La Cuarta Transformación y las renuncias

En el sistema presidencialista mexicano, los secretarios de estado son algo parecido a fusibles intercambiables que una vez desgastados culminan con su función primaria de...

16 de julio, 2019

En el sistema presidencialista mexicano, los secretarios de estado son algo parecido a fusibles intercambiables que una vez desgastados culminan con su función primaria de servir al primer mandatario. En los tiempos de la Cuarta Transformación los secretarios están menos protegidos que en otros sexenios ya que no llegaron por cuotas de poderes fácticos, o por haber comprado su incorporación al proyecto encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El pasado martes 9 de julio la noticia que cimbró al sistema político y económico por unos 45 minutos, fue la inesperada renuncia del secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, quien acusó irreconciliables diferencias con el presidente AMLO en la forma como se llevaba la política económica y conflictos con el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo, a quien calificó en entrevistas posteriores, como un hombre de extrema derecha. El propio presidente aseguró que el exsecretario tenía una concepción neoliberal de las cosas, a pesar de haber trabajado y renunciado también durante su paso por la jefatura de gobierno.

En menos de una hora (después de la renuncia vía Twitter del exsecretario Urzúa) el presidente AMLO nombró como nuevo secretario de Hacienda al segundo funcionario en jerarquía, Arturo Herrera, quien protagonizó divertidas mofas en las redes sociales por su cara de preocupación y lo inesperado de la situación. Afortunadamente los “memes” para el nuevo secretario de SHCP fue lo único que se recordará de esa agitada jornada, de lo que pudo ser un martes negro para las finanzas del país, al ser contenida una posible devaluación y tranquilizar a esos nerviosos mercados financieros que no son precisamente empáticos con la Cuarta Transformación.

Urzúa, autodefinido como neokeynesiano en la geometría de la ciencia económica, aseguró estar siempre a lado del presidente a quien reconoce una inteligencia social. Destacó su trayectoria como economista reconocido y la percepción de un funcionario honesto. Afirmó que no se considera de derecha y aseguró que AMLO es un hombre pragmático, cercano a la socialdemocracia, pero que fue reticente a impulsar una reforma fiscal para cuidar los equilibrios económicos al mantener demasiados programas sociales para la población.

Por lo pronto la tensa calma económica que precedió a la renuncia de Urzúa se mantendrá hasta que no se conozcan las cifras del INEGI y se formalice que se está en recesión económica, o si se puede evitar con algunos cambios en la política de gasto del gobierno federal. El exsecretario alertó sobre las dificultades económicas que enfrentarían los proyectos prioritarios del presidente, como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y la construcción del aeropuerto en Santa Lucía. También se pronunció tardíamente sobre el error de cancelar las obras del Aeropuerto de Texcoco.

No culminaba la difícil semana, cuando el pasado viernes 12 de julio el delegado de Programas para el Desarrollo del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí, también se sumaba a la ola de renuncias, luego de ser señalado como sujeto de conflicto de interés en empresas farmacéuticas que buscaban ser contratistas de la licitación de medicinas, en medio de la crisis de desabasto que afecta algunos estados de la República.




Las investigaciones periodísticas ya habían señalado al ex súper delegado Lomelí, como beneficiario de millonarios contratos gubernamentales con nueve empresas vinculadas a su propiedad, aunque el propio delegado dijo reconocer solo cuatro empresas como suyas y negó conflictos de interés en estas acciones. Su renuncia explicó, se dio para facilitar las investigaciones que siguen su curso y evitar el constante golpeteó al gobierno del presidente AMLO.

Por lo pronto la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, informó que existen siete investigaciones contra el ex delegado que, aunque no se han concluido, se han podido detectar posibles conductas delictivas. Por lo que la carta de renuncia del exfuncionario fue bien recibida para el desarrollo del proceso de investigación.

En circunstancias parecidas por el escándalo, la extitular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco, debió presentar su renuncia al cargo por haber provocado el retraso de un vuelo de avión, el pasado mes de mayo. En el mismo tenor el exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez, renunció al acusar a Urzúa de impedir la toma de decisiones económicas necesarias para la supervivencia y viabilidad del Instituto.

Si bien es cierto que la verdadera renuncia de peso en el gobierno, la protagonizó el exsecretario de Hacienda, ya que ninguna otra de las ocurridas inquietan mucho al buen desarrollo de la gobernanza del país. Al interior del gabinete se sabe de la vulnerabilidad del puesto. El acierto del presidente AMLO al nombrar al sucesor fue hacerlo dentro del grupo que pregona la ortodoxia económica de los equilibrios presupuestales, pero las difíciles condiciones mundiales de desarrollo económico harán muy difícil cumplir las metas de crecimiento que se impuso el actual gobierno.

Ninguna nación se vino abajo por la renuncia de algún secretario, sin embargo, estas dimisiones comprueban lo difícil que es trabajar para el presidente AMLO que no es muy afecto a escuchar a sus asesores y sobre todo, no parece respetar la necesidad de equilibrar los gastos (de sus plausibles programas sociales) con los ingresos, que por diferentes motivos se han visto disminuidos en lo que va de su sexenio.

Comentarios

En el sistema presidencialista mexicano, los secretarios de estado son algo parecido a fusibles intercambiables que una vez desgastados culminan con su...

enero 1, 1970

En el sistema presidencialista mexicano, los secretarios de estado son algo parecido a fusibles intercambiables que una vez desgastados culminan con su...

enero 1, 1970




Más de categoría

Una coreografía populista

La primera gira de trabajo internacional del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue un encuentro binacional con el...

julio 14, 2020

Los heroicos profesionales de la salud

La curva de contagios por Covid-19 está aún en ascenso, el país estuvo muchas semanas en semáforo rojo en...

junio 30, 2020

Hasta siempre, papá Rosendo

El pasado mes de mayo falleció mi padre, Rosendo Aparicio, víctima de complicaciones renales y varias enfermedades que al...

junio 23, 2020

Surrealismos en la fase tres del coronavirus

El pasado 21 de abril se decretó la tercera fase en la contingencia sanitaria de la pandemia del coronavirus...

abril 28, 2020