El país de en medio

¿Acabas de llegar a Tijuana? ¿Vas a vivir aquí? Con seguridad estarás instalándote en lo que consideraste el mejor rumbo y la mejor casa, cuando...

19 de diciembre, 2015

¿Acabas de llegar a Tijuana? ¿Vas a vivir aquí? Con seguridad estarás instalándote en lo que consideraste el mejor rumbo y la mejor casa, cuando se toma la decisión o se acepta el cambio de residencia por cualquier razón, es lo menos que puedes hacer. Estarás cómodo o acomodándote con grandes expectativas y planes para enraizarte en una nueva ciudad con su gente y su movimiento.

Espera, esta ciudad no es lo que en tu mente se dibuja, no es lo que te contaron, no se parece a las fotografías que viste antes de venir y tampoco es igual a la Tijuana de otros, creíble o no, cada uno aquí tiene y vive su propia Tijuana.  Esto que ves no es México, somos el país de en medio y como tal es totalmente desconocido, raro, inconforme.

En Tijuana hay gente mala que mata, los rateros abundan, el narcotráfico tiene sus espacios y sus tretas, los delincuentes no se detienen y también vive mucha gente enojada.  Con todo esto por supuesto, no estás seguro, nada garantiza que tus días transcurran en completa calma; tendrás sobresaltos y las malas noticias invadirán tus días. La cultura en sus expresiones no existe como la conoces, tendrás que acercarte a los rincones en donde el arte nace y se reproduce, las salas pequeñas, los cafés, las esquinas, las casas. No te compliques en entender la función pública porque, especialmente ésta no tiene ni pies ni cabeza, toda la administración municipal es un verdadero desbarajuste, nada que suceda por cuenta de los políticos en la ciudad es agradable y mucho menos interesante, no les creas nada y sigue tu camino en la dirección que la gente buena te muestre. El verde de la naturaleza y el aire más o menos limpio no están a la vista, tendrás que buscarlo y cuando llueva no esperes el típico aroma a tierra mojada, aquí eso sí no existe.

No es ave de mal agüero una bienvenida tan soez, ni tampoco es la intención desbaratar tus planes y opacar el futuro que alcanzas a ver. Al contrario, es para advertirte que en Tijuana cada habitante encuentra un  lugar importante, cada uno hace de su vida un parque de diversiones. En esta ciudad existe una magia especial que solamente viendo y viviendo el desorden diario se puede apreciar; es esa parte incongruente, primero debes percibir el lado oscuro para que poco a poco encuentres tu propio lado claro de las cosas.

Esta ciudad se ha construido por pedazos revueltos, es un rompecabezas medio armado al que le faltan piezas y se ha hecho a fuerza de buenas intenciones, ha crecido con la conciencia de que nunca será la ciudad más hermosa y mucho menos perfecta. Lo que Tijuana tiene y el valor que proyecta no está en la calle ni en sus raquíticos museos, en sus modas pasajeras o en los terribles gobiernos que la han pervertido; lo mejor de Tijuana está en su gente, en las personas que han encontrado la magia oculta entre el aire contaminado y las estructuras dilapidadas, entre la muchedumbre y la elegancia.

No esperes que todo te sea fácil ni imagines un futuro certero, nada aquí es fácil y eso lo hace interesante; es mejor que no te apresures a obtener tu pasaporte y visa para cruzar a Estados Unidos, eso solo hará que abandones las calles de tu nueva ciudad y con seguridad te perderás de la magia antes de siquiera saber que existe.




Bienvenido entonces a Tijuana con tu arribo has adquirido también la responsabilidad de sentir la ciudad como se va presentando ante ti, es la única forma en que el lugar va a dejarse encontrar y hará contigo artificios mágicos que tu futuro consciente no tenía planeado, el resultado de tu éxito radicará en la sensibilidad con que la vivas. Algo puede que sea seguro, lo que tienes previsto ahora, quizá sea poco en comparación con lo que Tijuana esté planeando para ti.

Es la gente que hace a Tijuana y ahora tú eres parte de ella, así que ten cuidado, te puede sorprender en cualquier momento y quedarás hechizado igual que todos los que un día llegamos a descubrirnos en este pedacito del país de en medio.

Comentarios

¿Acabas de llegar a Tijuana? ¿Vas a vivir aquí? Con seguridad estarás instalándote en lo que consideraste el mejor rumbo y la...

enero 1, 1970

¿Acabas de llegar a Tijuana? ¿Vas a vivir aquí? Con seguridad estarás instalándote en lo que consideraste el mejor rumbo y la...

enero 1, 1970




Más de categoría

Por eso estoy aquí

El discurso en general iba bien, aderezado con datos históricos que seguramente el presidente Trump no conocía. El cierre...

julio 10, 2020

Un fin de semana entre épocas distintas a través de dos libros y una película

La actualidad no es exclusiva de dimes y diretes, criticas, partes y contrapartes de lo que sucede en el...

junio 24, 2020

Lo que veo y escucho en Internet

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que...

junio 19, 2020

¡No sea cruel señora!

Si la señora Olga Sánchez Cordero está “blindada” contra el COVID-19, es cínico y cruel que lo haga público...

junio 5, 2020