AMLO va por su propia revocación, haría a un lado al INE y mete en conflicto a los tres Poderes

¿Qué razones se ocultan tras la consulta de revocación de mandato?

23 de diciembre, 2021

Desde inicios del sexenio, Andrés Manuel López Obrador se mostró muy interesado en la consulta de revocación de mandato, pero al mismo tiempo, ordenó un recorte presupuestal para el INE justo en el año de la revocación, que lo hiere de muerte y lo imposibilita para hacer la consulta. 

¿Por qué hizo esto López Obrador? ¿Para debilitar de muerte al organismo electoral autónomo y emprender una campaña, para tomarlo con consejeros a modo? ¿Para ponerlo contra las cuerdas en la revocación y hacerlo ver como autoritario, intransigente y enemigo de la democracia?

Este discurso es muy funcional para mantener la lucha de los buenos contra los malos, de los supuestos liberales contra los corruptos conservadores. Por supuesto que es la demagogia del discurso, ya que hemos visto cómo brota la corrupción en este sexenio, donde persisten los amiguismos y el nepotismo, y aumentan como nunca los contratos de asignaciones directas.

El presidente propuso este martes, la creación de 2500 comités ciudadanos en los municipios del país para hacer su propia consulta, obviamente organizada por MORENA y con su propio conteo, que resultará en niveles de idolatría.Pero si las presiones obligan al INE a aplicar la consulta en estas condiciones adversas, violarían sus propias reglas y el organismo cargaría con esa ilegalidad. 

El objetivo primordial es debilitar al INE y quitarse del camino a un árbitro electoral, vital para la democracia en nuestro país. El INE tendrá un papel preponderante en el cambio de poderes en 2024 y en seis gubernaturas el próximo año. 

Si el INE organiza la consulta en las condiciones actuales, no podrá cumplir con las normas, con los mínimos necesarios, con la impresión de papeletas, y, por lo tanto, cargará con la ilegalidad de una consulta mal hecha para cumplir el capricho presidencial.

