Postes al ataque

“Caminar mirando al suelo, a menos que se busque dinero”...

19 de julio, 2016

“Caminar mirando al suelo, a menos que se busque dinero”, aunque llevar la vista al frente o hacia arriba no es lo agradable que se espera; el horizonte se pierde entre espectaculares, marquesinas, propaganda vieja, fotografías gigantes de gente desconocida que hace cosas muy conocidas y cables de todo tipo atados a postes que, de tanto peso, se inclinan de una peligrosa manera.

Los postes de madera para suspender los cables de líneas aéreas son preparados para asegurar que la tracción, flexión y compresión de la madera sea segura para el peso que soportarán. Los hay de madera recubiertos y tratados especialmente para el tendido del cableado de transmisión de datos y telefonía; de concreto, que pertenecen exclusivamente a la Comisión Federal de Electricidad, los demás, recubiertos de chapopote en la mayoría de los casos. Los de madera pintados de verde opaco que no tienen el tratamiento requerido, con humedad y hierba creciendo desde adentro.

La madera de los árboles de eucalipto, pino o moncoro, es inmunizada con óxidos hidrosolubles y es destinada para hacer postes urbanos. Es importante que la acebolladura, es decir, los anillos en el tronco del árbol tengan cierta separación entre períodos de crecimiento del leño a utilizar, generalmente entre dos anillos consecutivos; entre otras muchas especificaciones, el llamado corazón hueco que es el vacío causado por pudrición o insectos en el tronco del árbol.

Muchos de los postes en la ciudad parecen no cumplir con la normatividad señalada, sobre todo esos verdes en lo que se puede ver la plaga de insectos y la humedad acumulada que debilita y quiebra la madera.

Hay postes sobresaturados de cables que provocan una fractura vertical en la madera y tienen que ser asegurados con abrazaderas y remaches porque exceden la carga nominal. Hay luminarias impostadas en acometidas que no le pertenecen a CFE y que provocan que el poste se incline amenazando con caerse y llevarse consigo los cables de todas las compañías.

Otros postes y sus cables se pierden entre los árboles, cuando el aire aumenta su velocidad, los cables se columpian de un lado a otro provocando también el ruido característico de la madera crujiendo. Los dueños de los árboles no prestan atención a este peligro y dejan que las ramas se enreden entre tubos y cables alcanzando, en muchas ocasiones, las cerámicas y porcelanas en la cima de las acometidas de CFE.




Dice el programa de “Lineamientos técnicos y administrativos para la instalación de redes de telecomunicaciones en la infraestructura del H. Ayuntamiento de Tijuana, revisión No: 14; con fecha 13 de enero del 2015”, que existen 11 empresas de telecomunicaciones operando en la ciudad.

Cada poste instalado le pertenece al Ayuntamiento y éste cobra una renta anual a cada una de las compañías que hacen uso de los postes que no pertenecen a la Comisión Federal de Electricidad. La primera empresa que instale un poste no paga derechos durante el primer año y las empresas que tiendan su cableado del mismo poste, deben tener un contrato de arrendamiento y supervisión anual con el municipio.

Aunque en el documento de lineamientos hablan de 11 empresas, solo señalan a: Transtelco, Alestra / Gtel, Axtel, Totalplay, Metrored, Telefónica y Vant Exgon / Telefónica

Las empresas que están tendiendo el cable de fibra óptica y otros cables coaxiales son encargados de también de ajustar el poste con los cinchos, remaches y abrazaderas para evitar que el poste se abra por la mitad, aunque desde su base ya esté inclinado; estas empresas no quitan los cables en desuso, haciendo con ello más vulnerable la vida útil del poste que los sostiene.

El riesgo y por supuesto el peligro latente en cada uno de esos postes, el clima, la humedad del ambiente, las plagas y la acumulación de empresas instaladas en el mismo poste, parece no importar cuando de cobrar una renta se trata.

Todo junto se convierte en parte del panorama urbano; en tiempo de vientos huracanados, de lluvia, de sequía o de plaga y que, por ir viendo al suelo, como buscando dinero, los ciudadanos no se percatan que los postes amenazan con atacarnos en cualquier momento.

____________________________________________________________

Referencias:

http://www.anatel.org.mx/regulacion/LT-RedesTelecom_13ene2015%20EL%20OFICIAL%20firma%2030mar15.pdf

Comentarios

“Caminar mirando al suelo, a menos que se busque dinero”...

enero 1, 1970

“Caminar mirando al suelo, a menos que se busque dinero”...

enero 1, 1970




Más de categoría

Por eso estoy aquí

El discurso en general iba bien, aderezado con datos históricos que seguramente el presidente Trump no conocía. El cierre...

julio 10, 2020

Un fin de semana entre épocas distintas a través de dos libros y una película

La actualidad no es exclusiva de dimes y diretes, criticas, partes y contrapartes de lo que sucede en el...

junio 24, 2020

Lo que veo y escucho en Internet

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que...

junio 19, 2020

¡No sea cruel señora!

Si la señora Olga Sánchez Cordero está “blindada” contra el COVID-19, es cínico y cruel que lo haga público...

junio 5, 2020