¡Adoro los finales felices!

Así se expresaba una lectora de una nota del periódico El Universal en la que se leían datos sobre el asesinato del peor pedófilo de la historia de la Gran Bretaña (https://www.eluniversal.com.mx/mundo/pedofilo-britanico-que-abuso-de-191-ninos-fue-violado-y-asesinado-en-prision). Ese es el pensamiento de...

20 de noviembre, 2020

Así se expresaba una lectora de una nota del periódico El Universal en la que se leían datos sobre el asesinato del peor pedófilo de la historia de la Gran Bretaña (https://www.eluniversal.com.mx/mundo/pedofilo-britanico-que-abuso-de-191-ninos-fue-violado-y-asesinado-en-prision).

Ese es el pensamiento de la vox populi sobre la manera de acabar con los delitos en contra de las mujeres y niños: tomar la justicia por propia mano. Evidentemente esta forma se está conformando como el camino de hacer justicia ante los crímenes horribles que aquí en México se denominan feminicidio y abuso a menores o violación.

Sin esta forma de tomar justicia, vemos diariamente cómo los niños, niñas y mujeres sufren los estragos de la creciente impunidad, ante los feroces hombres y mujeres que con toda la maldad del mundo abusan, violan y matan a los más inocentes de la sociedad.

“Ojo por ojo y nos quedaremos ciegos” dicen los santones de la izquierda, pero en realidad lo dicen porque ellos no han sufrido de la violencia que hoy por hoy vivimos. Desgraciadamente, la gente reacciona de diversas formas ante estos casos inexplicables de violencia, pero por lo general la gente se detiene antes de tomar la ley por propia mano. Estos pocos eventos en el que las victimas reaccionan acabando con el agresor de su familiar o de ellos mismos, la ley los castiga mejor de lo que debería de castigar a los que son violentos con los más inocentes de la sociedad.

Sin la justicia, vemos a decenas de madres de familia y mujeres protestando ante las autoridades, a las cuales no les importa el sufrimiento que padecen. Ante esto, la vox populi aconseja que dejes pasar el tiempo y después busca justicia y acaba con el delincuente que daño a tu familiar. Se necesita una legislación firme, que acabe con todos los beneficios y se infrinja un verdadero castigo a los violadores asesinos.

Lágrimas y Risas




En la vida todo viene aparejado con algún otro suceso relacionado, así llegamos al día de hoy donde cuando este suceso se repite de nuevo. El caso es que en Aldama (Chiapas) allá en la zona alta de este estado del sureste, los conflictos violentos entre las comunidades indígenas se viven intensamente, entre los grupos delincuenciales, los caciques y las bandas armadas que se disputan las tierras de uno u otro lado de esa región.

Gobiernos Estatales y Federales han pasado y los conflictos no hacen más que crecer en intensidad, llegando al grado, desde hace uno o dos años, que comenzaron a armarse los bandos y a dispararse entre sí cobijados por los espesos bosques de esas zonas de la montaña chiapaneca.

Hasta ahí, han llegado los compañeros de Quadratín Chiapas, Juan de Dios García Davish y la compañera del periódico El Universal, la reportera y fotógrafa María de Jesus Peters Pino, los cuales entre el lodazal y las inclemencias del tiempo se mantenían unidos con las víctimas de los ataques de ambos lados; sufrieron lo mismo que las comunidades indígenas de esas zonas para llevar al mundo sus historias de desesperanza y miedo ante la impotencia de no tener quién les ayude. En esas zonas ni el Ejercito Mexicano entra, les tienen miedo a los dueños de esas zonas boscosas de la sierra chiapaneca.

Hoy nos enteramos que la compañera del periódico El Universal y Quadratín, María de Jesus Peters Pino, recibirá de parte del Colectivo de Comunicadores y amigos periodistas de Tapachula un reconocimiento por haber ganado el Premio Nacional de Periodismo en fotografía y fotorreportaje, así como el premio Ortega y Gasset y otro premio A lo Mejor del Periodismo que otorga Diarios de América.

Son premios bien merecidos por la que me honro decir que es una excelente colega y compañera periodista, con la cual en la juventud compartimos muchas sendas periodísticas junto con otros compañeros que aún siguen aquí y otros que han partido.

El camino de María de Jesus Peters Pino no ha sido fácil. Ha sufrido en carne propia momentos violentos en los eventos que ha cubierto, pero su destino ha sido llegar hasta aquí para recibir los galardones a su trabajo y el reconocimiento de los propios, para vencer el dicho “Nadie es profeta en su tierra”, y eso lo ha logrado ella.

Junto con Juan de Dios García Davish y la pequeña hija de ambos, se han dedicado a estar en los eventos mas violentos y destacados que han hecho historia en nuestro Chiapas y en el sur de México. Por lo que vaya mi más humilde reconocimiento a María de Jesus Peters Pino por esos premios que solo viene a refrendar su gran calidad humana y periodística… ¡Bendiciones!

Comentarios

Rumbo de la Salud y Confianza en Vacunas Covid-19

Comentarios

noviembre 20, 2020

Malacostumbrados

Así es como estamos los humanos y sobre todo los mexicanos en su totalidad, los que se dan cuenta de la matazón...

noviembre 23, 2020




Más de categoría

Crisis de violencia contra la mujer

En la pandemia por el coronavirus se ha incrementado la violencia contra las mujeres, amparada en el confinamiento, y...

noviembre 27, 2020

Caiga quien caiga

Hoy viernes 29 de noviembre los fallecidos por la pandemia del COVID-19 llegó a 104 242 muertos por COVID-19....

noviembre 27, 2020

Maradona

El martes pasado, en Buenos Aires,  murió Diego Armando Maradona quien, junto con Pelé, se disputaba el título de...

noviembre 27, 2020

De Frente Y Claro | Corrupción en Segalmex

Ante una corrupción imparable en la nefasta administración de López, cada día surge más información, que muestra y demuestra...

noviembre 26, 2020