La apuesta de Peña Nieto

¿Y qué tal si el miércoles pasado Donald Trump hubiera ofrecido una disculpa por los insultos que ha proferido contra México...

7 de septiembre, 2016

¿Y qué tal si el miércoles pasado Donald Trump hubiera ofrecido una disculpa por los insultos que ha proferido contra México y los mexicanos? ¿Y qué tal si después de haberse reunido con el presidente Enrique Peña Nieto hubiera anunciado que sí construirá el muro fronterizo entre México y Estados Unidos pero que el mexicano lo convenció de que nuestro país no debía pagar por la obra? Y, mejor aún, ¿qué tal si durante la conferencia de prensa que ambos ofrecieron en la residencia oficial de Los Pinos hubiera anunciado que, de ganar la elección de noviembre entrante, siempre no construiría el famosos muro porque Peña Nieto lo había convencido que tal proyecto es un absurdo que de realizarse perjudicaría a ambos países?

De haber ocurrido cualquiera de los supuestos arriba anotados no estaríamos hoy viendo la hostilidad que se ha generado contra el presidente y el supuesto promotor de la visita de Trump a México, el secretario de Hacienda Luis Videgaray.

Si el neonazi germanoestadounidense hubiera ofrecido disculpas, la mayoría de la gente le estaría aplaudiendo a Peña Nieto; si hubiera anunciado que no exigiría que México pague por el muro, un porcentaje mayoritario de mexicanos estaría gritándole vivas al presidente; si hubiera anunciado la cancelación de su obra faraónica la popularidad del primer mandatario se hubiera disparado hasta los cielos.

Si el racista neoyorquino hubiera dado su brazo a torcer frente a los mexicanos nadie estaría pidiéndole su renuncia al presidente o acusándolo de traición a la patria. Todo lo contrario, la veleidosa opinión pública se hubiera volcado a favor de Peña Nieto y no estaríamos viendo la difusión de tantos memes en las redes sociales, memes que en su gran mayoría son producidos por los grupos políticos más extremos del país que han hecho de este mensaje gráfico un arma muy eficaz para minar la de por sí debilitada figura presidencial.

Un funcionario de muy alto nivel me dijo que la invitación a Trump fue concebida por el equipo más cercano de Peña Nieto como una medida desesperada para levantar la muy tumbada imagen presidencial. Desesperada, porque en Los Pinos aparentemente están convencidos de que nada de lo haga o diga el presidente parece surtir efecto sobre una población harta de penurias económicas, delincuencia a la alza, abusos de poder, corrupción e impunidad.

Invitar al demagogo populista que amenaza con ganar la presidencia de Estados Unidos fue una apuesta en donde Peña Nieto, aconsejado por Videgaray y otros pocos, decidió echar su resto sobre la mesa y apostar el todo por el todo.




El problema es que tanto el presidente como sus colaboradores hicieron la apuesta bajo la falsa premisa de que Trump es un hombre sensato y abierto al diálogo, algo que durante toda su vida ha demostrado no ser. El neonazi nos ha dejado ver, una vez tras otra, que no tiene un mínimo sentido de la decencia, que pedir perdón no es algo que le guste hacer, que se deleita en humillar e insultar a las personas, que es un ventajoso que con tal de acrecentar su fortuna ha dejado a miles en la miseria.

Enrique Peña Nieto apostó que podía, por lo menos, convencer a Donald Trump a que le ofreciera disculpas a los mexicanos. El error es que no evaluó correctamente al jugador que tenía enfrente, en el otro lado de la mesa, un individuo que es un apostador profesional que ha ganado muchas partidas durante su vida.

Perdida la apuesta, el presidente debe tal vez buscar un nuevo y más eficaz equipo de asesores que diseñen un plan inteligente y bien fundado para reconstruir su imagen, un plan que no recurra a apuestas de alto riesgo.

Comentarios

¿Y qué tal si el miércoles pasado Donald Trump hubiera ofrecido una disculpa por los insultos que ha proferido contra México...

enero 1, 1970

¿Y qué tal si el miércoles pasado Donald Trump hubiera ofrecido una disculpa por los insultos que ha proferido contra México...

enero 1, 1970




Más de categoría

La explotación sexual infantil, en auge”

Mi columna del 20 de enero de 2011 se tituló “La explotación sexual infantil, en auge” y entre otras...

julio 24, 2020

¡Cuidado con los mensajes vía WhatsApp!

A través de WhatsApp recibo mensajes de personas que no se detienen ni un momento para analizar su contenido....

julio 23, 2020

Diálogo Nocturno de Eduardo Ruiz-Healy con Ramsés Pech

Grabado en vivo Eduardo J Ruiz-Healy

julio 22, 2020

¿Es necesario creer en Dios para ser moral y bueno?

55% de los mexicanos dicen que es necesario creer en Dios para poder ser moral y tener buenos valores...

julio 22, 2020