Caiga quien caiga

Hoy viernes 29 de noviembre los fallecidos por la pandemia del COVID-19 llegó a 104 242 muertos por COVID-19. Aun así, la pandemia no le ha enseñado nada a los humanos, por la soberbia empaña el juicio...

27 de noviembre, 2020

Hoy viernes 29 de noviembre los fallecidos por la pandemia del COVID-19 llegó a 104 242 muertos por COVID-19. Aun así, la pandemia no le ha enseñado nada a los humanos, por la soberbia empaña el juicio de muchos insensatos que niegan la gran magnitud del problema que ya está tomando dimensiones de descontrol.

Así vemos que, en la CDMX, la ocupación hospitalaria, la medida preferida del gobierno federal, está totalmente llena, eso quiere decir la gente volverá a morir en sus casas y nuevamente los miles de muertos se acumularán sin el conocimiento de la verdadera causa de su muerte.

Así sin hacer pruebas sobre el COVID, los médicos, las autoridades federales y de salud califican los fallecimientos por generalidades que no son certeras para determinar las causas reales de un fallecimiento. Los “funcionarios” administrativos del IMSS están bien instruidos para negar el gran impacto que está teniendo el virus del COVID-19 en todos los derechohabientes.

Así, con aires de perdonavidas, los funcionarios del IMSS no entienden razones, mostrando caprichos que solamente conllevan el mismo comportamiento del diputado Fernández Noroña que denota la negación total del virus COVID-19 como bandera política, que lo único que está ocasionando es que mueran mucho más mexicanos cada día antes de que llegue una posible cura o vacuna.

De nada sirve la experticia de los médicos del IMSS, si sus funcionarios mandan hacia la Ciudad de México a enfermos de alto riesgo que, de infectarse con el COVID-19, morirán inevitablemente. Así mandan a enfermos del corazón, a enfermos del riñón y a enfermos de cualquier otra enfermedad, incrementando las posibilidades de contraer COVID. De nada sirven los llamados de “Quédate en casa” a los funcionarios del IMSS, porque de querer trabajar humanamente como debe de ser, buscarían la manera de que los enfermos sean tratados en su lugar de origen mientras  los niveles del COVID-19 baja. Pero no, no es así, porque siguen mandando a la gente a un posible patíbulo causado por un virus que no respeta a nadie.

De nada sirven los llamados de los especialistas de los hospitales del IMSS, para que los enfermos sean tratados decentemente, que se queden en sus casas. No, nada sirve, lo que orilla a los enfermos del IMSS a jugársela y seguir con el tratamiento que están sometidos, el cual, para muchos en el IMSS es bueno a pesar de todo.




Ante esta política de “Caiga quien Caiga” muerto por el virus del COVID-19, sobrevivirán solamente los que eviten a toda costa infectarse y recibir la vacuna cuando éstas demuestren verdaderamente su eficacia contra el COVID-19.

Porque las políticas de apostar todo a la vacuna es errónea, ya que solamente, en el mejor de los casos, protegerá a la población seis meses, esto si no tiene efectos secundarios que sean detectados en las primeras aplicaciones masivas. Todo puede pasar, la mejor manera de evitarlo es quedándote en casa y escucha tu voz interior que es la expresión de la sobrevivencia.

¡Al Fin!

No los tomas en cuenta hasta que tienes algún accidente, incendio o emergencia. Los bomberos son un sector heroico de la sociedad que en su mayor medida se mantiene vivo por el servicio voluntario de la fuerza de trabajo que son sus bomberos.

Ser Bombero implica dominar el miedo y mostrar arrojo ante la furia de los incendios. Estar dentro de un incendio es estar dentro del infierno en la tierra, literalmente. Es entrar en las entrañas de un elemento que es de los más malignos para el ser humano.

Ser Bombero es llegar al lugar de un accidente y dar alivio a los accidentados con técnicas de liberación y rescate de heridos, además tener las palabras adecuadas para dar el primer confort del herido ante la desgracia. Ser Bombero es ser un héroe poco reconocido, pero que está presente ante la mínima de las emergencias, siempre atento y presto a servir al prójimo.

Hoy los bomberos fueron beneficiados y reconocidos por su esfuerzo por la donación conjunta del gobierno del estado y de la presidenta municipal de Tapachula, Rosa Irene Urbina Castañeda, la cual consiente de las carencias de ese importante sector de la población, se dedicó a conseguir los equipamientos personales que harán el trabajo del Bombero mucho más seguro.

Rosa Irene Urbina se ha caracterizado por atender a los sectores más olvidados de Tapachula, que por años pedían atención. Así está llevando calles alumbrado, energía eléctrica, es decir, el desarrollo a muchas colonias y ejidos que vivían todavía sumergidos en el siglo pasado por la falta de esos servicios.

El toque de mujer de la actual administración municipal Tapachulteca, está haciendo que la ciudad de Tapachula cambie para bien, donde se están rompiendo muchos paradigmas y viejas costumbres nocivas que eran algo común en la sociedad. Rosa Irene Urbina Castañeda sigue firme en la presidencia de Tapachula, sin buscar cargos nuevos, y está sumida en atender a los Tapachultecos.

Comentarios

Exceso de libertad ante la pandemia del covid

Ni el Detente –que es una estampita religiosa recomendada por nuestro ahora vitoreado presidente–, ni el “molito” de guajolote –recomendado por el...

enero 12, 2021

Al Borde del Precipicio

A lo largo de mis 55 años de vida he visto los noticieros de la noche y del medio día, todos los...

enero 16, 2021




Más de categoría

Era Covid: ¿Por qué es tan difícil mantener la distancia social… y usar cubrebocas?

Necesitamos espacios colectivos y la pandemia nos ha privado de ellos. El nuevo mantra: “quédate en casa, guarda la...

enero 22, 2021

Cocinando el Fraude Electoral

No cabe duda de que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le importan los 147 mil muertos que...

enero 22, 2021

Dos de los retos para Biden

A mediodía del miércoles 20 de enero de 2021, hora de Washington, D.C., Joseph R. Biden Jr. se convirtió...

enero 22, 2021

Urge una Declaración de Estado de Emergencia

2021 empieza mal. Los acontecimientos de este primer mes siguen prendiendo focos rojos, cual semáforo ardiente, en varios aspectos...

enero 22, 2021