Desde 1994 y nadie hizo caso

Los ojos de México voltearon hacia Chiapas en 1994 debido a un ejército de indígenas encapuchados y armados...

9 de septiembre, 2016

Los ojos de México voltearon hacia Chiapas en 1994 debido a un ejército de indígenas encapuchados y armados que desestabilizaron el sistema político mexicano y la promesa de modernidad, durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

El movimiento Zapatista declaraba la guerra, el grupo de indígenas que, con su palabra y rostros cubiertos en la consigna de que todos eran iguales se armaron en contra, entre otras cosas, del Tratado de Libre Comercio que el resto de México aplaudía; nadie hizo caso. Los resultados del TLC no estaban, ni están ahora en la tierra, ni en los campos, ni en los cultivos de los indígenas, dejándole al campesino una sola opción: emigrar a los Estados Unidos dejando despobladas sus tierras para ir a trabajar en lo mismo, solo que en las tierras de otro por un poco más de dinero.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) iniciaba un levantamiento en el estado de Chiapas cuyos efectos transforman la escena política de México. El EZLN emite su “Declaración de la Selva Lacandona” en la que declaran la guerra al gobierno mexicano y al presidente Carlos Salinas de Gortari y piden, “trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”.

Cuando México volteó sus ojos a Chiapas e iniciaba la información masiva, muchos se trasladaron hasta la Selva Lacandona para ver de cerca lo que sucedía y se unieron al Ejército. El gobierno insistía en que el EZLN era una guerrilla armada peligrosa.

Al pasar del tiempo, el EZLN aceptaba más ciudadanos, “La palabra Zapatista se respeta, somos solo indígenas” –dijeron- aun con ese lema, aceptaron a ciudadanos y sociedades civiles que entendieron las razones.

El movimiento tomaba fuerza a medida que se expandía. El gobierno Salinista quiso impedir que más ciudadanos se unieran a la cruzada disfrazándola con inventos de violencia y asesinatos, sin embargo, nada detenía a los indígenas en su lucha por proteger sus tierras y a sus familias. Los intentos no eran suficientes y en 1996, se propagó una leyenda ridícula que nace de la novela de Madelyne Tolentino, basada en una película de ciencia ficción.




Nacía entonces el temido Chupacabras, que amenazaba con atacar y destrozar a todos los animales y personas, especialmente en tierras Chiapanecas.

Entonces el miedo se desata en todo México, el justo medio para distraer la atención en torno al Ejército Zapatista mientras, se creaban programas emergentes de ayuda que no tenían más intención que separar a los indígenas del EZLN. La lucha del gobierno Salinista contra el EZLN no dio resultados ni con el lanzamiento del Programa Nacional de Solidaridad (PRONASOL) que otorgaba a los indígenas 150 nuevos pesos mensuales. El sexenio termina sin lograr diluir al EZLN.

El gobierno de Vicente Fox promete terminar con el asunto de Chiapas en “quince minutos” cosa que no sucedió. La atención de los mexicanos entonces, se desvía hacia la cabeza de Fox y Martha a partir del día de su boda. El EZLN se queda en tierras Chiapanecas y ‘Las Otras Campañas’ alrededor del País. El Sub Comandante Marcos desaparece de la escena pública y guarda silencio.

Aparece un movimiento juvenil en 2012 armado con las redes sociales, el internet y la educación académica de los jóvenes; tiene que ver con el sistema, con el gobierno en general, las imposiciones, el trabajo, la educación y la transparencia. Allá eran Indígenas y acá, estudiantes.

El movimiento #YoSoy132, conformado por estudiantes educados en los quehaceres políticos y ciudadanos independientes inician manifestaciones en contra de los medios de comunicación y las instituciones.

#YoSoy132, sin preferencia partidista empieza a moverse, al mismo tiempo, se van creando pequeños grupos que se unen a las manifestaciones y el #YoSoy132 se deslinda de ellos, los ciudadanos se fraccionan; esos grupos no consiguen establecerse en una sola causa porque la causa inicial parece desaparecer. El bombardeo de información provoca la confusión en los mexicanos. Desaparece #YoSoy132. Y nadie hizo caso.

Un grupo se sabe fuerte porque fue el primero y disecciona sociedades, otro grupo se sabe grande e incluyente y rechaza partidistas, otro puede ser pequeño y con visiones extremas; todo esto no es, sino volver al principio de la historia cuando nacía el PRI y en consecuencia todos los demás partidos. La historia se repite, los hijos y nietos de esos grupos estarán contando la historia del abuelo y serán las mismas historias que se han escuchado de los nietos y bisnietos de Zapata, Villa y los demás personajes. Y nadie hace caso.

La solidaridad de los mexicanos rebasa cualquier límite cuando de ayuda y apoyo humanitario se trata, de congregarse a festejar y divertirse, el mexicano en general, es compasivo y relajado, es amigo y es leal, es familiar. El problema está en la desunión y la discordia en cuanto a política se refiere, eso provocó que esos otros grupos no se fortalecieran, dando paso al nacimiento de los candidatos independientes que vemos hoy.

Otro grupo del tamaño y fuerza de los Zapatistas o de los jóvenes como #YoSoy132 no se ve en el panorama actual y puede ser que ya nadie lo intente. Quizá perdimos dos buenas oportunidades para encausar al país, para remediar nuestros males, nos encanta la algarabía, al final del día seguimos siendo felices solo que, en cosas de política, seguimos sin hacer caso.

Comentarios

Los ojos de México voltearon hacia Chiapas en 1994 debido a un ejército de indígenas encapuchados y armados...

enero 1, 1970

Los ojos de México voltearon hacia Chiapas en 1994 debido a un ejército de indígenas encapuchados y armados...

enero 1, 1970




Más de categoría

Por eso estoy aquí

El discurso en general iba bien, aderezado con datos históricos que seguramente el presidente Trump no conocía. El cierre...

julio 10, 2020

Un fin de semana entre épocas distintas a través de dos libros y una película

La actualidad no es exclusiva de dimes y diretes, criticas, partes y contrapartes de lo que sucede en el...

junio 24, 2020

Lo que veo y escucho en Internet

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que...

junio 19, 2020

¡No sea cruel señora!

Si la señora Olga Sánchez Cordero está “blindada” contra el COVID-19, es cínico y cruel que lo haga público...

junio 5, 2020