El otro López

Es tan precaria la situación que se vive, que la gente busca ídolos en donde sea. Veo que han hecho de Hugo López-Gatell uno de...

10 de abril, 2020

Es tan precaria la situación que se vive, que la gente busca ídolos en donde sea. Veo que han hecho de Hugo López-Gatell uno de esos ídolos que se esfumará cuando la pandemia termine, como todo muñeco de paja. La corretiza en redes sociales apuntando a su sonrisa, su pose, su forma de hablar… y a su esposa. Pobrecito país, buscando guapos en lugar de entender la grave situación que nos aqueja. Es cierto, es un profesionista educado y conocedor del tema, solo que sigue siendo parte de la política en la que la verdad queda en entredicho y la mentira sobresale. 

El caballero “funcionario técnico” –pide que le llamen– tiene una mirada vacía, una sonrisa de monalisa y una expresión hueca, que de cualquier forma, el señor no está para gustarle a nadie, está para informar aunque sus datos no sean los que se quieren escuchar, no sean los que son o no sean lo que quiere decir. La prueba es que parte de la sociedad ha llamado a sus conferencias “La novela de las siete” y como en toda novela, solo el protagonista tiene sus propios datos y su antagonista, la pandemia, tiene los reales y de frente, la ciudadanía grita lo que cada uno ve desde su trinchera. Es una novela.

La poca atención de los reporteros a las explicaciones del “otro López” es vergonzosa. Le preguntan cosas que ya dijo porque están pendientes de la pregunta que tienen preparada para cuando les toque su turno y atentos solo a la respuesta que quieren publicar, razón de su “tan-tan” (tan, tan tontos que no escucuchan). Igualito que en un salón de clases: ¿Entendieron? ¡Siiiiiii! (no es cierto, no entendieron nada) y les dijo: publiquen lo que se dice, no malinformen y malinformar es justo lo que hacen.

No es un ídolo ni es guapo, es un individuo que sabe su trabajo aunque de repente no pueda decirlo todo como es. Siempre hay uno en los gabinetes de gobierno al que le toca tragar pinole y chiflar al mismo tiempo hasta que se ahoga. Recordemos el “No más preguntas, ya me cansé” de Murillo Karam, por el caso Ayotzinapa. Ahí también, preguntas repetidas, respuestas a medias, cifras y datos erróneos y escondidos. Murillo Karam, igual que López-Gatell, está en el foco público y aunque la pandemia no tiene nada que ver con Ayotzinapa, la relación de los reporteros con los politicos vuelve todo “la novela de las 7”, sin final feliz por supuesto.

La necesidad de que alguien salve al país, que haga todo el trabajo y como magia resuelva todo, solo muestra la incapacidad de la gente por hacer su parte. En este caso, la parte es una sola (“quedarse en casa”) y aunque muchos no pueden, hay miles más que no les importa y esperan una fatalidad, eso les quitaría cualquier responsabilidad de las manos.

Se cuentan infectados asintomáticos, casos ambulatorios, graves y muertes y a todo esto, las cifras aumentan porque no han hecho caso a la recomendación específica de no salir. Ya no son solo los lugares concurridos, son también las tiendas de conveniencia o los cajeros automáticos. La gente está acostumbrada a “no perder su lugar” y se pegan nuca con boca en una fila. Hay necios que se meten a la boca del lobo y hay necesitados que no pueden salir de ella.




El señor funcionario técnico no va a resolver la pandemia, no está en sus manos arreglar el mundo tampoco y no está para exhibir esa “guapura” que muchos quieren ver. Por andar aplaudiendo a los guapos tuvimos un presidente de a peso, (aunque el de ahora sea uno de 50 centavos). En conclusion, no es lo bonito físico de la gente lo que nos va a salvar, es lo bonito que cada uno pueda rescatar de sí mismo para avanzar.

 

Comentarios

Es tan precaria la situación que se vive, que la gente busca ídolos en donde sea. Veo que han hecho de Hugo...

enero 1, 1970

Es tan precaria la situación que se vive, que la gente busca ídolos en donde sea. Veo que han hecho de Hugo...

enero 1, 1970




Más de categoría

Por eso estoy aquí

El discurso en general iba bien, aderezado con datos históricos que seguramente el presidente Trump no conocía. El cierre...

julio 10, 2020

Un fin de semana entre épocas distintas a través de dos libros y una película

La actualidad no es exclusiva de dimes y diretes, criticas, partes y contrapartes de lo que sucede en el...

junio 24, 2020

Lo que veo y escucho en Internet

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que...

junio 19, 2020

¡No sea cruel señora!

Si la señora Olga Sánchez Cordero está “blindada” contra el COVID-19, es cínico y cruel que lo haga público...

junio 5, 2020