Comentarios
object(WP_Query)#17657 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73811) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-12-2021" ["before"]=> string(10) "16-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73811) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-12-2021" ["before"]=> string(10) "16-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17656 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17663 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17665 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-12-2021" ["before"]=> string(10) "16-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73811) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(73845) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-24 12:54:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-24 17:54:01" ["post_content"]=> string(6875) "Estar consciente de los estratos de presencia (sensorialidad, emocionalidad, sentimentalismo, intuición, racionalidad, etc.) es, sin duda, complejo, pero la alternativa sería vivir en piloto automático, sin ser capaces de diferenciarlas y decidir desde cada una.  El gran reto consiste en utilizar estos mecanismos y decidir así con mayor amplitud y libertad. En los artículos anteriores hablamos acerca de cómo, ante cada situación que debemos enfrentar, la experimentamos desde distintos estratos de presencia (sensorial, emocional, sentimental, intuitivo, racional) y cada uno de ellos nos da información fundamental acerca de nuestra experiencia de vivir, aunque casi siempre los ignoramos, rechazando conocimiento muy valioso acerca de lo que nos pasa, convencidos de que la existencia se gestiona exclusivamente a partir de nuestro pensamiento racional.  A lo largo de las semanas recibí una serie de comentarios que agradezco infinitamente, pero me gustaría centrarme en una de las preguntas que me pareció central. Ante la complejidad que implica atender todos esos estratos de presencia simultáneamente… “¿no crees que sería todavía más complicado tomar cualquier decisión?”. La única respuesta posible es: sin ninguna duda; entre mayor número de variables debamos tomar en cuenta y mayor atención sobre cada una, la gestión consciente de los acontecimientos se vuelve cada vez más compleja.  Pero la cuestión no es si se vuelve más complejo, sino cuál sería entonces la alternativa. Al final de cuentas se trata de una serie de facultades y recursos que efectivamente tenemos y cuya existencia influye en la manera en que experimentamos la vida, los queramos observar o no. Y más allá de nuestra atención o desidia, de cualquier modo cada uno de esos estratos terminan por ser centrales en la forma y el tipo de decisiones que tomamos.  Es verdad que estar consciente y atento a tantos estratos es complejo, pero de lo contrario, la alternativa sería vivir perpetuamente en piloto automático, o permanecer en la etapa previa donde no éramos capaces de diferenciar entre cada una de ellas.  Mi impresión es que en otras etapas de la historia humana podíamos vivir sin diferenciarlas porque el cuerpo central de las decisiones de nuestra vida se tomaba a partir de criterios señalados por el entorno y no solo interveníamos muy poco en las circunstancias de nuestra existencia, sino que ni siquiera lo notábamos.  Con el surgimiento de la modernidad y la invención del individuo como lo conocemos hoy todo cambió. Hasta hace unas cuántas generaciones trabajo, profesión, matrimonio, y un largo etcétera, eran decididos por las circunstancias y los condicionamientos sociales. Si habíamos nacido en una familia de médicos, abogados o carpinteros, nosotros seríamos médico, abogado o carpintero. Si las mujeres de nuestro entorno se casaban a los dieciocho años, nosotras así lo haríamos. Si los varones de nuestro círculo debían ser proveedores, fuertes e insensibles para manifestar “correctamente” la virilidad, seríamos proveedores, fuertes e insensibles. Si se trataba de una mujer cuya todas las generaciones previas habían sido ama de casa, ella, casi sin vacilar, sería ama de casa.  Podríamos decir que en general, más que producto de una decisión personal basada en los propios deseos, gustos y necesidades, se “hacía lo que había que hacer” sin entrar en demasiados dilemas. En ese mundo, donde las decisiones están “pre-tomadas” la emocionalidad, la sensorialidad, el sentimentalismo y la propia razón no requerían de ser demasiado diferenciados; sabíamos que teníamos todo eso y, aun cuando no sabíamos cómo gestionarlos del todo, las propias situaciones nos iban marcando el rumbo “apropiado”. En conjunto, todas ellas nos dejaban una sensación general positiva o negativa acerca de las condiciones que la vida nos había impuesto, pero fuera de un modo u otro, no había más remedio que seguir adelante tan bien como se pudiera y adaptarse de la mejor forma posible para abatir la incomodidad.      Sin embargo, conforme avanzan los tiempos, la individualidad se ha ido consolidando y, contrario a aceptar lo que la vida puso ante nosotros, la idea es, a partir de los recursos con que se cuenta, buscar las condiciones que más se acerquen a aquello que sentimos como la auténtica manifestación de nuestra personalidad única.  Para ello, durante muchas décadas supusimos que la clave era la racionalidad, pero hoy podemos estar seguros de que no es así. De que la razón sirve para muchas cosas, pero no para suplantar a las emociones, los sentimiento o las sensaciones. Y es entonces que nuestras facultades, estratos de presencia y recursos personales se convierten en activos útiles para gestionar nuestra vida de forma más eficaz y diversa pero, desde luego, también exigidos por una mayor complejidad.  Las decisiones existenciales importantes son efectivamente más complejas cada vez porque conllevan una mayor cantidad y una sutileza más profunda de factores y variables. Los tiempos invitan a que con cada decisión tomemos en cuenta nuestra salud, nuestro equilibrio psicológico y emocional, el bienestar de quienes nos rodean, nuestros sentimientos, la realización personal, la ecología tanto social como natural, por citar solo algunas aristas. Pero no debemos olvidar que si bien cada vez el mundo es más complejo, al grado de que hasta hace no mucho la mayor parte de estos estrato ni siquiera se podían pensar de forma independiente de la razón, también es cierto que, cada vez tenemos más herramientas, más recursos, más referentes, con lo cual cada vez estamos más capacitados para gestionar esa complejidad. El gran reto consiste en hacerse consciente de todos estos mecanismos para así tomarlos en cuenta, cada uno en su proporción y nivel, poder decidir con más amplitud y libertad. