El precedente del desplome de Arturo Escobar

En México estamos acostumbrados a que lo que debería nunca sucede, a que cuando algo raramente se hace bien, nadie lo cree y necesariamente sorprende,...

1 de diciembre, 2015

En México estamos acostumbrados a que lo que debería nunca sucede, a que cuando algo raramente se hace bien, nadie lo cree y necesariamente sorprende, lo que provoca las suposiciones mas diversas, para algo que no debería requerirlo.

Es mucho mas difícil hacer y por consecuencia explicar lo correcto, lo que no lo es se entiende por si solo, es la generalidad, sobre todo si la determinación proviene de un acto de autoridad.

La orden de aprehensión solicitada a un Juez Federal por la Fepade, en contra de Arturo Escobar hasta ese momento Subsecretario de Gobernación, por la comisión de delitos electorales, es sin lugar a dudas el mejor ejemplo posible de ello.

Por supuesto que esta situación a dado pie a todo tipo de teorías al respecto, la mayoría de ellas nada tienen que ver con el asunto de origen, sino mas bien con el entorno político.

Porque lo primero que resalta es que increíblemente, una fiscalía que en la practica debería obedecer a la influencia del poder ejecutivo, actué con total autonomía para proceder en contra de un destacado miembro del régimen.

Arturo Escobar en su calidad de dirigente del partido Verde, esta acusado de múltiples delitos electorales cometidos durante el pasado proceso comicial federal.




En su momento Escobar reconoció implícitamente que aun y cuando esos hechos rebasaban el margen permitido, en el calculo del costo y el beneficio fueron parte de una estrategia premeditada para lograr un objetivo electoral.

Una estrategia en la que el trabajo sucio de la coalición con el PRI, le correspondió al Partido Verde, que aun a sabiendas de las posibles sanciones futuras, cumplió su cometido y por tanto merecía recompensas.

Porque el resultado permitió que la suma de escaños obtenidos por ambas fuerzas le otorgara al partido en el gobierno, mantener con su alianza la mayoría legislativa en la cámara de diputados, lo cual por supuesto el régimen tenia que agradecerlo al Partido Verde y particularmente a su dirigente Arturo Escobar.

Si bien es cierto que el nombramiento de Escobar y Vega como Subsecretario de Gobernación pareció quedarse corto considerando el servicio prestado, de cualquier manera se entendía que gozaría de privilegios y protección.

Arturo Escobar no fue designado Secretario de la Semarnat como era su deseo y hasta cierto punto parecía lo mas lógico, sin embargo la influencia de la posición en Gobernación, se vincula a su cercanía con Miguel Ángel Osorio Chong precandidato presidencial al que apoyan Arturo Escobar y “El Niño Verde”

Pero a pesar de todo ello, ante la solicitud de Santiago Nieto titular de la Fepade, para que un Juez Federal conceda una orden de aprehensión en contra de Arturo Escobar, este tuvo que renunciar a su posición en Gobernación para enfrentar dicho proceso.

Independientemente de que Escobar puede salir bajo fianza e incluso eventualmente ser declarado inocente, de entrada porque existe la posibilidad de violaciones al debido proceso, lo que se impone además del trago amargo que afronta personalmente, es la imposibilidad del régimen para mantener impunes las acusaciones que lo señalan.

Claro que no son pocos quienes en el análisis sostienen, que el fiscal no necesariamente actuó genuinamente con la libertad de la que se presume, mas bien que recibió la instrucción de llevar el asunto hasta sus ultimas consecuencias.

Esto con la intención de deshacerse de Escobar y con ello debilitar al grupo que controla el Partido Verde, porque en los Pinos existe un interés manifiesto de imponer a un nuevo dirigente en esa fuerza política, alguien mas afín y obediente.

En los Pinos, se reconoce la importancia del verde y su gran utilidad como aliado, pero ya no están a gusto con el comportamiento arrogante y las exigencias del “Niño Verde” y su camarilla.

En la casa presidencial se ve con muy buenos ojos y quizá mas que eso, la idea de impulsar que Manuel Velasco Coello, fuera el relevo de Jorge Emilio González y Arturo Escobar, cuando este termine su mandato como gobernador de Chiapas. 

De cualquier manera el hecho es trascendente desde la óptica en la que se le observe, porque mas allá de la motivación real, la o las que fueren, se sienta un precedente que habrá de modificar radicalmente el escenario en el futuro.

En este momento todavía no se puede establecer a ciencia cierta si Santiago Nieto es un paladín de la justicia, mas aun cuando no respeto la secrecía con la que se debió manejar la averiguación.

Al hacer publica la consignación del expediente, el fiscal mismo comete un delito contra la administración de justicia por haber violado el artículo 225, fracción VII del Código Penal Federal.

Pero por increíble que pueda resultar la posibilidad, mucho mas allá de las implicaciones legales que puedan determinarse en contra de Arturo Escobar, sientan un precedente histórico.

Comentarios

En México estamos acostumbrados a que lo que debería nunca sucede, a que cuando algo raramente se hace bien, nadie lo cree...

enero 1, 1970

En México estamos acostumbrados a que lo que debería nunca sucede, a que cuando algo raramente se hace bien, nadie lo cree...

enero 1, 1970




Más de categoría

La campaña de Anaya herida de muerte

La reciente difusión del video donde José, el hermano de Manuel Barreiro, el empresario queretano presuntamente...

junio 12, 2018

La secta Lopezobradorista

En esta campaña presidencial, mucho más que en las dos en las que compitió anteriormente, Andrés Manuel López Obrador...

mayo 8, 2018

AMLO amenaza con el tigre, pero el esta despertando al León

Uno de los elementos que han caracterizado de manera particular la propuesta de campaña de Andrés Manuel López Obrador,...

mayo 1, 2018

Lo que definió el debate

Aunque se puede decir que el primer debate presidencial del pasado domingo quedó a deber

abril 24, 2018