Enrique Alfaro, solo un populista más

El gobernador independiente de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se vio en el ojo del huracán después de que el pasado viernes 26 de julio la...

30 de julio, 2019

El gobernador independiente de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se vio en el ojo del huracán después de que el pasado viernes 26 de julio la policía de Guadalajara reprimiera una protesta de usuarios del sistema de tren ligero quienes se quejaban por el aumento en las tarifas del pasaje, pues durante campaña se comprometió a no incrementar el precio. El pasado lunes 29 de julio el polémico gobernador difundió un video en sus redes sociales donde justificaba las alzas en las tarifas en el tren eléctrico y macrobus, pues se realizaban por un aumento a los insumos, en lo que parecía la vieja excusa de gobiernos neoliberales de los ajustes “dolorosos pero necesarios”.

El político, líder de esos que llaman la oposición, culpó indirectamente a los legisladores de Morena por no bajar el precio de la electricidad y diesel, además en modo prepotente acusó a algunos medios de comunicación de orquestarle un complot en su contra, estrategia digna de los mejores políticos antisistema del mundo. Hasta el cineasta mexicano ganador del Oscar, Guillermo del Toro, en tono de sorna dijo que: “Si ya nos chingaron con el transporte, por lo menos que haya música”, durante la presentación de la filarmónica estatal en un conocido Auditorio local.

Aunque desapercibido para muchos, por el escándalo de la represión contra manifestantes, fue el anuncio del gobernador de que en conjunto con las empresas, gobierno y sindicatos, se le haría llegar a los trabajadores y burócratas un ingreso extraordinario diario de 10 pesos más a su salario con la intención de mitigar el golpe económico producido por el aumento de las tarifas. En el mismo video, Alfaro explica que serían los sindicatos quienes cuidarían que el recurso económico llegue correctamente a los trabajadores, en una medida que bien podría haber sido ideada desde las cúpulas de Morena, partido al que el político jalisciense dice combatir ideológicamente.

Desde el pasado fin de semana las manifestaciones en contra del gobernador se han originado por incumplir sus promesas de campaña y por haberse excedido en el uso de la fuerza contra muchos manifestantes, incluidos algunos estudiantes de la Universidad de Guadalajara, quienes estaban dando acceso libre a los pasajeros. Las imágenes de los policías golpeando estudiantes fueron viralizadas, pero sin la firmeza o la condenada de otros actores políticos y personalidades que en situaciones similares habrían pedido estridentemente hasta la renuncia del gobernante en turno.

El gobernador emanado de las filas de Movimiento Ciudadano (MC) y que ahora se ostenta como independiente, aseguró en el video, siempre en un tono retador y molesto que a pesar de que fue una promesa de campaña no subir los precios del tren ligero, lo tuvo que hacer ya que las tarifas de diesel y electricidad le obligaban a incrementar de 7 pesos a 9.50 pesos el precio del pasaje. No dejó de hacerse la víctima de los ataques oportunistas de sus adversarios y señaló que él siempre estará del lado de la gente, o quizás inconscientemente se refería al pueblo bueno.

Al respecto comentó que su gobierno estaba respaldado por los jóvenes becados, las mujeres microempresarias, las familias beneficiadas con apoyos en uniformes escolares y calzado, así como a los adultos mayores. En el video de casi 10 minutos, pero colmado de populismo puro, el gobernador afirmó que cada quien estaba en su lugar y que nadie se confundiera.




Aseguró que respetaba la libertad de expresión y manifestación pero que en su Estado no se toleraba el vandalismo y la violencia como forma de expresión política, aseveró que las manifestaciones de tres días se habían dado sin ninguna problemática ni obstáculos, pero que las acciones pasadas en Casa Jalisco y en una estación del tren ligero, habían sido provocaciones por grupos identificados. Extasiado en su micro machismo gobernante, sentenció que estaba firme en lograr la refundación del Estado, con entereza, contra viento y marea.

La perla de occidente se caracteriza por gobiernos y ciudadanos conservadores, no les gusta mucho las protestas y movilizaciones, por lo que este abuso en la fuerza pública contra los manifestantes podría no ser más que anecdótico. Luego de padecer el terrible gobierno priísta de Aristóteles Sandoval, los votantes se decantaron por castigar a la cleptocracia que gobernó al amparo del expresidente Enrique Peña Nieto.

Con la promesa de refundar el Estado de Jalisco y sus prácticas políticas, Alfaro Ramírez se posicionó en la surrealista alianza que se formó en las pasadas elecciones presidenciales en el la coalición “Por México al Frente” conformada por el partido Acción Nacional, el partido de la Revolución Democrática y el partido MC, como las instituciones políticas de mayor peso. Desde la cúpula de dirigentes se negoció que la candidatura presidencial se otorgará a Ricardo Anaya (sacrificando al exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera) la candidatura a jefa de gobierno a Alejandra Barrales y a MC se le otorgó la candidatura al gobierno de Jalisco.

En el tsunami de Morena, solo el gobernador Alfaro logró ganar en la elección que dejó en calidad de supervivientes a los partidos opositores, para después dejar las filas de MC y declararse independiente. En la crisis de la lucha contra el huachicol, el gobernador de Jalisco fue de los pocos mandatarios estatales que se confrontó con el presidente Andrés Manuel López Obrador, ganando de forma precoz el título de opositor, luego de la reunión con todos los gobernadores, le bajó de intensidad a sus protestas.

Por lo pronto sin muchos aspavientos de los tradicionales sectores de lo que queda de la oposición de Jalisco, o la academia, la Comisión de Derechos Humanos de la entidad inició la averiguación número 5760 para determinar si se violó el derecho de libre manifestación de los inconformes, que de resolverse en una recomendación dejará muy mal parado al gobernador que de macho, mocho y populista, tiene mucho.

Comentarios

El gobernador independiente de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se vio en el ojo del huracán después de que el pasado viernes 26...

enero 1, 1970

El gobernador independiente de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se vio en el ojo del huracán después de que el pasado viernes 26...

enero 1, 1970




Más de categoría

Una coreografía populista

La primera gira de trabajo internacional del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue un encuentro binacional con el...

julio 14, 2020

Los heroicos profesionales de la salud

La curva de contagios por Covid-19 está aún en ascenso, el país estuvo muchas semanas en semáforo rojo en...

junio 30, 2020

Hasta siempre, papá Rosendo

El pasado mes de mayo falleció mi padre, Rosendo Aparicio, víctima de complicaciones renales y varias enfermedades que al...

junio 23, 2020

Surrealismos en la fase tres del coronavirus

El pasado 21 de abril se decretó la tercera fase en la contingencia sanitaria de la pandemia del coronavirus...

abril 28, 2020