biden

A mediodía del miércoles 20 de enero de 2021, hora de Washington, D.C., Joseph R. Biden Jr. se convirtió en el cuadragésimo...

enero 22, 2021

Pensar en el bien común en lugar de nuestros intereses individuales

Un nuevo año inicia, ¿nos comportaremos como lo hicimos en 2020?, ¿intentaremos nuevos esquemas que permitan resolver los problemas creados por la...

enero 5, 2021




Más de categoría
El presidente López Obrador desde su ventana

¡Detente!

Pero no… Los 150 mil muertos que hoy habrá, para cuando lean está columna, le estarán pasando factura al...

enero 25, 2021

No todo lo que hay en un hospital es un virus asesino

2020, el peor año que ha pasado la humanidad en mucho tiempo, terminó y empezamos 2021 con todas las...

enero 25, 2021

Era Covid: ¿Por qué es tan difícil mantener la distancia social… y usar cubrebocas?

Necesitamos espacios colectivos y la pandemia nos ha privado de ellos. El nuevo mantra: “quédate en casa, guarda la...

enero 22, 2021

Cocinando el Fraude Electoral

No cabe duda de que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le importan los 147 mil muertos que...

enero 22, 2021