Se vende

Ya hablaba hace unas semanas de las ridículas e insultantes campañas políticas de las que estamos siendo víctimas. Estamos a una semana de las elecciones...

29 de mayo, 2015

Ya hablaba hace unas semanas de las ridículas e insultantes campañas políticas de las que estamos siendo víctimas. Estamos a una semana de las elecciones y creía que ya todo había pasado, que no podríamos escuchar nada peor, ¡qué equivocado estaba!

Apenas hace un par de días llegó a mí el spot más ridículo que haya escuchado jamás, supongo que ya lo escucharon, estoy hablando del de la priista Lila Abed y su “fierro viejo” que para quien no haya tenido la desgracia de toparse con él, aquí se los comparto.

Ya no se trata de si la producción es una basura, si la mujer sabe leer un texto o de la falta de creatividad de su agencia, va mucho más allá.

El tema es ¿por qué los partidos y candidatos se esfuerzan cada vez menos en comunicarse con nosotros? ¿Por qué se burlan de nosotros con tanto cinismo y de una manera tan evidente y descarada? ¿Por qué nos tienen en ese concepto de idiotas? La respuesta es muy fácil, porque pueden, porque se los hemos permitido, porque les hemos dado razones.

Y es que aunque me duela admitirlo, tenemos el gobierno, partidos y candidatos que nos merecemos, punto. ¿Qué hemos hecho para merecerlo? Nada, absolutamente nada, y seguiremos así, quejándonos, mentando madres, hablando pestes de los políticos y el presidente en turno, de los manifestantes, del caos diario, pero nos limitamos a eso sin tomar acción en nada. Hasta hace no muchos años se podía entender esta actitud de sumisión, en efecto el pueblo estaba sometido a lo que el gobierno quisiera y no teníamos derecho a quejarnos o cambiarlo, al menos eso nos hicieron pensar, pero hace tiempo que esto no es así y seguimos igual.

Lo más chistoso de todo es que quien más se queja son las clases medias y altas y son precisamente esas las que menos hacen. ¿Y qué podemos hacer? No fomentar la corrupción, por ejemplo. Es muy fácil gritar al mundo que nuestro gobierno está lleno de corruptos vende patrias y a la vuelta de la esquina darle mordida al policía para que no se lleve nuestro coche o nos quiten puntos en la licencia. Qué sencillo es quejarnos porque haya regresado el PRI, o de lo mal que lo hizo el PAN, pero llegan las elecciones y hay más del 50% de abstencionismo. Un estudio hecho por el INE reveló que a menor preparación académica, mayor votación por el PRI, es decir, son las clases más bajas quienes votan por el tricolor; a mayor preparación el voto es por la oposición. Es obvio quiénes son los que no votan.




Votar va mucho más allá de tachar un logotipo en la casilla pero ¿a quién le importa?

Si nada nos importa, si sólo nos quejamos pero después dejamos que las cosas pasen, si toleramos a nuestros gobernantes “total todos son iguales” entonces no tenemos por qué sorprendernos si compran votos, si hay sobresaturación de spots en los medios  ¿por qué no tendrían derecho de burlarse de nosotros?

Se vende mi patria.

Voy vengo.

Comentarios

Ya hablaba hace unas semanas de las ridículas e insultantes campañas políticas de las que estamos siendo víctimas. Estamos a una semana...

enero 1, 1970

Ya hablaba hace unas semanas de las ridículas e insultantes campañas políticas de las que estamos siendo víctimas. Estamos a una semana...

enero 1, 1970




Más de categoría

Le venimos ofreciendo...

Me estoy empezando a cansar de AT&T. Y no de su servicio telefónico o sus planes de datos, no....

abril 29, 2016

La contingencia

Otra vez tuvimos contingencia esta semana. A decir verdad hemos vivido en ella durante quince años, nos digan lo...

abril 8, 2016

McCartney del Caribe

Paul McCartney ha estado muy presente en las notas de las últimas semanas debido a su participación de último...

abril 1, 2016

Columna 51

Estoy cumpliendo un año de escribir para este espacio y, como lo dije en mi primer columna...

marzo 25, 2016