Quién sí y quién no

La orden fue comunicada. Por un lado del barco se entendió “Mujeres y niños primero”, y por el otro “Solamente mujeres y niños”. Por esta...

22 de abril, 2020

La orden fue comunicada. Por un lado del barco se entendió “Mujeres y niños primero”, y por el otro “Solamente mujeres y niños”. Por esta razón los botes salvadidas del Titanic no bajaron con la capacidad completa mientras que en los del otro lado, iban hombres. El malentendido provocó el caos y la pelea por un lugar para salvarse durante el hundimiento del Titanic el 15 de abril de 1912.

El lema del mar, “Mujeres y niños primero”, aunque no tiene bases legales, conmina a los pasajeros de una embarcación a salvar primero a las mujeres y a los niños. Esta práctica se registra por primera vez en 1840 cuando, en altamar, un rayo cae en la embarcación de carga ‘Poland’ e inicia un incendio. Los marineros pidieron proteger primero a las mujeres y a los niños embarcándolos en los botes salvadidas con el riesgo de que perecieran en altamar.

En 1852, durante el hundimiento de la fragata a vapor ‘Birkenhead’ adaptada como buque de guerra de La Armada Real; se dijo que la caballerosidad, dio lugar a aplicar esta orden considerandola un “Código de conducta”. En ese tiempo se consideraban dos cosas: la debilidad de las mujeres y la protección que requerían los niños una vez a salvo. Por otro lado, el hombre era considerado reemplazable. “El capitán se hunde con su barco”, replicaba el capitán cuando los marineros quisieron que se salvara; solo sobrevivieron 193 de los 643 pasajeros. 

En 1860 La hisotria de un verdadero amor,  novela de William Douglas O’Connor, menciona que el capitán Harrington pone a salvo a las mujeres, a los niños y a algunos hombres blancos.

El poema “Soldier an’ Sailor too”, escrito por Rudyard Kipling en 1893 para su hijo desaparecido en el frente guerra, implora que además de las mujeres y los niños, se salve a los soldados y a los marinos también.

En el submarino “Kursk” no hubo sobrevivientes y los 118 pasajeros perecieron aun cuando las mujeres y los niños trataron de ser salvados primero.




En marzo de 2011 se hundía un restaurant flotante en Ohio y se aplicó el mismo código de conducta aunque en este caso, los 83 ocupantes se salvaron

La “Guía Bioética de Asignación de Recursos” hace su aparición en la vida moderna, donde las vidas se olvidan, no se protege a las mujeres, se descuida a los niños y se olvida de los ancianos. En donde no hay voces suficientes que protejan las vidas de unos o de otros porque la individualidad en que se vive, manda que cada uno se salve como pueda. Es ahora que se acuerdan que la vida de todos es importante y se alzan voces sin sonido oponiéndose a que se salve, como volado, la vida de uno o de otro.

Así como la caballerosidad de los marineros o la certeza de que una mujer debe salvarse para protejer a un niño, o que las mujeres no son suficientemente fuertes para ayudar, o que los niños no pueden apoyar en un rescate y que los hombres son reemplazables, igual se ha revuelto la humanidad en momentos de pánico y no sabe o no puede tomar una decisión: “quién sí y quién no”. 

Rudyard Kipling imploró que todos sean salvados porque, aunque todos sean reemplazables, todos le hacen falta al mundo de una forma u otra. Salvar a las mujeres y a los niños primero fue un dilema para ellas y para los niños también, dejaban a su suerte al padre, al esposo o al hermano.

¿Cómo aplicar un código de conducta o una guía bioética sin lastimar a alguien? Se requiere de humanidad, lógica y un alto sentido de la ética y esto, entre médicos y enfermeros en situación de crisis y emergencia y aunque la legalidad los proteja, una decisión de este tamaño debe ser peor de lo que podemos imaginar. 

En algunos hospitales los capitanes se han hundido antes que su barco, en otros se hundirán con el barco y de ningún hospital un capitán ha huido.

 

Comentarios

La orden fue comunicada. Por un lado del barco se entendió “Mujeres y niños primero”, y por el otro “Solamente mujeres y...

enero 1, 1970

La orden fue comunicada. Por un lado del barco se entendió “Mujeres y niños primero”, y por el otro “Solamente mujeres y...

enero 1, 1970




Más de categoría

Por eso estoy aquí

El discurso en general iba bien, aderezado con datos históricos que seguramente el presidente Trump no conocía. El cierre...

julio 10, 2020

Un fin de semana entre épocas distintas a través de dos libros y una película

La actualidad no es exclusiva de dimes y diretes, criticas, partes y contrapartes de lo que sucede en el...

junio 24, 2020

Lo que veo y escucho en Internet

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que...

junio 19, 2020

¡No sea cruel señora!

Si la señora Olga Sánchez Cordero está “blindada” contra el COVID-19, es cínico y cruel que lo haga público...

junio 5, 2020