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(51) "La complejidad práctica de decidir con consciencia" ["post_excerpt"]=> string(166) "Los estratos de presencia (sensorialidad, emocionalidad, sentimentalismo, intuición, racionalidad, etc.) nos permiten tomar dacisiones con mayor amplitud y libertad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-complejidad-practica-de-decidir-con-consciencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-24 12:57:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-24 17:57:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17621 (24) { ["ID"]=> int(74205) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-04 11:31:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:31:25" ["post_content"]=> string(4572) "A partir del primero de enero la florero incondicional y multiusos de El Supremo, Graciela Márquez Colín (ex secretaria de Economía), asumió la posición de presidenta del hasta hace poco respetable y autónomo INEGI. Con su llegada, el Instituto pasará a ser aquel de los Otros Datos, Realidades Alternas, Números Maquillados y demás etcéteras.  Si además consideramos que a Márquez Colín se le dificulta leer cifras más allá de los millares, podemos darnos por bien servidos si los datos y gráficas estadísticas que prepare el Instituto resulten por lo menos mínimamente consistentes y lleven sus ceros bien redondos, dibujitos bonitos y colores brillantes, para facilitar su comprensión lectora.  También, el 31 de diciembre del 2021 fue el último día de Alejandro Díaz de León como Gobernador del Banco de México. Ahora, en un mar de incertidumbre nacional y mundial, tendremos a Victoria Rodríguez al mando de un barco que hace mucho amenaza con zozobrar estrepitosamente, más aún si consideramos que la experiencia de Rodríguez Ceja en política monetaria es cero y su mejor credencial para ocupar un puesto en la Junta de BANXICO es haber organizado las tandas en la oficina de Hacienda donde laboraba anteriormente o dar el cambio a los compañeros cuando le tocaba ir al Oxxo por los rancheritos, las cocas y los paketaxos de queso. No se les olvide que fue Movimiento Ciudadano quienes, con sus votos, nos dieron el detallito de tener a tan ilustre representante de la 4T para ocupar el cargo en cuestión.  Como el pueblo anda distraído en cosas nimias como la inseguridad, los precios de los combustibles, las alzas inflacionarias y otras cosas semejantes, el “padre” Alejandro Solalinde salió la semana pasada de la cueva donde se había estado ocultando los últimos años para plantearnos la siguiente interrogante: ¿Quién tiene el mismo empeño que Saulo de Tarso (antes de transformarse en San Pablo) cuando de perseguir contrarios se trata? ¿Quién ha vivido con 200 pesos en la cartera durante décadas completas lo que le asemeja a San Francisco de Asís, que incluso traía más morralla en su remendado hábito? ¿Quién, como Jesús El Cristo que comenzó su vida pública a los 30 años, culminó su licenciatura casi a la misma edad después de varios intentos por superar Economía I para dedicarse a la vida política? ¿Quién nos avienta cada mañana peroratas plagadas de conocimiento superior que la razón no es capaz de comprender (cual Santo Tomás de Aquino) bueno, ni la lógica, ni la filosofía, ni la aritmética, ni el sentido común, ni nada de nada?    Por supuesto que sí, es El Licenciado Andrés López en quien Solalinde, sin ningún interés de por medio claro está, ve rasgos de Santidad. ¡Aleluya, Aleluya! No podemos concluir este recuento sin hacer mención de la escultura erigida en honor a El Único en Atlacomulco (Estado de México). Durante las primeras horas de este 2022, un grupo de malintencionados individuos decidieron bajarla de su pedestal y tirarla al suelo, dejándola como las ideas del Licenciado en estos días, sin pies ni cabeza.  Funesto presagio de lo que le espera a la memoria del prócer de Macuspana, una vez que acabe su período presidencial derivado de sus humanas y adecuadas decisiones. El asunto no hubiera pasado a más si algunos miembros cercanos al Líder Supremo no hubieran intentado hacer un control de daños casi inmediato, de los cuales destaca Miguel Torruco escribiendo en Twitter: “Podrán tirar la estatua (…) pero no podrán tirar el respaldo del pueblo hacia el presidente AMLO ni a la reforma eléctrica y electoral que estamos por aprobar”.  Muy seguro del respaldo del pueblo no estaba, definitivamente, porque limitó los comentarios en dicho tweet.  Nos leemos la próxima semana y que este 2022 resulte menos funesto de lo que pinta. Al final los mexicanos ya estamos curtidos para las decepciones.            " ["post_title"]=> string(78) "Inicio de año: Santos macuspanos, BANXICO, el INEGI y una estatua en el suelo" ["post_excerpt"]=> string(154) "Arranca un nuevo año en nuestro amado México-Tenochtitlan y con él llegaron rápidamente las primeras impresiones de lo que le depara al país en 2022." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "inicio-de-ano-santos-macuspanos-banxico-el-inegi-y-una-estatua-en-el-suelo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-04 11:31:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:31:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74205" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(73845) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-24 12:54:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-24 17:54:01" ["post_content"]=> string(6875) "Estar consciente de los estratos de presencia (sensorialidad, emocionalidad, sentimentalismo, intuición, racionalidad, etc.) es, sin duda, complejo, pero la alternativa sería vivir en piloto automático, sin ser capaces de diferenciarlas y decidir desde cada una.  El gran reto consiste en utilizar estos mecanismos y decidir así con mayor amplitud y libertad. En los artículos anteriores hablamos acerca de cómo, ante cada situación que debemos enfrentar, la experimentamos desde distintos estratos de presencia (sensorial, emocional, sentimental, intuitivo, racional) y cada uno de ellos nos da información fundamental acerca de nuestra experiencia de vivir, aunque casi siempre los ignoramos, rechazando conocimiento muy valioso acerca de lo que nos pasa, convencidos de que la existencia se gestiona exclusivamente a partir de nuestro pensamiento racional.  A lo largo de las semanas recibí una serie de comentarios que agradezco infinitamente, pero me gustaría centrarme en una de las preguntas que me pareció central. Ante la complejidad que implica atender todos esos estratos de presencia simultáneamente… “¿no crees que sería todavía más complicado tomar cualquier decisión?”. La única respuesta posible es: sin ninguna duda; entre mayor número de variables debamos tomar en cuenta y mayor atención sobre cada una, la gestión consciente de los acontecimientos se vuelve cada vez más compleja.  Pero la cuestión no es si se vuelve más complejo, sino cuál sería entonces la alternativa. Al final de cuentas se trata de una serie de facultades y recursos que efectivamente tenemos y cuya existencia influye en la manera en que experimentamos la vida, los queramos observar o no. Y más allá de nuestra atención o desidia, de cualquier modo cada uno de esos estratos terminan por ser centrales en la forma y el tipo de decisiones que tomamos.  Es verdad que estar consciente y atento a tantos estratos es complejo, pero de lo contrario, la alternativa sería vivir perpetuamente en piloto automático, o permanecer en la etapa previa donde no éramos capaces de diferenciar entre cada una de ellas.  Mi impresión es que en otras etapas de la historia humana podíamos vivir sin diferenciarlas porque el cuerpo central de las decisiones de nuestra vida se tomaba a partir de criterios señalados por el entorno y no solo interveníamos muy poco en las circunstancias de nuestra existencia, sino que ni siquiera lo notábamos.  Con el surgimiento de la modernidad y la invención del individuo como lo conocemos hoy todo cambió. Hasta hace unas cuántas generaciones trabajo, profesión, matrimonio, y un largo etcétera, eran decididos por las circunstancias y los condicionamientos sociales. Si habíamos nacido en una familia de médicos, abogados o carpinteros, nosotros seríamos médico, abogado o carpintero. Si las mujeres de nuestro entorno se casaban a los dieciocho años, nosotras así lo haríamos. Si los varones de nuestro círculo debían ser proveedores, fuertes e insensibles para manifestar “correctamente” la virilidad, seríamos proveedores, fuertes e insensibles. Si se trataba de una mujer cuya todas las generaciones previas habían sido ama de casa, ella, casi sin vacilar, sería ama de casa.  Podríamos decir que en general, más que producto de una decisión personal basada en los propios deseos, gustos y necesidades, se “hacía lo que había que hacer” sin entrar en demasiados dilemas. En ese mundo, donde las decisiones están “pre-tomadas” la emocionalidad, la sensorialidad, el sentimentalismo y la propia razón no requerían de ser demasiado diferenciados; sabíamos que teníamos todo eso y, aun cuando no sabíamos cómo gestionarlos del todo, las propias situaciones nos iban marcando el rumbo “apropiado”. En conjunto, todas ellas nos dejaban una sensación general positiva o negativa acerca de las condiciones que la vida nos había impuesto, pero fuera de un modo u otro, no había más remedio que seguir adelante tan bien como se pudiera y adaptarse de la mejor forma posible para abatir la incomodidad.      Sin embargo, conforme avanzan los tiempos, la individualidad se ha ido consolidando y, contrario a aceptar lo que la vida puso ante nosotros, la idea es, a partir de los recursos con que se cuenta, buscar las condiciones que más se acerquen a aquello que sentimos como la auténtica manifestación de nuestra personalidad única.  Para ello, durante muchas décadas supusimos que la clave era la racionalidad, pero hoy podemos estar seguros de que no es así. De que la razón sirve para muchas cosas, pero no para suplantar a las emociones, los sentimiento o las sensaciones. Y es entonces que nuestras facultades, estratos de presencia y recursos personales se convierten en activos útiles para gestionar nuestra vida de forma más eficaz y diversa pero, desde luego, también exigidos por una mayor complejidad.  Las decisiones existenciales importantes son efectivamente más complejas cada vez porque conllevan una mayor cantidad y una sutileza más profunda de factores y variables. Los tiempos invitan a que con cada decisión tomemos en cuenta nuestra salud, nuestro equilibrio psicológico y emocional, el bienestar de quienes nos rodean, nuestros sentimientos, la realización personal, la ecología tanto social como natural, por citar solo algunas aristas. Pero no debemos olvidar que si bien cada vez el mundo es más complejo, al grado de que hasta hace no mucho la mayor parte de estos estrato ni siquiera se podían pensar de forma independiente de la razón, también es cierto que, cada vez tenemos más herramientas, más recursos, más referentes, con lo cual cada vez estamos más capacitados para gestionar esa complejidad. El gran reto consiste en hacerse consciente de todos estos mecanismos para así tomarlos en cuenta, cada uno en su proporción y nivel, poder decidir con más amplitud y libertad. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(51) "La complejidad práctica de decidir con consciencia" ["post_excerpt"]=> string(166) "Los estratos de presencia (sensorialidad, emocionalidad, sentimentalismo, intuición, racionalidad, etc.) nos permiten tomar dacisiones con mayor amplitud y libertad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-complejidad-practica-de-decidir-con-consciencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-24 12:57:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-24 17:57:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b7f07c5c53e2882b903e2e81fd614921" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La complejidad práctica de decidir con consciencia

Los estratos de presencia (sensorialidad, emocionalidad, sentimentalismo, intuición, racionalidad, etc.) nos permiten tomar dacisiones con mayor amplitud y libertad.

diciembre 24, 2021

Inicio de año: Santos macuspanos, BANXICO, el INEGI y una estatua en el suelo

Arranca un nuevo año en nuestro amado México-Tenochtitlan y con él llegaron rápidamente las primeras impresiones de lo que le depara al...

enero 4, 2022




Más de categoría

Resiliencia y resignificación

El cierre y superación de ciclos depende en gran medida de dos atributos fundamentales: la resiliencia y la resignificación. 

enero 14, 2022

Zacatecas: jóvenes secuestrados y pobladores desplazados por el crimen organizado

La semana pasada mencioné la situación de inseguridad que vive Zacatecas. Hoy seré más específico sobre ese tema para...

enero 14, 2022

El Secretario de Gobernación toma la ofensiva de la reforma Electoral con López Obrador en convalecencia

El Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, tomó la ofensiva de la reforma Electoral que está en proceso de...

enero 14, 2022

El Secretario de Gobernación toma la ofensiva de la reforma Electoral con López Obrador en convalecencia

El Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, tomó la ofensiva de la reforma Electoral que está en proceso de...

enero 14, 2022